Nuevos Animales de Compañía
97 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Nuevos Animales de Compañía

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
97 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Description

* ¿Ha pensado alguna vez en tener un hámster, una tórtola o un conejillo de Indias? ¿Se atrevería a cuidar una serpiente? ¿Le gustaría disponer de un terrario con un lagarto?
* Cada vez son más los aficionados que tienen en casa como mascota, pequeños roedores, aves, reptiles, etc.
* Tener un hámster puede ser educativo para un niño, una chinchilla puede convertirse en una compañera encantadora para una persona mayor y las aves pueden fascinarnos por la belleza de sus plumajes.
Este libro explica cuanto debe saberse de los nuevos animales de compañía y ayuda a elegir el animal, teniendo en cuenta la edad, así como los cuidados y atenciones necesarios.
Además, se da una información precisa sobre la legislación referente a su importación y comercialización para evitar la compra de especies protegidas.
Florence Desachy es veterinaria, diplomada en la escuela veterinaria de Toulouse. Ejerce en París, donde investiga las relaciones entre el hombre y los animales domésticos. Ha dirigido ciclos de conferencias para enfermeras veterinarias y colabora en numerosas publicaciones especializadas y programas televisivos. Ha participado en la elaboración de obras sobre los nuevos animales de compañía de moda: ratones, hurones, etc.

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 25 avril 2016
Nombre de lectures 2
EAN13 9781785259685
Langue Español
Poids de l'ouvrage 1 Mo

Informations légales : prix de location à la page 0,0010€. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Exrait

Los nuevos animales de compañía
Florence Desachy




LOS NUEVOS ANIMALES DE COMPAÑÍA
A pesar de haber puesto el máximo cuidado en la redacción de esta obra, el autor o el editor no pueden en modo alguno responsabilizarse por las informaciones (fórmulas, recetas, técnicas, etc.) vertidas en el texto. Se aconseja, en el caso de problemas específicos —a menudo únicos— de cada lector en particular, que se consulte con una persona cualificada para obtener las informaciones más completas, más exactas y lo más actualizadas posible. EDITORIAL DE VECCHI, S. A. U.

© Editorial De Vecchi, S. A. 2016
© [2016] Confidential Concepts International Ltd., Ireland
Subsidiary company of Confidential Concepts Inc, USA
ISBN: 978-1-78525-968-5

El Código Penal vigente dispone: «Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. La misma pena se impondrá a quien intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o ejecuciones sin la referida autorización». (Artículo 270)
Índice


Prólogo
Introducción
¿Cuáles son los nuevosanimales de compañía?
¿Por qué un animal de compañía diferente?
La zooterapia
Generalidades
Concedámonos tiempo para sopesar la decisión
Los roedores
Las aves
Los peces
Los reptiles
Otros animales
Un animal de compañía para un niño
La importancia de las condiciones de vida y de la alimentación de estos animales
Algunas cuestiones importantes
Los roedores
Las aves
Los peces
Los reptiles
La compra de un nuevo animal de compañía
La elección
Situaciones particulares
La compra
El animal
Los accesorios
Los roedores
Las especies
Chinchilla
Conejillo de Indias (o cobaya)
Ardilla de Corea (o tamia estriado)
Gerbo (o meriona de Mongolia)
Hámster (o hámster dorado)
Conejo enano
Degú
Rata
Ratón
La forma de sujetarlos
La chinchilla
El conejillo de Indias
La ardilla de Corea
El gerbo
El hámster
El conejo
El degú
La rata y el ratón
El alojamiento
La jaula
Los accesorios
El primer día en su nueva casa
La limpieza de la jaula
La alimentación
La alimentación básica
El menú de los roedores
Las vitaminas
El comportamiento general
La reproducción
Determinación del sexo
El celo y el apareamiento
Patologías
Cómo saber cuándo un animal está enfermo
Los problemas de la piel
Las afecciones digestivas
Las afecciones respiratorias
Las afecciones del ojo
Las afecciones nerviosas
La patología de la reproducción
La mixomatosis
Las aves
Las especies
Canario
Paloma
Tórtola turca
Diamante de Gould
Inseparable de pico rosa
Loros
Periquito de Bourke
Periquito
La forma de sujetarlos
El alojamiento
La jaula
Los accesorios
El mantenimiento
Una pajarera y una cría para empezar
La alimentación
La alimentación básica
Los complementos
Una alimentación sana y equilibrada
La reproducción
La determinación del sexo en las aves
Los problemas de la reproducción
La alimentación de los reproductores y de las aves jóvenes
Patologías
Síntomas de enfermedad en un ave
Las afecciones respiratorias
Las afecciones oculares
Las afecciones digestivas
Las carencias vitamínicas
Los problemas del pico y de las plumas
Los peces
Las especies
Los peces de agua dulce fría
Black moor (o telescopio negro)
Celeste (o uranoscopio)
Fantail (o cola de velo)
Pez rojo común
Red cap (o casco rojo)
Los peces de agua dulce caliente
Molly negro (Poecilia latipinna)
Guppy (poecilia reticulata)
Molly de vela (Poecilia velifera)
Los cíclidos
Cíclido enano de Ramírez (Apistogramma ramirezi)
Barbo cereza (Barbus titteya)
Disco (Symphysodon discus)
Lamprologus (Lamprologus brichardi)
Cíclido enano púrpura (Pelvicachromis pulcher)
Escalar (Pterophyllum scalare)
Peces tropicales de pelea
Combatiente (Betta splendens)
Ciprínidos
Danio rerio (Brachydanio rerio)
Tiburón de cola roja (Labeo bicolor)
Botia payaso (Botia macracantha)
Kuhli (Acanthophthalmus kuhli)
Carácidos
Tetra diamante (Moenkhausia pittieri)
Neón azul (Tetra neon)
Neón rojo (Neon cardinalis)
Pez hacha rayado (Carnegiella strigata)
Peces gato
Plecostomo (Hypostomus)
pez gato de cristal (Kryptopterus bicirrhis)
Sinodontis (Synodontis nigriventris)
El primer acuario
La instalación del acuario
El traslado y la introducción en el agua
El alojamiento
El acuario
La flora y la fauna
Los accesorios
Las condiciones de vida adecuadas
El agua y sus parámetros
La alimentación
Los principios básicos
Los tipos de alimentos
Patologías
Los primeros síntomas
Primeros indicios
La prevención
Los trastornos del comportamiento
Los problemas cutáneos
Los trastornos digestivos
Los reptiles
A título de presentación
Las especies
Cómo se sujeta un reptil
El alojamiento
El terrario
Las condiciones de vida
La alimentación
El menú de los reptiles
La frecuencia de las comidas
Las presas vivas
Los complementos
La reproducción
Cómo se determina el sexo de los reptiles
Patologías
Los signos de buena salud
Ejemplos de patologías originadas por las condiciones de vida
Los problemas cutáneos
Los trastornos digestivos
Los trastornos oculares y respiratorios
Las otras especies
Las arañas
El hurón
El comportamiento
El alojamiento
La alimentación
La reproducción
Las patologías
El grillo
Peligros que entrañan para el hombre los nuevos animales de compañía
Una responsabilidad compartida
Las micosis
La sarna
Otras enfermedades
Mordeduras y arañazos
Las enfermedades específicas de las aves
La legislación
La Convención de Washington
El texto
Procedencia de los animales
Los permisos CITES
Las inspecciones y las sanciones
Obligaciones del comprador
Obligaciones del vendedor
Conclusión
Prólogo


Pese a que la categoría de «nuevos animales de compañía» es relativamente reciente, los criadores y los aficionados la conocen desde hace mucho tiempo. El entusiasmo que despiertan estos animales de compañía, en los que no se incluyen los perros ni los gatos, es cada vez mayor y las técnicas de investigación sobre su fisiología, mantenimiento y comportamiento han ido en aumento en estas dos últimas décadas. Por esta razón, cada vez con más frecuencia aparecen nuevas obras dedicadas a estas especies, que son adquiridas básicamente por atracción o por razones pedagógicas e incluso terapéuticas. Aunque hasta no hace demasiado tiempo algunas de ellas estaban consideradas especies de utilidad, hoy en día han pasado a engrosar las filas de los animales de compañía.
Su compra no debería ser el resultado de un capricho, sino una decisión razonada y madura. Esto es lo que se desprende de la presente obra de nuestra colega Florence Desachy, quien, con un estilo claro y conciso, ha sabido tratar distintos aspectos de interés —como nociones fisiológicas, alimentarias, comportamentales y jurídicas— desea transmitir. El mensaje que nos llega de la autora es que poseer un animal exótico implica asumir una responsabilidad.
Y finalmente, no olvidemos que «todo lo que el hombre puede dar al animal, el animal se lo devolverá».

Athman Haffar Profesor de la
E scuela nacional de veterinaria
de M aisons-Alfort
Introducción


¿Cuáles son los nuevosanimales de compañía?

Bajo esta denominación se agrupan peces, aves, roedores y reptiles; es decir, animales de compañía que no son perros ni gatos. Francia es el país que cuenta con un mayor número de ellos, seguida de Italia, Alemania, el Reino Unido y España. Cada vez son más los propietarios que llevan sus mascotas a los consultorios veterinarios para someterlas a revisiones periódicas, algo que hasta hace unos años no era muy frecuente. Gracias a ello, los estudios sobre su comportamiento y sus necesidades se han intensificado, lo que ha permitido conocer mejor sus exigencias y garantizarles unas condiciones de vida en cautividad mucho más adecuadas.
Antes de adquirir uno de estos animales, es fundamental conocer sus características fisiológicas y su modo de vida para reproducir de la mejor manera posible su hábitat natural. Hay que tener en cuenta que las relaciones afectivas y las caricias no bastan para mantener el equilibrio emocional de un animal de compañía. Es preciso alimentarlo correctamente, observarlo todos los días y controlar su medio ambiente.

No se podrá garantizar el bienestar de un animal de compañía en cautividad si no se conocen a la perfección todas sus necesidades y si no se cumplen escrupulosamente las obligaciones que supone el hecho de ser propietario (limpieza de la jaula, cambio de agua, control de la temperatura, etc.).
El respeto del modo de vida del animal es indispensable para su equilibrio psíquico y físico.

En el caso de aves, reptiles o arácnidos tendremos que solicitar todos los documentos que certifiquen que el ejemplar no ha sido capturado ilegalmente y que no forma parte de ninguna especie protegida. Sin el cumplimiento de estas formalidades, seríamos cómplices de la desaparición de determinadas especies por nuestro mero placer personal. Existen suficientes animales cuya venta está autorizada y reglamentada entre los que podremos elegir el que más nos guste.

Por otra parte hay que tener en cuenta la legislación que concierne a este tipo de animales. Algunas especies están contempladas en la Convención de Washington y están debidamente protegidas. Estas especies nunca deben ser compradas, pues han sido capturadas en su medio natural sin respetar su equilibrio biológico. Más adelante trataremos con mayor profundidad este aspecto legal, aunque es preciso tener en cuenta que es obligatorio comprar animales criados en cautividad y comprobar su origen si se trata de un animal de importación.


¿Por qué un animal de compañía diferente?

Las tres razones principales para poseer uno de estos animales de compañía son la estética (sobre todo en los peces y las aves), el desarrollo personal del niño (en los roedores) o el deseo de originalidad (en los reptiles). Sin embargo, a menudo los compradores no están muy seguros del animal que van a elegir. Saben que no quieren un perro o un gato que los obligue a pasearlo o a cambiarle el serrín continuamente, según el caso. Es decir, se inclinan por un tipo de animal que no les dé tantas obligaciones, sin tener en cuenta que todo ser vivo provoca ciertos inconvenientes. El equilibrio vital del animal sólo puede garantizarse con unas condiciones de vida impecables, un nivel de higiene constante y el perfecto conocimiento del animal por parte de su propietario.
El nuevo animal de compañía puede convertirse en la mascota de toda la familia o en una simple afición. En el primer caso la persona que se hará cargo de él será un niño, mientras que en el segundo será un adulto que se ha sentido atraído por su aspecto original.
Esta obra puede ser de utilidad a ambos, pero no para los amantes de las emociones fuertes que deseen impresionar a sus amigos y conocidos con un animal que se sale de lo normal. Si fuera este el motivo, la compra estaría condenada al fracaso, ya que no se puede considerar a ningún animal como un objeto de distinción susceptible de dar un cierto prestigio a su propietario.
Es más, estos animales no deben ocupar el lugar de un gato o de un perro. La compra debe ser una decisión positiva, producto de la reflexión, y en ningún caso será una segunda opción.


Cualquier animal que tengamos en casa es un animal de compañía a todos los efectos, y necesita tantos cuidados y cariño como un perro o un gato. En la foto, un conejo enano y otro belier


Cualquier animal que tengamos en casa debe considerarse un animal de compañía.


La zooterapia

Si los animales no existieran, los hombres seríamos todavía más incomprensibles.
Buffon

Los animales pueden ayudarnos a aceptarnos tal como somos y a acercarnos a los demás. En efecto, los niños introvertidos hablan más con sus amigos cuando tienen un pequeño animal como compañero, y lo que antes era una relación difícil a partir de ese momento se hace posible. Esta afirmación es aún más constatable en los casos graves.
Por otro lado, el animal puede ayudarnos en caso de desfallecimiento físico.
La base de la zooterapia es precisamente la noción de que el animal puede ayudarnos. Los nuevos animales de compañía figuran en primera línea de esta forma de asistencia psíquica y pedagógica debido a la atención constante que requieren.
Los inicios de la zooterapia tuvieron lugar en un centro alemán de tratamiento de epilepsia en 1867.


Los roedores pueden convertirse en excelentes compañeros para los niños, tal como puede verse


En aquel tiempo no se tenía un conocimiento demasiado profundo de la forma en que debía llevarse a cabo esta terapia, y el tratamiento se limitaba a su simple presencia, considerada benéfica para el paciente. Las relaciones entre los animales y los niños con trastornos mentales fueron estudiadas por Ange Condorêt, quien demostró los grandes beneficios que comportaba. Hoy en día, los médicos que tratan niños autistas utilizan animales como agentes terapéuticos. El precursor fue un pediatra americano, Boris Levinson, quien se dio cuenta del interés que despertaba en uno de sus pacientes el perro de la casa cuando se paseaba por el consultorio.
Asimismo, investigadores americanos han demostrado la acción tranquilizante que procura el hecho de acariciar un animal.
Cuando se posee un animal perteneciente a este grupo es importante saber que la observación de sus condiciones de vida, de la forma de alimentarse o de jugar, predominarán sobre las relaciones afectivas. Sin embargo, algunas personas prefieren este tipo de relación, más intelectual que física.
Por otro lado, el niño que se ocupe de un conejillo de Indias se sentirá responsable de su vida. Y la confianza y la dependencia material que llegará a existir entre el animal y el joven crearán una relación tan fuerte como una complicidad afectiva.
Generalidades


Concedámonos tiempo para sopesar la decisión

Como paso previo a la compra de un animal de compañía tendremos que plantearnos varias preguntas: si nuestras condiciones de vida son las adecuadas, si poseemos suficientes conocimientos sobre el animal en cuestión, a quién está destinado el animal y quién se ocupará de su mantenimiento. Un aspecto muy importante es entender por qué nuestras condiciones de vida actuales no nos permiten tener la serpiente tan deseada y, sobre todo, saber cuáles son las modificaciones que deben realizarse para poder tener una, si realmente nos hace tanta ilusión. Casi siempre los nuevos animales de compañía están destinados a niños cuyos padres se dejan convencer, creyendo que esta adquisición desempeñará a la vez una función educativa. Pero todos estos planteamientos sólo llegarán a cumplirse plenamente si todos los miembros de la familia saben a qué atenerse.
A continuación presentamos un descripción muy sucinta de cada grupo de nuevos animales de compañía, que más adelante ampliaremos.

Los roedores
En primer lugar, conviene saber que son animales de muy poca longevidad y que su mantenimiento y alimentación comportan varias dificultades. Además, algunas especies, al ser nocturnas, no se adaptan a las exigencias de su propietario, sobre todo si es un niño.

Las aves
Es importante destacar la belleza de las aves, aunque no se puede dejar de lado la limpieza periódica de la jaula. A pesar de que la mayoría de ellas limpian su nido cuando viven en estado salvaje, en cautividad son incapaces de hacerlo.
Por otra parte, es imprescindible conocer las condiciones de vida (medio natural, alimentación, etc.) de la especie elegida para evitar patologías graves. A menudo la muerte de un animal se debe al total desconocimiento de estos aspectos.
En el mundo de las aves existen grandes diferencias. La alimentación de cada especie es muy específica, y algunas de ellas son particularmente sensibles. También hay que saber qué especies pueden convivir juntas y cuáles pueden reproducirse en cautividad.

Los peces
Es innegable que tienen una gran belleza. Muchos compradores, atraídos únicamente por este aspecto, creen que instalando un acuario con todos los accesorios no tendrán que hacer nada más. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el agua ha de controlarse regularmente y que encontrar el equilibrio de un acuario no es tarea nada fácil. En esta obra dedicaremos un capítulo a los parámetros del agua.

Los reptiles
La compra de estos animales puede estar dictada por una gran afición —en cuyo caso se entiende que el comprador posee unos conocimientos básicos suficientes— o por el deseo de excentricidad —que entraña un riesgo de fracaso bastante más elevado.
Para que el animal pueda vivir de manera equilibrada es indispensable conocer sus condiciones de vida y controlar los niveles de humedad, calor, etc. Además, habremos de tener en cuenta el peligro que pueden suponer algunas especies.
Por otra parte, algunos reptiles sólo comen animales vivos, por lo que habría que pensar en la posibilidad de criar también roedores, algo que muchos propietarios potenciales no están dispuestos a asumir.


Los peces ejercen una gran fascinación en los más pequeños (foto Erwan Mazé)


Otros animales
El hurón es una mascota bastante habitual en las casas estadounidenses, ya que es un animal afectuoso que se adapta a la vida al lado del hombre.
Otras especies, que citamos brevemente (como los grillos y las arañas) interesan a un número más reducido de personas.
Después de leer todas estas consideraciones quizá nos sintamos menos alentados a adquirir un animal, pero es preciso ser consciente de todas las responsabilidades que ello supone.
En esta obra se presentan las características y las necesidades de los diferentes grupos de animales considerados dentro de esta categoría, pero sin entrar en los detalles de cada especie. Su principal propósito es ayudar al lector a adoptar un compañero con pleno conocimiento de causa. Una vez elegido el animal, tendremos que documentarnos sobre el comportamiento, la alimentación y la patología en el apartado correspondiente. Al final del libro, el lector encontrará una detallada bibliografía sobre el tema.

Esta obra nos permitirá descubrir las ventajas y los inconvenientes de cada uno de los animales, para poder elegir con pertinencia y proporcionar una vida feliz a nuestro futuro animal de compañía.


Un animal de compañía para un niño

A menudo se considera que el niño puede establecer una relación muy positiva con su animal. Es más, se ha demostrado que el hecho de poseer un hámster o un perro también facilita la relación con otros niños y, en algunos casos, sirve para mejorar la comunicación con los padres, ya que el niño puede expresarse mejor gracias a este intermediario.
En este caso hay que procurar que la responsabilidad no sea excesiva y acabe convirtiéndose en un sentimiento de culpa. El animal no tiene que convertirse en un elemento de discordia si el niño no se ocupa suficientemente de él. Por el contrario, debe convertirse en un mediador. Las obligaciones que supone su cuidado tienen que ser compartidas por todos y deben ayudar a una mayor compenetración.
El papel de un animal depende sobre todo de la edad del niño. Por lo tanto, la elección de la especie estará en función de este factor.
Los peces y las aves son muy educativos para los más pequeños. Solamente hay que ver a un niño delante de un acuario para darse cuenta de la fascinación que le provoca. Si los padres alimentan los peces delante de él, irá adquiriendo paulatinamente una noción más completa de lo que es un ser vivo.
Con todo, cabe tenerse en cuenta que el niño no puede ocuparse totalmente de un animal hasta que no cumple los diez años. Nos referiremos nuevamente a este tema en el capítulo « La compra de un nuevo animal de compañía ».
Antes de esta edad, los padres deben encargarse de los cuidados, en tanto que el niño, por su parte, se limitará a ver cómo vive su mascota.


La importancia de las condiciones de vida y de la alimentación de estos animales

Tanto si se trata de peces como de aves, reptiles o roedores, es preciso asegurar ciertas condiciones de vida más o menos particulares. La alimentación es fundamental, puesto que toda carencia alimentaria repercute en la salud del animal. Más adelante examinaremos estas consecuencias de manera específica. Sin embargo, en este apartado tomaremos como ejemplo las carencias en vitaminas para insistir en la importancia de este concepto.
Las vitaminas son elementos nutricionales fundamentales en la vida en cautividad. Su carencia afecta al metabolismo de los animales, a su crecimiento y a la resistencia que presentan a las infecciones.

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents