Cet ouvrage fait partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le lire en ligne
En savoir plus

Bruno Munari, transparente, cortante y suave como la hierba

De
4 pages
Colecciones : Educación y biblioteca. Año 11, n. 104
Fecha de publicación : 1999
Voir plus Voir moins

UTERTURA INFANTIL Y JUVENIL
Bruno Munari,
transparente, corante y
suave como la hierba ...
El 29 de septiembre de 1998 moría Brno Munari. Apena unas líneas en la prensa general, cai nada
en la especializada, nos han decidido a publicar este texto, breve y emotiva semblan=a del artista ita­
liano que con su arte imaginatim y con su sensibilidad hacia el mundo de la infancia, nos ha brin­
dado una nueva relación entre el arte y los libros para niños. Recientemente, además. la editorial
Anaya publicó el libro Caperucita Roja, Vere, Amarilla, Azl y Blanca en colabración con Enrica
Agoslinelli con ilutraciones de los mismos autors.
Anie Pissa-Mirbel· Bruno Munari ha tocado todo tipo de vez en una de sus exposiciones. Si bien se
actividades: la escultura, las ares gráfcas, sintió más bien atraído por pintores como
el diseño, la escritura, el cine ... y el libro Baila o Prampolini, es más bien durante el
ocupa un lugar importante en su obra. Tal segundo futurismo cuando se forma, el que
da a conocer en Italia los otros movimientos vez sea ésa la razón, puesto que resulta t
difcil clasifcarle en tal o cual sector arísti­ artísticos europeos, como la Bauhaus, los
co, por lo que es escasamente conocido en surrealistas, etcétera. Durante los años trein­
Francia, donde no ha habido mucho interés t Munari experimenta, explora. Siempre
en el diseño o en el arte italiano contempo­ reivindicó esta libertad de experimentar, de
ráneo y donde se mantiene una penosa jugar, lo que para él es la misma cosa.
segregación entre las Bellas Artes y los tra­ Si bien Munari está a la cabeza del movi­
bajos de artista. Munari ha tomado el libro miento milanés, nunca adoptó en su totali­
en su conjunto, forma y contenido. A lo dad el gusto por la velocidad y la rapidez,
debido a su interés por la observación de la largo de su vida, tanto si es para un público
infantil como si no, como un músico que naturaleza, que no se consideraba para nada
vuelve sobre un mismo tema, ha trabajado en la óptica futurista (le gustaban las pie­
este objeto que ocupa en su obra un lugar dras, las briznas de hierba, las ranas ... ).
preferente. Munari se vale de todas las tendencias arís­
No sorprende, por tanto, que personas del ticas, no está procupado por la unidad de su
mundo del libro para niños en confuencia obra. Busca, en la transparencia, el movi­
con el are y la ilustración le defendan y se miento, la comunicación visual. Durante
interesen por su trabajo. Quizás porque una época de su vida habla de "fare vedere
plantea preguntas como "¿Para qué sirve un l' aria" ("hacer visible el aire": es el título de
una exposición que se le dedicó en el Musée libro?" y las responde con simplicidad:
"¡Sirve para vivir mejor'''. d' Arts Décoratifs en Zúrich en 1995) (1).
Murani fe un niño de la provincia de Sus investigaciones las describirá en
Venecia. En 1926 llega a Milán, donde muchas obras teóricas (cuarenta títulos
pasará su vida. Milán, a principios de siglo, publicados en Italia) o en cursos (en Har­
es ya una ciudad bulJiciosa y viva, indus­ vard, en Milán).
trial, cultural, despierta, creativa, elegante. Para vivir, trabaja en estudios de ares
Hay en Milán galerías que han tenido gráfcas, en revistas. Compagina páginas,
mucha importancia en la historia del are. cubieras de libros. También lee muchas
Estamos en pleno periodo futurista. Los revistas. Es ahí donde establece su relación
fturistas son jóvenes agitadores, aman la personal entre el are y la vida. No muestra
velocidad, el metal y quieren revolucionar ninguna pose de artista, su creatividad está
todo, desde la A hasta la Z, y sobre todo las concentrada en su trabajo. Sin pretender un
letas y las palabras de la A a la Z. Munan are para todo el mundo le gustaria que los
tiene 22 años cuando participa por primera objetos de la vida cotidiana fueran más
ECIO y BIBLT - 10, 199 62

URTR INFAIL Y JUNIL
bellos. Le gustaría que más gente participa­
ra en el surgimiento del arte.
Su estética no es mecanista. Su fturísmo
es ligero, lúdico, introduce en él la casuali­
dad y 10 inútil. Su estado de espíritu 10 sitúa
al mismo nivel que los niños. Escribe:
"Siempre he sentido curiosidad por ver lo
que se podía hacer con una cosa, además de
para 10 que sirviera habitualmente".
Munari y Marinetti, el "papa" de los ftu­
rstas, habían trabajado sobre plancha táctil.
Se trata de obras para tocar, planchas recu­
biertas de materiales que procuraban sensa­
ciones diferentes: agujas de gramófonos,
ralladura de queso ... En lo que respecta a
Munari esta obra representa las investiga­
ciones de materiales que se encuentran en
los PreLibri un poco más tarde. Desde 1949
hasta el final, Munari trabaja sobre una serie
de libros que llamará "libros ilegibles". Ile­
gibles porque no hay en ellos texto, nada
para leer. Al mismo tiempo ellos mismos
serán el manual de uso, la estructura desnu­ Bruno Munari. ¿Cómo nace ls objetos? Gustvo G�. 197
da del objeto que se llama libro. En todas las
versiones que se conocen de los libros ilegi­ tos. Así es como en Einaudi publica uno de
bles, desde los más valiosos (tiradas muy sus textos teóricos importanes, Codicce
limitadas) hasta los de niños, es justamente o vvio, una especie de catálogo de sus pro­
eso de lo que tratan y que sólo un diseñador pias creaciones, vistas desde el ángulo de
podría hacer comprender: ¿qué es este obje­ aquellos que aprenden a ver, a obserar.
to, cómo ha sido concebido?, ¿para qué Este código, en suma, es lo que queda cuan­
puede servir? Munari vuelve una y otra vez do el niño dice que el rey está desnudo.
sobre el tema fturista mientras pertenece al Munari también mira la fotografa, la que él
movimiento, pero le aporta humor, más practica, la de los otros. De cerca, de lejos.
exactamente ironía, lo que marca una espe­ Su ojo de zoom. Mira una piedra, aleja su
cie de distanciamiento en relación al futuris­ mirada. Da lontano era un 'isola, (Einaudi,
mo. Las Máquinas es un gracioso libro para 1984) es un libro de fotografa arística,
niños que representa y describe las máqui­ científica, para todas las miradas. Munari
nas divertidas tomadas de Rube Golberg y trabajará todavía un tiempo para Einaudi,
Maree} Duchamp, con nada de refexión para una revista literaria lanzada por lIalo
sobre la idea del progreso. La tecnología, Calvino, entre otros. En 1988, cuando se lo
los engranajes son descritos con seriedad, pide la Biblioteca comunal de Bolonia, par­
incluso cuando se trata de una "máquina ticipa en la más oportuna exposición que
para agitar el cuello de los perros perezo­ una biblioteca haya podido jamás realizar:
sos" o de un "distribuidor de pasas" o "de "El diseño del libro". Una hilera de cubier­
una máquina para respirar las fores arif­ tas y de sobrecubiertas de libros presentadas
ciales". y organizadas por la escenógrafa Andrea
Desde 1942 trabaja como grafsta con el Rauch daba a comprender la importancia
editor Guilio Einaudi. Durante una reunión del diseño de la cubierta de un libro, y las
de trabajo en casa del editor, mientras verdaderas razones de la elección de cada
Munari estaba lanzado en una teoría sobre el una. El trabajo de Munari se hace entonces
libro para niños, Einaudi le toma la palabra visible en su conjunto e ilustra lo que él
y le propone crear una colección. Sería declara: "la cubierta de un libro es una
"Tan ti Bambini", que en 1972 contará con publicidad que señala al lector que el libro
66 títulos (entre ellos Rodari), mientras rea­ le va a interesar. Por eso la cubierta de un
liz portadas y maquetas de libros para adul- libro debe servir para diferenciarle de los
EDCIO Y BIBUOTC - 10, 199 6

URTUR INFAL Y JUVNIL
ots libros en el escaparate ... Sabemos que ot maner de hacer entar el are en la
cada uno ve lo que ya conoce. Hay que esta­ casa, en la escuela, en la biblioteca. Los
blecer, por tanto, una conexión con su PreLibri están formados por un cofe que
memoria visual: las etiquetas de agua mine­ contiene los libritos cuadrados en un forma­
ral no se parecen a las del vino; cada perso­ to perfecto. ¿Qué hay en el interior? Todo.
Una historia, instrcciones de uso del libro, na tiene en la cabeza formas y colores que
se corresponden con sus centros de interés y la belleza que surge y restablece un momen­
es a parir de ahí que se puede concebir la to de silencio. No se ha tenido demasiado en
forma de un mensaje de comunicación, cuenta la importancia de los Pre Libri, esos
tanto para la cubierta de un libro como para objetos educativos perfectos: han estado
el resto". mal difundidos (en la Ligue de I'Enseigna­
Munari no sólo ha trabajado en superf­ mente, dormían en el sótano), considerados
cies planas, es un escultor y también se ha como demasiado caros por las bibliotecas
interesado por la técnica de fabricación de municipales, lo que es un mal cálculo, gra­
objetos, jugando un rol muy importante en vados con impuestos de manera elevada por
la búsqueda de la adecuación entre el uso, la el servicio de aduanas, como juguetes. No
forma y la técnica de fabricación. En la serie son libros, declaró un día un jefe de adua­
de objetos entre libros y esculturas, nos nas, porque no hay nada para leer. Unos
divierte con "las esculturas de viaje", algo cuantos (de los del sótano) feron difundi­
dos por Élisabeth Loric. L biblioteca de ligero en carón plegado. Una especie de
origami. Una escultura que se puede llevar Levallois, la Cité des Sciences, le Conseil
de viaje para decorar la habitación del hotel Général de la Seine-Sant-Denis, entre otros,
y que, cuando uno se cansa, la tira. han continuado, pero estas comprs no han
En el mundo tan efervescente de los años sido sufcientes para salvarlos.
68, Munari, que entonces es uno de los aris­ En 1983 Danese publica el álbum Tanta
tas básicos de la galeria de Bruno y Jacque­ Gente con el Museo de Are Modero de
line Danese (verdadero semillero de artistas Nueva York. Bajo una sobrecubierta trans­
y de creaciones, iniciadores del concepto de parente, Munari propone pliegos de papeles
are industrial), se encuentra con Giovanni variados. Algunos contienen fragmentos de
Belgrano, pedagogo italiano, personalidad textos, otros fragmentos de imágenes. Cada
interesante y original, que nutre el ambicio­ uno debe crear su propio libro, atado por dos
so proyecto de hacer llegar el are a la pequeños botones.
escuela. El movimiento "Progetto Scuola" Si de todo esto se puede observar alguna
es la ocasión para importantes discusiones lección es que las bibliotecas para niños (al
que durarán muchos años en el movimiento menos algunas de ellas) tienen el deber, me
educativo italiano. Un coloquio importante parece, de comprar los libros imaginados
tuvo lugar en 1976 y se llamaba "Giocare por los artistas. Se trata de evitar las catás­
con l' arte". Este vasto y libertario proyecto tofes culturales (la desaparición de los Pre
acabaria por quebrarse. Del hormiguero de Libris es una de ellas) y de permitir a los
esta época nacerán muchas cosas. La Escue­ artistas continuar experimentando. Comprar
la de Bellas Artes de Milán (la famosa un poco menos de álbumes "menores" y un
Brera) abre un taller para niños. La idea y el poco más de "muy hermosos", en fin, afr­
contenido de los talleres son de Munari, mar un posible rol de la biblioteca en la
Muchas personas, animadores, imitadores creación arística. En Italia, una asociación,
diversos, tomarán el relevo durante muchos OPLA (2), unida a la biblioteca pública de
años, como Cocca Frigerio, la persona más Merano, al norte de Italia. intenta constituir
cercana a las concepciones de Munari. En un lugar y una colección para los libros que
denomina "libros artísticos". Un catálogo, este contexto, Danese edita los juegos. Se
tta de "proponer a los niños objetos sus­ en fora de CD-ROM, se está realizando.
ceptibles de desarrollar su creatividad, de Munari ha escrito mucho sobre el libro en
ayudarles a comprender formas y colores". general, la lectura, el are y los niños: sus
Es un movimiento pedagógico: el sentido y textos no están traducidos al francés y la
la forma se aprenden por la exploración publicación de un conjunto de los más
Brno Munari y Enrica Agostinelli.
visual, pero con una actitud abierta, de cola­ imporantes seria verdaderamente útil para
Gerucita Roja, Verde, Amarll,
boración y de creatividad. Los Pre Libri son todos. Al y Blanc. Ay. 1998
ECI V BB - 10, 189 6

UTRATUR INFANTIL Y JUVNIL
En los años ochenta Munari ha enrique­
cido su panoplia de la lectura al imaginar
"1' abitacolo". Este habitáculo representa en
la casa o en el cuarto de los niños una cama,
claro, pero sobre todo un espacio personal,
una especie de cabaña ligera. Como ya es
frecuente, es un poema el que describe el
objeto imaginado:
"Es una placenta de acero plastifcado
un espacio donde meditar y al mismo
tiempo
un espacio donde escuchar la música
amada.
Un espacio para recibir
un para dormir
una madriguera ligera y transparente ... "
El método de creación munariana consiste
primero en plantear el problema: "¿Qué nece­
Brno Muna. ¿Cómo nacen los objetos?Gustavo Gilí. 197 sita un niño de ocho años? Una cama, una
biblioteca, una mesa, elementos para ordenar
(usted mismo puede añadir) sueñan con sus cosas y claridad. Necesita un espacio
verlo realizado. ¡Imagine una biblioteca autónomo ¿Hay muros disponibles por todos
para niños amueblada con habitáculos, con lados? He aquí una estructura única, que res­
libros para soñar, con los pre-libros o con ponde a la pregunta planteada, que no ocupa
libros ilegibles! mucho sitio visualmente y que se puede trans­
Munari trabajó durante más de veinte fonar y ser personalizado a voluntad".
años con los editores Maurizio y Marzia El habitáculo es difundido por la socie­
Corraini en Mantova. A ellos se debe la dad "Robots". Constituye un soporte perfec­
publicación de numerosos libros y una to de exposición de libros, un stand, que se
exposición que circula gracias a sus esfuer­instala muy rápido y que no es pesado.
zos. En diciembre de 1998 se podía ver en En 1994 en la revista de diseño intera­
Castelfraneo, en Venecia, una exposición de cional Domus (n° 760) aparecía un objeto
trabajos de Munari bien seleccionados, pre­que podria parecer una especie de síntesis
sentados en la casa natal del pintor Giorgio­fnal del trabajo de Munari, es "il libro
neo Una confrmación más, por el contraste letto", el libro cama o el libro leído, como se
de las épocas, de que decididamente en esta prefera, pues en italiano ambos se escriben
obra no sobra nada. de la misma manera.
Bruno Munari murió el 29 de septiembre UEs un libro plegado
del año pasado. Su alegre risa, sus creacio­es un libro habitable
nes, jamás torpes, han quedado es esas pági­ee puede dar una cabezda
nas, como una sorpresa pennanente. entre las páginas
donde pequeños sueños ya están ahí.
*Annie Pissard-Mirabel es la autora de un arí­
Cada libro es una cama
culo precedente titulado "¿Para qué sire un
habitado a su manera libro? La respuesta de Bruno Munari" en e
catálogo de la exposición "Livres d'enfance" por cada uno de nosotros". Libros de Bruno Munar
organizado por Pays-Payasage/Centre national
Este libro que hace soñar no existe en editados en España
du livre d'ariste (17, rue Jules-Ferr, 8750
Munar. B. El arl( como oficio. Bare­estc momento más que como maqueta. Está Saint-Yrieix-La-Perche), coordinado por Moni­
lona: Labr. 19
constituido por páginas realizadas en dife­ que Pauzat.
Munari. B. AriJI y Designer. Valen­
rentes telas y estas páginas están "encuader­ cia: Ferando Tores, 1974 (agota­
(1) Catálogo de la expsición uFar vederc r ariaDie luf sicht
do)
nadas" entre ellas por grandes cerraduras bar marchen". Editado pr Claude Lichtenstcin y Alfredo
Munari, B. ;,Cómo nacen lo objetos?
W. Hibri· Musée des Ans décoratifs. Zurich: éditions luminosas. Es posible entonecs deshacer las Harcelona: Gustavo Gili. 194
La M üller.1995
Munari� B. Iiseño y comunicación
páginas y volver las aj untar a nuestro antojo
(2) OPLA, Biblioteca Civica - 39 2 Merano. Italia visual. Barcelona: Gustavo Gili.
pues el texto que fgura en la parte inferior 196 Arículo publicado en La Revue des Liv­
Munari. J; Agostinclli, E. Capercita de cada una de ellas constituye una pequeña res pour Enfants n 185, février 1999. Tra­
roja. verde amarilla, azul y
historia. "Los tres ositos" y algunos otros ducción de Ana Garralón. 11 blanca. Madrid: Anaya. 199
EDCI y BlBUOTC - 10, 199 65