Biopiratería: Notas en Torno a sus Significados Jurídicos (Biopiracy: About its Legal Meanings)

-

Documents
18 pages
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

Resumen
El presente artículo explora los significados jurídicos del concepto biopiratería, vinculándolo a cuestiones como la propiedad intelectual sobre recursos genéticos, los contratos de bioprospección, el derecho al alimento y la seguridad alimentaria. Destaca la función crítica del concepto biopiratería con relación a dos tendencias ampliamente extendidas en la cultura de nuestro tiempo: la privatización y la tecnificación. De igual manera, pone de manifiesto la oportunidad que el concepto biopiratería representa para el enriquecimiento de los criterios del intérprete del Derecho, cuando delibera sobre el estatuto bioético y biojurídico de los desarrollos biotecnológicos.
Abstract
This article explores the legal meanings of biopiracy concept, linked to subjects such as intellectual property rights on genetic resources, bioprospecting contracts, right to food, and food security. It overcomes the critical function of biopiracy concept related to world-wide extended tendencies: privatization and technification. Likewise, it shows the opportunity that biopiracy concept represents for the enrichment of the legal interpretation related to the bioethical statue of biotech developments.

Sujets

Informations

Publié par
Publié le 01 janvier 2009
Nombre de visites sur la page 12
Langue Español
Signaler un problème

Biopiratería: notas en torno a sus signifi cados jurídicos
BIOPIRATERÍA: NOTAS EN TORNO A SUS
SIGNIFICADOS JURÍDICOS
BIOPIRACY: ABOUT ITS LEGAL MEANINGS
Hugo Saúl Ramírez García
Facultad de Derecho, Universidad Panamericana, México
Augusto Rodin, 498, Col. Insurgentes Mixcoac, Del. Benito Juárez,
CP. 03929, México Distrito Federal, México.
Teléfono: 52 55 54821600, ext. 5160.
hsramire@mx.up.mx
Resumen
El presente artículo explora los signifi cados jurídicos del concepto biopiratería,
vinculándolo a cuestiones como la propiedad intelectual sobre recursos genéticos, los
contratos de bioprospección, el derecho al alimento y la seguridad alimentaria. Destaca
la función crítica del concepto biopiratería con relación a dos tendencias ampliamente
extendidas en la cultura de nuestro tiempo: la privatización y la tecnifi cación. De igual
manera, pone de manifi esto la oportunidad que el concepto biopiratería representa
para el enriquecimiento de los criterios del intérprete del Derecho, cuando delibera
sobre el estatuto bioético y biojurídico de los desarrollos biotecnológicos.
Palabras clave: biopiratería, bioprospección, propiedad intelectual, derecho al
alimento, seguridad alimentaria.
Abstract
This article explores the legal meanings of biopiracy concept, linked to subjects
such as intellectual property rights on genetic resources, bioprospecting contracts,
right to food, and food security. It overcomes the critical function of biopiracy concept
related to world-wide extended tendencies: privatization and technifi cation. Likewise,
Cuad. Bioét. XX, 2009/1ª 21Hugo Saúl Ramírez García
it shows the opportunity that biopiracy concept represents for the enrichment of the
legal interpretation related to the bioethical statue of biotech developments.
Key words: biopiracy, bioprospecting, intellectual property, right to food food
security
1. Introducción Los efectos de esta decisión son múlti-
ples y se localizan en ámbitos muy diver-
Hasta hace muy poco tiempo, se sos. Por un lado, motivó el inicio de una
mantenía una clara distinción entre los tendencia jurisprudencial y legislativa
objetos que podían ser reivindicados a que desemboca en la incorporación de
través de alguna de las modalidades de las invenciones biotecnológicas, entre las
propiedad intelectual, de tal manera que que se encuentran los organismos trans-
los seres vivos, en sí mismos, quedaban génicos, dentro del rango de protección
excluidos de esta posibilidad jurídica. de la propiedad intelectual, con particu-
La tendencia descrita dio un giro radical lar relevancia de la patente por razones
cuando durante la década de 1980 se formales y de carácter económico: resulta
confi guró y consolidó, en el marco del que la concesión de patentes a favor de
2Derecho norteamericano, un criterio de los bioinventos , supone una confi guración
interpretación jurídica mediante el cual de monopolio más lograda, si se le com-
3dejaba de ser relevante, para la concesión para con otras alternativas .
de una patente, la naturaleza del objeto Por otro lado, este mismo proceso
que se pretendía proteger a través de —también conocido como proteccionis-
la propiedad intelectual: según este
2 Daniel Borrillo define a la innovación ge-criterio, sustentado directamente por la
nética, artefacto biológico o bioinvento, como: «la Suprema Corte de Justicia de los EE.UU.,
creación o descubrimiento de nuevas formas de
la distinción de peso para conceder vida, caracterizadas por una información genética
nueva, creada o meramente desconocida hasta una patente no se sitúa en el hecho de
el momento, y que puede tener una aplicación que el invento sea o no un ser vivo, o
industrial, comercial o agrícola». Borrillo, D., La
esté constituido por materia animada o privatización de la vida: régimen jurídico de reserva
inanimada, sino en saber si, de alguna y protección de las creaciones biológicas, Instituto de
Estudios Sociales Avanzados, Madrid, 1993, 37.forma, lo que se reivindica es producto
3 Para ahondar en el tema remito a mi
de la invención humana, y si tiene una artículo: «Biotecnología y Derecho de Propiedad
1utilidad industrial . Intelectual», en Juez. Cuadernos de Investigación del
Instituto de la Judicatura Federal, núm. 2, México,
(2003) 35-66, y a la bibliografía ahí consultada.
Igualmente: Ramírez, H., Ecofeminismo: un estudio
1 Cfr. Halpern, Sh., y cols., Fundamentals of de su aportación al debate sobre la biotecnología, Tesis
United States Intellectual Property Law: Copyright, doctoral dirigida por Jesús Ballesteros Llompart,
patent and trade mark, Kluwer Law International, La Universidad de Valencia, 2002; particularmente el
Haya, 1999, 226-228. Capítulo II.
22 Cuad. Bioét. XX, 2009/1ªBiopiratería: notas en torno a sus signifi cados jurídicos
4mo tecnológico a favor de las biocien- En este orden de ideas, la biopiratería,
cias— ha suscitado la emergencia de sostiene Vandana Shiva, autora que más
un neologismo: la biopiratería. Con él se se ha dedicado a defi nir los rasgos de este
realiza una amplia crítica a la tendencia nuevo concepto, hace referencia al
que ha optado por la defi nición del es-
tatuto jurídico de los procedimientos y «uso injustifi cado de los sistemas
productos biotecnológicos, acentuando de propiedad intelectual, con el
la apropiación privada sobre los mismos, objeto de asegurar la legitimidad
y simultáneamente pone de manifi esto de la apropiación exclusiva y en
la preocupación sobre los efectos so- esta misma dirección, del control
cioeconómicos que puedan resultar, si sobre múltiples recursos, produc-
se mantiene la mencionada trayectoria. tos y procesos biológicos que se
relacionan, fundamentalmente, con
5la diversidad genética» .
4 El proteccionismo tecnológico consiste en la
convicción compartida por varios países industria-
Así, el concepto biopiratería se suma a lizados de elevar el valor jurídico de la propiedad
intelectual al carácter de fundamental. Las razones otras muchas manifestaciones que hacen
más destacadas para proceder de esta manera referencia a una serie de riesgos vincula-
serían, por un lado, los aumentos en los costos
dos de alguna forma al uso cotidiano de de la investigación, así como la participación del
sector privado en su financiación; y por otro, la la biotecnología, y que se localizan prin-
importancia creciente del comercio como medio cipalmente en el campo de las relaciones
de difusión de las innovaciones incorporadas en
socioeconómicas. De manera sucinta po-productos y servicios, propiciada por la globaliza-
ción de la economía. Cfr., Correa, C., Acuerdo TRIPs. demos recordar un ejemplo que evidencia
Régimen internacional de la propiedad intelectual, Ciu- lo anterior: en el ámbito laboral se ha
dad Argentina, Buenos Aires, 1998, 20-21. O como
señalado con alguna insistencia el posible lo explica Paul Geller, «en un mercado aldeano o
desequilibrio que la biotecnología puede provincial, en donde el alimento y las mercancías
se intercambian, el derecho sólo necesita decidir las causar en las relaciones obrero patronales;
controversias acerca de cuál es la propiedad de una ello por razón del empleo generalizado
persona y cuál es la propiedad de los otros. En el
de diagnósticos y analíticas genéticas, mercado mundial, en donde se explotan las innova-
ciones tecnológicas y la creación de los medios de que suministren información relevante
comunicación, la situación llega a ser mucho más para el empleador: éste intentará conocer
compleja. Aquí, las leyes nacionales e internaciona-
más a su empleado, a fi n de calcular con les establecen sólo fronteras conceptuales alrededor
de la propiedad industrial, literaria y artística. Si los mayor precisión los costes que puede
Estados vacilan al aplicar tales derechos, quedare- implicar la relación que entabla con él.
mos en la inseguridad de qué estamos comprando
En este sentido se afi rma que, si bien es y vendiendo». Geller, P., «La propiedad intelectual
cierto que la prognosis genética es útil, en el mercado mundial: ¿impacto de la solución de
controversias del TRIP?», en Becerra, M., coord.,
Derecho de la propiedad intelectual. Una perspectiva
trinacional, Instituto de Investigaciones Jurídicas 5 Shiva, V., Protect or plunder? Understanding
de la Universidad Nacional Autónoma de México, intellectual property rights, Zed books, Londres, 2001,
México, 1998, 65. 49.
Cuad. Bioét. XX, 2009/1ª 23Hugo Saúl Ramírez García
al mismo tiempo constituye una herra- en cuatro apartados. En el primero haré
mienta que puede vulnerar aspectos de una breve exposición sobre el signifi -
la intimidad de forma irreparable a causa cado originario de la idea biopiratería,
de una actitud basada en el determinismo atendiendo a las características del tipo
6genético . de movimiento social que la ha emplea-
Todo esto conduce a reconocer que do con mayor fuerza. Inmediatamente
los retos y debates motivados por la bio- después me centraré en perfi lar algunas
tecnología, incluida la utilizada para la notas sobre los posibles significados
obtención de organismos transgénicos, no jurídicos de este concepto, con relación
se reducen a los efectos negativos que se a la propiedad intelectual y al derecho
puedan provocar en el medio ambiente, o humano al alimento. Finalmente, señalaré
a los daños que se puedan causar en la sa- algunos ejemplos en los que se verifi ca
lud de las personas, sino que exigen una cierta incorporación de los argumentos
visión integral. Dicho con otras palabras, asociados al discurso que genera la idea
nuestra atención por la bioseguridad, bajo biopiratería en la práctica jurídica.
esta perspectiva, debe considerarse en
términos más amplios. 2. Biopiratería: origen y signifi cados
Apelando a lo anterior, en las siguien- básicos
tes páginas me ocuparé del concepto
biopiratería, preguntándome si esta no- Como señalé líneas arriba, el origen
ción, acuñada en el marco del activismo del concepto biopiratería puede loca-
vinculado al denominado «movimiento lizarse en el discurso empleado por el
7antiglobalización» , puede tener algún «movimiento antiglobalización». En
signifi cado jurídico relevante que conecte efecto, según James Mittelman, la idea
con esa perspectiva amplia de la biosegu- biopiratería es una de las trincheras de
ridad a la que he hecho referencia. Para la resistencia contemporánea al proceso
tal efecto, este artículo estará dividido de expansión del modelo hegemónico de
sociedad y economía, que ha permitido
unir cuestiones aparentemente indepen-6 Cfr., Aparisi, A., «El proyecto genoma
humano: una aproximación desde el Derecho», dientes como la degradación medioam-
en Suplemento Humana Iura de Derechos Humanos, biental, la justicia social y agraria, etc.,
núm. 10, (2000), 164; cfr., Wiese, G., «Implications
en un discurso que las interconecta con of genetic knowledge in labor relations», en AAVV.,
diversas dimensiones de la vida cotidia-The human genome progect: legal aspects, Fundación
8BBV, Bilbao, 1994, 189-206; cfr., Bellver, V., «Ética, na . Lo anterior sitúa a la biopiratería en
política y derechos en farmacogenómica», en Revista el marco ideológico de los denominados
de Derecho y Genoma Humano, núm. 17, (2002), 39.
«nuevos movimientos sociales», y como 7 Cfr., Mittelman, J., The globalization syndro-
me. Transformation and resistance, Princeton Univer-
sity Press, Princeton, 2000, pp. 165 y 166; cfr., Roma,
P., Jaque a la globalización. Cómo crean su red los nuevos
8 Cfr., Mittelman, J., The globalization syndro-movimientos sociales alternativos, Grijalbo-Mondadori,
me. Transformation and resistance, op. cit., 167.Barcelona, 2001, 210.
24 Cuad. Bioét. XX, 2009/1ªBiopiratería: notas en torno a sus signifi cados jurídicos
veremos más adelante, de ahí extraerá sociales se caracterizan por un marcado
sus signifi cados primigenios. pragmatismo, más que por el cumpli-
11Nuevos movimientos sociales es una cate- miento estricto de programas políticos .
goría sociológica con la que se busca des- De esta forma, los nuevos movimientos
cribir aquellas formas de acción colectiva, sociales actúan cotidianamente a través
con relevancia política reconocida, que no de manifestaciones de desobediencia civil
se ajustan a las maneras tradicionales de pacífi ca, de litigios y otras actuaciones
actividad pública. Entre las característi- judiciales, del boicot y múltiples acciones
12cas de los nuevos movimientos sociales, de naturaleza económica .
pueden destacarse las siguientes: c) La ideología que da sentido a los
a) No responden a las exigencias o nuevos movimientos sociales es tal vez el
expectativas de ciertos y determinados rasgo que mejor los defi ne: está «orienta-
grupos o clases sociales. Según Claus da hacia la defensa de un paradigma de
9Offe , contrariamente a lo que ha sucedi- sociedad, que contrasta con la estructura
do en la política usual de la clase obrera dominante de fi nalidades en las socieda-
13y también de una vieja clase media, la des industriales occidentales» . Jorge Rie-
política desarrollada por los nuevos mo-
11 Según Enrique Laraña, la ausencia de rigi-vimientos sociales tiene un esquema de
dez y uniformidad ideológica en los nuevos movi-
confl icto y un horizonte reivindicativo mientos sociales contribuye a distinguirlos de sus
que no se identifi ca con una clase social, antecesores. Concretamente, los nuevos movimien-
tos sociales no buscan revoluciones, sino reformas sino con una alianza social. Por ello, las
institucionales; así mismo, actúan basados en un
reivindicaciones de los nuevos movi- profundo sentido de la realidad y responsabilidad
mientos sociales no pueden asimilarse a personal, antes que sobre discursos abstractos. Cfr.,
Laraña, E., La construcción de los movimientos sociales, las típicas exigencias de clase, es decir,
Alianza, Madrid, 1999, 184-185.más o menos concretas en su contenido y
12 La actuación pragmática de los nuevos
sobre todo en sus benefi ciarios, sino que movimientos sociales queda claramente plasma-
da, según Dieter Ructh, en el recurso a diversas tienen un alcance universal. Atendiendo
acciones judiciales, antes que en la propuesta de a esto, se afi rma que la actividad de los
cambios en el sistema jurídico que provengan del
nuevos movimientos sociales está moti- poder legislativo: esta estrategia es más realista, ya
vada fundamentalmente por valores, y no que aporta mayores posibilidades para intervenir
10 en cuestiones públicas por el hecho de que en la por intereses .
actualidad, varias instituciones judiciales gozan de
b) Por otro lado, la estrategia y méto- una mayor independencia relativa con respecto a los
dos de acción de los nuevos movimientos detentadores del poder ejecutivo y del legislativo.
Cfr., Rucht, D., «Estrategias y formas de acción
9 Cfr., Offe, C., Partidos políticos y nuevos mo- de los nuevos movimientos sociales», en Dalton,
vimientos sociales, Sistema, Madrid, 1992, 195-197. R., y Kuechler, M., comps., Los nuevos movimientos
10 Riechmann, J., «Una nueva radicalidad sociales: un reto al orden político, Edicions Alfons el
emancipatoria: Las luchas por la supervivencia y Magnànim, Valencia, 1992, 222-226.
la emancipación en el ciclo de protesta post-68», en 13 Dalton, R., et al., «El reto de los nuevos
Fernández, F., y Riechmann, J., Redes que dan libertad. movimientos», en Dalton, R., y Kuechler, M.,
Introducción a los nuevos movimientos sociales, Paidós, comps., Los nuevos movimientos sociales: un reto al
Barcelona, 1994, 85. orden político, op. cit., 30.
Cuad. Bioét. XX, 2009/1ª 25Hugo Saúl Ramírez García
chmann sintetiza esta característica cuan- A partir de los rasgos de los nuevos
do califi ca a estos nuevos movimientos movimientos sociales, tal y como señalá-
como movimientos antimodernistas, en la bamos previamente, se revela el conteni-
medida en que cuestionan los fundamen- do originario de la idea biopiratería:
tos justifi cativos del quehacer típico de las En primer lugar, fundamentalmente es
sociedades occidentales contemporáneas; un concepto crítico que intenta poner de
sobre todo, la visión de la Historia anima- manifi esto el patrón negativo de una ten-
da exclusivamente por la idea de progreso, dencia global concreta: la privatización, o
que a su vez está sustentada sobre la como lo denomina Pietro Barcellona, la
16confi anza en una capacidad humana apta expansión del sistema propietario . Éste su-
para moldear y recrear ilimitadamente las pone la constante ampliación del conjunto
condiciones materiales y morales de su de objetos que se incluyen, jurídicamente,
propia existencia, por medio de la ciencia bajo el esquema de la propiedad privada.
14y la tecnología . Para Claus Offe, en este De esta forma considero que, a largo pla-
rasgo ideológico se encuentra la evidencia zo, con el concepto biopiratería se incur-
más clara que muestra la radicalidad de sionará en una interpretación renovada
los nuevos movimientos sociales, ya que de diversas instituciones jurídicas, sobre
al negar la misma idea de progreso, están todo de las que se encuentran en la órbita
descalifi cando el parámetro y la escala de la propiedad intelectual.
fundamental con los que se evalúa la vida
15pública de nuestro tiempo .
dice Beck, «la coalición de tecnología y economía
se vuelve inestable, porque la puede in-
14 Cfr., Riechmann, J., «Una nueva radicalidad crementar la productividad, pero al mismo tiempo
emancipatoria: Las luchas por la supervivencia y la pone en peligro la legitimidad: el sistema político
emancipación en el ciclo de protesta post-68», op. cit., y el orden judicial dejan de salvaguardar la paz
63. social, porque sancionan y legitiman las ventajas al
15 Cfr., Offe, C., Partidos políticos y nuevos mo- mismo tiempo que las amenazas»; todo lo cual, en
vimientos sociales, op. cit., 187-188. La descalificación su opinión, ha conducido a la desarticulación de los
política del progreso como referente axiológico de la fundamentos de la sociedad industrial, perdiendo
actividad social no es gratuita, según ha intentado fuerza el lema in dubio pro progressu. Cfr., Beck, U.,
demostrar Ulrich Beck mediante su Teoría de la La sociedad del riesgo. Hacia una nueva modernidad,
sociedad del riesgo. Según Beck, nuestra sociedad Paidós, Barcelona, 1998, 26-30 y 40; la cita textual
está caracterizada por el hecho de que las amena- se toma de Beck, U., «La reinvención de la política:
zas que han acompañado al desarrollo industrial, hacia una teoría de la modernización reflexiva»,
como productor de bienestar social, empiezan a en Beck, U., Giddens, A., Lash, S., Modernización
predominar sobre éste. En la sociedad del riesgo lo reflexiva. Política, tradición y estética en el orden social
que sobresale es la incertidumbre sobre cierta clase moderno, Alianza, Madrid, 1997, 33.
de riesgos, como las amenazas ambientales, y esto 16 El sistema propietario, indica Barcellona,
quedaría evidenciado por el desplazamiento desde funciona a través de la definición de la propiedad
las desavenencias relativas a la distribución de los como el principio organizativo de la sociedad, de
bienes, hacia los conflictos sobre la distribución de tal manera que ésta y sus instituciones adquieren,
los males, incluso anteponiéndose éstos a aquellos; como razón de ser, la producción y reproducción de
pero sobre todo, por la insuficiencia de la política objetos destinados fundamentalmente a la apropia-
tradicional para resolver los dilemas que plantean ción. Cfr., Barcellona, P., El individualismo propietario,
los riesgos de la sociedad industrial avanzada. Aquí, Trotta, Madrid, 1996, 91.
26 Cuad. Bioét. XX, 2009/1ªBiopiratería: notas en torno a sus signifi cados jurídicos
En segundo lugar, me parece que la en la lucha contra el otorgamiento de
faceta propositiva de la biopiratería se patentes sobre las variedades vegetales
revela en la urgencia por una redefi ni- transgénicas.
ción del peso de la razón instrumental, Dentro de este marco, el primer tema
de la poiesis, ante diversos problemas de controversia que plantea la idea bio-
sociales, particularmente el hambre y en piratería tiene que ver con la entidad
general la satisfacción de las necesidades del invento que se protege mediante las
alimenticias. Como veremos un poco más patentes biotecnológicas. En concreto,
adelante, los argumentos vinculados al pretende suscitar dudas sobre la aptitud
concepto biopiratería coinciden con las de las nociones tradicionales de novedad,
tesis que cuestionan la unilateralidad a empleadas en el ámbito de la propiedad
favor de la tecnología como vía para en- intelectual, para califi car a los bioinven-
carar las difi cultades que supone el abas- tos. El argumento que se desarrolla a
tecimiento de satisfactores básicos. Frente partir del concepto de biopiratería busca
a ello se sostiene la importancia capital demostrar que las innovaciones biotec-
de un examen ético de las instituciones nológicas son, en realidad, el resultado
vinculadas con el problema del hambre de cambios en estructuras vivientes ya
y la alimentación adecuada, como el de existentes, por lo que, en sentido estricto,
la propiedad: los cambios en esta sede, no son la consecuencia de un proceso
defi nen en gran medida las posibilidades inventivo. Por ejemplo, bajo esta óptica
de éxito en tareas sociales tan importantes se sostiene que el aislamiento, separa-
como el acceso al alimento. ción y transferencia de las características
Ahora bien, cabe preguntarnos si el orgánicas de los seres vivos, a pesar de
concepto biopiratería es capaz de tras- que constituyen la columna vertebral
cender las coordenadas del movimiento de las reivindicaciones en una patente
social que lo ha enarbolado y trasladarse biotecnológica, no pueden considerarse
17a otros ámbitos, como el jurídico. La res- como actos originarios . Eric Grace co-
puesta a esta cuestión será la tarea de los incide con esta percepción al señalar que
siguientes apartados.
17 Shiva, V., Protect or plunder? Understanding
intellectual property rights, op. cit., 50. De hecho, la 3. Biopiratería versus la propiedad inte-
afirmación de que la ingeniería genética es una acti-
lectual sobre recursos genéticos vidad creativa cuando en realidad no lo es hunde sus
raíces, según Shiva, en una postura filosófica propia
del patriarcado y del industrialismo antropocéntrico Muy temprano, el concepto biopirate-
por la cual se percibe a la naturaleza como una enti-ría manifestó una vocación crítica dirigida
dad carente de vida, negando su capacidad auténti-
a mostrar una serie de inconsistencias camente creativa: esta negación ha sido necesaria y
presupuesta a fin de sostener que los límites naturales en el sistema de propiedad intelectual,
deben ser superados para asegurar la abundancia y principalmente en lo concerniente a sus
la libertad. Cfr., Shiva, V., «Reductionism and rege-
fundamentos axiológicos. Un ejemplo neration», en Mies, M., y Shiva, V., Ecofeminism, Zed
elocuente de ello se pone de manifi esto books, Londres, 1993, 28.
Cuad. Bioét. XX, 2009/1ª 27Hugo Saúl Ramírez García
la inmensa mayoría de las innovaciones precisamente porque esta tendencia ha
patentadas en el ámbito de la biociencia desdibujado la distinción fundamental
y la biotecnología son relativamente entre aquello que se descubre y lo que
20menores, en el sentido de que con ellas auténticamente se inventa .
sólo se alteran o se añaden características Otro motivo de crítica a la concesión
genéticas previamente existentes. A partir de patentes biotecnológicas que emerge
de esta realidad, advierte Grace, del concepto biopiratería, tiene que ver
con la naturaleza del conocimiento como
«se fundamenta y reafi rma la duda una empresa de talante colectivo, o si se
acerca de la licitud de otorgar a las prefriere, comunitario. En este caso, con
empresas el derecho a cosechar la idea de biopiratería se quiere dar a
grandes beneficios por efectuar entender que la concesión de un mono-
modificaciones en organismos polio y el consecuente aprovechamiento
naturales que evidentemente no exclusivo de un organismo modifi cado
18han creado» . genéticamente, o de algún otro producto
biotecnológico a favor de una entidad
En defi nitiva, que el ingeniero genéti- particular, ya sea física o moral, son
co modifi ca pero no crea, como se argu- desproporcionados si se considera el
menta con la biopiratería, ha motivado esfuerzo colectivo que, en términos gno-
importantes objeciones al reconocimiento seológicos, está detrás de las actividades
del estatuto de invento a favor de los or-
ganismos modifi cados genéticamente, así la misma manera que resultaría absurdo que alguien
19como a otros productos biotecnológicos , pretendiese arrogarse derechos de autor por haber
realizado una excelente fotocopia de El Quijote, la
concesión de derechos de inventor por el mero hecho
18 Grace, E., La biotecnología al desnudo. Pro- de descifrar la composición química básica de un
mesas y realidades, Anagrama, Barcelona, 1998, 246- organismo y de aislar, copiar y manipular el mate-
247. rial biológico de los seres vivos en un laboratorio
19 Por ejemplo, para Jeremy Rifkin la conce- es muy cuestionable, por no decir inaceptable. La
sión de una patente biotecnológica es, al menos, humanidad tienen actualmente en sus manos una
una decisión audaz que desafía la racionalidad del poderosa tecnología, la ingeniería genética, que le
Derecho de propiedad intelectual, en la medida en permite interferir en los procesos biológicos y alterar
que «ningún biólogo molecular ha creado jamás la composición genética de los seres vivos, lo cual
un gen, una célula, un tejido, un órgano ex nihilo. no convierte en inventor a quien lo haga, sino en
En este sentido, la analogía entre los elementos de simple descubridor y manipulador de los procesos
la tabla periódica y los genes y la materia viva es de la Naturaleza. Los organismos vivos no son un
apropiada: ninguna persona razonable se atrevería invento humano, sino producto de la naturaleza,
a sugerir que a un científico que identificase, clasi- por mucho que la biotecnología moderna permita
ficase o describiese las propiedades del hidrógeno la copia y recombinación de piezas sueltas del gi-
o del helio se le tendría que conceder el derecho gantesco móvil animado que es la vida». Bermejo, I.,
exclusivo, durante veinte años, de reclamar la sus- «El debate acerca de las patentes biotecnológicas»,
tancia como invento suyo». Rifkin, J., El siglo de la en Durán, A. y Riechmann, J., Genes en el laboratorio
biotecnología. El comercio genético y el nacimiento de un y en la fábrica, Trotta, Madrid, 1998, 57.
mundo feliz, Crítica, Barcelona, 1999, 57. Isabel Ber- 20 Cfr., Ost, F., La nature hors la loi. L´écologie à
mejo coincide con esta opinión al señalar que, «de l´épreuve du droit, La Décuverte, París, 1995, 79.
28 Cuad. Bioét. XX, 2009/1ªBiopiratería: notas en torno a sus signifi cados jurídicos
21del inventor . Dicho con otras palabras, la su empleo práctico, y una transmisión
23patente biotecnológica se otorga como si fundamentalmente gratuita .
el conocimiento que necesariamente apro- Este signifi cado de la noción de biopi-
vechó el ingeniero genético, no tuviese un ratería, conecta con otros puntos de vista
contexto histórico y comunitario que le que igualmente ponen bajo sospecha el
22ha dado forma . Se estaría obviando, en fundamento de la propiedad intelectual.
palabras de Vandana Shiva, el valor de la Entre ellas, la expuesta por Edwin Hettin-
«innovación comunitaria» en materia de ger en su artículo «Justifying intellectual
aprovechamiento de las propiedades ge- property», donde cuestiona varios de los
néticas de los organismos y otros muchos argumentos, principalmente los basados
recursos naturales, que es el producto de en la teoría liberal del derecho subjetivo,
un proceso llevado a cabo durante largo que han contribuido a justifi car las institu-
tiempo, con una maduración a través de ciones más emblemáticas de la propiedad
intelectual, como el derecho de autor, el
secreto industrial y las patentes. Desde
21 Con relación a esto, se ha manifestado una su perspectiva, una de las lagunas más
honda preocupación desde el ámbito académico, importantes en el aparato legitimador de
toda vez que la concesión de patentes sobre orga-
la propiedad intelectual en general y de nismos transgénicos puede causar un detrimento
la patente en particular, está en el hecho en las instituciones universitarias y otros organis-
mos públicos dedicados a la investigación; ello de considerar que un invento, susceptible
porque los derechos vinculados a la patente, de de protección a través del monopolio de
alguna forma vulneran a la comunidad científica
explotación, es el producto exclusivo del condicionando, e incluso limitando, la circulación
de información y el aprovechamiento de diversos intelecto de su creador. En este orden de
desarrollos científicos y tecnológicos. Cfr., Aparisi, ideas Hettinger se pregunta ¿que porción
A. y López, J., «Especies vegetales transgénicas:
del valor de los inventos es atribuible al entre la biotecnología, la economía y el derecho»,
en Aparisi, A., y Ballesteros, J., Biotecnología, dignidad inventor? A lo cual responde que, sin lu-
y derecho: bases para un diálogo, EUNSA, Pamplona, gar a dudas, una parte importante, pero
2004, 234; cfr., Hubbard, R., y Wald, E., El mito del
nunca puede ser total en la medida en gen. Cómo se manipula la información genética, Alianza,
que no es posible, ni en todo caso justo, Madrid, 1996, 210.
22 Robert Merges sostiene, comentando los separar la contribución individual del
efectos de la definición de derechos formales de inventor o grupo de inventores, del com-
propiedad en el campo de la ciencia, que si bien
ponente gnoseológico social e histórico es cierto que la comunidad científica en general no
practica una apertura absoluta en lo que respecta que la acompaña:
a la difusión del conocimiento, no puede descono-
cerse que la producción científica es una empresa
«… la actividad inventiva, y en altamente cooperativa: precisamente en este talante
cooperativo, que implica un circuito más o menos consecuencia el invento, no operan
fluido de información, es donde radica su éxito. en el vacío; el trabajo intelectual
Cfr., Merges, R., «Property rights theory and the
commons. The case of scientific research», en Cole-
man, J., y Feinberg, J., Philosophy of Law, Thomson, 23 Cfr., Shiva, V., Biopiracy. The plunder of nature
Belmont, 2004, 583. and knowledge, South End Press, Boston, 1997, 22.
Cuad. Bioét. XX, 2009/1ª 29Hugo Saúl Ramírez García
que supone no es una creación ex mínima, comparada con la obligación
nihilo. Considerando esta depen- futura de los mismos pueblos indígenas
dencia vital de los pensamientos a pagar regalías cada vez que intenten
de una persona en las ideas de aprovechar las propiedades de un orga-
otros que le han antecedido, debe nismo, después de que han enajenado
decirse que los productos del in- su conocimiento; y en segundo término
telecto, por ejemplo los inventos, porque, considerando que se trata de un
son fundamentalmente productos conocimiento de naturaleza comunitaria,
sociales, que no se pueden atribuir, con la contraprestación de los contratos
como hace la patente, a una enti- de bioprospección, no se incluyen a todas
24dad particular» . las comunidades que han compartido y
poseen el antedicho conocimiento, evi-
La dependencia de la biotecnología denciándose así los límites estructurales
transgénica con relación a un conocimien- de un sistema de justicia basado en la
26to autóctono de naturaleza comunitaria lógica contractualista .
a la que hace referencia la biopiratería se
26 Cfr., Shiva, V., Protect or plunder? Understan-evidencia, en algún sentido, mediante la
ding intellectual property rights, op. cit., 65-67. Según defi nición de una contraprestación a los
algunos estudios auspiciados por organizaciones no
pueblos y comunidades indígenas sobre gubernamentales en cooperación con organismos
internacionales como el Programa de las Naciones cuyos conocimientos en el aprovecha-
Unidas para el Desarrollo, hay estimaciones que miento de diferentes sustancias naturales,
parecen corroborar el desequilibrio de las com-
muchas veces se ha inspirado la ingenie- pensaciones en los contratos de bioprospección,
ría genética. Se trata de los denominados a los que hemos hecho alusión. Por ejemplo, si
hipotéticamente se cobrase una tasa de 2% por el «contratos de bioprospección», donde
aprovechamiento directo de la diversidad biológica
a manera de quid pro quo, las empresas desarrollada por innovadores locales en el Sur, la
biotecnológicas comparten con las men- industria de los países desarrollados adeudaría
más de 300 millones de dólares por las compen-cionadas comunidades una fracción de las
saciones no pagadas en la utilización de diversos ganancias que se esperan del monopolio
tipos de semillas, mejoradas tradicionalmente por
de explotación de un invento biotecno- los agricultores, y más de 5000 millones de dólares
25 en concepto de regalías no pagadas por el uso lógico . Este tipo de iniciativas no ha
de plantas medicinales. Cfr. Rural Advancement sido bien recibido ya que no resuelve
Foundation International, Conserving indigenous
el problema de fondo. En primer lugar, knowledge: integrating two systems of innovation, RAFI,
porque la compensación involucrada es Nueva York, 1994, 17. Hoy es un lugar común, dice
Atencio López Martínez confirmando lo anterior,
el reconocimiento de que «los pueblos indígenas
24 Hettinger, E., «Justifying Intellectual Pro- ya han determinado las especies con propiedades
perty» en Philosophy & Public Affairs, vol. 18, núm. curativas y saben dónde se encuentran, la mejor
3, (1989), 38. época para recolectarlas, las partes de la planta que
25 Cfr., Dorsey, M., «Shams, shamans and se deben utilizar y los métodos para preparar, alma-
the comercialization of biodiversity», en Tokar, B., cenar y administrar la medicina. Sin embargo, son
Redesigning life? The woldwide challenge to genetic las empresas farmacéuticas quienes patentan esos
engineering, Zed books, Londres, 2001, 274-277. productos y obtienen jugosos beneficios, mientras en
30 Cuad. Bioét. XX, 2009/1ª