Cómo escoger su gato y hacerlo feliz
141 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Cómo escoger su gato y hacerlo feliz , livre ebook

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
141 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

El gato es un compañero para todos los momentos del día, tanto para niños como para mayores, y merece ser conocido mejor. En esta guía, los autores presentan cincuenta y cinco fichas técnicas sobre las razas felinas. Desde el angora turco al sokoke, pasando por el balinés, el persa y el california spangled, el lector descubrirá la historia, las nociones fundamentales sobre los colores, los cruces posibles, el carácter y el comportamiento para el correcto cuidado de cada especie. Una extensa explicación sobre los instintos del gato, su gusto por el juego y sobre las bases de su educación. La obra se completa con información práctica sobre urgencias veterinarias, reglas de nutrición e higiene, etc.. Elaborado por dos reconocidos especialistas, este libro le permitirá hacer feliz a su compañero, prodigándole los cuidados apropiados, la ternura y el afecto que necesita

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 10 août 2017
Nombre de lectures 0
EAN13 9781683254096
Langue Español
Poids de l'ouvrage 9 Mo

Informations légales : prix de location à la page 0,0300€. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Exrait

Florence Desachy
Bruno Soriano



CÓMO ESCOGER
SU GATO
Y HACERLO FELIZ





EDITORIAL DE VECCHI
A pesar de haber puesto el máximo cuidado en la redacción de esta obra, el autor o el editor no pueden en modo alguno responsabilizarse por las informaciones (fórmulas, recetas, técnicas, etc.) vertidas en el texto. Se aconseja, en el caso de problemas específicos —a menudo únicos— de cada lector en particular, que se consulte con una persona cualificada para obtener las informaciones más completas, más exactas y lo más actualizadas posible. EDITORIAL DE VECCHI, S. A. U.
Algunos gatos son muy raros, algunos ni tan siquiera existen en Europa.
No hemos podido obtener fotografías de todos para mostrarlos. Sin embargo, es nuestro deseo presentarlos al lector para que esta obra sea lo más exhaustiva posible.
Traducción de Gustau Raluy Bruguera
En la cubierta: en primer plano, mau egipcio; en la foto pequeña, american wirehair (©Philippe Psaila)
© Editorial De Vecchi, S. A. 2017
© [2017] Confidential Concepts International Ltd., Ireland
Subsidiary company of Confidential Concepts Inc, USA
ISBN: 978-1-68325-409-6
El Código Penal vigente dispone: «Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. La misma pena se impondrá a quien intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o ejecuciones sin la referida autorización». (Artículo 270)
Índice
PRÓLOGO
INTRODUCCIÓN
LAS RAZAS DE GATO
LOS GATOS RAROS
VIVIR CON EL GATO
Cómo es el gato
La salud
Los trastornos del comportamiento
La alimentación
La reproducción
Los cuidados del gato
ÍNDICE DE LAS RAZAS
AGRADECIMIENTOS
Los autores desean expresar su agradecimiento a todas aquellas personas que han participado en la elaboración de este libro.
Marie Aillaud
Roberta Aliptat
Raymond Audemard
Micheline Bancarel
Señor y señora Jean Bernel, criadores de angoras turcos
Boulevard Production
Xavier Chabois-Chouvel, juez internacional y criador de persas y exotic shorthair
Francine y Karen Collette
Sabine Corrard, criadora de somalíes y de abisinios
Annie Courdille, criadora de selkirk
Señora Damann
Josiane Desboeuf
Adamente Don Simoni, criador de british shorthair, scottish fold, highland fold y straightear
Valérie Ducroizet, criadora de orientales y de siameses
Gilles Garnier
Nadine y Alain Garrigues, criadores de korat
Christine Gaudron, criadora de angoras turcos
Yvonne Grin, criadora de burmillas
Guy Gringet, criador de gatos de Ceilán, de siberianos y bobtail japoneses
Hélène Guillaume, criadora de sagrados de Birmania
Guy Héranval, criador de chartreux y british shorthairs
Dominique Jablonski, criadora de burmillas, burmeses y bombay
Béatrice-Anne Keller, criadora de sagrados de Birmania
Geneviève y Christian Lafon, criadero de devon rex y somalíes
Brigitte Laurès
Gérard Lindivat
Criadero de Manabos, criadero de persas
Annie y Philippe Noël
Guy Pantigny, criador de sphinx y de american shorthair, fundador de la SCFF
Señor y señora Robert Patrick, criadores de maine coon
G. Pichard, criador de siameses orientales
Pascal Pobé, juez internacional de todas las razas
Señor Régis, criador de devon rex
Ruben Robert, criador de singapur
Sylvie Tavernier, criadora de american wirehair
Elena Thouvenien Suarez, criadora de siameses, orientales y mandarines
PRÓLOGO
El gato está de moda. Durante mucho tiempo, su naturaleza felina y su parentesco con las grandes bestias salvajes habían marcado profundamente el imaginario colectivo y el gato no se consideraba digno de interés. Sin embargo, hoy en día es el objeto de todas las atenciones. Durante años el gato arrastraba la imagen de animal solitario, de carácter enérgico e independiente, e incluso un poco misántropo. Fue el animal preferido de letrados como Céline o Léautaud, elemento emblemático del misterio en poetas como Edgar Allan Poe, y hoy todavía se asocia con lo funesto y con la mala suerte cuando se cruza en nuestro camino con su hábito más negro.
Los tiempos han cambiado para este felino. Y no nos arrepentiremos. En las páginas que vienen a continuación, Bruno Soriano nos presenta la mayor parte de razas existentes, las más conocidas y las más exóticas, como el sphinx, el bobtail japonés o el cornish rex, por ejemplo. Es un auténtico placer descubrir la sorprendente variedad de tamaños, formas y mantos, el abanico de caracteres y de comportamientos. Esta obra está dirigida a todos los aficionados a los gatos y a los que tienen la intención de adquirir uno. En ella se explica cómo mantener sano al animal y las normas para ofrecerle una alimentación equilibrada. La doctora Florence Desachy nos da también unas nociones básicas sobre las enfermedades más corrientes de los gatos y los tratamientos más eficaces.
Los preciosos consejos que nos dan los autores coinciden de pleno con las cuestiones prácticas que me plantean a diario los propietarios de gatos. Este libro les permitirá tener una relación agradable con su gato y les aportará los conocimientos necesarios.
A cambio, el gato nos recompensará con un afecto sincero.
M ICHÈLE F ERME -F RADIN ,
veterinaria
INTRODUCCIÓN
El comportamiento del gato es muy complejo, su salud a veces es frágil, y sus cuidados y atenciones tienen sus peculiaridades... Esta obra nos permitirá familiarizarnos con todos estos aspectos y vivir satisfactoriamente en compañía de nuestro gato, a la vez que lo hacemos feliz y disfrutamos de su compañía.
Conocerle es comprenderlo, es instaurar una buena relación con él y hacer que sea feliz a nuestro lado.
Saber lo que puede generar trastornos en su comportamiento nos permitirá evitarlos.
Saber qué virus pueden debilitar a nuestro compañero nos hará tomar conciencia de la importancia de la prevención.
Esta obra ha sido concebida por un veterinario y un periodista especializado en animales y criador, con el objetivo de tratar todos los aspectos relacionados con la vida diaria del gato.
LAS RAZAS DE GATO
EL ABISINIO
Majestuoso y ágil como una pantera, el abisinio es un gato particularmente elegante.


Gatito abisinio sorrel, uno de los colores básicos de este gato, junto con el color liebre (© Philippe Psaila)
Los orígenes
En 1868, un diplomático inglés desplazado a Abisinia (la actual Etiopía) tuvo oportunidad de ver en aquel país un gato con el pelaje moteado como una liebre. Al parecer, una personalidad local le ofreció como regalo de despedida un ejemplar llamado Zula de esta raza, que desciende del gato salvaje de África, el Felis libyca.
Mediado el siglo XIX , en el Museo de historia natural de Leyde (Holanda) se expone un gato con las mismas características. Se dice que fue donado por un comerciante apellidado Franck que, sin embargo, nunca dio detalles de su captura.
Según las indagaciones del criador americano Tord Swenson, el abisinio proviene de la península India. En efecto, el singapur también posee el pelaje moteado.
En 1952 se descubrió en las proximidades de Ajaccio (Córcega) un gato de capa manchada. Inicialmente se creyó que se trataba de un abisinio, pero las numerosas diferencias (marcas en las patas, collar, anillos en la cola) hicieron desestimar que el ghattu-volpe , como le llaman en Córcega, tuviera algún parentesco con el abisinio.
Retrocediendo en el tiempo, llegamos a la época de Ramsés II. Una preciosa leyenda nos cuenta que el faraón pidió al rey de Abisinia una tribu de hombres para convertir en guerreros.
El reino era demasiado pobre para proporcionar hombres, de modo que el faraón propuso llevarse una tribu de gatos a Egipto. De esto, a decir que la diosa Bastet, representada por un gato, es un abisinio...
En Inglaterra, el abisinio fue expuesto por primera vez en 1871, en el Crystal Palace de Londres. En 1882 la raza fue reconocida y su estándar data de 1889.
El abisinio llegó a Estados Unidos en 1909, y desde 1917 está reconocido por la asociación más importante de Estados Unidos, la CFA (Cat Fancier’s Association).
En 1927 fue expuesto por primera vez un abisinio en el Cat Club de París; fue un macho de nombre Ras Tafari (en honor del rey de Etiopía).
La aparición del azul
El primer abisinio liebre portador de azul del que se tiene constancia fue descubierto en Inglaterra en 1942, y respondía al nombre de Raby Achanto . Pero hay que esperar hasta el 11 de octubre de 1985 para que un abisinio azul sea expuesto en Francia; fue Maschavi’s Lady Blue of Bahariya , una hembra adquirida en Dinamarca. En Francia, los primeros gatitos azules nacieron en 1986: la hembra Baccará y el macho Talismán .
Los colores y los cruces
Los dos colores de base del abisinio son el liebre y el sorrel. Luego tenemos la dilución de ambos colores: el liebre da el azul, el sorrel da el fawn. Existen otros colores: rojo, lila, chocolate, crema, liebre tortie, azul-crema, chocolate tortie, lila-crema, sorrel tortie, fawn crema, además de toda la gama de plateados.
El único cruce autorizado es con el somalí, ¡y únicamente para mejorar el tipo de los somalíes!
Carácter y comportamiento
El abisinio es un gato de mucho temperamento y personalidad fuerte. Se integra perfectamente en la familia y no duda en protestar si se siente marginado. Necesita espacio, aunque puede acostumbrarse a vivir en un piso. Soporta bien la presencia de otros gatos e incluso de perros. Movido por la curiosidad por lo que penetra en su territorio, inspecciona cuidadosamente bolsas, bolsos, cestos, etc. Es muy juguetón e inteligente, y conseguirá que hagamos lo que él quiera.
Cuidados
Al tener el pelo corto, requiere pocos cuidados. Generalmente basta con pasarle un cepillo una vez por semana. Para dar brillo o lustrar utilizaremos un guante de piel. En periodo de muda podemos utilizar una manopla de goma, especialmente diseñada para eliminar el pelo muerto. Si el gato ha de participar en una exposición, y si lo tolera, podemos bañarlo con champú, pero no el día antes, porque el pelo quedaría áspero.
Hay líneas, especialmente americanas, con propensión a una enfermedad denominada amiloidosis, consistente en la acumulación en los riñones, hígado o bazo de una sustancia amiloidea parecida al almidón.
De todos modos es una enfermedad rara, y, en términos generales, el abisinio es un gato que goza de muy buena salud.
EL AMERICAN CURL
Sobre todo no intentemos enderezarle las orejas, porque su forma de cuarto de luna es natural.


Gatito american curl silver tabby y blanco (© Philippe Psaila)
Los orígenes
El american curl es una raza nacida en Estados Unidos en los años ochenta. En su origen encontramos una mutación espontánea: en 1981, en California, una gatita negra de pelo semilargo que presentaba esta extraña característica en las orejas fue adoptada por el matrimonio Ruga.
Esta gata, llamada Shulamith , produjo dos hembras con las mismas características y dio origen a una nueva raza. Sus propietarios intentaron comprender mejor el fenómeno y consultaron a un genetista, que llegó a la conclusión de que el gen responsable de la forma de las orejas era un gen dominante único, es decir, que podía ser transmitido por un solo progenitor.
En 1985 la TICA registró la raza con la denominación de american curl.
Las orejas son duras y peludas en el interior. Están bien separadas y dobladas hacia el centro del cráneo en forma de asa.
Existen tres grados de inclinación. En el último, el más buscado, las orejas tienen una forma perfecta de cuarto lunar.
Al ser sus orígenes muy recientes, todavía se discuten algunas cuestiones sobre el estándar, pero hay acuerdo en que es un gato de talla mediana, cuyo peso oscila entre los 3 y los 5 kg aproximadamente.
Puede ser de pelo semilargo o corto. En el primer caso, el pelo es moderadamente largo, liso, sin subpelo, de tacto sedoso y brillante. En el segundo, el manto es bastante denso, suave y sedoso.

OREJAS VUELTAS
El american curl nace en el sur de California como resultado de una mutación espontánea. Su rasgo distintivo son las atractivas «orejas vueltas». Insertadas en los extremos opuestos de la cabeza, tienen una consistencia bastante dura y están erguidas formando un arco regular lejos del rostro que apunta hacia el centro del cráneo. El «doblado» no debe exceder los 180°.
G UY P ANTIGNY , presidente de la SCFF
Los colores y los cruces
Están admitidos todos los colores y todos los dibujos, ya que el gato original fue cruzado con todos los tipos de gatos domésticos.
Los criadores buscan todas las variedades posibles.
Los american curl pueden aparearse entre sí, dado que el gen no origina efectos secundarios indeseables. El cartílago de la oreja se curva y se endurece a partir del cuarto día, y la curvatura definitiva se obtiene aproximadamente al cuarto mes.
Carácter y comportamiento
El american curl es travieso, inteligente, divertido y curioso. Le gusta que le acaricien y ser el centro de atención. Se interesa por todo lo que le rodea. Es muy conveniente dejarle juguetes para que se entretenga.
Es un gato activo, tal como desean todas las familias con niños. Maúlla, y sabe hacerse entender con la mirada o restregándose insistentemente contra nuestras piernas.
Evidentemente habrá que prohibir a los niños que le tiren de las orejas, cosa que todos los felinos detestan y que al american curl le resulta particularmente dolorosa.
Es un animal astuto y equilibrado tanto en su cuerpo como en su comportamiento que se lleva bien con los otros gatos y con los perros.
Cuidados
Tanto si tiene el pelo corto como semilargo, el american curl no tiene prácticamente subpelo, condición que facilita las operaciones de limpieza, que se limitan a un cepillado semanal.
Las orejas se limpian con un producto específico.
EL AMERICAN SHORTHAIR
El gato de los inmigrantes, un americano «puro»...
Los orígenes
Las investigaciones históricas y arqueo- lógicas nos permiten afirmar que no había gatos autóctonos en el continente americano antes de la llegada de los europeos a finales del siglo XV .
Los primeros gatos llegaron a Norteamérica acompañando a los inmigrantes, que los embarcaban para que cazaran los ratones de las embarcaciones. Inicialmente se denominó short-hair a aquel gato procedente de Europa, y más tarde domestic shorthair para diferenciarlo de los otros gatos.
La raza fue registrada con el nombre oficial de american shorthair . Es muy popular entre las asociaciones americanas, y los criadores han respetado su carácter rústico. El american shorthair sigue siendo un cazador. Es un animal tranquilo y atlético. Todos sus elementos son poderosos y sólidos: las patas, el hocico, las mandíbulas. El manto, más denso en invierno que en verano, le protege de las inclemencias del tiempo, pero es corto, para poder desplazarse sin peligro.

UNA CAPA PERFECTA
El american shorthair es una raza poco difundida en Europa, pero en cambio muy popular en Estados Unidos, su país de origen, y muy apreciada por los japoneses. Es un gato robusto, sólido y muy musculoso. Su popularidad se debe a la definición de las marcas del pelaje, puesto que un nivel tal de perfección sólo puede ser obra de la Madre Naturaleza.
G UY P ANTIGNY , presidente de la SCFF
Los colores y los cruces
Están reconocidos todos los colores tradicionales: negro, rojo, azul, crema, con o sin marcas tabby o blancas. El blanco puro también está admitido. Los colores chocolate, lila y colourpoint no están admitidos.
Está permitido el apareamiento con el american wirehair.
Carácter y comportamiento
Es juguetón y le gusta el espacio. Esto significa que es aconsejable dejarle salir o poner siempre a su disposición un rascador.
Es inteligente y muy vivaz, y se lleva bien con los gatos y los otros animales siempre que tenga alrededor, con los que convive pacíficamente.
Es un animal robusto y suele ser longevo.
Cuidados
El american shorthair es un gato que necesita pocos cuidados. Basta con cepillarlo una vez por semana. En periodo de muda, el pelo muerto que va cayendo puede ser eliminado con una manopla de goma o un guante de piel.
EL AMERICAN WIREHAIR
Un gato «de pelo duro» nacido de una mutación natural.


El american wirehair es un shorthair con el pelaje muy particular, áspero y rizado (© Philippe Psaila)
Los orígenes
El wirehair nace de una mutación del american shorthair. El primer gatito con el pelo duro se llamaba Adam , y nació en Verona, en el estado de Nueva York.
Fue el único gatito de la camada que presentó un pelaje diferente del de los demás.
En contraposición con el shorthair, de pelaje suave y denso, Adam tenía el pelo rugoso, elástico, que daba una impresión de picar al tacto, ya que efectivamente el extremo de los pelos del wirehair tiene forma de gancho.
Adam fue apareado con una de sus hermanas de camada, que dio a luz a dos gatitos que presentaban las mismas características e hicieron posible de este modo el inicio de un programa de cría.
El gen wirehair es recesivo. Por tanto, para producir un wirehair ambos progenitores han de ser portadores de la mutación, o bien uno ser wirehair y el otro portador del gen.
La mutación no se ha observado en ningún otro lugar.
La raza fue reconocida en Estados Unidos en 1978.
El estándar del wirehair es el mismo que el del shorthair.

UN TACTO MUY PARTICULAR
El estándar es el mismo que para el american shorthair, pero con diferencias en cuanto al pelo. Es la única raza de gato con el pelo duro, rizado y áspero. Cada pelo termina con un pequeño gancho, el hook .
No es un gato que impresione a primera vista, pero no hay más que tocarlo. Su tacto es tan particular que, o bien puede no gustar, o bien puede directamente seducir. Esta raza apareció en Estados Unidos durante los años sesenta. Tiene un carácter maravilloso: es muy simpático, siempre busca caricias, y nunca se comporta con agresividad. Es muy astuto, y se podría decir que tiene sentido del humor. Se entiende muy bien con los niños, con los otros gatos y también con los perros.
S YLVIE T AVERNIER , criadora de american wirehair
Los colores y los cruces
Están reconocidos todos los colores tradicionales: negro, rojo, azul, crema, con o sin marcas tabby o blancas. El blanco puro también está admitido. Por el contrario, los colores chocolate, lila y colourpoint no están admitidos.
Está permitido el apareamiento con el american shorthair, e incluso se recomienda en los criaderos para evitar las consecuencias negativas de la consanguinidad.
Carácter y comportamiento
Se parece mucho al american shorthair. Es inteligente y adaptable. Le gusta que le acaricien y la comodidad, pero no desdeña un poco de aventura en el exterior. Le encanta subirse a los árboles y jugar. Si no puede salir al exterior, necesita un árbol para gato con rascador.
Se relaciona bien con perros y otros gatos, y es tranquilo y tolerante con los niños.
Cuidados
El wirehair requiere pocos cuidados. Se le tiene que cepillar a contrapelo aproximadamente una vez por semana con un cepillo de cerda natural y peinar con un peine de púas separadas. En periodo de muda, el pelo muerto puede ser eliminado con una manopla de goma manejada cuidadosamente.
EL ANGORA TURCO
Elegante y refinado, el angora turco fue el gato preferido en la corte francesa en el siglo XVIII .


Al admirar la gracia natural de Moonlight , una hembra angora, se comprende que estos gatos cautivaran a la aristocracia francesa (© Señora Jean Bernel, criadero de la Perle d’Antalya)
Los orígenes
El angora turco es una raza pura y natural, originaria de Turquía, en donde vivía en estado natural. Ha tomado el nombre antiguo, Angora , de la capital Ankara.
Entre 1623 y 1630, un italiano, Pietro della Valle, trajo de Oriente unos gatos de pelaje blanco semilargo muy diferentes de los europeos. Otro célebre viajero, el francés Nicolas Claude Fabri Peiresc, también trajo a Europa este tipo de gatos.
El angora se convirtió rápidamente en el gato de la corte de los reyes de Francia, y de él se encariñó especialmente Luis XV. Este gato se considera un regalo real, y merece un gran respeto por parte de la gente adinerada que lo posee.
Pero precisamente el magnífico pelaje ha estado a punto de causar la pérdida de esta raza. Desde finales del siglo XIX , los criadores han utilizado el angora para mejorar el pelo de otras razas, y en particular del persa.
Después de haber estado en peligro de extinción, hoy en día la raza es objeto de grandes cuidados por parte de los criadores.

UN PERFECTO CORTESANO
Originario de Turquía, el gato de angora es una raza pura y natural. El término «angora» deriva del nombre antiguo de la capital, Ankara.
El angora fue introducido en Europa en el siglo XVII , inicialmente en Italia y posteriormente en Francia.
Este gato, dotado de una elegancia natural, destacó en la corte de Luis XV y se puso de moda en los salones de la nobleza en el siglo XVIII . Su innegable belleza cautivó la mirada de numerosos pintores. Uno de ellos fue Jean-Jacques Bachelier, que lo eternizó en una de sus telas titulada Un gato de angora acechando a un pájaro . También aparece en una de obras de los naturalistas Linneo y Buffon, y en varios lienzos del siglo XIX , como El taller de pintura de Courbet (1855), en donde se puede contemplar un gato de angora a los pies del artista y de su modelo.
El pelaje de este gato, por su brillo y sedosidad, no deja indiferente a nadie. Los ingleses, seducidos por el aspecto y el carácter, lo utilizaron para crear una raza nueva: el persa. El éxito de este último fue tan clamoroso que destronó rápidamente al angora, que llegó a ser excluido de las exposiciones felinas y condenado a ser utilizado por criadores poco escrupulosos. Triste suerte la de este gato maravilloso que, después de haber aportado mucho a la evolución de las razas, quedó relegado al olvido.
A partir de entonces la raza estuvo en peligro de extinción. Las autoridades turcas, conscientes de la magnitud del problema, después de la segunda guerra mundial pusieron en marcha un programa de selección y reproducción del angora. Lamentablemente, sólo los ejemplares blancos fueron objeto de esta protección en el zoo de Ankara. Además, la exportación de gatos turcos de angora está prohibida en la actualidad.
Hubo que esperar hasta 1962 para que dos americanos, Virginia y Thomas Torio, pudieran adquirir una pareja de angoras en el zoo de Ankara: Yidilz y Yildzick (Star y Starlette). Posteriormente, en 1973, la CFA (Cat’s Fancier’s Association) adoptó la decisión de reconocer la raza.
En Francia, el interés de los aficionados se orientó hacia otras razas. Sin embargo, desde hace unos diez años, un grupo de criadores ha aunado esfuerzos para que se reconozca la importancia del angora en el panorama felino en su justa medida, tal como es, sin hibridaciones ni mezclas, hecho que desgraciadamente se había producido con relativa frecuencia. Poco a poco ha ido tomando cuerpo un trabajo riguroso, basado en la introducción de las mejores líneas existentes, como las líneas francoamericanas, francorrusas y francocanadienses. El angora merece todos estos esfuerzos. Este gato suntuoso, que ha sido injustamente olvidado, merece recuperar el lugar que le corresponde. Desde aquí apoyamos la tenacidad de algunos criadores de angora que, a costa de muchos esfuerzos, han sido capaces de proteger a este gato. Actualmente intentan seleccionarlo en blanco y también en color. Merece la pena descubrir este espléndido gato, extraordinariamente inteligente y observador, compañero afectuoso y muy presente, que sabe ser discreto si la ocasión lo exige, y apreciar su belleza, bajo la cual se esconde un gato robusto y al mismo tiempo elegante que no requiere, contrariamente a las apariencias, cuidados particulares.
Señor y señora J EAN B ERNEL , asociación AIDAT
Los colores y los cruces
El pelo del angora es semilargo, fino y sedoso. La cola forma un penacho, y el manto presenta collar y culotte (pelos más largos en la parte posterior de los muslos). El color más frecuente es el blanco, que era el de los primeros ejemplares que se importaron. Actualmente nacen gatitos de color y el angora turco puede presentar todos los colores (excepto los patrones siameses y el ticking), aunque en muchos clubes sólo se admiten blancos. Es conveniente evitar la reproducción entre angoras blancos debido al riesgo de sordera congénita.
No está permitido el cruce con otras razas.
Carácter y comportamiento
El gato de angora es inteligente, astuto y curioso, capaz por ejemplo de aprender a abrir las puertas de los armarios. Inspecciona atentamente cualquier objeto nuevo que perciba dentro de su territorio y es muy juguetón. Nos seguirá por todas partes y no dudará en saltarnos a los hombros. Ronronea mucho y se muestra siempre ávido de caricias. Le gusta jugar con el agua y bañarse. Normalmente se lleva bien con los congéneres e incluso con los perros, aunque puede despertar celos en los otros gatos.

LA SORDERA DE LOS GATOS BLANCOS
Me gustaría aportar algunas precisiones al respecto, basadas en la experiencia acumulada a lo largo de varios años criando angoras y que quizá contradirán algunas afirmaciones.
Contrariamente a lo que muchos sostienen, los gatos blancos con ojos azules no son forzosamente sordos, afortunadamente; en cambio, los gatos con ambos ojos dorados u ojos impares sí pueden ser sordos. Sin embargo, gracias a las vibraciones, se comportan igual que los otros gatos ya que utilizan los otros sentidos para compensar.
Hay quien dice que los gatos sordos crían mal y maúllan más fuerte que los otros, lo cual no es en absoluto cierto ya que los gatos más ruidosos que hemos tenido no eran sordos.
Para evitar el problema hay que aparear un angora blanco con un angora de color, y entre los descendientes elegir los gatitos blancos de color o portadores de color (ello es fácil de constatar porque tienen una mancha más o menos grande de color que permite además saber de qué color son portadores).
Por otro lado, una gata sorda no produce forzosamente gatitos sordos: cruzada con un macho de color o portador de color, la mayoría de los gatitos oyen. Si la gata es homocigótica y el macho de color, o si la gata es heterocigótica, la mitad de los gatitos serán blancos y la otra mitad de color.
Debo precisar que una gata sorda puede ser una madre perfecta. Nunca hemos observado retraso alguno en el desarrollo de los gatitos, que son tan despiertos como los otros. La madre sabe comunicarse perfectamente con sus pequeños y con sus dueños.
Cabe añadir, además, que el problema de la sordera no es exclusivo de los gatos de angora, sino que afecta a todas las razas blancas, tanto de gatos como de perros, conejos, caballos, etc.
La ventaja de los angoras es que se puede mantener la pureza de la raza cruzando un gato blanco con uno de color sin que sea necesario introducir otra raza, como suelen hacer los criadores americanos.
Señora J EAN B ERNEL , asociación AIDAT
Cuidados
A diferencia de los gatos de pelo largo como el persa, el gato de angora requiere pocos cuidados. No tiene subpelo, y por lo tanto no hay peligro de formación de nudos. Basta con cepillarlo semanalmente y pasarle el peine. Si el animal ha de participar en exposiciones, hay que bañarlo y secarlo bien.



Los angoras turcos pueden presentar casi todos los colores, como nos muestra Newton de la Plume d’Argent , este adorable angora red ma ckerel tabby y blanco ( © Criadero de la Plume d’Argent)
Nöor , angora turco azul ( © Señora Jean Bernel, criadero de la Perle d’Antalya)
EL AZUL DE RUSIA
Un pelaje de textura inhabitual y unas líneas aristocráticas... No hay lugar a dudas: es el azul de Rusia.


El azul de Rusia, una raza que estuvo al borde de la desaparición (© Philippe Psaila)
Los orígenes
El origen del azul de Rusia es impreciso. Todo parece indicar que en el siglo XVIII , en la región de Arkhangelsk, con puerto en el mar Blanco (cerca del círculo polar), había gatos azules, que fueron vendidos a Inglaterra. Mediado el siglo XIX , estos gatos fueron presentados con los nombres tan variados como fantasiosos de gato de Arkhangelsk , russian shorthair , azul de Malta , gato español , gato americano azul , que demuestran la incertidumbre acerca de su verdadero origen. Sin embargo, al ser expuestos junto a otros gatos azules, el azul de Rusia estuvo a punto de desaparecer, por la tendencia de los jueces a preferir las otras razas de azules de pelo corto (chartreux y british).
A partir de la Revolución de Octubre surgió una corriente de rechazo en Inglaterra de todo lo que procediera de Rusia. Hasta 1939 la raza fue rebautizada con el nombre de Blue Foreign (azul extranjero). La raza prácticamente había desaparecido y fue recuperada gracias a los cruces con el siamés azul, que aportó elegancia al tipo y dio ejemplares de pelo más suave y alisado. Durante los años sesenta, los criadores se unieron para recuperar definitivamente el tipo original del azul de Rusia y, en 1984, fue reconocido por todas las asociaciones.
El azul de Rusia es un gato elegante de expresión dulce y magníficos ojos verdes (heredados de los cruces con el siamés blue point).
La principal característica del manto es que el pelo se separa ligeramente de la piel, hecho que le da una textura mullida, excepcionalmente suave. Además, posee un reflejo plateado extraordinario. El subpelo es denso.
Los colores y los cruces
El color más antiguo y más corriente es gris-azul uniforme, sin franjas. El russian white, blanco puro con los ojos impares o azules, y el russian black, negro puro y ojos verdes, no están reconocidos por todas las asociaciones.
No está permitido el cruce con ninguna otra raza.

TÍMIDOS Y DELICADOS
El azul de Rusia es un gato particularmente elegante con un cuerpo de tipo foreign y una cabeza angulosa. Son gatos tranquilos y tímidos, con una voz dulce y discreta. Se asustan fácilmente y requieren una manipulación suave.
G UY P ANTIGNY , presidente de la SCFF
Carácter y comportamiento
Pese a los cruces, el azul de Rusia no ha heredado nada del carácter de los siameses. Es tímido, reservado, fácilmente perturbable.
Le gusta la tranquilidad, aunque también es muy juguetón. Pasa horas tumbado en el regazo de su amo, por quien profesa un afecto exclusivo. Detesta el ruido y la agitación y a veces no soporta a los niños. Prefiere retirarse para evitar el encuentro con extraños. Se lleva bien con los otros animales.
Cuidados
No requiere ningún cuidado particular, simplemente algún cepillado ocasional. A veces hay que limpiarle las orejas con un producto específico.


Organza de Tirely , joven azul de Rusia, parece tener dos esmeraldas en lugar de ojos (© Marie Aillaud)
EL BALINÉS
¡Un siamés de pelo largo!


El balinés no es más que un siamés de pelo largo (© Philippe Psaila)
Los orígenes
El nombre de este gato no guarda ninguna relación con la isla de Bali.
Cuando en algunas camadas de siameses nacía algún gatito de pelo más largo, concretamente en la cola, el collar y la parte posterior de los muslos, se le privaba de pedigrí porque se consideraba que se salía del estándar.
Dos hipótesis explican esta particularidad: la mutación genética o el resurgimiento de un gen recesivo. Las mutaciones espontáneas que afectan a la longitud y a la textura del pelo no son raras; a ellas se deben razas como el devon rex o el american wirehair. El balinés también puede ser fruto del encuentro de dos portadores del gen del pelo largo que llevan algunos siameses. En la mayoría de los casos este gen recesivo permanece oculto por el gen dominante del pelo corto, pero puede manifestarse cuando se unen sus portadores. Se trata sin duda de la herencia de un antiguo cruce de siamés con un gato de pelo largo. El club del balinés existe desde 1968 y el estándar está reconocido desde 1970.
El estándar del balinés es prácticamente idéntico al del siamés , con la diferencia de que el pelo del balinés es más largo, y da una sensación de mayor corpulencia. En efecto, el balinés desciende del siamés de tipo antiguo, ligeramente más pesado que el actual. Para ganar esbeltez, se cruzan con siameses del tipo actual, aunque la descendencia es de pelo corto. El pelo largo reaparece en la segunda generación, cuando se aparean entre ellos o con un balinés.

UN GATO ESBELTO
El balinés es un gato de líneas esbeltas y refinado, muy flexible pero fuerte y musculoso. Es un gato de pelo semilargo, fino y sedoso, adherido al cuerpo. Normalmente es más corto alrededor de la cabeza y en los hombros. El penacho de la cola debe ser largo y espeso. A causa de la longitud del pelo, el balinés parece que tenga las líneas más suaves y un tipo menos oriental que el oriental shorthair o el siamés. No obstante, cuando el pelo está alisado se aprecia claramente su estructura ósea.
G UY P ANTIGNY , presidente de la SCFF
Los colores y los cruces
Al ser un siamés de pelo largo, el balinés puede ser de todos los colores reconocidos para el primero: seal, azul, chocolate, lila, canela, rojo, crema, fawn, etc., y se pueden presentar en tortie o en tabby point. Las asociaciones americanas sólo aceptan determinados colores: seal, blue, chocolate y lilac point. Los portadores de otros colores (tabby y tortie point) reciben el nombre de gatos de Java.
Los ojos son almendrados y de color azul, lo más oscuro posible. La tonalidad depende del color de los puntos (extremos de color).
Los criadores introducen a menudo sangre siamesa en las familias de balineses.
Carácter y comportamiento
El carácter es parecido al del siamés, inteligente, activo, fiel, expresivo, comunicativo y curioso. Es juguetón y aprende perfectamente a utilizar el rascador.
No le gusta estar solo y se lleva bien con los demás gatos. Al igual que el siamés, protesta si se considera marginado.
Cuidados
El balinés carece de subpelo lanoso, y por tanto las operaciones de cuidado son fáciles. Es suficiente con pasarle semanalmente un cepillo y un peine de púas anchas. En periodo de muda podemos utilizar una manopla de goma, especialmente diseñada para eliminar el pelo muerto.
EL BENGALÍ
Un aire salvaje...


Gatito bengalí (© Philippe Psaila)
Los orígenes
Paradójicamente, el bengalí no nació de la voluntad de crear una nueva raza, sino de un programa de investigación sobre la leucemia felina. Investigadores americanos habían cruzado gatas domésticas, siamesas y burmesas, con gatos salvajes asiáticos, de las especies Felis bengalensis , corrientemente denominados gatos leopardos .
En 1963, fueron cruzados con mau egipcios, abisinios, burmeses, siameses y gatos sin raza determinada por criadores americanos, en un intento de obtener gatos que reunieran la belleza del manto moteado de estos felinos de la selva y el carácter amistoso de un gato de compañía.
Los colores y los cruces
Están admitidas todas las tonalidades del marrón, aunque los fondos anaranjados y dorados son los más apreciados. Las manchas pueden ser negras, marrón oscuro, chocolate o canela. El fondo es blanco alrededor del bigote, mentón, pecho e interior de las patas; debe contrastar con el fondo del manto, muy cálido en los flancos, hombros y lomo.
El contorno de los ojos, de los labios y de la nariz es negro, al igual que la punta de la cola. Las marcas han de contrastar de forma pronunciada con el color de base. Las mejillas y la M frontal han de ser bien visibles, y la cola con anillas.
Tipos de bengalí:
•   El bengalí de color leopardo tiene un gran parecido con sus antepasados salvajes. Es el más popular. Las manchas son de color negro o chocolate, muy nítidas, y se extienden hasta las patas y por toda la espalda. La cola presenta anillas.
•   El bengalí classic tabby tiene motivos en forma de alas de mariposa en los hombros. Las rayas en el lomo son muy anchas.
•   El bengalí leopardo de las nieves presenta manchas oscuras (de rojizas a negras) sobre fondo blanco. Los ojos son azules.
Al igual que los siameses, estos gatos nacen blancos. Las manchas y las marcas aparecen a partir del quinto día.
No están autorizados los cruces con otras razas.

UNA FIERECILLA CARIÑOSA
El objetivo de la cría del bengalí es lograr un pequeño gato salvaje, con el amor, la dependencia y el temperamento del gato doméstico.
G UY P ANTIGNY , presidente de la SCFF
Carácter y comportamiento
El bengalí es activo y necesita espacio, pero se adapta relativamente bien a la vida en un piso, a condición de que pueda jugar y gozar de una cierta independencia.
Conserva las actitudes de caza de sus antepasados y trata los juguetes como si fueran presas. Aunque le gusta la compañía, no es un gato especialmente ávido de caricias. Se lleva bien con otros gatos activos y con los perros. Es sociable, siempre que se le haya acostumbrado desde pequeño a la compañía de los humanos.
Al bengalí le gusta particularmente el agua, de modo que su propietario no deberá sorprenderse viéndole en el lavabo y jugando dentro del agua.
Cuidados
Tiene el manto de pelo corto, espeso, de textura fina y suave, afelpado y denso.
No es recomendable cepillarlo ni peinarlo con mucha frecuencia.


El magnífico pelaje de Lamborghini of Joykatz , bengalí, recuerda el de sus antepasados, los gatos leopardos (© Florence Desachy)
EL BOBTAIL JAPONÉS
Un gato milenario procedente del Imperio del Sol naciente.
Los orígenes
Este japonés en realidad era chino en su origen. Se cree que pasó del continente al archipiélago nipón hace más de mil años.
El color denominado mi-ke (tricolor), el más apreciado actualmente, ya se conocía en aquel tiempo. Desde hace siglos en Japón se crían gatos de cola corta o deformada, pero el bobtail no se dio a conocer fuera de sus fronteras hasta 1968.
La cola mide 10 cm estirada, pero enrollada se reduce a 5 cm. De hecho, la cola del bobtail japonés es uno de sus elementos más característicos. Sus largos pelos orientados en todas direcciones le dan el aspecto de una borla. Sus huesos están prácticamente soldados. Puede ser recta, curvada o claramente torcida.

FLOR DE CRISANTEMO

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents