Periodismo ciudadano

Periodismo ciudadano

-

Documents
185 pages
Lire
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres

Description

Periodismo ciudadano. Evolución positiva de la comunicación. Fundación Telefónica. Cuaderno. 31. Medios tradicionales, redes sociales, reporteros, nuevos ...

Sujets

Informations

Publié par
Nombre de visites sur la page 272
Langue Español

Informations légales : prix de location à la page  €. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Signaler un problème
Medios tradicionales, redes sociales, reporteros, nuevos medios, blogue-ros, periodismo ciudadano, prensa en papel, contenido generado por el usuario, medios ciudadanos... Todo está cambiando en la era digital: la industria musical, la cinematográ-fica, la manera de informar e infor-marnos y, cómo no, los medios de comunicación. Conocer y saber qué está cambiando en este nuevo eco-sistema mediático es imprescindi-ble para innovar y afrontar esos re-tos con ciertas garantías. En este libro nos adentramos en el periodismo ciudadano, en la partici-pación de los usuarios como gene-radores de información, convertidos ahora en creadores de sus propios medios(ciudadanos). La antigua au-diencia pasiva ahora es activa: los usuarios se pueden informar unos a otros, tanto a nivel global como en los ámbitos más locales, haciendo un uso intensivo de las herramien-tas tecnológicas que tienen a su alcance, a través del gran canal de distribución que es Internet. Esta es una de las razones por las que los ciudadanos, implicados en tareas informativas (periodistas ciu-dadanos), se han convertido en el quinto poder, en los vigilantes del cuarto poder.
Fundación Telefónica
Periodismo ciudadano Evolución positiva de FundaciólnaTelefcóniocamunicación Oscar Espiritusanto Paula Gonzalo Rodríguez
Periodismo ciudadano
Cuaderno
31
Fundación Telefónica
PERIODISMO CIUDADANO EVOLUCIÓN POSITIVA DE LA COMUNICACIÓN
COLECCIÓN Fundación Telefónica
Dedicado a todos los blogueros, periodistas ciudadanos, reporteros, periodistas… que se juegan la vida tratando de informar y mostrarnos cada día lo que sucede en el mundo, luchando así por la libertad de expresión en cualquiera de sus formas.
Equipo de periodismociudadano.com
PERIODISMO CIUDADANO EVOLUCIÓN POSITIVA DE LA COMUNICACIÓN
Un libro de:
Periodismociudadano.com
Prólogo: Howard Rheingold
Autores y coordinadores: Óscar Espiritusanto Nicolás
Paula Gonzalo Rodríguez
Autor y traductor:
Antonio Fumero Reverón
Autores: Jacinto Lajas Portillo
Paloma Llaneza Estudio: Mari Luz Congosto
Colaboraciones - Experiencias. Por orden de aparición en el libro:
Solana Larsen, Yvette J. Alberdingk Thijm, Guillermo Bustamante Pavez, Jonathan Tepper, Daniel Seseña Blasco, Juan José Ramírez, Mario Boada Campos, Cristián Villarroel Encina, Macarena Sarmiento, Brenda Burrell, David Cohn, Jorge Domínguez Larraín, Álvaro Ramírez Ospina, Anahi Ayala Iacucci, Rachel Sterne, Yoani Sánchez, Pau Llop, Eduardo García Rojas, Tomás Flores, Carlos Padilla, Alfredo Olivera.
COLECCIÓN Fundación Telefónica
Esta obra ha sido editada por Ariel y Fundación Telefónica, en colaboración con Editorial Planeta, que no comparten necesariamente los contenidos expresados en ella. Dichos contenidos son responsabilidad exclusiva de sus autores.
© Fundación Telefónica, 2011 Gran Vía, 28 28013 Madrid (España)
© Editorial Ariel, S.A., 2011 Avda. Diagonal, 662-664 08034 Barcelona (España)
© de los textos: Fundación Telefónica © de la ilustración de cubierta: Oscar Espiritusanto: periodismociudadano.com. Licencia CC
El presente monográfico se publica bajo una licencia Creative Commons del tipo: Reconocimiento - Compartir Igual
Coordinación editorial de Fundación Telefónica: Rosa María Sáinz Peña Primera edición: septiembre 2011
ISBN: 978-84-08-10416-2 Depósito legal: X. xxxx-2011 Impresión y encuadernación: xxxxxxx
Impreso en España – Printed in Spain
El papel utilizado para la impresión de este libro es cien por cien libre de cloro y está calificadocomopapel ecológico.
PRÓLOGO
Periodismo ciudadano: ¿Por qué las democracias deberían depender de él?, y ¿por qué el periodismo digital no es suficiente?
por Howard Rheingold
Los medios digitales, en las manos de miles de mi-llones de personas, están cambiando las institu-ciones y la práctica profesional del periodismo y, por lo tanto, también la propia naturaleza de la democracia. Los ciudadanos no solo están cam-biando el periodismo. El periodismo define y rede-fine lo que significa ser un ciudadano. La demo-cracia no solo es elegir a quienes ejercen el poder. La democracia requiere asimismo que los ciuda-danos estén bien informados sobre las activida-des del Estado, que sean suficientemente libres para expresar y debatir sus opiniones y que hayan sido educados a fin de decidir por sí mismos. En lo que a esto se refiere, el periodismo es esencial en relación al concepto de «ciudadano», que yo defi-no como una persona libre, que no es propiedad de un monarca, sino parte de un público que in-fluye sobre la política. Sin saber lo que están real-mente haciendo aquellos que ejercen el poder, la ciudadanía no puede elegir libremente a sus líde-res; y sin los medios para trasladar la opinión pú-blica a quienes están en el poder, la ciudadanía no puede influir en la política. Como intermedia-rio entre el ciudadano y el Estado, el periodismo no solo precede a las democracias constituciona-les, sino que las hace posibles.
Los medios digitales y las redes no están trans-formando directamente el periodismo, pero hacen que esa transformación sea posible concediendo nuevos poderes –para lo bueno y para lo malo– a grupos enteros de personas. Hemos visto este tipo de transformación indirecta antes en la Historia: la aparición de los medios impresos de comunica-ción de masas en el sigloXVno creó la democracia, pero la invención de los tipos móviles permitió la aparición de la opinión pública; y la opinión públi-ca se deshizo de los monarcas creando las consti-tuciones. De modo similar, pero a mucha mayor escala hoy, el crecimiento explosivo de los medios digitales y las redes sociales está permitiendo que la gente transforme las herramientas, las institu-ciones y la forma de hacer periodismo. Con cin-co mil millones de teléfonos móviles (centenares de millones de ellos equipados con cámaras) y dos mil millones de cuentas de Internet, un porcentaje significativo de la raza humana dispone de una ro-tativa, una estación de radio, un organizador polí-tico y un mercado en su ordenador de sobremesa y en su bolsillo. Ahora mismo, no está en absoluto claro si las instituciones en que se apoya el verda-dero periodismo van a sobrevivir o cómo lo van a conseguir. Pero no hay duda de que los ciudadanos están actuando, ya no como reporteros, sino como periodistas. La emisión de vídeo en directo desde millones de (teléfonos) móviles inteligentes (smartphones) no es un sueño de ciencia ficción sino una reali-dad. La primera imagen borrosa, enviada directa-
VII
PERIODISMO CIUDADANO. EVOLUCIÓN POSITIVA DE LA COMUNICACIÓN
mente desde la escena de los ataques terroristas de 2005 en el metro de Londres fue solo el comien-zo. La imagen mucho más nítida del increíble ate-rrizaje de un 747 en el río Hudson, enviada directa-mente a Twitter, fue otro hito, como también lo fue el descorazonador vídeo de la muerte de Neda Agha Soltan en las protestas que se produjeron durante las elecciones en Irán, en 2009. Los blo-gueros estadounidenses de izquierdas que inves-tigaron la historia de las declaraciones racistas del senador Trent Lott y los blogueros de derechas que filtraron a la CBS los documentos sobre el historial de George W. Bush en la guerra de Vietnam eran periodistas ciudadanos. Wikileaks, las llamadas de teléfono realizadas desde el avión de United Airli-nes que fue secuestrado durante los ataques te-rroristas del 11 de septiembre, el uso de mensajes SMS para monitorizar el fraude electoral en Kenia, los informes que llegaban vía Twitter durante las primeras horas de los ataques terroristas en Bom-bay… la lista podría extenderse varias páginas. Existen considerables peligros, así como opor-tunidades en la naciente era del periodismo ciu-dadano. Los periodistas no son solo reporteros que tuitean desde una manifestación o publican fotos de sucesos o eventos potencialmente noti-ciosos. Los periodistas trabajan fundamental-mente para verificar la información y las pistas que reciben de los ciudadanos. Muchos de los tuits que llegaron desde Teherán y Bombay resul-taron no ser ciertos. No hay garantía de que la in-formación que llega de primera mano sobre una noticia sea cierta. La verificación de la informa-ción recibida se ha convertido en una labor inclu-so más importante que la fuente de la noticia,
VIII
puesto que ahora esa fuente puede ser cualquier ciudadano desconocido, en lugar de un famoso periodista. Tratar de separar la información fiable de la poco fiable o inexacta es quizás la labor más importante de un periodista, pero está muy lejos de ser su única actividad. Los periodistas tratan de averiguar si hay más de un punto de vista sobre un asunto concreto y buscan a personas reputa-das que les ofrezcan diferentes versiones o di-mensiones de una historia. Los periodistas con-textualizan los sucesos explicando su trasfondo histórico y cultural. Los periodistas convierten los hechos en historias que ayudan a la gente a em-patizar con las noticias. Aunque las instituciones sobre las que se apoyan las personas que realizan esa labor están cambiando, la necesidad de verifi-cación, contextualización y la narrativa de esas historias no van a desaparecer; de hecho, esta ne-cesidad es incluso mayor. Los periodistas tradicionales tienen que apren-der a cómo construir y afinar redes de informado-res, gestionar comunidades de ciudadanos, repor-teros y comentaristas, utilizando los medios sociales y tecnológicos para comprobar la veraci-dad de las historias. Los periodistas ciudadanos necesitan, además, entender la importancia de la verificación, de la disponibilidad de múltiples pers-pectivas de la misma historia y de la capacidad para contar esa historia. El desafío no consiste solo en mantenerse al día con las tecnologías. El desa-fío, para los profesionales y los aficionados,consis-te en entender la importancia de la búsqueda de la verdad a la hora de informar acerca de una noti-cia y el papel fundamental del periodismo en la democracia.
Howard Rheingold Crítico, ensayista, escritor, profesor de la Universidad de Stanford (Cali-fornia, Estados Unidos) y autor, entre otros libros, deSmart Mobs: The Next Social Revolution(rheingold.com).
ÍNDICE
Prólogo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . VII  Periodismo ciudadano: ¿Por qué las democracias deberían depender de él?, y ¿por qué el periodismo digital no es suficiente,por Howard Rheingold
Introducción. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Periodismo ciudadano: Una invitación a la colaboración,por el equipo de periodismociudadano.com
1. Orígenes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .por Óscar Espiritusanto
2. Defi niendo el fenómeno. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .11 por Óscar Espiritusanto
3.
Los usuarios: Tipología de la participación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .15 por Óscar Espiritusanto
4. El valor de la participación y el periodismo ciudadano. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .19 por Óscar Espiritusanto y Paula Gonzalo
5.
6.
Hitos del periodismo ciudadano: del tsunami de Indonesia a las revueltas en Túnez. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .29 por Paula Gonzalo
Experiencias de periodismo ciudadano y participación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .51
Periodismo ciudadano: Solidaridad Global Voices,por Solana Larsen Wittness,por Yvette J. Alberdingk Thijm
Periodismo ciudadano: Educación y alfabetización Jóvenes Reporteros,por Guillermo Bustamante Pavez
Periodismo ciudadano: Gráfico Demotix,por Jonathan Tepper
1
3
IX
PERIODISMO CIUDADANO. EVOLUCIÓN POSITIVA DE LA COMUNICACIÓN
7.
8.
Periodismo ciudadano. Medios tradicionales Cámara Abierta 2.0 (España),por Dani SeseñaSoy Periodista (Colombia),por Juan José Ramírez T.TVN Online (Chile),por Mario Boada Campos, Cristián Villarroel Encina y Macarena Sarmiento
Periodismo ciudadano: Móvil (celulares) Freedom Fone,por Brenda Burrell
Periodismo ciudadano: Investigación Spot.us,por David Cohn
Periodismo ciudadano: Hiperlocal Red de Diarios Ciudadanos de Chile,por Jorge Domínguez LarraínHiperBarrio Colombia,por Álvaro Ramírez OspinaPeriodismo ciudadano: Plataforma democrática de noticias Groundreport,por Rachel Sterne
Periodismo ciudadano: Geolocalización Ushahidi,por Anahi Ayala Iacucci
Periodismo ciudadano: Ciberactivismo Generación Y,por Yoani Sánchez
Periodismo ciudadano: España Bottup,por Pau LlopLo que pasa en Tenerife,por Eduardo García Rojas, Tomás Flores y Carlos Padilla
«Empoderamiento» informativo: Salud mental y comunicación Radio La Colifata,por Alfredo Olivera
Introducción, ¿puede ser un negocio el periodismo?, ¿y la ciudadanía?. . . . . .119 por Antonio Fumero
Aspectos legales. Periodismo, ciudadanos y la ley. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .141 por Paloma Llaneza
9. Creando un medio ciudadano en la web. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .147 por Jacinto Lajas
10. Visualización del fenómeno. Wikileaks en Twitter. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .161
X