Curso de dibujo y pintura. Acrílico
66 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Curso de dibujo y pintura. Acrílico

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
66 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Description

* Hasta hace relativamente poco tiempo, el acrílico era considerado un medio subsidiario de las técnicas más importantes (óleo, acuarela, pastel) y se utilizaba casi exclusivamente para trabajos escolares o para usos industriales.
* A mediados del siglo xx, algunos de los pintores más innovadores lo emplearon en sus obras con notable éxito, y esto desencadenó un gran interés hacia esta técnica que, desde entonces y hasta hoy, no ha cesado de ganar adeptos.
* Con esta obra, la práctica creativa de la pintura acrílica le resultará mucho más fácil y contará con mayores garantías de éxito.
* Además de las explicaciones técnicas, el libro aporta distintas enseñanzas experimentales, consejos, recursos y procesos detallados, todo ello de manera práctica, para que pueda aprender sin dificultad y constatar de primera mano sus resultados.
* Dirigido tanto al aficionado como al profesional, la elaboración de este libro ha contado con la participación de profesores, investigadores y artistas que han aportado la quinta esencia de sus conocimientos técnicos y prácticos, con el objeto de lograr una obra competente y actual.

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 14 octobre 2016
Nombre de lectures 1
EAN13 9781683253396
Langue Español
Poids de l'ouvrage 10 Mo

Informations légales : prix de location à la page 0,0007€. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Exrait

CURSO DE DIBUJO Y PINTURA

ACRÍLICO






EDITORIAL DE VECCHI
© GORG BLANC, S. L., obra original colectiva-2000.
Idea y dirección de la obra: Jordi Vigué.
Redacción: Ramón de Jesús Rodríguez.
Realización de los ejercicios: Vicenç B. Ballestar.
Fotografías: Estudi Enric Berenguer y Félix Romero García.
Colaboraciones fotográficas: Archivo Gorg Blanc.
Diseño gráfico: Paloma Nestares.
Maquetación: Paloma Nestares y Noemí Blanco.
Documentación gráfica: Margret Mcpherson.
Coordinación editorial: Miquel Ridola.
© Editorial De Vecchi, S. A. 2016
© [2016] Confidential Concepts International Ltd., Ireland
Subsidiary company of Confidential Concepts Inc, USA
ISBN: 978-1-68325-339-6
El Código Penal vigente dispone: «Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. La misma pena se impondrá a quien intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o ejecuciones sin la referida autorización». (Artículo 270)
A pesar de haber puesto el máximo cuidado en la redacción de esta obra, el autor o el editor no pueden en modo alguno responsabilizarse por las informaciones (fórmulas, recetas, técnicas, etc.) vertidas en el texto. Se aconseja, en el caso de problemas específicos —a menudo únicos— de cada lector en particular, que se consulte con una persona cualificada para obtener las informaciones más completas, más exactas y lo más actualizadas posible. EDITORIAL DE VECCHI, S. A. U.
ÍNDICE


1 La pintura acrílica
Características de la pintura acrílica
Densidades en la pincelada
Consejos para empezar
De la mancha a la conclusión
Efectos con el acrílico
Galería de grandes maestros Jesús Martín (Barcelona,1961)
Bodegón con manzanas
2 Recursos con acrílico
Una prueba con gel
Transparencias
El acrílico denso
Galería de grandes maestros Anna Llorens (Barcelona, 1954)
Paisaje con efecto atmosférico
3 Lavados y otros efectos con acrílico
¿Cómo funciona el medio?
Suma de lavados
Superposición de transparencias
Transparencias que varían el tono
Galería de grandes maestros Sergio Mora (Barcelona, 1975)
Un puerto industrial
4 Trabajo alla prima
La corrección sobre la marcha
Acabado fresco
Acabado fresco pero elaborado
Galería de grandes maestros Ramón de Jesús (Sevilla, 1965)
Un rincón en el bosque
5 El colorismo
Interpretación de los colores
La limpieza de los contrastes
La mezcla directa
Color y profundidad
Galería de grandes maestros Carlos Roig (Barcelona, 1960)
Marineros faenando
6 Modelado y volumen
Búsqueda de las sombras
Matiz de los tonos
Monocromía para el estudio de la luz
Galería de grandes maestros Xavier Bartomeus (Manresa, 1965)
Modelado de un camello
1 La pintura acrílica



Entre el conjunto de medios artísticos asentados y aceptados como tales, la pintura acrílica es probablemente el procedimiento pictórico más nuevo que existe. Esta técnica empezó a utilizarse en los años sesenta, dentro de la corriente del pop-art, pero en la actualidad, los avances técnicos en la fabricación de resinas acrílicas han permitido la elaboración de pinturas tan versátiles que estas se utilizan en todos los estilos pictóricos.

Características de la pintura acrílica
•   Se seca rápidamente y por evaporación.
•   Los colores acrílicos se diluyen en agua, por lo que se puede regular perfectamente su densidad.
•   Se puede lograr una pintura acrílica opaca y densa.
•   Los colores se pueden mezclar en un número infinito de variedades cromáticas.
•   A diferencia de la pintura plástica (al látex), el color no varía tras su secado.
•   Presenta una gran estabilidad ante la luz.
•   Los pinceles se limpian con agua.
•   Existen numerosos productos destinados a variar la densidad y las características de esta pintura.
•   Mantiene su textura tras el secado.
•   Se puede pintar con ella sobre tela, madera o papel.
•   Se puede combinar con otros procedimientos pictóricos y se puede utilizar como base para acabados al óleo.
•   Una vez seca, es inalterable y presenta una superficie elástica.
•   Su acabado puede pasar perfectamente por óleo, si bien no es tan brillante.

La pintura acrílica se comercializa con una gran variedad de presentaciones: en tubo, en bote de boca ancha o con dosificador. Su adquisición se puede hacer en estuches de un determinado número de colores o en recipientes individuales. Para empezar se pueden adquirir algunos colores sueltos, al menos la gama de los más básicos, una paleta para las mezclas y pinceles de pelo de cerda y sintéticos.

Una mancha de pintura muy densa se puede estirar hasta hacerla delgada y si se humedece se pueden lograr efectos de transparencia similares a los de la acuarela. Este ejemplo permite apreciar las principales características de este procedimiento. Cuando se haya secado, el aspecto de la pintura será idéntico al del momento de su aplicación.
Densidades en la pincelada
A diferencia de otros procedimientos pictóricos, la pintura acrílica no exige ni que un color luminoso se anteponga a otros más oscuros, como es el caso de la acuarela, ni que se tenga que pintar en densidades más o menos grandes, según la fase de elaboración en que se encuentre el cuadro, como es el caso del óleo. El acrílico se puede pintar libremente en cualquier densidad al inicio o al final del cuadro; sin embargo, en la construcción de cualquier tema, se acostumbra a realizar un manchado general que ayuda a concretar las capas posteriores, mucho más precisas y definitivas.

Consejos para empezar
•   Al inicio del trabajo se tiene que preparar la paleta; los colores han de colocarse en el margen alrededor del centro, siguiendo un orden lógico: blanco, amarillos, rojos, tierras, verdes, azules y negro.
•   No hay que poner demasiado color en la paleta, pues el acrílico se seca rápido. Se debe disponer de un recipiente con agua para mojar el pincel y limpiarlo después de cada uso para que el color no se seque. Después de cada sesión hay que limpiar a fondo la paleta y los pinceles.
•   Los ejercicios que se realizarán en este libro serán sobre papel de gramaje alto, aunque se podría haber utilizado cualquier otro soporte.

1.   Realizar este paisaje será sencillo si se presta atención al proceso que se sigue. Con lápiz se encaja la línea del horizonte, la forma de la playa y el montículo de la derecha; los colores que se emplean son muy transparentes, para ello se agua el color en la paleta con el pincel humedecido. Este proceso se denomina manchado y consiste en llenar el cuadro de color de la manera más rápida posible. Se prescinde de los detalles y las masas de color se realizan muy planas. Las pinceladas son rápidas y gruesas. En la zona del mar se superpone un trazo blanco que casi se mezcla con los anteriores.

2.   Como la intervención anterior ya se habrá secado, los colores que se pinten ahora no se mezclarán con el fondo sino que serán capas superpuestas. Se puede pintar o dejando que los colores del fondo respiren o de manera opaca; ambas posibilidades se tienen que poner en práctica. Con verde oscuro se cubre el primer término; en cambio, en el fondo, el color siena de la montaña se deja entrever bajo una intervención verde y ocre amarillo. Con verde se inician los oscuros del mar. Obsérvese la calidad del trazo.

3.   Los colores de base son necesarios para la sucesión de capas. El arrastre de la pincelada no sólo aporta tonos y colores nuevos al cuadro sino también hace que los colores anteriores continúen respirando entre trazo y trazo, en este caso los oscuros hacen destacar la capa más brillante.
De la mancha a la conclusión
No hay que trabajar con mucha cantidad de pintura, tan sólo la justa para que se pueda producir el arrastre necesario del pincel. Hasta ahora el manchado permitía superponer las capas de acrílico sin que hubiera que preocuparse por conseguir una textura acabada. Antes de continuar se debe comparar el último paso de la página anterior con los que se han realizado en esta y observar las diferencias entre las pinceladas y el color.

1.   Si en el último punto los oscuros eran los que se superponían a los tonos claros del mar, ahora serán los tonos más claros los que se pinten sobre la base seca. Con un tono muy claro, mezclado con blanco, verde y amarillo, se inicia un trazado alargado sobre la superficie del agua. La pincelada se debe hacer más inclinada a medida que se acerca a la orilla.

2.   Con este procedimiento se pueden realizar tanto manchas luminosas como oscuras; el manchado inicial sirve de base en todo momento para un acabado cada vez más minucioso. Aunque este ejemplo es bastante sencillo, se tiene que prestar una gran atención al tratamiento del trazo sobre el agua. Los oscuros se alternan con tonos más luminosos mezclando en la paleta verdes y azules. Hacia la zona más iluminada se interviene con variantes más luminosas de amarillo, muy mezclado con blanco.
Efectos con el acrílico
La pintura acrílica es muy fácil de trabajar; su manejo y aplicación apenas tienen incompatibilidades; sin embargo, para algunos aficionados acostumbrados a otras técnicas pictóricas, tal vez pueda comportar un cierto choque tanto la manera de proceder durante el proceso como ciertos recursos con los que se irá familiarizando a medida que se pongan en práctica. En este ejemplo se aprecian algunas de estas nuevas posibilidades de trabajo.


1.   En esta zona la pintura se ha trabajado casi acuarelada, sobre el papel humedecido por otros colores.

2.   En el cielo, el arrastre de la pincelada deja entrever el color del papel.

3.   La mancha se realiza directa; esta zona corresponde a la primera i ntervención.

4.   Las pinceladas densas han formado una gruesa textura.

5.   El color se ha mezclado directamente sobre el papel.

Galería de grandes maestros Jesús Martín (Barcelona,1961)

Tránsito, acrílico y pastel sobre papel.
Colección particular, Barcelona.
Tras un tratamiento de apariencia clásica se esconde una de las figuras más interesantes del panorama artístico contemporáneo. La temática que trata Jesús Martín se encuentra casi siempre en torno a la figura, donde los estudios se mezclan con formas completamente elaboradas. La introspección queda insinuada a través de un trazo seguro que se acentúa en la medida en que la imagen se hace más evidente.

Sin título, collage, acrílico y pastel sobre papel,
Colección particular, Barcelona.
En esta obra, la cuestión compositiva tiene unas características muy importantes. Hay que destacar la división del espacio y el reparto de los pesos en cada uno de estos compartimentos. El conjunto muestra una imagen barroca pero perfectamente equilibrada. La técnica aplicada en este cuadro incluye diversas opciones entre las que se evidencia el lavado, la reserva o el collage.

La pérdida, acrílico y polvo de mármol sobre tela.
Colección particular, Barcelona.
Esta obra es sorprendente en todos sus aspectos, empezando por el tratamiento de la figura en una vista cenital, que aporta un aire casi místico. La pintura sigue una técnica de superposición de capas y veladura. A medida que la elaboración se acerca al punto final, la textura va adquiriendo presencia gracias a la materia mezclada con el acrílico.

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents