Cet ouvrage et des milliers d'autres font partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour les lire en ligne
En savoir plus

Partagez cette publication

Joaquín Galarza
Bárbara Torres
Acatl : carrizo. Signo de la escritura azteca : el glifo y la planta
In: Journal de la Société des Américanistes. Tome 72, 1986. pp. 33-55.
Citer ce document / Cite this document :
Galarza Joaquín, Torres Bárbara. Acatl : carrizo. Signo de la escritura azteca : el glifo y la planta. In: Journal de la Société des
Américanistes. Tome 72, 1986. pp. 33-55.
doi : 10.3406/jsa.1986.996
http://www.persee.fr/web/revues/home/prescript/article/jsa_0037-9174_1986_num_72_1_996Résumé
Dans cet article nous présentons l'étude de l'élément de l'écriture indigène traditionnelle : ACATL-
roseau, dans le Codex Mendoza ; sous ses deux aspects : glyphique et botanique. Par le moyen d'une
double analyse nous cherchons les données de son contenu thématique qui le définissent comme une
plante ou un groupe de plantes et nous essayons de montrer comment la polyvalence et les fonctions
multiples et superposées du glyphe ne s'éliminent pas entre elles et ne l'empêchent pas de fonctionner
comme un signe phonétique. Ceci est un exemple de ce que nous réalisons avec chacune des unités
minimales du système aztèque.
Abstract
In this article we present the study of the element : Acatl-reed in the Codex Mendoza in its two aspects :
glyphic and botanical. A double analysis permits us to seek the data of its thematic content which
defines it as a plant or a group of plants, and we try to show how the polyvalence and the multiple and
superimposed functions of the glyph do not eliminate one another, nor do they hinder its functioning as
a phonetic sign. This is an example of what we achieve with each of the minimal units of the Aztec
system.
Resumen
En este artículo se présenta el estudio del elemento de la escritura indigena tradicio- nal : ACATL-
carrizo, en el Códice Mendocino bajo sus dos aspectos : glifico y botánico. Рог medio de un doble
análisis se buscan los datos de su contenido temático que lo defi- nen como planta o grupo de plantas ;
y se trata de demostrar como la polivalencia y las multiples funciones superpuestas del glifo no se
eliminan entre si, ni le impiden funcionar como un signo fonético. Este es un ejemplo de lo que
realizamos con cada una de las unidades minimas del sistema azteca.ACATL : CARRIZO. SIGNO DE LA ESCRITURA AZTECA
EL GLIFO Y LA PLANTA
Jaoquín GALARZA*
Barbara TORRES **
En este artículo se présenta el estudio del elemento de la escritura indigena tradicio-
nal : ACATL-carrizo, en el Códice Mendocino bajo sus dos aspectos : glifico y botánico.
Рог medio de un doble análisis se buscan los datos de su contenido temático que lo defi-
nen como planta o grupo de plantas ; y se trata de demostrar como la polivalencia y las
multiples funciones superpuestas del glifo no se eliminan entre si, ni le impiden funcionar
como un signo fonético. Este es un ejemplo de lo que realizamos con cada una de las
unidades minimas del sistema azteca.
Acatl : reed. A sign in Aztec writing : The glyph and the plant.
In this article we present the study of the element : Acatl-reed in the Codex Mendoza
in its two aspects : glyphic and botanical. A double analysis permits us to seek the data
of its thematic content which defines it as a plant or a group of plants, and we try to
show how the polyvalence and the multiple and superimposed functions of the glyph do
not eliminate one another, nor do they hinder its functioning as a phonetic sign. This is
an example of what we achieve with each of the minimal units of the Aztec system.
Acatl : roseau. Signe de l'écriture aztèque : Le glyphe et la plante.
Dans cet article nous présentons l'étude de l'élément de l'écriture indigène tradition
nelle : ACATL-roseau, dans le Codex Mendoza ; sous ses deux aspects : glyphique et
botanique. Par le moyen d'une double analyse nous cherchons les données de son con
tenu thématique qui le définissent comme une plante ou un groupe de plantes et nous
essayons de montrer comment la polyvalence et les fonctions multiples et superposées du
glyphe ne s'éliminent pas entre elles et ne l'empêchent pas de fonctionner comme un signe
phonétique. Ceci est un exemple de ce que nous réalisons avec chacune des unités mini
males du système aztèque.
* C.N.R.S., Musée de l'Homme, Paris.
** UNAM, Mexico.
J.S.A. 1986, LXXII : p. 33 à 54. 34 SOCIÉTÉ DES AMÉRICANISTES
Advertencia al lector. La meta de nuestro trabajo es la de volver a encontrar
los sonidos (silabas, palabras, etc.) transcritos originalmente рог los dibujos, рог
medio de sus elementos o unidades mínimas, para mostrar que los componentes
de la « imagen » azteca son mucho más de lo que se ha dicho hasta ahora.
Principalmente, que conllevan cargas fonéticas y no son « unicamente ayudas
para la memoria, soportes о apoyos nemotécnicos, para que el lector pueda reci-
tar un texto aprendido previamente ».
Las palabras en nahuatl (que presentamos aqui subrayadas) no son más que
los ensayos de reconstitution tentativa de las silabas nahuatl transcritas por la
« imagen », en un orden de lectura que no puede ser más que hipotético. No
son las palabras definitivas, puesto que este factor no se ha descubierto comple-
tamente, en las silabas aglutinadas de los dibujos, en su composition plástica.
Las leyes, las reglas del sistema pictórico tratan de irse encontrando a medida
que la investigation avanza. Las transcripciones de las lecturas nahuatl que se
incluyen en este articulo, se presentan separadas por diagonales que marcan las
silabas o las palabras asociadas, y son nuestras propuestas de elementos nahuatl
lei dos directamente de los dibujos.
El paso siguiente en nuestra investigación, séria el estudio por un nahuatlato
de origen y un linguista especializado en el nahuatl, de esos elementos formati-
vos o constitutivos de las palabras, reconstruidas por nosotros hipotéticamente,
para que ellos vuelvan a encontrar las formas o asociaciones definitivas de las
palabras y frases transcritas por los dibujos.
Desde luego, que en nuestro trabajo le damos la preferencia a la « imagen »
indigena tradicional. Las lecturas tentativas se fundan en sus elementos exclusi-
vamente. Las notas en caractères latinos del siglo xvi se incluyen unicamente
con fines comparativos, pues ya conocemos sus limitaciones. No hay que olvidar
que estas notas las agregó un espaňol, después de terminado el manuscrito pic
tórico original ; tal vez un religioso, que se suponia conocer la lengua nahuatl,
pero no el sistema pictórico indigena tradicional. No se les pidió a los tlacuilos
indigenas, autores del Códice Mendocino, que lo explicaran y anotaran, menos
aun que lo leyeran. Las « lecturas » del comentador hispano, que se han
tornado como base para otros trabajos, sabemos que son incompletas, defectuo-
sas o erróneas. Son más interpretaciones o explicaciones abreviadas, que verda-
deras lecturas.
El lector que se interesa en estos temas, que no se pueden desarrollar aqui
por falta de espacio, puede consultar los trabajos realizados posteriormente, y
que se publicaron y difundieron antes que este articulo (ver : Bibliograf ia).
Si aqui comparamos las notas en caractères latinos del siglo xvi, con los el
ementos de la « imagen » del Códice Mendocino, es para mostrar y subrayar las
diferencias, sobre todo por carencias, de las primeras con relación a los últimos.
Con este propósito, se estableció el cuadro, que contiene en la primera la*
columna (1) las palabras como se fijaron en el siglo xvi ; y en penúltima (14) los elementos que nosotros encontramos en los dibujos y que pro-
ponemos para la lectura compléta de la « imagen ». El lector puede comparar
asi, la « lectura » anotada en el Códice y los resultados del análisis de los dibu
jos. Las futuras lecturas, complétas o exhaustivas, de los glifos, se podrán reali-
zar a partir de los elementos contenidos en la penúltima columna de nuestro ACATL : CARRIZO 35
cuadro. En ella se exponen nuestros verdaderos resultados. Agradecemos a Mme
Sybille de Pury-Toumi por haber leído detenidamente este artículo у рог sus
comentarios escritos y orales, que hemos tratado de seguir, en la dificil explica
tion de lo que para nosotros es una « imagen-texto », la transcription diferente
de los Aztecas, por el dibujo, sin alfabeto ni abecedario, de su propia lengua.
INTRODUCCIÓN
Háce más de veinte aflos, iniciamos en Paris el estudio del Códice Mendo-
cino, para obtener elementos que nos aproximaran al sistema de escritura indi-
gena tradicional azteca — nahuatl. El primer propósito era él de ir cons-
truyendo paso a paso un Catálogo — Diccionario de glifos aztecas. Ficha tras
ficha de glifos individuates y sus asociaciones multiples, se fueron llenando
numerosos ficheros. En el estudio, fundado esencialmente en el dibujo y sus
relaciones directas con la lengua Nahuatl, se iba analizando elemento por ele-
mento de este Códice, con el triple enfoque : fonético, temático y plástico, hasta
llegar a la lectura más compléta posible de los elementos minimos de la « ima-
gen ». Desde el primer momento pensamos sobretodo en la fabrication de un
instrumento de trabajo que sirviera para ir avanzando en el desciframiento com-
pleto de la escritura azteca, gracias a ese Catálogo-Diccionario. Estas numerosas
fichas han servido de base para :
— realizar comparaciones en todos nuestros trabajos, desde 1962 ;
— obtener laminas comparativas de cada uno de los elementos y sus asocia
ciones y
— establecer las bases de un método de análisis sistemático del material pictó-
rico indígena tradicional.
El resultado directo de este trabajo, о sea el material acumulado (fichas y
laminas) ha permanecido en ficheros y carpetas y afto tras ano se vuelve más
voluminoso. De toda esta investigación sólo se imprimió hasta ahora un corto
artículo, que explica de una manera abreviada una parte de la Metodología,
relacionada con el análisis del contenido temático de los elementos glíficos
(Galarza : 1973). Este conjunto se concibió más como una herramienta de tra
bajo que como una futura publicación. Cuando se ha tratado de realizar esta
ultima posibilidad, hemos podido darnos cuenta de las dificultades que repré
senta técnica y económicamente la reproducción de tantos dibujos a color.
A medida que pasaba el tiempo, nos parecía imposible publicar un Corpus tan
voluminoso, hasta que pensamos que la solución séria efectuar la edición par-
cialmente : terna por terna o glifo por glifo. Nos decidimos por el doble terna
glífico y botánico, cuando Barbara Torres (biologa mexicana de la UNAM, que
realiza estudios sobre las plantas cultivadas en las épocas precolombina y colo
nial) fue enviada a Paris por el CISINAH, para trabajar con nosotros una tem-
porada en 1978. Durante su estancia de abril a junio de ese afto, y con la cola- 36 SOCIÉTÉ DES AMÉRICANISTES
boración de Mme Paule de Baudesson-Obadia, separamos todas las representa-
ciones de plantas del Cátalogo y las fuimos analizando una рог una bajo el
triple aspecto : glífico, botánico y plástico. El objetivo principal era tratar de
encontrar los medios de escritura, temáticos y artisticos de utilization de las
plantas en la fabrication de los glifos aztecas.
Los análisis del conjunto glifico-botánico vinieron a aumentar el acervo de
fichas ya reunido del Códice Mendocino en el Museo del Hombre de Paris. Con
motivo de la celebration en Mexico del VII Congreso mexicano de botánica,
del 15 al 21 de octubre de 1978, preparamos una primera presentation oral de
una parte del contenido de este articulo, hasta Uegar a la redaction actual del
estudio del primer glifo y de la primera planta del conjunto : Glifos y plantas
del Códice Mendocino que esperamos también sea la primera etapa del la publi
cation del Catálogo-Diccionario de glifos aztecas.
EL GLIFO
En esta primera parte presentamos el análisis de las variaciones gráficas de
este elemento glífico, existentes en el Códice Mendocino, en todos sus aspectos :
toponímicos, antroponímicos, cronológicos y de paisaje fonético. Por medio de
este tipo de análisis aplicado a cada glifo, vamos obteniendo paso a paso las
leyes gráficas, fonéticas, temáticas, simbólicas, etc., que regian en la formation
de estos « dibujos » polivalentes y de multiples funciones.
El orden de los diversos aspectos considerados es el que escogimos para esta-
blecer las fichas del Catálogo general del Mendocino (Galarza, inédito). Las
láminas, esenciales en estos estudios para comparar rápidamente las diferentes
variaciones, se concibieron en un orden decreciente, que va desde la planta
entera hasta las dos hoj as (Láminas 1 y 2).
En cuanto al método, la brevedad del articulo no nos permite referirnos a él
en detaile, por lo que enviamos al lector al capitulo de metodologia del libro
Lienzos de Chiepetlan (Galarza, 1972). Sólo recordamos aqui que el análisis glí
fico se realiza sobre las bases del estudio de las cualidades del dibujo, para
llegar a las funciones del signo aislado y en sus asociaciones, en cuanto elemento
de escritura. Con este estudio se tratan de obtener : lecturas de elementos, en
los diferentes casos como toponimia, antroponimia, cronologia y paisaje fonét
ico, asi como la temática contenida en el glifo : diferentes tipos de plantas,
agricultura, utilization, técnicas de obtention, de fabrication y de consumo, etc.
Análisis glífico.
Cualidades del dibujo.
Forma. — La representation es variada : va desde la planta entera con sus
raices, una section de la parte superior, hasta dos hojas separadas. Las hojas Illustration non autorisée à la diffusion
Lamina 1.
1. — Acct/tzalan.
2. — Aca/petla/tlan — (Petla-aca/tlan).
3. — Aca/tzin/co.
4. — Aca/citli — (Citli/acatl).
5. — Aca/zaca/tla/n — (Zaca/aca/tlan).
6. — Aca/ixtlahua/can — (Ixtlahu/aca/tlan).
7. — Aca/yo/can — tepetl.
Dibujos del Códice Mendocino de : Paule de Baudesson-Obadia. 38 SOCIÉTÉ DES AMÉRICANISTES
son alargadas y se unen una con la otra sin mostrar el tallo ; la ultima de abajo
hacia arriba esta vertical.
Planta entera : 5, 7, 9 hoj as y raices hechas рог trazos negros y finos
(Lamina 1, 1) (Lamina 3, 1).
Sección : 3, 4, 5 hojas, sin raíces (Lamina 1, 1-7) (Lamina 2, 1-3).
Hoj as separadas : Dos o cuatro hojas asociadas de dos lados con el mismo
elemento central : 1 y 1, 2 y 2 (Lamina 2, 4-7) (Lamina 3, 2-3).
Colores. — La superficie de las hojas es azul turquesa.
Dimensiones. — Las dimensiones varían según el empleo de los elementos.
En proportion, las hojas representadas separadamente parecen más grandes.
Position. — En primer piano se encuentra solamente dos veces ; más bien,
en primer y segundo piano simultáneamente (Lamina I, 7) (Lamina 2, 2). Es un
elemento superior o colocado sobre los lados. Algunas veces en el interior (pr
imer piano o contenido) (Lamina 1, 2).
Orientation. — La planta entera : vista de lado, de la misma manera que las
secciones superiores (Lamina 1, 1) ; las dos hojas se ven desde arriba, ya ç(ue
muestran trazos que representan las nervaduras (Lamina 2, 5-7).
Funciones del signo. — Las funciones, como en todos los signos aztecas,
son multiples.
Realista. — En el signo, muy estilizado, se puede reconocer la forma y la
position en el tallo de las hojas para poder incluírlas en el grupo de las plantas
de origen.
Simbólica. — Representación, sin duda, de una planta bien definida, muy
utilizada y conocida en su época.
Fonética. — El elemento sirve para transcribir la palabra compléta de su
nombre : acatl (signos cronológicos) y en todos los otros casos, las dos silabas :
aca-
Temática. — La utilization del elemento también es variada : cronologia,
paisaje, toponimia, agricultura (planta cultivada o no cultivada), técnicas de
fabrication.
En el Côdice Mendocino la podemos encontrar : en una frase toponimica,
diez topónimos, varias cuentas cronológicas de todo el Códice (numero de aftos)
y un antropónimo.
Icónica. — Este aspecto es visible sobre todo en la representación de la
planta entera ya que puede servir en la composition plástica de un paisaje. Es
un elemento « flexible » ya que también se utiliza en diferentes tipos de temas
glificos.
Morfológica. — En combination es siempre un elemento bisilábico iniciál
que en la mayoria de los casos transcribe las dos primeras silabas de la pala
bra (nombre sin sufijo nominal). Aislado, transcribe la palabra entera (айо)
(Lamina 3, 2-3) (Lamina 2, 5-6).
Signo aislado. Asociaciones. La planta entera esta libre, es decir, no esta
adherida a ningun otro elemento glifico. Esta asociada con otras representa-
ciones semejantes de la misma planta, pero separadas entre ellas por una cierta
distancia ; en este mismo caso se asocia con otras plantas taies como el nopal y Illustration non autorisée à la diffusion
j?
\ — I 1 I Г П
Lamina 2.
1. — Mi/aca/tla/n.
2. — Aca/pol/co (+ mitl — tlacochtli) — Polo/aca/tlan.
3. — Aca/tepec (+ mitl— — Tepe/aca/tlan.
4. — Aca/t/icpac (+ tepetl + mitl — tlacochtli).
5. — Acatl (+ xihuitl + apantli).
6. — (+ ilpia + xihuitl + apantli).
7. — Аса/ pan (—Otlazpan + mitl — tlacochtli). 40 SOCIÉTÉ DES AMÉRICANISTES
el tule para formar la parte vegetal de un gran grupo plástico (Paisaje fonético)
(Lamina 3, 1).
Las secciones о las hojas separadas están asociadas : adheridas о рог sobre-
posición con otros elementos glíficos.
El elemento (dos hojas o más) se asocia siete veces con el elemento tlacochtli
o mit I (parte distal de la flécha о de la lanza) y con otros elementos (Lamina 2).
Conserva siempre el color turquesa, sin cambio. Esta contenido en los cartuchos
de signos cronológicos. En un topónimo esta asociado por superposition : Pri
mer piano sobre segundo piano (acatl sobre petatt) (Lamina 1,2).
Plasticidad del glifo.
La calidad plástica del elemento no es solamente la facultad de combinarse
gráficamente para formar un « paisaje » (Lám. 3, 1). Lo más importante es que
toda una série de representaciones variadas sirven para transcribir las mismas
silabas : toda la gama, de la planta entera hasta dos hojas. Esto implica que
dentro de la convention era suficiente reconocer las dos hojas puntiagudas
azules para pronunciar acatl, las dos silabas del nombre completo, о аса- en
composición. Todas estas variaciones gráficas que no cambian el contenido
fonético dan al artista la posibilidad de incluir el « nombre-imagen » en casos
diversos, de dibujos taies como : cronologia, paisaje, toponimia, antroponimia.
Es un signo de una gran flexibilidad, con una forma minima de dos hojas azules
alargadas con nervadura central. Tal como en el signo acatl, esta plasticidad de
los signos aztecas era necesaria para poder realizar expresiones pictóricas con las
« palabras-dibujadas », asi como transmitir contenidos temáticos diferentes.
Esto permite utilizar gráficamente la polivalencia de los signos y sus funciones
multiples en las composiciones plásticas.
En los diferentes glifos del Códice Mendocino, donde aparece el elemento
acatl pueden reconocerse numer osas variaciones gráficas, dejando aparté las ya
analizadas sobre las cualidades del dibujo : position, dimensiones, etc. Estas son
por : repetition, acción y ornato.
Repetition. — El elemento esta repetido una о varias veces. Como una sola
representación de la planta о de sus partes es suficiente para transcribir las sila
bas aca-acatl, £cuál es el significado de estas repeticiones? En el caso de la
duplication, el doble acatl traduce un plural y posée un significado de abundan-
cia ; esto se lee en una segunda lectura (ya que los topónimos nunca se enuncian
solos en un texto nahuatl) por una frase о palabra que subraya esta multiplici-
dad, como :
acatla-acazacatla — donde abundan los carrizos (y el zacate) (Lamina 1, 5).
acatla-acaixtlahuaca — Idem, sobre la planicie cultivada (Lamina 1, 6).
tepeacatla-acatla-tepetl — Idem, sobre la montafta (Lamina 2, 3).
En estos ejemplos, las duplicaciones se dan en un solo y mismo piano.
En una pagina del Códice (f 2 r), la planta se repite entera cinco veces ; este
es el caso del paisaje fonético, donde la profusion о la abundancia maxima,
extrema, significa que la planta entera rodea o se encuentra alrededor (Lamina 3,
1) de los demás elementos.

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin