Construcción Vs. Desarrollo: la Raíz de Nuestros Malentendidos Sobre el Principio de la Vida. (Construction Vs. Development: the Source of Our Misunderstandings Concerning the Beginning of Life)

-

Español
14 pages
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

Resumen
Este ensayo argumenta que el fracaso de nuestros debates públicos sobre el aborto y la investigación destructora de embriones se debe, en gran parte, no a distintas valoraciones de la vida humana individual sino a distintas concepciones e intuiciones acerca del proceso de gestación. Un grupo lo trata como un proceso de construcción y el otro como un proceso de desarrollo. Se muestra que estos dos incompatibles modelos de reproducción explican las distintas posturas que por lo general se encuentran en los debates sobre la vida. Por último, se examinan las ventajas históricas, teóricas, e intuitivas de cada modelo.
Abstract
This essay argues that the failure of our public debates over abortion and embryodestructive research is due, to a large extent, not to different valuations of individual human life but to different conceptions and intuitions concerning the process of gestation, one group treating the process as construction and another treating it as development. These two incompatible models of reproduction are shown to explain the various positions commonly encountered in these life-related debates. Finally, the historical, theoretical, and intuitive strengths of each model are examined.

Sujets

Informations

Publié par
Publié le 01 janvier 2008
Nombre de lectures 7
Langue Español
Signaler un problème

CONSTRUCCIÓN VS. DESARROLLO:
LA RAÍZ DE NUESTROS MALENTENDIDOS
1SOBRE EL PRINCIPIO DE LA VIDA
CONSTRUCTION VS. DEVELOPMENT:
THE SOURCE OF OUR MISUNDERSTANDINGS
CONCERNING THE BEGINNING OF LIFE
Richard Stith
Valparaiso University School of Law
656 South Greenwich
Valparaiso, Indiana 46383-4945, U.S.A.
tel.: 219-465-7871, fax: 219-465-7872
richard.stith@valpo.edu
Resumen
Este ensayo argumenta que el fracaso de nuestros debates públicos sobre el aborto
y la investigación destructora de embriones se debe, en gran parte, no a distintas va-
loraciones de la vida humana individual sino a distintas concepciones e intuiciones
acerca del proceso de gestación. Un grupo lo trata como un proceso de construcción
y el otro como un proceso de desarrollo. Se muestra que estos dos incompatibles
modelos de reproducción explican las distintas posturas que por lo general se en-
cuentran en los debates sobre la vida. Por último, se examinan las ventajas históricas,
teóricas, e intuitivas de cada modelo.
Palabras clave: construcción, desarrollo, aborto, embrión.
1 El autor agradece el apoyo institucional del Departamento de Filosofía del Derecho, Moral, y
Política de la Universidad de Valencia durante el otoño de 2007 y los consejos filosóficos y lingüísticos de
Jesús Ballesteros y Carolina Pereira. El argumento, sin embargo, es sólo del autor. Este ensayo desarrolla
las implicaciones de una de las tesis que se expusieron en Stith, R., «La vida considerada como cosa: un
error norteamericano fundamental», Cuadernos de Bioética 56, (2005), 23-42.
Cuad. Bioét. XIX, XIX, XIX, 200820082008/3ª/3ª 511Richard Stith
Abstract
This essay argues that the failure of our public debates over abortion and embryo-
destructive research is due, to a large extent, not to different valuations of individual
human life but to different conceptions and intuitions concerning the process of
gestation, one group treating the process as construction and another treating it as
development. These two incompatible models of reproduction are shown to explain
the various positions commonly encountered in these life-related debates. Finally, the
historical, theoretical, and intuitive strengths of each model are examined.
Key words: construction, development, abortion, embryo.
1. Introducción algo del punto de vista de los que no
están de acuerdo con nosotros. ¿Cómo
Si nos distanciamos del contenido de es que aquí los dos bandos se consideran
los argumentos a favor y en contra del mutuamente absurdos? Y ¿puede la razón
aborto y de la destrucción de embriones jugar algún papel como árbitro entre los
con fines científicos, podemos ver un dos? Esta es la perplejidad que inspira
aspecto interesante en su forma retórica. este ensayo.
Casi todos los argumentos, o por lo menos La solución que se propone es esta:
la gran mayoría, defi enden su fi delidad Cada bando se fundamenta en un distinto
a un mismo principio, el de la dignidad modelo de gestación, hasta el punto de
humana. Sin embargo, en ambos debates, que no se le ocurre que el otro bando no
pero sobre todo en este último sobre los comparta su visión fundamental. Y una
embriones, cada lado del debate piensa vez aceptado, cada modelo genera su
no sólo que tiene razón, sino que su con- posición en pro o en contra con una lógica
clusión es obvia, mientras que la posición casi absoluta e inevitable. De ahí su ex-
del otro lado no sólo no convence sino cesiva auto-confi anza. Por lo tanto, para
que carece de todo sentido. El bando que lograr un diálogo verdadero, es necesario
defi ende la investigación con embriones descubrir y discutir estos fundamentos.
(llamémoslo «los defensores») dice que es De entrada, nos encontramos con un
ridículo afi rmar que una pequeña entidad problema metodológico: no podemos
sin cerebro es un ser humano como noso- investigar directamente las mentes de
tros, mientras que el bando que rechaza los participantes en los debates. Y por lo
esta conducta (digamos «los oponentes») general no van a hablar (ni siquiera a ser
afi rma que es innegable que somos hoy el conscientes) de presupuestos que les pare-
mismo ser que éramos como embriones. cen totalmente obvios. Así es que tenemos
No es normal esta total incompren- que contentarnos con algunas citas, sí,
sión. Por lo general, podemos entender pero sobre todo con el poder explicativo
512 Cuad. Bioét. XIX, 2008/3ªConstrucción vs. Desarrollo: la raíz de nuestros malentendidos sobre el principio de la vida
de los dos modelos. La prueba de que en Otros esperarían hasta que tuviera una
el fondo del pensamiento de cada lado se cierta capacidad para moverse — hasta
encuentra uno de los distintos modelos que tuviera motor, quizás (analogía con
de la gestación será que dichos el antiguo supuesto de «animación» del
nos permitirán pronosticar exactamente feto a unos meses). O incluso hasta que
la suerte de posiciones que en la realidad pudiese funcionar, o estuviese ya termi-
haya tomado cada lado del debate. nado sobre la carretera. (Analogía con
la viabilidad o el nacimiento, aunque en
2. El modelo de construcción realidad el recién nacido no es ni comple-
to ni viable por sí solo.) Y puede haber
En diciembre de 2005, en una columna otras opiniones distintas.
en el New York Times, el sociólogo Dalton Aunque serían diversos los juicios
Conley afi rmó que «la mayoría de los sobre cuándo empieza a existir un coche,
americanos … considera al feto como cabe señalar unos puntos en que estaría-
un individuo en construcción» («under mos todos de acuerdo. Primero, que no
2construction» en inglés) . Pensemos, pues, hay una única respuesta verdadera. Todo
en algo que es claramente construido, dependería del concepto de coche que
fabricado, armado, montado, juntado, tiene cada individuo, y de lo exigente que
formado —en fin, hecho por alguien. sea para considerar que lo fabricado se
Pensemos en un ensayo que se escribe a aproxima a su concepto. Bueno, ésta es la
mano sobre hojas de papel, por ejemplo. posición sobre el inicio de la vida humana
O, mejor, pensemos primero en algo aun que encontramos comúnmente entre la
más claramente construido, un coche gente que apoya la libre decisión sobre
que se monta en una cadena en una el aborto. Segundo, estaríamos todos de
fábrica de automóviles. ¿En qué punto acuerdo en que el coche tarda en aparecer;
del proceso aparece por primera vez el no está allí inmediatamente. Si alguien
automóvil? ¿Cuándo diríamos «ya hay dijera que el coche existe desde el primer
un coche allí»? momento del proceso de construcción,
Probablemente, algunas personas di- cuando, digamos, se unen por primera
rían que hay un coche cuando tiene pinta vez dos pedazos de metal, pensaríamos
de serlo; es decir, juzgarían sin más por que está loco, que dice algo totalmente
su aspecto exterior (tenemos aquí la ana- absurdo.
logía con el feto de unas diez semanas). Pues esto es exactamente lo que piensa
mucha gente cuando los oponentes a la
investigación destructora del embrión 2 Dalton Conley, «A Man’s Right to Choose,»
The New York Times, sección «op-ed», (December 1, dicen que este ya es un ser humano como
2005). El doctor Conley es Profesor Universitario de nosotros. Escuchemos lo que dice Michael
Ciencias Sociales y Catedrático de Sociología en la
Kinsley en un artículo publicado en 2006 New York University. Su ensayo no hace ninguna
en el Washington Post sobre los embriones distinción entre «individuo», «persona», y «ser
humano». que algunos científi cos querían destruir en
Cuad. Bioét. XIX, XIX, XIX, 200820082008/3ª/3ª 513Richard Stith
sus investigaciones: «No puedo compartir, Más: hay un cierto acuerdo entre mu-
ni aun comprender, la convicción de que chos legisladores en permitir el aborto
un punto microscópico —sin más concien- libre solamente hasta el tercer mes de la
cia que una piedra, más primitivo que un gestación. ¿Cómo explicar este acuerdo?
gusano— tiene los mismos derechos que ¿Qué pasa alrededor del tercer mes del
3tiene el lector de este artículo» . embarazo? El feto manifi esta a la vista,
Se puede detectar una profunda ver- por primera vez, la forma completa del
dad refl ejada en esta crítica del señor cuerpo humano, aunque todavía muy
Kinsley. Nada puede ser algo hasta que inmaduro y pequeño. Después del ter-
tenga la forma o naturaleza de ese algo. cer mes, el feto no parece adquirir nada
Y ciertamente la forma de una cosa que nuevo; su cuerpo solamente madura y
está en construcción no está presente en crece. Bueno, la idea de montaje explica
la cosa al principio del proceso. Una cosa bien la adición de miembros u órganos;
construida no tiene su forma al comienzo por eso parece apta para entender las
de la construcción porque esta forma se primeras etapas embriónicas. Pero es
impondrá desde fuera por las personas más difícil entender la maduración o el
que la construyen. La forma no está en crecimiento como procesos de montaje.
una cosa construida hasta que la construc- En este punto del embarazo, por lo tanto,
ción esté esencialmente completa —lo que la fase de construcción puede fácilmente
puede requerir un juicio bastante vago y parecer haber terminado. El modelo de
variable, como hemos visto en nuestro construcción nos explica muy bien cómo
sondeo sobre el coche. muchos pueden pensar que el ser huma-
La analogía a la cadena de montaje no comienza a existir alrededor del tercer
puede explicar bien la posición de las mes de la gestación.
personas que piensan que el aborto al El modelo de construcción nos ayuda
principio del embarazo no es asesinato a entender otro aspecto de los debates
pero más tarde sí lo es. Por ejemplo, to- sobre la vida: Cuando Dalton Conley
dos los que dan importancia normativa escribió que el feto era «un individuo en
al latido del corazón, o a la presencia de construcción», no quería restar todo valor
4las manos —o a la manifestación de cual- al feto . Al contrario, quería reconocerle
quier otra parte del feto— están (quizás un valor, precisamente como una impor-
inconscientemente) apelando al modelo tante obra en proceso. Su valor, según él,
de construcción. Están diciendo que sólo no es tan grande como el valor que tiene
después de que llegue un cierto punto en un ser humano acabado, pero tampoco
que el feto ya está construido, en que ya
tiene fabricada la forma esencial de un ser 4 Conley escribió «most Americans...do
not think that a fetus is the same as a person, but humano vivo, hay que protegerlo.
neither do they think of it as part and parcel of a
woman’s body like her appendix, her kidney, or
3 Michael Kinsley, «False Dilemma on Stem a tumor. They see a fetus as an individual under
Cells,» The Washington Post (July 7, 2006), A17. construction.» Op. cit.
514 Cuad. Bioét. XIX, 2008/3ªConstrucción vs. Desarrollo: la raíz de nuestros malentendidos sobre el principio de la vida
es ninguno. El aborto no es un asesinato, trucción depende de la forma todavía en
pero sí algo que debemos intentar evitar, las manos creadoras del constructor. Si él
y más a medida que el feto avanza hacia dejara de construirla, perdería inmedia-
su perfección. Aquí oímos la voz de las tamente su valor como ese tipo de cosa
muchas personas que tienen posturas «en proceso». Si la fábrica de automóviles
intermedias, ni totalmente a favor del de repente se cerrara, lo que quedara en
aborto ni totalmente en contra. la cadena se convertiría de ser «Corvet-
El modelo de construcción explica la te-en-proceso» a ser meros desperdicios
existencia de esta postura intermedia en de metal, disponibles para cualquier uso
el debate. Por ejemplo, si el coche fuera alternativo. Si nuestra colega cambiara de
de un tipo muy apreciado por algunas idea y echara su borrador a la basura, el
personas (como es un ser humano), di- reverso de una hoja de su trabajo se vol-
gamos un Corvette, podemos imaginar vería muy apto para una lista de compras.
que a sus afi cionados les parecería muy Del mismo modo, si un embrión no está
mal destruir aun un Corvette-en-pro- en el útero, ni va a estar, pierde el valor
ceso, durante la cadena de producción. de ser un individuo en construcción.
Además, si el autor de la construcción Es decir, el modelo de construcción
es alguien a quien respetamos, no que- nos permite discernir cómo es que al-
rremos destruir su obra aunque esté muy gunos se oponen al aborto, aun en los
incompleta. Si una colega académica ha comienzos del embarazo, pero no a la
escrito solamente dos folios de un ensayo, destrucción de los embriones que han
pueden no merecer todavía la etiqueta sobrado en los tratamientos IVF, por
de «artículo». Pero estaría mal coger una ejemplo. Pensemos en los senadores
página de su único ejemplar para hacer norteamericanos (como el candidato
una lista de compras. Si pensamos que presidencial John McCain) que insisten
la vida intrauterina está en construcción, en que son «pro-vida» en cuanto a los
es muy posible llegar a una posición en embriones intrauterinos, a pesar de su
contra del aborto temprano, pero no tan apoyo a la destrucción de los embriones
en contra como si ésta se considerara un sobrantes. Hay que pensar que funda-
5ser humano realizado . mentan su oposición al aborto no en el
Antes de que llegue este punto de respeto hacia el embrión en sí, sino sólo
realización, la identidad de (y por tanto en el respeto hacia el embrión que está
el respeto a) la cosa en proceso de cons- en vías de nacer. Respetan el nasciturus
(nombre jurídico para el no nacido que
«está por nacer» en el futuro), pero cuan-5 Ronald Dworkin ha señalado que esta
intuición de no destruir la vida intrauterina puede do el mismo embrión está fuera del útero
basarse en un querer hacer fructíferos los esfuerzos y entonces no es nasciturus, porque no
ya invertidos por los padres y por la naturaleza.
podrá nacer, se convierte en nada más Dworkin, R., Life’s Dominion: An Argument about
que tejidos biológicos aptos para expe-Abortion, Euthanasia, and Individual Freedom, Alfred
A. Knopf, New York, 1993. rimentos potencialmente útiles.
Cuad. Bioét. XIX, XIX, XIX, 200820082008/3ª/3ª 515Richard Stith
3. El modelo de desarrollo ni podía ser nunca, algún tipo de ser dis-
tinto del naranjo. Si alguien pregunta al
Hemos visto cómo, desde la pers- agricultor «¿Qué tienes en la huerta?», la
pectiva del modelo de construcción, las respuesta más natural sería simplemente
posturas de los que defi enden la des- «Tengo naranjos, pero todavía pequeños.»,
trucción de embriones, especialmente y no «Tengo unas plantitas. No sé qué son,
fuera del útero, parecen muy razonables, pero llegarán a ser naranjos un día.»
mientras que la postura de los que quie- Éste es el modelo de desarrollo. Un
ren proteger a todo embrión, aun fuera ser que se desarrolla desde sí mismo no
del vientre materno, carece de razón. tiene que esperar para recibir desde fuera
6Así pues, hemos explicado la mitad de la forma que le da su naturaleza . Esta
lo prometido al principio del ensayo; forma o diseño está dentro del ser desde
hemos explicado cómo el bando de los el principio, guiando su progreso hacia su
defensores no puede encontrar ningún perfección. De modo que su identidad no
sentido en la postura de los oponentes a depende de su apariencia ni de su funcio-
esa destrucción. Queda por examinar la namiento, como sí depende la identidad
perspectiva de este otro bando para ver de las cosas construidas. Y la conclusión
como desde ella no se puede entender las de que algo es naranjo, u otro tipo de ser
posturas de los defensores. que se desarrolla, ni es vaga ni depende
Pensemos en algo que claramente se de opiniones variables, como la de que
desarrolla. Pensemos, por ejemplo, en un un coche exista. Un organismo viviente
naranjo. (Este ensayo se escribe en Valen- no se defi ne según nuestros pensamientos
7cia.) ¿Cuándo diríamos que una planta porque se defi ne a sí mismo .
llega a ser naranjo, que existe un naranjo? Si se construyera un árbol todo esto
¿Cuando brota algo de la tierra y comienza cambiaría. Supongamos que lo que fue
a crecer? (Analogía con el embrión cre- originalmente plantado era un limonero,
ciendo activamente después de la fecun- pero que después fue podado y se le
dación.) ¿Cuando parece ya un arbolito? injertó el tronco de un naranjo (es decir,
(Analogía con el feto de diez semanas.) fue construido por injerto). Ahora dará
¿Cuando cesa de precisar un cuidado naranjas y podrá llamarse naranjo de cierto
especial? (Situación análoga a la viabili- tipo híbrido. Pero nadie diría que es hoy
dad.) ¿Cuando por fi n produce naranjas?
La respuesta más evidente es que 6 El desarrollo desde sí mismo, o a sí mismo,
es nuestro tema. Se puede utilizar la palabra «desa-la pregunta inicial no fue adecuada. La
rrollo» también de una manera (por ejemplo, en las
planta no llega nunca a ser naranjo porque frases «desarrollar un país», o «desarrollar un tema»)
ha sido siempre naranjo. Se desarrolla, sí. que parece mezclar las concepciones de construcción
y desarrollo que figuran en este ensayo. Es verdad que llega a ser árbol, es decir,
7 Sobre los «natural kinds» a los que tienen naranjo adulto o maduro. Pero ser maduro
que conformarse nuestras ideas, véase Kripke, S.,
es sólo una etapa posterior de una misma Naming and Necessity, Harvard Univ. Press, Cam-
bridge, 1980.planta, de un mismo organismo. No era,
516 Cuad. Bioét. XIX, 2008/3ªConstrucción vs. Desarrollo: la raíz de nuestros malentendidos sobre el principio de la vida
el mismo tipo de organismo que fue en su Ahora bien: sin esperar el tiempo
principio. El desarrollo implica continui- requerido, un compañero saca el sobre
dad en el ser, la construcción la quiebra. de la cámara de esta señora y lo abre
La estructura de la palabra «desarro- inmediatamente, destruyendo la foto.
llar» indica esta continuidad de forma y Cuando ella se enfada, él se defi ende di-
de ser. Algo que se des-arrolla ha sido pre- ciendo «Pero, mira, no hice mucho daño.
viamente arrollado. Ha estado allí siempre Todavía era sólo una mancha marrón.
pero ahora se manifi esta, se ve, desplegado Seguro que no te importan las manchas
por primera vez. Otras lenguas utilizan marrones». ¿Sería aceptable esta defensa?
metáforas semejantes, indicando también Por supuesto que no, ni se entendería.
la continuidad. La traducción aceptada de El compañero parecería un chalado y lo
«des-arrollar» en alemán es «ent-wickeln», que dice algo absurdo. Lo cierto es que
que literalmente vendría ser «des-envol- la imagen está en la foto ya desde el mo-
ver». En inglés, se habla de «de-velop», mento de sacarla, aunque precise tiempo
que parece lo contrario de «en-velop» (en- para manifestarse.
volver). En el medio de «develop» parece Pues es así cómo parecen las palabras
haber un velo que se saca para revelar lo del señor Kinsley, citadas más arriba, a
que estaba antes oculto. los que miran al embrión desde el modelo
Es importante que nos acordemos que de gestación como desarrollo. La postura
estamos tratando de modelos o concepcio- de Kinsley, de desprecio a los embriones,
nes, no de palabras. Así como podíamos les parece no simplemente equivocada,
usar no sólo la palabra «construcción» sino absurda, exactamente cómo la posi-
sino también «fabricar» o «montar» para ción de ellos le parecía a él. Para los que
llegar a entender la perspectiva de los de- conciben la gestación como desarrollo,
fensores de la destrucción de embriones, el embrión no es el primer paso hacia el
podemos recurrir a otras palabras para ser humano, es un ser humano dando su
llegar a entender la perspectiva que sirve primer paso. Destruirlo al comienzo de
a los oponentes. Consideremos la palabra su camino, como destruir la foto, no está
«revelar», donde esa idea de sacar un velo mal solamente porque algo maravilloso
está claramente presente en castellano. podía haber resultado de la construcción,
Supongamos que una señora ha sacado sino porque ya contenía algo maravilloso
una foto con su antigua máquina foto- cuando se destruyó. Un experimento letal
gráfi ca Polaroid, con la que cada foto se con embriones, o un aborto, es como la
auto-revela («develops itself») dentro de destrucción de la foto. Intentar justifi carlo
un especie de sobre, después de sacar este hablando de los miembros u órganos que
sobre de la máquina. Supongamos que la aún le faltaban al embrión o al feto, o afi r-
foto es única y valiosa, como consideramos mando que todavía no era viable fuera del
a cada ser humano. (Digamos que es una útero, no parece tener sentido alguno.
foto irrepetible de un jaguar mexicano que Una nota: Ninguna analogía es perfec-
salió de la jungla sólo un segundo.) ta, la analogía de la foto Polaroid tampo-
Cuad. Bioét. XIX, XIX, XIX, 200820082008/3ª/3ª 517Richard Stith
co. Sí podemos hablar de una revelación construcción nunca podrá ser adecuado
fotográfi ca de una forma antes oculta. para entender todo el proceso de madu-
Pero esta forma no es activa en sí, no tiene ración humano. Tenemos que recurrir, y
poder creador, no unifi ca la foto. Esto se de hecho todos recurrimos, al modelo de
ve claramente en el hecho que la foto no desarrollo para entender, por ejemplo, la
tiene poder para mantenerse. Si alguien adolescencia. Nadie piensa que los cam-
le hace un rasguño, no puede repararse, bios corporales están fabricados desde
recuperándose la imagen. Pero no ocurre fuera. Todos pensamos que el cuerpo
así con la vida. Un ser vivo se desarrolla humano los desarrolla por sí mismo. Por
y después tiende a mantenerse. Su forma lo tanto, el adolescente sigue siendo el
no es la de una colección de piezas unidas mismo ser a pesar de los cambios pro-
desde fuera, como la de cualquier cosa fundos que experimenta.
construida, sino algo cuya unidad se
mantiene internamente. Un ser viviente 4. El problema del mejor modelo
resiste activamente su descomposición,
una foto (o un coche) no. Nuestra tarea inicial se ha terminado.
En otras palabras, si se supone que el Hemos mostrado como cada posición en
feto es algo meramente construido, aun- nuestro gran debate sobre la vida puede
que esté esencialmente completo, aun no creer que tiene toda la razón. Pasemos
se lo supone un ser individual —es decir, ahora a una pregunta obvia pero más
un ser unido e indivisible—. Se considera difícil de contestar: ¿Es posible escoger
sólo un conjunto o una colección de partes racionalmente entre los dos modelos?
que alguien ha ensamblado según una ¿Hay razones por las que uno parezca
9idea exterior al feto, que no ha llegado a más conforme a la verdad que el otro? .
ser una unidad que se desarrolla y cuida
a sí misma. Lo que se construye no es
nunca más que un conjunto de partes; lo persona menos capacitada retiene este diseño uni-
ficador hasta el momento en que muera. El modelo que se desarrolla sí lo es.
de construcción puede conducir a un modelo de
Por lo tanto, aunque es posible pen- de-constren el cual el ser humano pierde
sar que algunas etapas del organismo poco a poco sus capacidades hasta llegar a carecer
de lo esencial para que se le considere humano. humano sean construidas, es imposible
Véase Stith, op.cit., 32-40.pensar que todas lo sean. Los seres vivos
9 Hay que acordarse de que nuestro debate es
maduros tienen una forma activa con la entre dos grupos que aceptan la dignidad humana.
Se diferencian solamente en la cuestión de si el ser cual se auto-mantienen en su unidad y
con esta dignidad se construye o se desarrolla. Por 8su identidad . En defi nitiva, el modelo de
lo tanto, cualquier acuerdo a que puedan llegar no
afectará a los grupos (minoritarios, es de pensar)
8 Este contraste es también clave para llegar a que no reconocen la dignidad humana. Por ejemplo,
entender los debates sobre la terminación de la vida un utilitarista consistente no ve ninguna diferencia
madura, sobre la eutanasia. El modelo de desarro- fundamental entre el ser humano y otro animal, ni ve
llo insiste en que la naturaleza (y así la dignidad) tampoco algo intrínsicamente mal en matar a cual-
humana no se pierde antes de la muerte, porque la quiera de los dos, siempre que sea sin causarle dolor.
518 Cuad. Bioét. XIX, 2008/3ªConstrucción vs. Desarrollo: la raíz de nuestros malentendidos sobre el principio de la vida
El modelo de construcción empieza Sin embargo, esta ventaja que tiene
con una gran ventaja histórica. Ha sido el el modelo de construcción no es de gran
modelo dominante, aunque no el único, entidad en el mundo moderno. Hay muy
en la antigüedad y en la edad media, pocos, aun entre la gente más tradicional,
para entender las primeras etapas del que confíen todavía en el conocimiento
10embarazo . Así por ejemplo, aunque re- biológico de Aristóteles o de la Biblia.
chazaba el aborto, Santo Tomás de Aqui- Y, según la biología moderna, el único
no, basándose en la obra de Aristóteles, momento de construcción es la unión
enseñaba que el alma (o ánima) paterna de los gametos (o del núcleo celular con
fabricaba, a través del semen varonil, el el óvulo vaciado en el caso de la clona-
embrión de la inanimada y pasiva sangre ción) en una nueva célula. Después, esta
materna, formándola desde fuera hasta nueva célula se desarrolla activamente
que tuviera fi gura apta para recibir una a sí misma. Hoy en día el modelo de
11alma humana propia . Esta infusión era desarrollo parece ser el más sensato para
el último acto de construcción, ya que toda la gestación. No hay nadie, según
después de tener alma humana propia, los conocimientos actuales, que esté
el feto entraba en el auto-desarrollo y la construyendo el embrión, imponiéndole
13auto-conservación que caracteriza todo su forma desde fuera .
ser viviente, que hemos mencionado an- Los defensores del modelo antiguo
teriormente. Las descripciones bíblicas de podrían responder que el desarrollo no
la vida prenatal son también, en su gran es nada más que un proceso de «auto-
mayoría, descripciones de un proceso de construcción». Pero esta reconcepción no
construcción, ahora por Dios. Job exclama les ayudaría mucho. Aunque la gestación
«¿No me exprimiste como leche y como fuera entendida como auto-construcción,
queso me cuajaste? Vestísteme de piel y el diseño del organismo prenatal estaría
12carne, y con huesos y nervios me tejiste» . dentro de él, jugando un papel activo en
Aquí el semen paterno resulta pasivo y su propia construcción, y dando así una
Dios mismo actúa; el proceso merece, identidad a la totalidad. El modelo de
entonces, un gran respeto religioso. Pero construcción requeriría un dualismo entre
de todas formas, en estos versos, la Biblia el constructor y lo construido, durante el
habla claramente de un proceso de cons- proceso de construcción, para que éste
trucción, no de auto-desarrollo. todavía no se defi niera según la forma
de aquél. Requeriría, en otras palabras,
una separación conceptual y biológica
10 Un estudio excelente de las (a menudo
entre un genotipo activo y un fenotipo constructionistas) ideas de la gestación humana a
pasivo. Pero los dos se encuentran siem-través de la historia es Jones, D.A., The Soul of the
Embryo, Continuum, New York, 2004. pre unidos.
11 Summa Theológica, Ia, Q.118, art. 1 ad 3-4,
art. 2 ad 2.
13 Véase George, R., y Tollefsen, C., Embryo, 12 Libro de Job 10, 10-11. Véase también salmo
Doubleday (Random House), 2008.139 (138), 13-14.
Cuad. Bioét. XIX, XIX, XIX, 200820082008/3ª/3ª 519Richard Stith
Puede parecer mejor argumento, como desde un modelo de desarrollo. Dicho de
defensa del antiguo modelo, dar énfasis a otra manera, si nuestra máquina inteli-
la epigénesis, al hecho de que el desarrollo gente tuviera la capacidad de auto-man-
prenatal no es la manifestación de algo tenimiento o auto-desarrollo, la tentación
preformado, de un pequeño homunculus, de considerarla un ser vivo (aunque sea
como se creía por un tiempo en la tempra- basado en la silicona en lugar del carbo-
14na modernidad . El ser humano, y todo no) sería muy fuerte. La frontera entre la
ser vivo, va formándose en interacción con máquina y la vida es justamente la fron-
su entorno. Por eso, ¿no sería posible decir tera entre la construcción y el desarrollo.
que el entorno construye el ser vivo? La Puede ser que estemos a punto de crear
respuesta es claramente «no». Es verdad máquinas que se desarrollen a sí mismas.
que el desarrollo no sigue normas rígidas Pero entender bien esta frontera nos debe
fi jadas en el momento de la concepción. hacer más sensibles a las imperfecciones
Responde a las oportunidades que hay —y del modelo de construcción.
a las que faltan— en su entorno e incluso Otro ataque sería conceder los mencio-
en su propio cuerpo. Pero el ser viviente nados hechos científi cos pero replicar que
es la parte activa y formadora en cada un futuro desarrollo es sólo una potencia
interacción, y esta capacidad activa está en el presente, como la potencia que tiene
15presente desde su principio . La presencia la madera antes de que el escultor le dé
o ausencia de agua puede infl uir mucho una forma bella. Pero este argumento es
en el desarrollo tanto de una plantita como también un camino sin salida: la madera es
de una perrita. Pero éstas responden de potencia solamente en un sentido pasivo;
maneras muy diferentes. no tiene nada en sí que se revele (como
La llegada de la inteligencia artifi cial se revelaba en la foto). Así que es posible
puede parecer una ayuda para el modelo describir completamente la madera sin
de construcción. Si es posible (por lo mencionar su futura forma escultural, pero
menos en teoría) construir una máquina para describir al embrión completamente
inteligente, ¿no es igualmente posible es necesario no omitir su diseño activo.
pensar que los seres vivos sean meras La aptitud activa del embrión le da ya su
construcciones? La respuesta otra vez es identidad humana, la potencia pasiva de
16«no». Si nuestras construcciones llegaran la madera no le hace ser escultura . En
a vivir, entonces pasarían de ser meras fi n, la escultura es algo hecho, no algo
colecciones de partes a ser unidades que desarrollado por sí mismo.
se auto-conservarían y auto-dirigirían;
16 La bellota, o una semilla cualquiera, en nues-es decir, llegarían a ser entendibles sólo
tra intuición (no hablamos aquí de la ciencia misma)
parece estar en la frontera entre la aptitud activa y la
14 Jones, op.cit., 165-168. potencia pasiva. A diferencia de la madera, la semilla
15 López Moratalla, N., y Martínez-Priego, C., tiene dentro de sí la forma de una cierta especie de
«El embrión humano como individuo: una visión planta, pero esta forma está inerte. Parece precisar
epigenética», La humanidad in vitro, Comares, Gra- una activación desde fuera, por el agua, como el
nada, 2002, 193-224. monstruo ya montado de Frankenstein todavía preci-
520 Cuad. Bioét. XIX, 2008/3ª