Cet ouvrage fait partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le lire en ligne
En savoir plus

Los árboles silvestres en la Iberia de Estrabón

De
12 pages
Colecciones : Zephyrus, 2007, Vol. 60
Fecha de publicación : 18-dic-2009
[ES] Los autores grecorromanos nos han transmitido bastante información sobre lo que podríamos considerar una naturaleza dominada (agricultura, ganadería, pesca...), pero pocas veces se han interesado por el paisaje agreste salvo en los casos en que el hombre obtenía un beneficio de él. Aquí intentamos destacar algunos pasajes de Estrabón en los que los árboles silvestres (o no estrictamente cultivados) son los protagonistas. Para una mejor estructuración, hemos clasificado las alusiones estrabonianas en tres grupos: informaciones aisladas, paisajes sugeridos y paisajes definidos.[EN] The ancient Greek and Roman writers have given us a considerable amount of information about what we could define as nature dominated by human beings (agriculture, cattle raising, fishing...), yet they wrote very little about the wild landscapes except in the cases where man obtained something from it. Here we attempt to highlight some passages from Strabo in which wild (or at least not strictly cultivated) trees are the protagonists. In order to structure the article, we have classified Strabo’s allusions into three groups: isolated informations, suggested landscapes and defined landscapes.
Voir plus Voir moins
ISSN: 0514-7336
LOS ÁRBOLES SILVESTRES EN LA IBERIA DE ESTRABÓN*
Wild trees in Strabo’s Iberia
M.ª Luisa CORTIJO CEREZODepartamento de Ciencias de la Antigüedad y la Edad Media. Área de Historia Antigua. Facultad de Filosofía y Letras. Univer-sidad de Córdoba. Plaza del Cardenal Salazar, s/n. 14071 Córdoba. Correo-e: ca1cocem@uco.esFecha de aceptación de la versión definitiva: 18-04-07BIBLID [0514-7336(2007)60;209-219]RESUMEN: Los autores grecorromanos nos han transmitido bastante información sobre lo que podríamos considerar unanaturaleza dominada (agricultura, ganadería, pesca...), pero pocas veces se han interesado por el paisaje agreste salvo en los casosen que el hombre obtenía un beneficio de él. Aquí intentamos destacar algunos pasajes de Estrabón en los que los árboles sil-vestres (o no estrictamente cultivados) son los protagonistas. Para una mejor estructuración, hemos clasificado las alusionesestrabonianas en tres grupos: informaciones aisladas, s su e efinidos.Palabras clave:Españaromana.Estrabón.Árbolespasiilsvajeestres.gridosypaisajesd
ABSTRACT: The ancient Greek and Roman writers have given us a considerable amount of information about what wecould define as nature dominated by human beings (agriculture, cattle raising, fishing...), yet they wrote very little about th ewild landscapes except in the cases where man obtained something from it. Here we attempt to highlight some passages fromStrabo in which wild (or at least not strictly cultivated) trees are the protagonists. In order to structure the article, we ha veclassified Strabo’s allusions into three groups: isolated informations, suggested landscapes and defined landscapes.Key words: Roman Spain. Strabo. Wild trees.1. Introduccióntierra extraña en tiempos de guerra (Aujac, 1966: 268-269;García Ramón y García Blanco, 1991: 144-150; Fedeli, 1990:Entre otros muchos propósitos, al escribir su obra, 26-30; Gómez Espelosín, 1999: 65-66 y 74-77; Trotta, 1999:Estrabón pretende detenerse en el estudio de la flora y 82-90; Gómez Espelosín, Cruz Andreotti y García Quintela,la fauna de las regiones que describe pero, en lo relativo a la 2007: 144), aunque su relato se integra en una geografía deflora no relacionada directamente con la agricultura, sólo se la civilización (Cruz Andreotti, 2007b: 251-253).extiende ante la presencia de árboles exóticos o poco cono- Además, Estrabón se centra en la agricultura y la ganade-cidos por los romanos (India, Arabia, Egipto) o ante “árbo- ría, atendiendo al mundo silvestre sólo en los casos en queles míticos o con leyenda” (como veremos en algún caso reporte beneficios destacables al hombre. La flora silvestre his-hispano). En lo que a Iberia se refiere, comienza con una pana suele aparecer en este contexto (Plinio es más detallado),descripción negativa (III,1,2), fruto posiblemente del des- con alusiones muy generales a bosques y la mención de muyconocimiento de algunas regiones, ya que la generalización pocos árboles concretos. Es en este marco de la explotaciónde hallarnos en un lugar inhóspito sólo sería aplicable al racional del mundo silvestre en el que los bosques son unnorte, matizándose en las zonas centrales y desmintiéndose aspecto más del trabajo de la tierra y un buen complementoen el sur y la costa mediterránea, donde la civilización económico, y así lo expresan agrónomos y agrimensoresalcanza grados muy respetables. De todas formas, Estrabón (Beal, 1995: 13-18; Castillo Pascual, 1996: 134 y ss.; Hughes,extrae su visión de Iberia en gran medida de la autopsia de 1994: 5-6; Larrère y Nougarède, 2000: 19-20; Ariño GiletPolibio, un griego al servicio de Roma que contempló unaal., 2004: 142, 157; Cat.,Agri., I,7; Front.,De contr. Agr., Th,6-10; Hig. Grom.,De limit., Th. 73;De cond. Agr., Th. 76,*83;De gen. Contr., Th. 92; Hig. Arp.,Const. limit., Th. 159-EstrabóEnn,pleorsoúcletnitmráonsdaoñseosensetemhaasraejveinsoasdoaltnouteasltmroe.ntHeanlaapoabrreaciddoe161, 164, 166, 168; Ag. Urb.,De Contr. Agr., Th., 37, 46).nuevas traducciones comentadas, estudios sobre sus fuentes, nuevasDe la Iberia silvestre de Estrabón hemos seleccionado loslecturas de textos concretos, e interesantes planteamientos sobre aspec-vocablos1siguientes, teniendo en cuenta varios criterios:tos geográficos, etnográficos o administrativos. En estas páginas inclui-mos algunas referencias que recogen, sintetizan, analizan o discrepanacerca de lo ya dicho. Con independencia de la bibliografía citada,destacamos, no obstante, Ciprés (Ktema, 18, 1993), Cruz Andreotti(CuPAUAM, 28-29, 2002-2003), Gómez Fraile (Polis, 8, 1997;SPAL,8, 1999), Moret (Pallas, 64, 2004), Plácido (Habis, 18-19, 1987-1988;Studia Historica. Historia Antigua, 22, 2004), Pérez Vilatela (Polis, 2,1990). Y, dentro de los estudios temáticos, Cruz Andreotti (coord.)(1999):Estrabón e Iberia: nuevas perspectivas de estudio. Málaga, en espe-cial los trabajos de Ciprés y Prontera; Cruz Andreotti, Le Roux, Moret(eds.) (2006):La invención de una geografía de la Península Ibérica, I. Laépoca republicana. Málaga, las colaboraciones de Beltrán Lloris, Ciprés,Cruz y Le Roux.
© Universidad de Salamanca
1Hemos utilizado para definir los vocablos los siguientes diccio-narios: Bailly, 1950; Magnien y Lacroix, 1969; Rodríguez Adrados,1980. Adoptamos a lo largo del artículo los criterios de estos diccio-narios, y sólo incorporaremos una nota específica para concretar algo,en el caso de que sus definiciones se contraríen y si incorporamos unnuevo comentario. Las ediciones de la obra estraboniana que hemosconsultado han sido básicamente García y Bellido (1945) 1968; Jones,1988; Lasserre, 1966; Meana y Piñero, 1992 y Gómez Espelosín, CruzAndreotti y García Quintela, 2007. Para la transcripción de los topó-nimos, hemos seguido la edición de M. J. Meana.
Zephyrus, 60, 2007, 209-219
Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin