Actas – II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social ...
14 pages
Español

Actas – II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social ...

-

Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres

Description

25 Nov 2010 – Actas – II Congreso Internacional Latina de Comunicación. Social – Universidad La Laguna, diciembre de 2010. ISBN: 978-84-938428-0-2 ...

Sujets

Informations

Publié par
Nombre de lectures 10
Langue Español
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010  Superman y Spiderman: dos “s úper-periodistas”  Neftalí Pérez Franco Doctor en Comunicación Audiovisual, Universidad de Málaga neftalipf@hotmail.com
 La clave del título de este artículo radica en el carácter de pluriempleado que tienen dos de los héroes más representativos de la parcela superheroica del tebeo. Por un lado, el que inició todo este subgénero, Superman , creado por Jerry Siegel y Joe Shuster en 1938 para el número 1 de la colección Action Comics  de DC. Y junto a éste el máximo baluarte de la compañía rival Marvel Comics, Spiderman , ideado y dibujado por vez primera en el número 15 del Amazing Fantasy  de 1962, por Stan Lee y Steve Ditko (Frattini-Palmer, 1999: 174-183). Al margen de sus diferencias una de las características comunes a ambos héroes es su condición de trabajadores de los medios de comunicación, Superman como el periodista Clark Kent y Spiderman como el fotógrafo Peter Parker. Aquí vamos estudiar sus rasgos como periodistas así como el contexto laboral en el que se mueven: la redacción, sus compañeros, los editores jefe, etc. De la misma forma, vamos a responder el porqué sus creadores no eligieron la profesión de comercial, charcutero o docente, por citar alguna, como complemento al alter ego del superhéroe, y sí se decantaron por la figura del periodista. Para ello, vamos a analizar el rol periodístico en dos de las películas de más éxito basadas en los tebeos de estos vigilantes. En primer lugar, Superman de Richard Donner  y Spiderman de Sam Raimi. 1  Así mismo, estableceremos comparaciones con los comics de los que se han servido para realizar estos filmes.  El periodismo en Superman                                                  1  Supeman, Richard Donner, Reino Unido, Estados Unidos, 1978. La copia sobre la que hemos realizado este artículo es la restauración que se hizo de la original en el año 2 000, la cual añadía 4 minutos más de escenas adicionales. Spiderman, Sam Raimi, Estados Unidos, 2002. The Internet Movie Database, Internet Movie Database Inc., en < http://www.imdb.com/> [consultada: 23-11-2010] ISBN: 978-84-938428-0-2 Página 1  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010
  Realmente deberíamos haber utilizado el sobrenombre humano del héroe, Clark Kent, para referirnos a este epígrafe, puesto que el rol del periodista y el superhéroe están más separados de lo que parece, como veremos en adelante. En la película de Donner, Clark comienza a trabajar en el periódico Daily Planet, principal noticiero en papel de la ciudad de Metrópolis y que en los primeros comics del héroe tenía el nombre de Daily Star (SIEGEL-SHUSTER, 1938, 1939, 1940) . 2  El Daily Planet  se presenta en una página de tebeo a comienzos del filme como la “esperanza de la ciudad en tiempos de confusión y miedo” y se define como “símbolo de transparencia y sinceridad”, algo que podemos leer en un cartucho del tebeo y que además queda ratificado por una narradora. 3  Caso omiso hace Superman a las recomendaciones de su padre fallecido Jor-El, Marlon Brando, cuando le aconseja que no se inmiscuya en la historia de los hombres, a lo que él responde trabajando como salvador del mundo y como periodista en sus ratos libres. Y decimos en su tiempo de ocio porque, al igual que ocurre en los tebeos, el papel principal en la película recae claramente en Superman. Clark Kent es un mero actor secundario que sirve de disfraz al superhéroe. Aún así, su padre insta a Kal- El, su verdadero nombre de pila, a que descubra su mejor sitio en la sociedad, y resulta cuanto menos curiosa la elección del chico, que ejerce de héroe en mallas, y como el periodista Clark Kent, ambas profesiones bastante relacionadas con la propia historia de los hombres. Clark es contratado en la redacción del Planet según el editor por su estilo depurado y directo y por su velocísima capacidad para mecanografiar más rápido que nadie. Sin contar esto, vemos poco o nada trabajar a Clark Kent como periodista, a excepción de un comentario sobre un artículo suyo acerca de los sindicatos por el que es felicitado por el editor jefe, Perry White,                                                  2  Daily Star  se llamaba en los primeros comics del héroe. No fue hasta el número 40 de la colección Action comics cuando aparece por vez primera el nombre del Daily Planet, al parecer para evitar el parecido con el nombre de algún periódico real e n cuyo título se habían basado. 3 Este cómic con portada propia y varias páginas diseñadas, incluyendo las viñetas referidas al Daily Planet,  no es real. Se trata de un ejemplar realizado ex profeso  para la película puesto que indica la fecha de junio de 1938, cuando ésta no fue la portada real de dicho teb eo. Y además como hemos mencionado ni siquiera se llamaba todavía Daily Planet el periódico. ISBN: 978-84-938428-0-2 Página 2  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010
 personaje que tiene su primera aparición en 1940 (SIEGEL-SHUSTER,1940). Por esto, podemos deducir que Clark hace bien su trabajo como periodista, al margen de que aproveche sus superpoderes para escribir muy rápido, aunque le faltarán algunas características propias del periodismo, que descubriremos a continuación. Fuera de la redacción sí podemos atisbar a Clark Kent como un tipo torpe, nervioso y bastante parado. Algo que se observa en sus pobres intentos para conquistar a Lois Lane cuando salen del edifico del Daily Planet.  El carácter pusilánime y segundón de Clark es visible en las primeras viñetas del superhéroe y durará hasta la década de los 80. 4 Tanto en el filme como en las primeras viñetas, Kent es la antítesis de todo buen periodista. Clark no tiene osadía, ni es atrevido, es bastante tímido y carece de gran locuacidad, algo que le recordará Perry White en una escena del filme. Si nos fijamos en los tebeos primeros del superhéroe veremos como Superman se aprovecha continuamente de sus habilidades extraordinarias para conseguir excelentes noticias: hace que le encarguen unos informes de las actividades del héroe; se marcha a una zona de conflicto para captar noticias para la portada; o se sirve de sus poderes para obtener una noticia que le garantice un puesto en el periódico (SIEGEL-SHUSTER, 1938, 1939). En la película esta vertiente es menos evidente, algo que será mucho más nítida en la adaptación fílmica de Spiderman. Superman está plenamente volcado en su faceta de héroe: rastreando la ciudad, vigilando el crimen e incluso su padre le aconseja que no puede ser 24 horas al día Superman. Esto quedará mucho más patente cuando tiene que emplearse a fondo para detener un cohete, arreglar una falla terrestre y recomponer una presa, lo que conllevará a la muerte de Lois, que luego resucitará en un final bastante incongruente. Este momento eleva al héroe al status divino, capaz de cambiar el tiempo y devolver la vida a su amada, algo que no se refleja en las historietas originales. Lo que está claro es que Kal- El se aprovecha de sus                                                  4  Es en el año 1986 cuando la DC encarga a John Byrne el relanzamiento del personaje de Superman. Para ello Byrne realiza una miniserie denominada El hombre de acero,  donde se replantea del origen del héroe dotando a la historia de una serie de cambios. En lo que respecta al alter ego del kriptoniano, Clark Kent se iba a convertir en claro protagonista de las historietas, siendo Superman una faceta más del periodis ta, Superman iba a ser el disfraz de Kent en ocasiones, y no al contrario como sucedía siempre con el vigilante. ISBN: 978-84-938428-0-2 Página 3  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010
 mallas y sus poderes para flirtear con Lois e incluso se muestra más irónico y atrevido como héroe que como periodista, siendo también admirado por la villana compañera de su archienemigo Lex Luthor, que tiene presencia por primera vez en 1940 (SIEGEL-SHUSTER, 1940). Este sex- appeal y carisma también se refleja en gran parte de la ciudad y la prensa, que encumbrará al héroe hasta los altares, algo que no sucederá con su rival arácnido de la Marvel. Tanto en el filme como en las viñetas Superman es noticia, es más, es la noticia del siglo, como se observa en la entrevista en primera plana que realiza Lois al extraterrestre. Titulares como “Vuela!” de The Post;  “Un proyectil azul cruza Metrópolis!” de Times;  “Vuela sin alambres” d e News  o “Es la noticia del siglo” del Planet  ilustran la impronta de Superman en la prensa. Además, aparece un telediario en el film hablando de la noticia y cuestionando sí Superman es fraude o milagro. Del mismo modo, y como sucedía en las viñetas, Perry White tiene un especial interés en el héroe para su periódico. A lo que hay que añadir que será la propia Lois Lane la que bautice al héroe por el sobrenombre por el que todos le conocemos. Ante esta vorágine informativa en la película, apreciamos como en uno de los diálogos acerca de la gran noticia, Clark aconseja a su jefe si será bueno para su periódico tratar el tema de Superman, mostrándonos una vez más como el rol de Kent trata de encubrir a Superman, aún a costa de perder una gran exclusiva, de la que él mismo se podría aprovechar. Sin embargo, los valores típicos de periodista al pie del cañón son representados de una manera plausible por la Lois Lane de la gran pantalla, interpretada por Margot Kidder. Lois es una profesional competitiva, no obstante sueña con el Pulitzer, es extrovertida y osada, y está en busca constante de grandes noticias. Se muestra como una mujer independiente, que no quiere atarse a una familia y a unos niños, como dice ella misma en un momento del film. Lois prefiere volcarse plenamente en su trabajo. Así mismo, se presenta mucho más valiente que Kent e incluso rehúsa trabajar con éste, cuando se lo asignan como compañero de redacción. Este carácter activo choca con la pasividad que mostraba la Lois de los años 30 y 40 en las viñetas del héroe. No será hasta la series de los años 80, cuando veamos a una Lois ISBN: 978-84-938428-0-2 Página 4  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010
 actualizada por los nuevos tiempos, con clara influencia de la película sobre los tebeos (BYRNE, 1986 a,b,c,d,e,f). 5  Incluso, otro compañero de la redacción como Jimmy Olsen, que tiene su primera aparición en la serie en el número 13 de 1941, siente gran admiración por Lois como periodista, tal y como se demuestra en una escena del film. Sin embargo, en la película hay una anécdota que choca frontalmente con el rol de excelente profesional de los medios que encarna Lois. Se trata del detalle de que Lois comete flagrantes faltas de ortografía. Esta anécdota no encaja en el carácter de esta Lois moderna, y quizás sea uno de los “toques” de humor que los guionistas quisieron introducir en la historia. La bulliciosa redacción está bastante bien conseguida, reflejando el ambiente periodístico de finales de los 70 y principios de los 80, lleno de “olivettis” y periodistas con corbata. Uno de estos profesionales es Perry White editor jefe del Daily Planet.  White aparece como un periodista de raza, adoctrinador con Clark y bastante dictatorial con su joven fotógrafo, contratado a tiempo semanal. Son significativas algunas de las frases sobre el periodismo que salen de la boca de White, donde atisbamos cierta crítica hacia el sensacionalismo en la prensa, algo que no sucede en los comics originales. White comenta a Clark que un buen periodista no consigue noticias, un buen periodista las crea o las inventa. De la misma forma, arenga a sus empleados a que Superman debe estar asociado al Planet como el bacon a los huevos o los políticos a la corrupción. En otra escena Lois quiere escribir una noticia amarillista que es el perfecto cóctel de sexo, violencia y contenido étnico, a lo que White le responde que quizás sea demasiada incendiaria esa información para su periódico, aunque luego sea él primero en incitar a la “creación” de noticias, como hemos visto. Además, White observa que a Clark Kent le faltan condiciones para ser un buen periodista, y le asevera que un buen comunicador deber ser la conjunción de agallas, compasión y trabajo, recomendándole que tenga más agresividad, confianza y autoridad, rasgos de los que carece Kent.                                                  5 Otro de los cambios que realiza Byrne en su miniserie de El hombre de acero, es el personaje de Lois Lane, donde ya no es una damisela en esperando a ser salvada y rescatada por su héroe. Lois es una mujer moderna muy similar al personaje caracterizado por Margot Kidder en el filme. ISBN: 978-84-938428-0-2  
Página 5
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010
 Esta valentía como periodista es la que lleva a Lois junto con el fotógrafo Jimmy Olsen a investigar los planes del maléfico Lex Luthor y les hace estar en peligro cuando la bomba estalla en la falla de California, arriesgándose para conseguir una exclusiva. El personaje de Olsen encaja con el joven periodista que hay en toda redacción, al que el jefe no trata muy bien, el cuál trabaja como becario para todo o como free-lance  pluriempleado. Este rol está muy cerca del papel periodístico que desempeñará nuestro siguiente héroe. Por último, el papel de la prensa no se reduce a la redacción y los personajes que pululan por ésta como Clark, Olsen y sobretodo White y Lois, sino que también el antagonista del film va planeando sus fechorías por la compra del diario en un quiosco de prensa. No obstante, todo buen villano ha de estar informado como veremos seguidamente.  Spiderman, un fotógrafo de hábiles recursos   Spiderman sí que encaja perfectamente como una faceta más de la personalidad de Peter Parker. En este caso tanto en el cómic como en el filme, el protagonista no es el superhéroe sino que se trata del adolescente Parker que se acaba convirtiendo en el enmascarado arácnido. Peter Parker representa el rol del periodista gráfico de toda la vida, el fotógrafo. Ya de pequeño trabaja para la revista de la escuela como fotógrafo, algo que en los tebeos no sucede, y sí nos lo cuenta Sam Raimi en su adaptación. Cuando acaba el instituto Pete quier ser fotógrafo para costearse la universidad, actividades que ya compagina con su rol de superhéroe de la ciudad. Para ello decide pedir trabajo en el Daily Bugle.  Este diario ofrece dinero para el que entregue una fotografía en condiciones del nuevo héroe, Spiderman. Allí conoce a su feroz propietario, editor jefe y director ejecutivo, J. Jonah Jameson que tiene su aparición en las viñetas de Stan Lee y Steve Ditko de 1963 (Lee-Ditko, 1963). En su primer contacto, Jameson intenta engañarle dándole menos dinero por las fotos de lo que realmente ofrecía. Al final, lo contrata como free-lance  a regañadientes. Peter Parker representa el rol que interpretaba Jimmy Olsen en Superman,  así como Jameson tiene influencia de Perry White. Sin embargo, Jameson es bastante más agresivo y malhumorado que el editor del ISBN: 978-84-938428-0-2 Página 6  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010   
 Planet. Éste arremete contra todos y contra todo, y sobretodo contra Parker. En la película de Raimi quizás haya sido un poco estereotipado, pero en el tebeo también destilaba un excesivo mal humor lleno de cinismo y palabrería. A esta caricaturización del personaje ayuda su bigote “hitleriano”, sus incensantes gritos e insultos al estilo capitán Haddock, su pelo de corte marcial y sus tirantes llamativos, que nos recuerdan en gran medida a un periodista bastante conocido de nuestro país. En la redacción podemos ver otros personajes que en la película pasan más desapercibidos, pero que en las viñetas cobran más relevancia en algunas historietas de las series. Nos referimos a Robbie Robertson, jefe de redacción y amigo de Parker o la secretaria de Jameson, Betty Brant, que fue una de las novias que tuvo Peter en el tebeo y cuya primera aparición fue en la serie en el número 4 de 1963 de Stan Lee y Steve Ditko. Las fotografías de Spiderman que lleva a la redacción las ha realizado el propio personaje, colocando la cámara en autodisparador y sacando instantáneas de sus propias hazañas. Parker- Spiderman de la película trabajan como periodista bastante más que el Kent- Superman del filme. Y es que esta dinámica de que Spiderman se aprovecha de su condición de héroe para ganar dinero será una constante en el tebeo, mientras que en los comics, aunque Kent sí trabaja como periodista, las historias están mucho más volcadas en el rol del superhéroe. De esta manera, Spiderman se convierte en noticia, al igual que le sucedía a Superman. El hombre araña vende y vende mucho, algo que hace que Jameson lo pase a primera plana y lo convierta en protagonista, como se observa en una de las escenas del film. Al principio, la prensa, con diferentes periódicos apareciendo en pantalla, comenta anecdóticamente la aparición de tan variopinto personaje. Pero, según se multiplica su presencia, comienza una gran diferencia entre el tratamiento que otorgan los medios a Superman y a Spiderman. El Daily Bugle, encabeza a todos los diarios atacando constantemente las intrusiones del enmascarado en la vida neoyorquina. Parker intenta defenderse ante Jameson argumentado que Spiderman ayuda y salva la ciudad, mientras que su jefe le asevera que es una amenaza y que mejor que se calle, ya que él hace los titulares y Parker las fotos. Jameson incluso ironiza cuando el fotógrafo le dice que eso es calumnia. ISBN: 978-84-938428-0-2 Página 7  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010
 Peter gana dinero como fotógrafo que perjudica la imagen de su alter ego. Algo contradictorio, que también acontecía en las diferentes series del cómic del personaje. Titulares del Bugle  como “Spiderman aterroriza la  ciudad”, llenan Nueva York de carteles de prensa sensacionalistas pidiendo la detención del héroe. Incluso la televisión se vuelve en contra del propio Spiderman. En un reportaje periodístico, con cámara al hombro y personas entrevistadas mirando a cámara incluidos, se observa como, a pesar de la campaña del Bugle,  mucha gente está a favor del enmascarado, una opinión, la del pueblo, que se ratificará en la lucha final del protagonista contra el Duende Verde. Es más, un policía trata de detener al hombre araña cuando éste va a salvar a unas personas en un incendio. Al final, viendo la situación en la que superhéroe puede ayudar, el agente decide dejarlo ir. Además de las fotografías que realiza Parker sobre sí mismo ataviado con mallas para el periódico, también vemos a Parker cubriendo eventos periodísticos como la fiesta que se da en el Times Square de Nueva York. Como le sucedía a Jimmy Olsen y a Lois Lane, el ser periodista te hace estar al borde del peligro, porque es trabajando como free-lance  en dicha celebración cuando tiene su primer encontronazo con su Némesis, el Duende Verde, cuya primera aparición fue en 1964 y luego fue reconvertido en el Duende Verde en 1966 (Lee-Ditko, 1964, 1966). Algo parecido le sucede al propio Jonah Jameson, cuando el estar poniendo fotografías en su diario sobre Spiderman hace que el villano esmeralda ataque su redacción y lo amenace violentamente exigiéndole información sobre el arácnido. Y es que estar al pie del cañón con las noticias suele traer peligros para los profesionales de la prensa. También es significativo como Jameson, al igual que hizo Lois, bautiza el fenómeno, en este caso del Duende Verde, mandando incluso a registrar el nombre, para recibir dinero cada vez que alguien nombre al villano por ese apelativo. El papel de la prensa al margen de los personajes ya citados, tienen gran relevancia en Norman Osborn, alias el Duende Verde. Osborn se entera constantemente de las noticias importantes que van afectando a sus planes: que el gobierno va a quitarle a su empresa unos contratos científicos o la muerte de los miembros del consejo de su compañía provocada por él mismo. ISBN: 978-84-938428-0-2 Página 8  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010
 También el propio Parker se sirve de la prensa para buscar anuncios donde ganar dinero antes de convertirse en Spiderman, lo que le llevará a su primera y única incursión en la lucha libre. Otros elementos del periodismo que ratifican el papel primordial de la prensa en este filme lo hallamos en escenas anecdóticas: la cantidad de periódicos que aparecen al margen del Bugle; el quiosco de prensa anunciando noticias al héroe; el vendedor de prensa tirando el diario a cada casa, como sucede en las zonas residenciales norteamericanas o el camión repartidor de prensa a los puntos de venta.  Periodistas ¿versus? Superhéroes. Una simbiosis más allá de la conveniencia  Observando el rol periodístico de ambos héroes, hemos comprobado como Superman estaba mucho más volcado en su profesión de superhéroe que en su propia tarea como reportero. Superman nace como Kal- El y cuando llega a la Tierra se disfraza de Clark Kent, para pasar desapercibido el tiempo en el que no está ejerciendo de Superman. Como decía David Carradine en el monólogo final de Kill Bill vol. 2,  Superman no se hace, Superman nace. Esta particularidad del héroe tiene su origen desde los comienzos del tebeo. En las primeras décadas de la DC se explotó la figura del vigilante dejando en un mero papel secundario a su alter ego. Los problemas del falso humano Kent no tienen importancia, Superman es el personaje principal. En los años 60, en plena crisis para DC, en cuanto a tramas y contenidos, aparece la figura de Stan Lee en la casa de la competencia, Marvel Comics (Frattini-Palmer, 1999: 23- 26,64,65,174,175,178,179,182,183; Bendis, 2004). 6  Stan Lee renueva el                                                  6 DC y Marvel son las compañías más emblemáticas de la industria del cómic norteamericano. Ambas han centrado casi toda su producción en la creación de famosos superhéroes, tales como Superman  en el caso de la DC, o Spiderman en el de Marvel. Ésta última surgió de la editora Atlas Comics (antes Timely), que era dirigida por el conocido guionista Stan Lee, el cual creó un universo fantástico de superhéroes con la ayuda de dibujantes como John Romita, John Buscema, Jack Kirby o Steve Ditko. Son multitud los personajes creados por la Marvel, entre los que podemos destacar el citado Hombre Araña,  La Patrulla X, El Increíble Hulk,  etc. Por otro lado, la DC se creó en torno a la editorial Dectetive Comics , propietaria de la compañía National Allied Publishing. Su personaje estrella, Superman , creado por Jerry Siegel y Joe Schuster, tuvo su primera aparición en la colecció n Action Comics en 1938. Después surgieron otros héroes como Batman  creado por Bob Kane y Bill Finger en 1939 para el número 27 de ISBN: 978-84-938428-0-2 Página 9  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010
 estilo de contar las historias de superhéroes, centrándose en los problemas cotidianos que rodean a cada una de las figuras humanas que encarnan estos héroes. Lee se centra en la persona para luego configurar al enmascarado, planteando esta faceta como otra más de la vida del personaje. Esto sucede desde el comienzo con las aventuras de Spiderman, donde el protagonismo de Parker es bastante relevante puesto que se nos pone al día en cuanto a problemas del chico: las novias, la falta de dinero, su trabajo como fotógrafo, los estudios, problemas éticos acerca de su responsabilidad, etc. Incluso Stan Lee crea una serie especial de comics donde el protagonismo del superhéroe es meramente secundario. 7 Esta vuelta de tuerca al superhéroe, que en los 60 ya sufría importantes síntomas de agotamiento narrativo, conectó muy bien con la juventud del momento encumbrando a la Marvel y a su prolífico guionista Stan Lee, convirtiéndose este recurso en uno de los sellos narrativos de la editorial neoyorquina. Esta impronta fue calando muy poco a poco en la rival de la DC, pero no será hasta la década de los 80 cuando se revitalice la figura de Superman a manos de John Byrne. El Superman del tebeo, aún a pesar del éxito de la película en 1978, estaba bastante agotado para renovarlo. Este autor se centró principalmente en el personaje de Clark Kent dándole relevancia argumental y mostrando un Kent más cercano y humano. Las series que seguirán al Superman de Byrne como la de Mark Wolfman y Jerry Ordway, continuarán por esta línea argumental, que reactivarán al héroe volviendo a conectar con su público (Wolfman-Ordway, 1987) . En lo referente a las películas queda claro porque Parker tiene más protagonismo que Kent en su ámbito personal y laboral. Esta idea estaba ya
                                                                                                                                               Detective Comics . En la actualidad, ambas firmas poseen un extenso universo de colecciones con multitud de personajes. Marvel y DC han seguido aprovechando el filón de los superhéroes reinventándolos en contadas ocasiones. En los años 60 DC había agotado muchas de sus fórmulas narrativas y apenas conectaba con la juventud del momento. Es cuando surge en 1961 Los Cuatro Fantásticos , donde Stan Lee introducía tramas personales en torno a la figura de los héroes dotándolos de mayor realismo. Siguiendo esta misma corriente, Lee configura junto a Steve Ditko Spiderman en el número 15 del Amazing Fantasy en 1962, mostrando a un héroe adolescente con los problemas cotidianos de cualquier joven. Este salto narrativo supuso uno de los cambios más importantes en la historia del superhéroes como personaje. 7 La serie en cuestión nace en 1976 con el título de Peter Parker, The spectacular Spiderman, y llega hasta 1998 pasando por sus guiones y dibujos autores como Gerry Conway, Archie Goodwin, Frank Miller, Sal Buscema, Bill Mantlo, entre otros muchos. ISBN: 978-84-938428-0-2 Página 10  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010
 intrínseca en las series originales. Y recordemos que Richard Donner no pudo influenciarse del Superman más contemporáneo puesto que el filme se estrena en 1978. Incluso en la obra de Sam Raimi, Tía May aconseja a Peter que tiene que tomarse un respiro en cuanto al trabajo y los estudios puesto que “él no es Superman”. Diálogo significativo que viene a ratificar esta reflexión. De igual forma, los problemas personales de Parker están presentes en el filme: su mala relación con Jameson; sus trabajos periodísticos; su tira y afloja con Mary Jane; su amistad con Harry Osborn; sus estudios, etc. Sin embargo, apenas sabemos nada de la vida personal de Clark Kent del filme. Sin embargo, resulta llamativo que la figura del periodista Superman  está bastante obviada y en cambio el personaje de Lois Lane, refleja de una forma bastante clara el rol del reportero. Margot Kidder interpreta a una mujer independiente muy alejada de la Lois del tebeo. Su caracterización estuvo muy presente en la mujer activa y comprometida que podemos leer en el  Supeman de Byrne o los sucesivos de Ordway y Wolfman. La Lois del filme está plenamente volcada en su trabajo, algo que le hace perseguir siempre grandes noticias y estar en riesgo, como pudimos contemplar en la escena final de la presa junto al fotógrafo Jimmy Olsen. Ya vimos como también a Parker y al propio Jameson su trabajo periodístico les traía graves problemas. Como hemos podido atisbar, a Pete lo vemos trabajar como periodista más que a Kent. Aunque quizás en Spiderman el periodismo se vuelque sólo en Parker y en Jameson, mientras que en Superman,  el film, se mostraba muy bien la figura de la mujer periodista en Lane, Olsen como fotógrafo al estilo Parker, White como Jameson y se nos ofrecía una visión más panorámica del ambiente de redacción periodística. La profesión de periodista ocupa bastante el tiempo en la vida de los personajes tanto en los filmes como en muchas de sus viñetas. Podemos recordar las palabras de Tía May acerca del trabajo que tiene Parker o el diálogo que sale de los labios de Lois Lane acerca de la imposibilidad de compaginar su vida laboral con su parcela familiar. La profesión de reportero lleva a estar al pie del cañón las 24 horas del día. Si a esto sumamos, el mal humor de los jefes y su sentido dictatorial contra el eslabón más débil de la ISBN: 978-84-938428-0-2 Página 11