//img.uscri.be/pth/54230a1770413068992c27508a6211e403fc18aa
Cet ouvrage fait partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le lire en ligne
En savoir plus

DETERMINACIÓN EN SANGRE Y ORINA DEL CONSUMO RECIENTE NO TERAPÉUTICO DE SUSTANCIAS PSICOTROPAS EN LOS PACIENTES QUE INGRESAN EN LA UNIDAD DE PSIQUIATRÍA DE UN HOSPITAL GENERAL DE VALENCIA(Determining Recent Non-therapeutical Consumption of Psychotropic Substances from Blood and Urine in Patiens Admitted to the Psychiatric unit of a General Hospital in Valencia)

De
11 pages
Resumen
Fundamentos: se viene constatando una tendencia creciente de consumo de sustancias psicoactivas entre los pacientes que son hospitalizados por causa psiquiátrica. En esta investigacion pretendemos establecer la prevalencia y las caractetisticas del consumo reciente no terapéutico de tales sustancias. mediante la detección en sangre y orina de los pacientes psiqmátricos admitidos en el hospital, la influencia de ese consumo en la presentación clínica de los trastornos mentales y recomendar un criterio de indicación de dichas determinaciones.
Método: determinación en orina de cannabinoides, anfetammas, opioides y cocaína. mediante el srstema ADX?? y en sangre mediante el sistema REA??? para la alcoholemia, en las admisiones en la Unidad de Psiquiatría del Hospital General Universitario de Valencia durante los 6 primeros meses del año 1995. Los diagnósticos se han basado en la CIE- 10 en su versión para la investigación, y la influencia del consumo detectado de sustancias en la presentación clínica de los trastornos se ha fijado por mayoría entre tres psiquiatras experimentados.
Resultados: la prevalencia del consumo detectado de sustancias psicotropas es elevada (casi un tercio de las admisiones) y ese consumo influye en la mayor parte de tales admisiones (casi el 89%) agravando la clínica del trastorno mental al ingreso. Las variables asociadas con más frecuencia al consumo detectado son ser varón y ser hospitahzado como consecuencia de una intervención judicial.
Conclusiones: Se sugiere la determinación rutinaria de sustancias susceptibles de abuso en las admisiones psiquiátricas.
Abstract
Background: An increasing trend in the consumption of psychoactive substances has been observed in psychiatric patients who are hospitalised. The aim of this research is to estabhsh the prevalence and the characteristics of the recent and non-therapeutic consumption of these substances, by detecting their presente in the blood and urine of psychiatric patients admitted to hospital. the influente of such consumption on the clinical manifestations of the mental disorders and to recommend criteria for such a phenomenon.
Method: Detection of cannabis, amphetamines, opiates and cocaine, using the ADX?? system. and in blood through the REA?? system for alcohol detection, in patients admitted to the Psychiatric Unit of the General University Hospital in Valencia, during the first six months of 1995. The diagnoses were based on the CIE-10 in rts research version, and the influente of the consumption of xubstances detected in the clinical manifestations of the disorders was determined by the majority decision taken be three experienced psychiatrists.
Results: the prevalence detected in the consumption of psychotropic substances is high (almost one third of those admitted), and consumption played a part in the admission of most of these patients (nearly 89%), aggravating the mental disorder problem when they were admitted. The variables that were most often associated with the consumption detected, where males hospitalised as a result of a brush with the law.
Conclusions: A routine determining of the presente or absence of substances hable to abuse is recommended in patients admitted to psychiatric institutions.
Voir plus Voir moins

DETERMINACIÓN EN SANGRE Y ORINA DEL CONSUMO RECIENTE NO
TERAPÉUTICO DE SUSTANCIAS PSICOTROPAS EN LOS PACIENTES QUE
INGRESAN EN LA UNIDAD DE PSIQUIATRÍA DE UN HOSPITAL GENERAL
DE VALENCIA
José Manuel Bertolín Guillén (l), Juan Pretel Piqueras (l), Antonio Sánchez Hernández (1) y
Isabel Acebal Gómez (2).
(1) Unidad de Psiquiatría. Hospital General Universitario de Valencia.
(2) Servicio de Farmacia. Hospital General de Valencia.
ABSTRACT RESUMEN
Fundamentos: se viene constatando una tendencia cre-
Determining Recent Non-therapeutical ciente de consumo de sustancias psicoactivas entre los pa-
cientes que son hospitalizados por causa psiquiátrica. En esta Consumption of Psychotropic
investigacion pretendemos establecer la prevalencia y las ca- Substances from Blood and Urine in
ractetisticas del consumo reciente no terapéutico de tales su+
Patiens Admitted to the Psychiatric unit tancia\. mediante la detección en sangre y orina de los pa-
ciente\ psiqmátricos admitidos en el hospital, la influencia de of a General Hospital in Valencia
ese consumo en la presentación clínica de los trastornos men-
tales y recomendar un criterio de indicación de dichas determi-
naciones. Background: An increasing trend in the consumption of
psychoactive substances has been observed in psychiatric pa-
Método: determinación en orina de cannabinoides, anfeta- tients who are hospitalised. The aim of this research is to esta-
mmas, opioides y cocaína. mediante el srstema ADX”’ y en bhsh the prevalence and the characteristics of the recent and
sangre mediante el sistema REA’“’ para la alcoholemia, en las non-therapeutic consumption of these substances, by detecting
admisiones en la Unidad de Psiquiatría del Hospital General their presente in the blood and urine of psychiatric patients ad-
Universitario de Valencia durante los 6 primeros meses del año mitted to hospital. the influente of such consumption on the
1995. Los diagnósticos se han basado en la CIE- 10 en su ver- clinical manifestations of the mental disorders and to recom-
sión para la investigación, y la influencia del consumo detec- mend criteria for such a phenomenon.
tado de sustancias en la presentación clínica de los trastornos
se ha fijado por mayoría entre tres psiquiatras experimentados. Method: Detection of cannabis, amphetamines, opiates and
cocaine, using the ADX”” system. and in blood through the
Resultados: la prevalencia del consumo detectado de sus- REA”’ system for alcohol detection, in patients admitted to the
tancias psicotropas es elevada (casi un tercio de las admi- Psychiatric Unit of the General University Hospital in
siones) y ese consumo influye en la mayor parte de tales admi-
Valencia, during the first six months of 1995. The diagnoses
siones (casi el 89%) agravando la clínica del trastorno mental
were based on the CIE-10 in rts research version, and the in-
al ingreso. Las variables asociadas con más frecuencia al con- fluente of the consumption of xubstances detected in the cli-
sumo detectado son ser varón y ser hospitahzado como conse- nical manifestations of the disorders was determined by the
cuencia de una intervención judicial. majority decision taken be three experienced psychiatrists.
Conclusiones: Se sugiere la determinación rutinaria de
Results: the prevalence detected in the consumption of sustancias susceptibles de abuso en las admisiones psiquiá-
psychotropic substances is high (almost one third of those ad- tricas.
mitted), and consumption played a part in the admission of
most of these patients (nearly 89%), aggravating the mental Palabras clave: Psicotropos. Etanol. Cocaína. Anfeta-
disorder problem when they were admitted. The variables minas. Cannabis. Opioides. Ingreso hospitalario. Hospital
that were most often associated with the consumption de- General. Trastorno mental. Estudio transversal.
tected, where males hospitalised as a result of a brush with
the law.
Conclusions: A routine determining of the presente or ab-
sence of substances hable to abuse is recommended in patients
admitted to psychiatric institutions.
Correspondencia:
J.M. Bertolín. Key words: Psychotropes. Ethanol. Cocaine. Ampheta-
C/ Poeta A. Chocomeli, 5,4.” mines. Cannabis. Opiates. Hospital Admission. General
460 15 - Valencia Hospital. Mental Disorder. Cross-section Study. INTRODUCCIÓN drogas en la orina de los enfermos que son
ingresados en hospitales generales, tanto
psiquiátricos como de algún otro servicio “.
Se ha señalado una tendencia creciente
del consumo múltiple de sustancias psico- El presente estudio, que desarrolla as-
tropas (drogas o sustancias psicoactivas) pectos ya avanzados preliminarmente por
entre los pacientes que ingresan en unidades varios de los autores II, tiene como objetivo
de psiquiatría de hospitales generales I. In- principal establecer las características del
cluso se ha constatado que la quinta parte de consumo reciente no terapéutico de sustan-
tales ingresos reunirían criterios diagnós- cias psicotropas en los pacientes psiquiá-
ticos de abuso (no confundir con uso o con- tricos que ingresan en el Hospital General
sumo) o dependencia de sustancias psicoac- Universitario de Valencia, consumo eviden-
tivas distintas del etanol I. Se conoce la ciado mediante análisis sistemáticos en
capacidad de los psicoestimulantes en ge- sangre y orina al ingreso del paciente. El ad-
neral para exacerbar el curso de las esquizo- jetivo «reciente>> viene definido por el pe-
frenias y aumentar las rehospitalizaciones ‘. riodo máximo de detección de cada sus-
En particular la cocaína podría ser respon- tancia. Los objetivos específicos de este
sable de una proporción importante de las trabajo son: a) Determinar la prevalencia del
admisiones psiquiátricas en hospitales gene- consumo detectado de etanol, anfetaminas,
rales públicos 1, y se ha sugerido que su cannabinoides, cocaína, opioides y otras; b)
detección serviría para identificar a un con- Determinar si dicho consumo influye en las
junto de sujetos esquizofrénicos con pro- características de la presentación clínica del
nóstico y tratamiento distintos 5. El abuso de trastorno mental de la persona que ingresa; y
cannabis se ha relacionado con las reagudi- c) Señalar un criterio de indicación de la
zaciones de los trastornos esquizofrénicos y analítica sistemática de detección.
afines y quizá como un precipitante premór-
bido 6. Se ha sugerido también la posibilidad
de que algunos enfermos esquizofrénicos PACIENTES Y MÉTODO
pudieran «automedicarse» con cannabis
para reducir su sintomatología afectiva o Se ha realizado un estudio transversal lle-
negativa ‘, capacidad de reducción que asi- vado a cabo en la Unidad de Psiquiatría del
mismo se ha señalado recientemente para la Hospital. La Unidad dispone de 20 camas,
cocaína ‘. viene funcionando desde septiembre de
1993 y atiende las hospitalizaciones en salud
Disponer de una adecuada información mental de un área territorial urbana y semiur-
sobre el consumo de tóxicos de los pa-
bana de 336.823 habitantes. No se admiten
cientes psiquiátricos ingresados es, pues, un
en ella pacientes que pretendan propiamente
asunto de relevancia clínica, especialmente una desintoxicación de drogas, incluyendo el
para evitar iniciales errores diagnósticos y
etanol. Los enfermos que necesitan dicha
terapéuticos. Además, la fiabilidad de las in-
asistencia ingresan programados en una
formaciones suministradas por los pacientes unidad específica en el Hospital Psiquiátrico
referida al consumo de sustancias es dudosa
Provincial de Bétera de Valencia. El hospital
y debe inscribirse en la fiabilidad general
pertenece a la Diputación Provincial y está
del resto de las informaciones que ellos pro- integrado en la red asistencial pública del
porcionan ‘. Algunos autores han hallado Servicio Valenciano de Salud.
una cuarta parte, como mínimo, de informa-
La población estudiada es aquella que ha ciones referidas por los pacientes cualitati-
producido las admisiones (ingresos) acae- vamente incompletas respecto del uso de
sustancias lo. Por todo lo dicho, se viene cidas en la Unidad de Psiquiatría. La selec-
ción de la misma se realizó por muestreo proponiendo la determinación rutinaria de
Rev Esp Salud Pública 1996, Val. 70. N.” 3 320 DETERMINACIÓN EN SANGRE Y ORINA DEL CONSUMO RECIENTE NO TERAPÉUTICO.
Tabla 1 consecutivo (se incluyen tanto las admi-
Características sociodemográficas de los pacientes siones como las readmisiones) desde el día
de la muestra 1 de enero hasta el 30 de junio del año
1995. En estas personas se determinó el uso Pacientes
Variable reciente, detectado por análisis de labo- N=169 9%
ratorio, de las sustancias psicotropas eta- Sexo Hombres 99 5858
Mujeres 70 41,42 nol, anfetaminas, cannabinoides, cocaína,
Tipo de Solo 24 14,20 opioides y otras (psicofármacos cuando hay
convivencia Familia 118 69,82 sospecha de abuso, principalmente). Se ex-
Pensión 9 5,33
cluyeron del estudio aquellas admisiones Otros 18 lo,65
en las que no fue posible practicar los aná- Edad (años) < 20 14 8,28
20-29 lisis (ocurrió en 8 ingresos de un total de 57 33.73
30-39 41 24.26 230). El total de la muestra fue de 222 ad-
40-49 29 17,16
misiones. Las personas que generaron las >49 28 16,57
admisiones fueron 169. El 5858% de ellas Estado civil Soltero 105 62.13
eran varones, el 69,82% viven en familia, el Casado 29 17,16
Separado 23 13,61 62,13% eran solteras, sólo un 18,93% te-
Otros 12 7,lO
nían trabajo y el 52,66% residían en la zona
Situación Empleado 32 18,93
geográfica del área de cobertura de Valen- laboral Desempleado 49 28,99
cia capital (tabla 1). Pensionista 49 28,99
Estudiante ll 6,5 1
Hogar 20 ll,83
Las determinaciones analíticas fueron Otros 8 4,73
realizadas en el Área de Farmacocinética Residencia Valencia 89 52,66
Clínica del Servicio de Farmacia del hos- Torrente 28 16.57
Alac. & Ald. 18 lo,65 pital. El coste estimado para el hospital de Chirivella 13 7,69
los reactivos por sustancia analizada es de Otros 21 12,43
unas 700 pesetas y el tiempo invertido por
* Estos 169 pacientes distintos lugar
el operador es de unos 20 minutos por pa- o admisiones hospitalarias.
ciente. En las muestras de orina se utilizó el
sistema denominado ADXTM para la detec-
ción de sustancias psicotropas, que se basa macas diversos. El etanol se determinó en
en una metodología de inmunoensayo. Los las muestras de sangre mediante la tecno-
resultados se expresaron en términos cuali- logía de atenuación de la energía de radia-
tativos como positivo 0 negativo, según ción (REATM) y los principios fundamen-
fuese superior 0 inferior a una concentra- tales de la Ley de Beer. La técnica es
ción umbral establecida (CU). Este umbral sensible (ST) a partir de una concentración
es necesario, ya que los análisis no son to-
de 10 mg/dl y el periodo máximo de detec-
talmente selectivos y determinan tanto las
ción (PD) es de 24 horas. No precisa de CU
drogas primarias como sus metabolitos
por ser muy específica. La ST, CU y PD
dentro de cada grupo farmacológico por re-
para cada grupo de compuestos son los si-
actividad cruzada, y pueden ser interferidas
guientes 13: Anfetaminas, ST= 1 OOng/ml, por otros compuestos. Un resultado positivo
CU=300ng/ml, PD= hasta 72 horas; indica un consumo de cierta cantidad de
Cannabinoides, ST= 1 Ong/ml, CU=25ng/ml, sustancia en un período de tiempo variable
PD= hasta 3-5 días en consumidores ocasio- que oscila desde unas horas hasta un mes,
nales y hasta 14-30 días en habituales; según el tipo de sustancia, vía de adminis-
Cocaína, ST=30ng/ml, CU=300ng/ml, PD= tración, edad, sexo, peso y funcionalidad de
hasta 72 horas; Opiáceos, ST=25ng/ml, los órganos excretores del paciente y la po-
sible administración concomitante de fár- CU= ng/ml y PD= hasta 72 horas.
Rev Esp Salud Pública 1996, Vol. 70, N.” 3 321 La determinación en orina de benzodia- La influencia del consumo en la presen-
cepinas sólo se realizó excepcionalmente, tación clínica del trastorno mental se ha ca-
dada la frecuencia tan alta de pacientes que tegorizado en positiva o negativa según el
ingresan con tratamiento previo de las juicio clínico mayoritario de tres psiquia-
mismas o que las reciben en el momento del tras. A este fin, cada caso de consumo po-
ingreso en urgencias del hospital antes de la sitivo era presentado y después evaluado
recogida de la muestra. El recuento de tales anónimamente por tres médicos psiquia-
análisis positivos figura incluido en el con- tras de la Unidad. La influencia positiva se
cepto de «otras sustancias». Lo mismo es refiere únicamente a un agravamiento
aplicable a medicamentos diversos, como formal o distorsión importante de los sín-
los antidepresivos, antipsicóticos, antiepi- tomas de presentación del trastorno mental
lépticos y otros, sustancias todas de raro por el que es ingresado el paciente, sin que
abuso. conlleve necesariamente mayor relevancia
clínica (en cuyo caso estaríamos reflejando
la presencia principal o de comorbilidad de No se han considerado, pues, los análisis
algún trastorno mental debido al consumo positivos cuando se corresponden con sus-
de sustancias). Por ejemplo. un paciente tancias psicotropas previamente prescritas
en forma y consumidas por el paciente con afecto de cualquier trastorno mental que no
sea codificado como Fl O-l 9 (éstos su- fines terapéuticos. Tampoco se han conside-
ponen todos una influencia positiva, por rado las intoxicaciones accidentales y por
definición), puede haber presentado al in- tanto involuntarias. Cuando el paciente in-
formaba de un consumo de sustancias psi- greso una conducta más inhibida o desinhi-
bida. beligerante o contenida, etc., que po- cotropas no autorizado médicamente y no
dría explicarse a posteriori mejor como incluido en los análisis rutinarios, se confir-
favorecida o relacionada con alguna sus- maba por los análisis si era factible. Si había
tancia detectada en los análisis sistemá- discrepancia entre la información dada por
ticos, que por el sólo trastorno mental del el paciente y el resultado de los análisis se
enfermo. daba rnk credibilidad a estos últimos. Sólo
se admitía como válida la información afir-
mativa del enfermo del uso reciente de sus- El estudio estadístico de los datos se ha
tancias psicotropas si no eran detectables realizado con el programa «EpiInfo» ver-
por el Servicio de Farmacia, pero no si la in- sión 5.01. Como medida de prevalencia
formación del consumo indetectable partía hemos utilizado el cociente entre las admi-
de terceras personas. Identificamos pues el siones con consumo positivo y el total de
uso o consumo reciente, objetivado me- admisiones en el periodo abarcado. Como
diante análisis de laboratorio y no mera- medida de asociación la razón de propor-
mente informado por los pacientes, de sus- ciones o prevalencias. Como prueba esta-
tancias No pretendemos psicotropas. dística el ji-cuadrado para determinar la sig-
evaluar específicamente los trastornos men- nificación de las desproporciones, y el
tales debidos al consumo de tales sustancias intervalo de confianza para la diferencia
(intoxicación, perjudicial o sín- entre las prevalencias “. Hemos establecido
dromes de dependencia o abstinencia) como variables independientes aquellas que
aunque éstos pudieran estar presentes y ser proporcionan una información básica, que
objeto en su caso del diagnóstico principal. son doce, entre clínicas y sociodemográ-
Para los diagnósticos hemos seguido la cla- ficas. Las variables dependientes son el con-
sificación internacional de las enfermedades sumo de psicotropos y su influencia en la
de la Organización Mundial de la Salud, sintomatología del trastorno mental al in-
CIE-10, para los trastornos mentales y del greso del paciente. El enunciado de todas
comportamiento I-I. las variables es el siguiente: consumo re-
322 Rev Esp Salud Pública 1996, Val. 70, N.” 3 DETERMINACIÓN EN SANGRE Y ORINA DEL CONSUMO RECIENTE NO TERAPÉUTICO.
guardaba relación con la presentación clí- ciente de sustancias psicotropas, influencia
del consumo positivo en la presentación clí- nica del trastorno del enfermo en el mo-
mento de su ingreso. En los 8 únicos casos nica del trastorno diagnóstico según la no-
restantes entre los consumidores cuyo con- sotaxia de la CIE- 10, frecuencia de las ad-
sumo no se relacionaba con la clínica del misiones habidas durante el período de los 6
meses de observación, tipo de admisión, trastorno mental, 6 habían usado etanol, 1
cannabis y 1 opioides. tipo de convivencia, sexo, edad, estado
civil, situación laboral, iniciativa de la de-
manda del ingreso, estancias generadas por En nuestra muestra, el cannabis y el
cada paciente en cada ingreso, motivo del etanol han sido las sustancias más detec-
alta y lugar de residencia. tadas y juntas representan el 64,71% del
total de resultados positivos. En el 16,67%
de las admisiones con consumo detectado
RESULTADOS (12 de entre 72) hubo consumos múltiples
y los más asociados en éstos fueron tam-
Un total de 169 personas distintas han bién el etanol y el cannabis (7 y 8 casos
producido 222 admisiones hospitalarias en respectivamente). Es decir, que entre
ambas sustancias representan el 65.22% de la Unidad. La descripción de algunas carac-
terísticas generales de tales sujetos ya se ha los consumos múltiples detectados de psi-
cotropos. Los consumos múltiples han su- expuesto en el apartado de pacientes y mé-
puesto 25 resultados positivos en los aná- todo (tabla 1). De las 222 admisiones el
32,43% (72) han dado positivo en alguno de lisis, lo que expresa que el 16,67% de las
los análisis de sustancias psicotropas practi- admisiones con consumo positivo aporta el
cados. En este grupo, en el 88,89% (64) de 29,41% de todos los positivos hallados
las admisiones el consumo de sustancias (tabla 2).
Tabla 2
Relación entre las sustancias psicotropas detectadas en las admisiones y los distintos grupos de trastornos mentales
Grupos diagnósticos Anfeta- Eta- Canna- Cocaí- Opioi- Otros Múlti- Total
CIE 10 (1992) minas no1 bis na des pIes* N**
FIO-19 T. sust. psicot. por 2 3 2 2 1 9
F20-29 Psicosis 2 ll 23 5 3 1 7(+2) 45(+2)
F20 Esquirojknias*** 2 6 16 5 2 5(+2) 31(+2)
F30-39 T. del humor 2 2 3 7
F40-48 T. Neuróticos 2 1 4 7
F60-69 T. Personalidad 5 2 1 I 3 2 12
F70-79 Retraso mental 1 1
> F79 Otros 1 1 3
I **** Total N = 2 24 31 6 7 13 10(+2) 83(+2)
GRUPOS DIAGNÓSTICOS (categoría+ prmcipales): FIO-19 = Trastornos mentales y del comportamiento debidos al consumo de sus-
tancias psicotropas; F20=29 = Esquizofrenia. Trastorno esquizotípico y Trastorno de ideas deluantes; F30-39 = Trastornos del humor:
F40-48 = Trastornos neuróticos, secundarios a situaciones estresantes y somatomorfos; F60-69 = Trastornos de la personalidad y del
comportamiento del adulto: F70-79 = Retraso mental; >F79 = Trastornos del desarrollo psrcológico, Trastornos de la personalidad y
del y de las emociones en la infancia. * La columna MULTIPLES (sustancias psicotropas múltiples) se halla subsu-
mida en las anteriores menos 2 casos correspondientes a los códigos diagnósticos F20-29. ** El total N de la columna corresponde a
la suma de 83 casos de positivos habidos en las 72 admisiones con consumo de algún tóxico. más 2 casos de consumo múltiple en que
no consta la clase de sustancias consumidas. *** Los datos de la fila correspondiente al código F20 están subsumidos en la anterior
F20-29, de donde se han desglosado. **** El total dc admisrones que dan 85 positividades (83+2 múltiples sin especificar) es de 72
sobre un total de 222 admisiones (32.43%).
Rev Esp Salud Pública 1996, Vol. 70, N.” 3 323 Entre el grupo de 72 admisiones con aná- los resultados positivos en los análisis de
lisis positivos el 54,17% se diagnosticaron detección.
como psicosis. En ellas el cannabis fue la
sustancia detectada con más frecuencia El 51,61% de los resultados positivos al
(5 1, ll % de los análisis positivos entre los cannabis se dan en admisiones de sujetos
diagnosticados de esquizofrenia. El mismo diagnósticos de psicosis). De las 117 admi-
porcentaje de admisiones de pacientes es- siones que fueron diagnosticadas de psi-
quizofrénicos con resultado positivo a algún cosis (52,70%), el 66,67% correspondía a
consumo ha usado cannabis (16 de 3 1 casos, transtornos esquizofrénicos y representaba
sin contar los 2 casos de consumo múltiple el 35,14% de los diagnósticos del total de
no especificado), seguido a distancia por el las admisiones (tablas 2 y 3). La suma de re-
consumo de etanol con el 19,35% de resul- sultados positivos entre las admisiones de
tados positivos sobre el total de los corres- sujetos esquizofrénicos (33 admisiones,
pondientes a las admisiones de sujetos es- tabla 2) representaba el 70,2 1% de los resul-
quizofrénicos (tabla 2). Por otro lado los 5 tados positivos entre los psicóticos (47). Las
análisis positivos a la cocaína, de los 6 ha- admisiones de sujetos esquizofrénicos que
bidos en total, corresponden también a diag- dan esos resultados positivos suponen el
nósticos de esquizofrenia (el 6,4 1% de los
69,23% de las admisiones con análisis posi-
diagnósticos de en todas las
tivos diagnosticadas de psicosis (27 sobre
admisiones). En conjunto no hay diferen-
39). El 30,77% de los resultados positivos
cias estadísticamente significativas entre los
entre los pacientes psicóticos corresponde,
ingresos diagnosticados de psicosis esqui-
por tanto, a diagnósticos de psicosis no es-
zofrénicas y no esquizofrénicas con res-
quizofrénicas (tabla 3). En resumen, los en-
pecto al uso previo de sustancias psico-
fermos esquizofrénicos, que son el 3 1,36%
tropas. De las 29 admisiones diagnosticadas
de los pacientes (53 de 169), representan el de trastornos del humor, corresponden al
35,14% de las admisiones y el 38,82% de diagnóstico de trastorno bipolar 17, de las
que 16 han dado resultados negativos en los
análisis.
Tabla 3
Relación entre los grupos de diagnósticos clínicos y las
Las admisiones repetidas, es decir, las admisiones con y sin consumo previo de sustancias
psicotropas que se deben a pacientes con más de una ad-
misión en el período de observación, son 85
Con SI11 Grupos diagnóstm\ Total (38,29%) y corresponden a 32 individuos CIE-IO(lYY7) conwmo conwmo
distintos (18,93%). De ellas 28 (32,94%)
FOO-OY Tr. Ment. orgímcos
dan positivo a algún psicotropo. Sin em-
Fl O- 1 Y Tr por wt. pkotr.
bargo no hallamos diferencias con significa-
F20-2Y Tr. Pk%ico~
ción estadística entre las admisiones de los
Fil Eq~ix~frfwirrr
sujetos que han ingresado una o más veces y F30-39 Tr. del humor
el uso previo reciente de sustancias psico-
F40-48 Tr. Nwrótlcos
tropas. Tampoco hay diferencias en el con-
FSO-SY Tr. fact. wn6tico\
junto de las admisiones entre los consumi- F60-69 Tr. Personalidad
dores y no consumidores recientes de F70-79 Rrrrao ment,d
sustancias psicotropas para las variables z F7Y Otro\
tipo de convivencia, estado civil, situación Totd N = 12 I so
laboral, iniciativa de la demanda del ingreso
Véase la descripción completa de las categorías principales 0 y motivo del alta. Se obtienen diferencias
grupos diagnósticos en el pie de la Tabla 2. * p = 0,03526;
significativas (p<O,O5) en el resto de las va- Intervalo de confianza al 95% = 0,12-1,OO; Razón de propor-
ciones = 0,4857. riables (tablas 4 y 5).
324 Rev Esp Salud Pública 1996, Vol. 70. N.” 3 DETERMINACIÓN EN SANGRE Y ORINA DEL CONSUMO RECIENTE NO TERAPÉUTICO
Tabla 4
Relación entre el cousumo previo de sustancias psicotropas en las admisiones y distintas variables
(diferencias con significación estadística)
Sust. Psicotropas Pruebas Estadísticas
Variable Admisiones Positivo Negativo Signifi- Razón
N = 222 7G N=72 70 N= 150 % cación Prop. I.C.
Sexo Hombres 140 63,06 53 73,61 87 58,OO p= 0,0241 1,6338 0,02-0,27
Mujeres 82 36,94 19 26,39 63 42,00
Tipo de Volunt. 135 60,81 47 6528 88 58,61
admisión Judicial 23 lo,36 12 1667 ll 1,33 p = 0.0327 1,7304 0,09-0.35
Urgencia 64 28,83 13 18,06 51 34,00 p = 0,0141 0,544o O,OS-0,29
Edad <20 23 lo,36 3 4,17 20 13,33
(en años) 20-29 79 35,59 33 45,83 46 30,67
30-39 58 26,13 22 30,56 36 24,00
40-49 31 13,96 9 1250 22 1467
>49 31 13,96 5 6,94 26 17,33 p = 0,0366 0,4598 QO7-0.31
Estancias a 48 21,62 19 26,39 29 19,33
(en días) 5-7 41 18,47 14 19.44 27 18,OO
8-14 71 34,68 29 40,28 48 32,00
Ll5 56 25,23 10 13,89 46 30,67 p= 0,007o 0,4781 0,07-0,32
Residencia Valencia 115 51,s 31 51,39 78 52,OO
Torrente 30 13,51 10 13,89 20 13,33
Ala. & Ald. 30 13,51 5 6,94 25 16,67 p = 0,0473 0,4776 0,06-0,30
Chirivella 23 lo,36 8 ll,11 15 10,OO
otros 24 lo,81 12 16,67 12 WO
Abreviaturas: Sust. = sustancias; Prop. = proporciones; I.C. = intervalo de confianza al 95% para las diferencias entre las proporciones;
Volunt. = voluntario; Ala. = Alacuás; Ald. = Aldaya.
Tabla 5
Relación entre el consumo previo de sustancias psicotropas en Las admisiones y distintas variables
(diferencias sin significación estadística)
Sust. Psicotropas
Variable Admisiones Positivo Negativo
N = 222 8 N = 72 7i N= 150 %
Tipo de convivencia Solo 26 ll,71 9 12,50 17 ll,33
Familia 156 70,21 49 68,06 107 71.33
Pensión 18 8,li 7 9,72 ll 7,33
Otros 22 9,91 7 9,72 15 10.00
Estado civil Soltero 145 65,32 52 72,22 93 62,00
Casado 32 14,41 10 13,89 22 14,67
Separado 32 14,41 7 9,72 25 16,67
otros 13 5,86 3 4,17 10 6,67
Situación laboral Empleado 33 14,86 13 18,06 20 13,33
Desempleado 67 30,18 24 33,33 43 28,67
Pensionista 75 33,78 24 33.33 51 34,00
Estudiante II 4,95 2 2,78 9 6,@
Hogar 26 ll,71 5 6,94 21 14,00
Otros 10 4,50 4 5,56 6 4300
Demanda del Propia 13 5,86 5 6,94 8 5,33
Ingreso Familia 65 29,28 17 23,61 48 3200
Serv. Médicos 34 15,32 13 18,06 21 14,OO
Serv. Psiquiátricos 66 29,13 22 30,56 44 29,33
Polic. & Juez 40 18,02 14 1944 26 17,33
otros 4 1,80 1 1,39 3 2m
Motivo del alta Mejoría 196 88,29 62 86,ll 134 89,33
Pet. propia ll 4,95 5 6,94 6 4.00
Fuga 8 3,60 3 4,17 5 3,33
Otras 7 3,15 2 2,78 5 3,33
Admisiones Unicas 137 61,71 44 61,ll 93 62,00
Repetidas (>l) 85 38,29 28 38,89 57 38,OO
Rev Esp Salud Pública 1996, Vol. 70, N.” 3 325 de algunas de ellas en el agravamiento de DISCUSIÓN
los sintomas de presentación de los tras-
tornos esquizofrénicos j.6. Sin embargo, no
En la población general, según la ultima
conocíamos una valoración tan global y ne- encuesta oficial publicada para la Comu-
gativa como la obtenida por nosotros, de la
nidad Autónoma Valenciana Ih, el 75,3% de
interacción entre el consumo reciente del
los individuos mayores de 15 años de edad
conjunto de substancias psicoactivas y el
no ha consumido sustancias psicotropas sin de los transtornos mentales. no prescripción médica u otras drogas (excep-
sólo de las esquizofrenias, cuando ingresan
tuando el etanol), y sí las han consumido al
los pacientes. La importancia de este ha-
menos el 5,4% (se reconoce un posible
llazgo hace recomendable, empero, que el sesgo de subestimación). El consumo afir-
mismo sea reconsiderado mediante nuevos mativo requería haberlo hecho en 5 ó más
estudios con diseño mis específico al res-
ocasiones a lo largo de la vida. Por lo que
pecto.
respecta al etanol, se declaran bebedores ha-
bituales (una o más veces por semana) el En las admisiones de sujetos varones hay
38.1% de los encuestados, pero sólo el 1,9% un 14,69% más de consumo detectado de
se reconocen de consumo elevado o exce- psicotropos, siendo la prevalencia del con-
sivo (de más de 61 CC de etanol puro por sumo en dichas admisiones I,6 veces mayor
día). En nuestra muestra, y aunque estos que la correspondiente a las mujeres. El
datos no pueden ser comparados directa- consumo detectado es 1,73 veces mayor
mente con los recién comentados porque los para las admisiones por intervención judi-
conceptos de consumo positivo no son cial, con un incremento de la prevalencia
iguales, hemos hallado un 26,58% de con- del consumo en ellas del 22,02%. La asocia-
sumidores recientes de sustancias, excluido ción entre dichas variables y el consumo de-
el etanol (59 casos sin tener en cuenta los 2 tectado es estadísticamente significativa.
de consumo múltiple no especificado). El Los resultados señalan asimismo que es más
consumo detectado de etanol ha sido del difícil que una persona consuma sustancias
10,8 1% (24 casos). psicotropas poco antes de su ingreso psi-
quiátrico si es hospitalizada en calidad de
Nuestros resultados revelan que entre las
urgencia inmediata, tiene más de 49 años de
admisiones de los pacientes que ingresan en
edad, genera más de 2 semanas de estancias
la Unidad de Psiquiatría del hospital, la pre- en la Unidad, reside en las poblaciones va-
valencia objetivada mediante análisis de de- lencianas del área de cobertura de Alacuás o
tección del consumo reciente de sustancias Aldaya o es diagnosticada de un trastorno
psicotropas es elevada (casi un tercio del del humor. En particular, es muy raro que el
total), superior a la estimada en la población diagnóstico de trastorno bipolar se asocie a
general de nuestro entorno. Revelan tam-
consumo reciente de drogas.
bién que ese consumo detectado influye en
El consumo elevado de cannabis entre las la mayoría de las admisiones (casi el 89%)
admisiones de sujetos psicóticos en general agravando la clínica del transtorno mental
que presenta el enfermo cuando es hospita- y esquizofrénicos en particular, concuerda
con lo informado por distintos autores ‘.‘, lizado. Se había comunicado una frecuencia
aunque teniendo en cuenta los comentarios alta del 39% de casos de uso de sustancias
que haremos seguidamente. Hemos obte- entre los pacientes que acuden a servicios
nido, en efecto, un 5 1,61% de análisis posi- psiquiátricos “. Se viene informando asi-
tivos a cannabinoides entre las admisiones mismo desde hace años, de la elevada pre-
valencia de abuso de drogas entre los pa- de sujetos esquizofrénicos con resultado po-
sitivo a alguna sustancia psicotropa. Tales cientes esquizofrénicos Ix y la influencia
resultados positivos al cannabis (16 casos) tanto del consumo reciente como del abuso
Rev Esp Salud Pública 1996, Vol. 70, N.” 3 326 DETERMINACIÓN EN SANGRE Y ORINA DEL CONSUMO RECIENTE NO TERAPÉUTICO..
representan el 13,68% de las admisiones 92% 19. Pero para una correcta evaluación
diagnosticadas de psicosis (117). Esa pro- de nuestros resultados es necesario consi-
porción podría no ser sino aproximada- derar también que los distintos periodos má-
mente la mitad de la que en realidad reuniría ximos de detección según sustancias, con
criterios de abuso (consumo perjudicial), a aproximadamente 24 horas para el etanol,
tenor tanto del porcentaje de abuso del 24% tres días para las anfetaminas, cocaína y
opioides y varias semanas para el cannabis, entre esquizofrénicos, hallado hace pocos
años en otro hospital español 7, como de la permiten suponer, en buena lógica, que debe
baja sensibilidad (entre el 40 y el 54%) in- ser mayor el consumo real de las cuatro pri-
meras para el mismo período temporal en formada por otros autores sobre los análisis
de detección en orina en relación con el que medimos de hecho el consumo de can-
diagnóstico de abuso de sustancias 19. Pero nabis. La cuestión pues, de si la prevalencia
en nuestra muestra no hay diferencias esta- detectada de consumo de sustancias en
dísticamente significativas entre el número nuestro centro podría ser sólo una «punta de
de admisiones de sujetos psicóticos o espe- iceberg», a pesar de ser ya importante la ob-
cíficamente esquizofrénicos, con 0 sin con- tenida, precisa de nuevos estudios más
sumo detectado de alguna sustancia en ge- orientados propiamente a la detección de los
neral o de cannabis en particular. En otras trastornos mentales debidos al uso de sus-
palabras, que muchos de los consumidores tancias.
detectados en los análisis son psicóticos,
porque hay un 52,70% de admisiones con Tanto la elevada prevalencia detectada de
diagnóstico de psicosis en nuestra muestra, consumo de sustancias psicotropas, como
pero no porque la proporción de admisiones su influencia desfavorable en la presenta-
de psicóticos consumidores sea mayor que ción clínica de los trastornos mentales de
en otras patologías. Esto difiere de lo infor- los sujetos de la muestra, y el coste esti-
mado recientemente por otros autores en mado de los análisis (3.500 pesetas en reac-
cuanto al abuso de sustancias 18. tivos de 5 sustancias analizadas por paciente
y 20 minutos de tiempo del operador), nos
En algún estudio anterior s, el 3 1% de los
permite recomendar que la determinación
pacientes esquizofrénicos ^ hospitalizados
de drogas susceptibles de abuso (etanol, an-
había consumido cocaína durante la semana
fetaminas, cannabinoides, cocaína, opioides
previa al ingreso, pero sólo la mitad dio po-
y eventualmente otras) sea una práctica ruti- sitivo en los análisis (el resto fueron posi-
naria pertinente en los ingresos psiquiá- tivos declarados por los propios enfermos).
tricos. Debieran exceptuarse de los corres-
Nosotros hemos obtenido el 6,41% de aná-
pondientes análisis quienes no hayan
lisis positivos a la cocaína entre las admi-
podido estar expuestos y quienes afirmen
siones de sujetos esquizofrénicos (tabla 2).
algún consumo positivo reciente. En estos
Aun suponiendo que los verdaderos con-
últimos sólo deberían determinarse por aná-
sumos recientes de cocaína entre los esqui-
lisis de laboratorio el resto de sustancias zofrénicos fueran el doble de los hallados
psicotropas que niegan haber consumido,
por nosotros mediante los análisis en orina,
asumiendo una reducida fiabilidad cualita-
estaríamos alejados en este caso de la preva-
tiva de la información de los interesados 9.10. lencia informada en otros centros.
No encontramos justificado que sólo se
La determinación de sustancias psico- practiquen rutinariamente los análisis en los
tropas aportan la innegable ventaja, cuando pacientes con diagnóstico de entrada de psi-
se usan métodos de inmunoensayo en mues- cosis, pues la prevalencia de consumo no es
tras de orina, de tener una sensibilidad o mayor en este grupo. Como ya se ha recono-
proporción de sujetos consumidores con re- cido 2o y parece obvio por lo demás, la reper-
sultado positivo relativamente elevada del cusión práctica de la referida información
Rev Esp Salud Pública 1996, Vol. 70, N.” 3 327 6. Linszen DH, Dingemans PM, Lenior ME. toxicológica objetiva sobre el diagnóstico,
Cannabis abuse and the course of recent-onset tratamiento y manejo en general del pa-
schizofrenic disorders. Arch Gen Psychiatry
ciente psiquiátrico recién ingresado en un
1994; 51: 273-9.
hospital puede ser de considerable trascen-
7. Peralta V, Cuesta MJ. Influente of cannabis abuse dencia.
on schizophrenic psychopathology. Acta
Psychiatr Stand 1992: 85: 127-30. Las limitaciones principales de esta in-
vestigación vienen dadas por tratarse de un 8. Serper MR. Alpert M, Richardson NA, Dickson
S, Allen MH, Werner A. Clinical effects of recent estudio transversal, ya que no se pueden in-
cocaine use on patients with acute schizophrenia. terpretar las relaciones de las variables
Am J Psychiatry 1995; 152: 1464-9.
como riesgos. Pero hemos establecido la
9. Hoffmann NG, Ninonuevo FG. Concurrent vali- prevalencia del consumo reciente de drogas
dation of substance abusers self-reports against
en los ingresos psiquiátricos de nuestro collateral information: percentage agreement vs.
centro, objetivada mediante análisis de la- kappa VS. Yule’s Y. Alcohol Clin Exp Res 1994;
boratorio, lo que constituye para nosotros 18: 231-7.
un punto de partida para nuevos estudios 10. Galletly CA, Field CD, Prior M. Urine drug scre-
que permitirán hacer inferencias más gene- ening of patients admitted to a state psychiatric
hospital. Hosp Com Psychiatry 1993; 44: 587-9. rales a ese respecto. Hemos señalado dife-
rencias con algunas prevalencias infor- 11 Soderstrom CA, Dailey JT, Kerns TJ. Alcohol
and other drugs: an assessment of testing and cli- madas en otros hospitales en grupos de
nical practices in U.S. trauma centers. J Trauma pacientes concretos y señalado la influencia
1994; 36: 68-73.
negativa del consumo sobre la expresión
12. Bertolín JM, Pretel J, Sánchez A, Raya N. clínica de los trastornos mentales. Por úl-
Consumo de tóxicos previamente al ingreso psi- timo hemos fundamentado una orientación
quiátrico en hospital: análisis descriptivo.
sobre la pertinencia de los análisis rutinarios Congreso de la Sociedad Española de Psiquiatría
correspondientes basada en un coste acep- y Sociedad Española de Psiquiatría Biológica,
Sevilla, octubre de 1995. An 1995: ll table de los mismos y en las ventajas clí-
Supl 1: 3. nicas de la información que suministran.
13. Rawls WN. Urine drug analysis and the treatment of
substance abuse. Drug Monit Forum 1986; 4: l-5.
14. Organización Mundial de la Salud. CIE-10. BIBLIOGRAFÍA
Décima revisión de la clasificación internacional
de las enfermedades. Trastornos mentales y del
1. Chen C, Balogh M, Bathija J, Howanitz E,
comportamiento. Criterios diagnósticos de inves-
Plutchik R, Conte HR, Substance abuse among
tigación. Madrid: Meditor. 1994.
psychiatric inpatients. Compr Psychiatry 1992;
33: 60-4. 15. Daniel WW. Bioestadística. Base para el análisis
de las ciencias de la salud. 3” ed. México DF: 2. Barra1 MV, Standage K. An audit of substance use
Limusa, 1993. disorders on a general hospital psychiatric unit.
Can J Psychiatry 1992; 37: 130-2. 16. Generalitat Valenciana. Encuesta de Salud de la
Comunidad 1990- 199 1. Serie Plan de
3. Brady K, Anton R, Ballenger JC, Lydiard RB,
Salud de la Comunidad Valenciana no 2. Valencia:
Adinoff B. Selander J. Cocaine abuse among
Generalitat Valenciana, Consellería de Sanitat i
schizophrenic patients. Am J Psychiatry 1990;
Consumo, 1993.
147: 1164-7.
17. Khalsa HK, Shaner A. Anglin MD. Wang J.
4. Galanter M, Egelko S, De León G, Rohrs C, Prevalence of substance abuse in a psychiatric
Franco H. CracMcocaine abusers in the general evaluation unit. Drug Alcohol Depend 1991; 28:
hospital: assessment and initiation of care. Am J
215-23.
Psychiatry 1992; 149: 810-5.
18 Smith J, Hucker S. Schizophrenia and substance
5. Shnner A, Khalsa ME, Roberts L, Wilkins J,
abuse. Br J Psychiatry 1994; 165. 13-21.
Anglin D, Hsieh SC. Unrecognized cocaine use
among schizophrenic patients. Am J Psychiatry 19. Albanese MJ, Bartel RL, Bruno RE Morgen-
besser MW, Schatzberg AF. Comparison of mea- 1993; 150: 758-62.
328 Rev Esp Salud Pública 1996. Vol. 70, N.” 3