Educación, ciudadanía y libertad (Education, citizenship and freedom)
9 pages
Español
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Educación, ciudadanía y libertad (Education, citizenship and freedom)

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
9 pages
Español

Description

Resumen
La materia educación para la ciudadanía y su imposición obligatoria en el currículo escolar ha despertado una gran inquietud en la sociedad española debido a su pretensión de formar la conciencia moral de los alumnos, En este artículo se analiza la concepción fi losófi ca que subyace en educación para la ciudadanía y, en general, en el sistema educativo español, pues la autora considera que no estamos ante una mera cuestión pedagógica, sino ante una determinada concepción del Estado y de la persona en la que hay poco espacio para la libertad.
Abstract
Citizenship Education has been implemented in Spain as a compulsory subject in the national curricula. The issue has produced great disturbance in Spanish society due to its aims concerning children morals. The author of this article analyses the philosophical conception that is at the bottom of Citizenship Education, and also in the Spanish education system. The author considers that we are not before a mere pedagogical question, but before a certain concept of the State and of the person in which there is little space for freedom.

Sujets

Informations

Publié par
Publié le 01 janvier 2008
Nombre de lectures 13
Langue Español

Exrait

AUTOR ESTUDIO
RECIBIDO
2 de junio de 2008
María Lacalle Noriega
ACEPTADO
Universidad Francisco de Vitoria
18 de junio de 2008
m.lacalle.prof@ufv.es
PÁGINAS
De la
ISSN: 1885-365X
Educación, ciudadanía y libertad
Education, citizenship and freedom
La materia educación para la ciudadanía y su imposición obligatoria en el currículo escolar ha des-
pertado una gran inquietud en la sociedad española debido a su pretensión de formar la conciencia
moral de los alumnos, En este artículo se analiza la concepción fi losófi ca que subyace en educación
para la ciudadanía y, en general, en el sistema educativo español, pues la autora considera que no
estamos ante una mera cuestión pedagógica, sino ante una determinada concepción del Estado y
de la persona en la que hay poco espacio para la libertad.
Citizenship Education has been implemented in Spain as a compulsory subject in the national curricula. The issue has
produced great disturbance in Spanish society due to its aims concerning children morals. The author of this article
analyses the philosophical conception that is at the bottom of Citizenship Education, and also in the Spanish education
system. The author considers that we are not before a mere pedagogical question, but before a certain concept of the
State and of the person in which there is little space for freedom.
Palabras clave: Educación, ciudadanía, libertad, laicismo, relativismo, constructivismo.
Key Words: Citizenship, education, freedom, secularism, relativism, constructivism,
1. ¿Educación para l1. ¿Educación para la ciudadanía o ingeniería social?ciudadanía o ingeniería social?
El origen de la materia de educación para la ciudadanía hay que buscarlo en la decisión
del Consejo de Europa de establecer como objetivo primordial el desarrollo de políticas
educativas para fomentar la responsabilidad y la participación ciudadana y promover la
cultura democrática. Esta decisión se tomó a fi nales de los años noventa a la vista, entre
otras cosas, del défi cit de educación democrática de los ciudadanos de los países del
Este, que habían crecido bajo regímenes totalitarios, con lo cual parecía necesario educar
a las nuevas generaciones en un marco participativo. En los últimos años, la promoción
de la cohesión social y de la participación más activa de los ciudadanos en la vida social
y política se ha convertido en un tema clave en todos los países europeos, y también en
un objetivo que cuenta con el fi rme apoyo de la Comisión Europea.
Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 20084 5
ESTUDIOS ESTUDIOS
Así se expresa Eurydice – la Red euro- diferentes maneras. Algunos Estados han ayuden a los alumnos y alumnas a cons- público lo que tienen derecho a esperar es
pea de información en educación – en un creado una asignatura específi ca, mien- truirse una conciencia moral y cívica acorde una respetuosa neutralidad en cuestiones
informe sobre la educación para la ciuda- tras que en otros se han incorporado es- con las sociedades democráticas, plurales, morales e ideológicas.
danía en el contexto europeo: “Con la re- tos contenidos de manera transversal a complejas y cambiantes en las que vivimos” El artículo 27 de la Constitución espa-
ciente ampliación de la Unión Europea, el lo largo del currículo escolar. En unos se (BOE de 5 de enero de 2007: p. 716). ñola, en su párrafo primero, reconoce la
concepto de ciudadanía ocupa de enseña más fi losofía, en otros más histo- La inquietud, no sólo de la comunidad libertad de enseñanza. Además, en el pá-
nuevo un lugar destacado en ria y en otros se hace más hincapié en los escolar, sino de una parte importante de la rrafo tercero establece que “los poderes
la agenda política. A medi- derechos fundamentales. En este artículo sociedad, está justifi cada, pues lo que está públicos garantizan el derecho que asiste
da que Europa crece y no pretendo hacer un análisis comparado en juego es algo muy serio. No es única- a los padres para que sus hijos reciban la
La U E considera
se une, se hace cada de los distintos enfoques para organizar la mente una materia, es toda una concep- formación religiosa y moral que esté de
Educación para la vez más importante educación para la ciudadanía incluidos en ción fi losófi ca de la persona, del Estado, acuerdo con sus propias convicciones”.
explicar a los jóvenes los currículos escolares ofi ciales. En este y de las relaciones entre ambos. Según el Sin embargo, el Real Decreto 1631/2006
Ciudadanía como
el signifi cado de la momento lo que me interesa es centrarme planteamiento de la Ley Orgánica de Edu- que regula los contenidos mínimos de la
un instrumento
ciudadanía responsa- en el planteamiento que se ha hecho en cación y los Reales Decretos que la desa- asignatura de educación para la ciuda-
para que niños y
ble en una sociedad España. rrollan el Estado asume la formación moral danía en Secundaria habla de las “obli-
jóvenes se convier-
democrática, siendo En España educación para la ciudada- de los “ciudadanos”, se erige en la fuente gaciones del Estado en la formación de
tan en ciudadanos
igualmente necesario nía es un área que integra, de acuerdo última de la moral pública y absorbe insti- todos los ciudadanos y ciudadanas en
responsables enseñarles los principios con la Ley Orgánica de Educación 2/2006, tucionalmente a la sociedad. Lo que está valores y virtudes cívicas” (BOE de 5 de
de una actitud cívica positi- de 3 de mayo (en adelante, LOE), cuatro en juego es la libertad. enero de 2007: p. 715). ¿De dónde sale
va. Por el bien de la cohesión asignaturas: dos con el nombre de edu- esa supuesta obligación del Estado? ¿No
social en Europa y de una identidad cación para la ciudadanía y los derechos 1.1. El Estado se convierte en educador pertenece eso, más bien, al ámbito de la
europea común, los alumnos, en los cen- humanos (a impartir en 5º o 6º de Primaria Los padres son los primeros y únicos res- libertad de enseñanza?
tros docentes, deben recibir información y en uno de los tres primeros cursos de la ponsables de la formación moral de sus El Real Decreto citado fundamenta esa
específi ca sobre el signifi cado de la ciu- Enseñanza Secundaria Obligatoria), edu- hijos. Porque ser padre, o ser madre, no presunta obligación del Estado en el párra-
dadanía, los tipos de derechos y debe- cación ético-cívica (a impartir en 4º de la consiste únicamente en lanzar hijos a la fo segundo del artículo 27 de la Constitu-
res que ésta conlleva, y sobre qué hacer ESO) y fi losofía y ciudadanía (a impartir en existencia, sino que implica su educación ción, que afi rma que “la educación tendrá
para portarse como un buen ciudadano” 1º o 2º de Bachillerato). y formación. Los padres tienen el derecho por objeto el pleno desarrollo de la perso-
(EURYDICE, 2005: p.8). La implantación de estas nuevas asig- y el deber de proporcionar a sus hijos una nalidad humana en el respeto a los princi-
El programa de acción de la Unión Eu- naturas, con carácter obligatorio, ha sus- educación integral, tanto en lo que se re- pios democráticos de convivencia y a los
ropea actualmente en ejecución “Ciuda- citado una gran inquietud en la comunidad fi ere a su madurez humana como, sobre derechos y libertades fundamentales”.
danos con Europa” tiene como objetivo escolar, tanto en padres como en profeso- todo, a su madurez espiritual, conforme a Se interpreta el artículo 27 en
promover la participación ciudadana y res y alumnos. Esta inquietud se debe a sus propias convicciones. el sentido de que la forma-
reforzar el sentido de ciudadanía. Como que, en España, la educación para la ciu- Antes los hijos eran educados en las ción religiosa y moral
afi rma Ján Figel, Comisario de Educación, dadanía no se limita a promover la convi- familias, donde se les transmitía una con- que los padres son
Formación, Cultura y Multilingüismo, el vencia y la ciudadanía democrática, sino cepción del mundo y de las cosas, algunos libres de transmitir No es solo una
desarrollo de un comportamiento cívico que va mucho más allá de dicha fi nalidad, conocimientos más o menos rudimenta- a sus hijos per-
materia, es toda
responsable puede fomentarse desde una invadiendo la formación de la conciencia rios, y se les enseñaba un ofi cio. La vida tenece al ámbito
una concepción
edad muy temprana. La educación para la moral de los alumnos, y violando así la li- moderna hace que las familias ya no pue- privado. Mientras
de la persona
ciudadanía, que incluye el aprendizaje de bertad de enseñanza que es propia de los dan desempeñar esa función, por lo que que en el ámbito
y del Estado
los derechos y deberes de los ciudadanos, padres. se delega en instituciones especializadas. público la prima-
lo que está en
el respeto por los valores democráticos y Esta clara intención adoctrinadora se Pero eso no quiere decir que las familias cía y la responsa-
por los derechos humanos, y la importan- puede ver en muchos lugares a lo largo del hayan perdido su derecho a formar a sus bilidad es del Esta- juego
cia de la solidaridad, tolerancia y partici- currículo. Como muestra, valga el siguien- hijos según sus propias convicciones. do. Se olvida que el
pación en una sociedad democrática, está te ejemplo: el Real Decreto 1631/2006, Simplemente se ayudan de profesionales primer párrafo del artí-
considerada a como un instrumento para que regula los contenidos mínimos de la e instituciones educativas en una tarea culo 27 proclama, simple y
que niños y jóvenes se conviertan en ciu- asignatura de educación para la ciudada- que no pueden realizar solas. Si tienen llanamente, la libertad de ense-
dadanos responsables y activos (EURYDI- nía en secundaria, habla de la necesidad la suerte de poder elegir centro educativo ñanza, y que el párrafo tercero refuerza la
CE, 2005: p.3). de crear espacios “en los que se practique con un ideario propio elegirán aquél que libertad de los padres para elegir la forma-
Todo esto está siendo llevado a la prác- la participación, la aceptación de la plura- esté de acuerdo con su propia cosmo- ción de sus hijos en cuestiones morales y
tica en los distintos países de Europa de lidad y la valoración de la diversidad que visión. Si envían a sus hijos a un centro religiosas. El párrafo segundo únicamente
Educación, ciudadanía y libertad por María Lacalle Noriega Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 20086 7
ESTUDIOS ESTUDIOS
establece el objeto de la educación, pero nes, sino que es el Estado el que fi ja unos dadano” en lugar de al de “persona” en la cicio de la ciudadanía democrática” (BOE
no le asigna ninguna función educativa “principios morales públicos” que sirven de Ley Orgánica de Educación y los Reales de 4 de mayo de 2006: p. 17169).
al Estado. Sin embargo, a través de esta guía de rectitud a las familias. Lo que hay Decretos que la desarrollan. No es sólo un El primer objetivo de Bachillerato es:
asignatura se quiere imponer una ética ci- que preguntarse, vino a decir el conseje- cambio inocente de palabras. La persona “Ejercer la ciudadanía democrática, desde
vil obligatoria en la esfera social y que las ro de Educación es “si la formación moral tiene una dignidad inalienable, superior y una perspectiva global, y adquirir una con-
convicciones morales y religiosas que dan los padres está en consonancia anterior al Estado. Sin embargo, el con- ciencia cívica responsable, inspirada por
queden relegadas a la vida con los principios morales públicos”. cepto de ciudadano es una construcción los valores de la Constitución española
íntima y familiar. De manera que se permite a los padres jurídica y política que responde a lo que así como por los derechos humanos, que
La libertad de en- educar a sus hijos en sus propias convic- el poder político determine en cada mo- fomente la corresponsabilidad en la cons-
Los padres
señanza propia de ciones siempre que dichas convicciones mento histórico. Para poder justifi car este trucción de una sociedad justa y equitativa”
tienen el
los padres se pone no entren en contradicción con los valores intervencionismo del Estado en la libertad (BOE de 4 de mayo de 2006: p. 17172).
derecho y
en duda de mane- comunes. Y siempre que los padres sean de las personas es preciso jugar con las El Consejo de Estado también ha ma-
el deber de
ra expresa desde conscientes de que no son propietarios de palabras, para que resulte más coherente. nifestado su preocupación en relación
proporcionar
ciertos ámbitos. sus hijos, para eso ya está “papá-Estado” El concepto de ciudadano encaja mejor en con esta novedad: “parece como si esta
a sus hijos una La Propuesta so- que se va a ocupar de formarlos adecua- este proceso de adoctrinamiento. innovación constituyera toda la esencia
bre educación para damente. Aunque siempre se ha considerado que del sistema educativo cuando la realidad
educación
la ciudadanía de la El papel preponderante que la Ley Or- la educación consistía en lograr un desa- es que se trata de orientaciones nuevas,
integral
Fundación CIVES y la gánica de Educación atribuye al Estado rrollo integral de la persona, ahora pare- muy loables, pero que no deben dejar en
Cátedra de Laicidad y Li- se hace también patente en la indiferencia ce que el principal cometido del sistema segundo o últimos planos cuestiones tan
bertades Públicas Fernando total y absoluta con la que se contempla la educativo es formar ciudadanos. La Ley esenciales como lo son la simple pero evi-
de los Ríos del Instituto de Dere- familia. Llama la atención el hecho de que Orgánica de Educación da por supuesto dente necesidad de que el sistema educa-
chos Humanos Bartolomé de las Casas en la materia educación para la ciudada- que lo que tienen delante los profesores tivo transmita conocimientos objetivos de
de la Universidad Carlos III, enumera una nía no se menciona para nada la autoridad en el aula no son personas, sino ciudada- las humanidades, artes y ciencias” (Dicta-
serie de razones por las que considera de los padres. Esto resulta tan patente que nos, y se dirigen los principales esfuerzos men 1125/2005).
imprescindible esta materia. En el número el Consejo de Estado en sus preceptivos a la transmisión de una serie de “virtudes” El aprendizaje ha dejado de ser lo más
8 dice: “Esa formación es necesaria para Dictámenes sobre los Reales Decretos cívicas con las que se supone que se va importante en la escuela. No se da impor-
conseguir su plena integración en el con- que regulan la materia, advierte que debie- a lograr una convivencia pacífi ca y mara- tancia a los conocimientos. No se busca el
junto asumiendo íntegramente los valores ra incluirse en la descripción de la compe- villosa. La transmisión de conocimientos desarrollo integral de la persona. Ahora lo
comunes”. Y en el número 9 dice que esta tencia “aprender a aprender”: “el respeto a pasa a un segundo plano. que importa es enseñar al alumno lo que
formación es “perfectamente compatible padres y profesores, la aptitud para apren- La Ley Orgánica de Educación mencio- debe hacer “para portarse como un buen
con el ejercicio del derecho, que los tex- der y escuchar el consejo y orientación de na siempre en primer lugar los objetivos ciudadano”.
tos internacionales y nuestra Constitución unos y otros y la sensibilidad para apreciar relacionados con la materia de educación
reconocen a los padres, a que el tipo de el ejemplo que puedan constituir” (Dictá- para la ciudadanía. El primer objetivo de la 1.3. La neutralidad se
formación religiosa o moral que se de a menes 2234/2006 y 2521/2006). Educación Primaria consiste en “Conocer convierte en adoctri-
¿Dónde
sus hijos sea la que esté más de acuerdo Y es que en toda la larguísima des- y apreciar los valores y las normas de con- namiento
queda la
con sus propias convicciones, con tal, cla- cripción de los objetivos y contenidos de vivencia, aprender a obrar de acuerdo con En el preámbulo de
libertad de
ro está, que no entre en contradicción con la asignatura, no se menciona en ningún ellas, prepararse para el ejercicio activo de la LOE se dice que a
enseñanza
los valores comunes y las derivadas reglas momento la importancia de la familia en la la ciudadanía y respetar los derechos hu- través de educación
proclamada
de convivencia democrática, en especial construcción de la propia identidad y de la manos, así como el pluralismo propio de para la ciudadanía
la tolerancia y el escrupuloso respeto de propia moral. Al revés, todo es autonomía una sociedad democrática” (BOE de 4 de se trata de formar en el artículo
las conciencias de los otros, en concreto y constructivismo. Es el alumno, desde mayo de 2006: p. 17168). ciudadanos libres 27 de la
de la conciencia de los niños de la que no Primaria, el que debe construirse autóno- El primer objetivo de la Educación Se- y con criterio propio,
Constitución?
son propietarios, sino tutores y guías”. mamente su propia conciencia moral con- cundaria es “Asumir responsablemente pero luego todas estas
Esta fue la tesis defendida por el Conse- forme a los parámetros que le proporcione sus deberes, conocer y ejercer sus dere- declaraciones de buenas
jero regional de Educación José Valverde la moral de Estado. chos en el respeto a los demás, practicar intenciones se vienen abajo
Serrano, el pasado 17 de abril en la Asam- la tolerancia, la cooperación y la solidari- ya que no se va a proporcionar al alumno
blea de Castilla-La Mancha. Para el señor 1.2. Los alumnos se convierten en “ciu- dad entre las personas y grupos, ejercitar- ni una sola herramienta para que pueda si-
Valverde no son las familias las que tienen dadanos” se en el diálogo afi anzando los derechos tuarse críticamente ante la sociedad. Todo
el deber y el derecho de transmitir una Llama poderosamente la atención la per- humanos como valores comunes de una lo contrario. La asignatura no es neutral
moral conforme a sus propias conviccio- manente referencia al concepto de “ciu- sociedad plural y prepararse para el ejer- en absoluto. Lo que se busca es imponer
Educación, ciudadanía y libertad por María Lacalle Noriega Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 20088 9
ESTUDIOS ESTUDIOS
una serie de parámetros para “construir” la entre personas de distintos credos. Pero, de la capacidad del ser humano para co- ciudadanía y los derechos humanos: “Re-
conciencia de los alumnos. El proceso de cuando se suprime la dimensión religiosa nocer la verdad. Por tanto, pretende que laciones interpersonales y participación”,
construcción de la conciencia moral que la de la existencia se produce un vacío que se acepte la posición del otro no en razón junto con el primer criterio de evaluación.
asignatura articula, se basa en el laicismo no puede quedarse así, sin nada. Se su- de sus argumentos sino como renuncia a También en el bloque 2 de los contenidos
a ultranza, en el relativismo moral y en una prime la religión para imponer en su lugar los propios: si no podemos conocer la ver- de la asignatura educación ético-cívica:
concepción prácticamente absolu- una doctrina obligatoria. Eliminando el dad, no podemos estar seguros de nada. “Identidad y alteridad. Educación afectivo-
ta de la autonomía del sujeto cristianismo de la vida social española se Más que de educación parece que esta- emocional; y en el bloque 6: “Igualdad de
(Lacalle, 2007: 49-66). impone la religión del Estado laicista, y se mos hablando de una operación de inge- hombres y mujeres” (BOE de 5 de enero
Se pretende impone como religión única, obligatoria y niería social, de la formación de unos ciu- de 2007: pp. 717-720).
Laicismo excluyente. Es el agnosticismo impuesto dadanos sumisos y manipulables, que no La antropología subyacente, no sólo en imponer una
Dicen los defenso- por la fuerza de la ley. se opongan nunca a nada y que acepten educación para la ciudadanía, sino en toda
concepción de
res de la asignatura cualquier imposición calladamente. la Ley Orgánica de Educación, responde a
la vida y del ser
que es neutral con Relativismo una concepción de la persona muy deter-
humano basada
respecto a las reli- El ethos moral que se pretende impo- Autonomía del sujeto minada. Cuando se habla de laicismo, de
en el laicismo,
giones puesto que ner en nuestros centros educativos está La antropología subyacente en la LOE relativismo y de autonomía parece que se
el relativismo y no habla de ellas dominado por el anti-principio del relativis- considera que la persona, tanto en los está hablando de no creer en nada, de que
para nada. Pero esa mo moral. De nuevo, los defensores de la aspectos cognitivos, sociales como afec- cada uno haga lo que quiera, de ausencia la ideología de
supuesta neutralidad asignatura dicen que es neutral porque no tivos, es una construcción propia que se total de ideología. Sin embargo, se trata
género
es falsa. Cuando se trata impone ninguna convicción. Ahora bien, la va produciendo día a día como resultado de imponer una concepción profunda de
de buscar la neutralidad en realidad es que pocas convicciones son de la interacción con el ambiente. Niega la vida y del ser humano. Un ser humano
la cuestión religiosa el primer pro- tan fuertes como la del relativismo, que el concepto de naturaleza humana como incapaz de conocer la verdad, sin ideales,
blema que surge es la asimetría existente no manifi esta dudas en su propósito de principio del ser y del obrar propio y reduce sin convicciones, sin referencia alguna a
entre la perspectiva teística y la perspecti- imponer a todos su concepción relativis- lo específi camente humano al ámbito de la trascendencia. Un ser humano que se
va atea. Ningún acontecimiento puede ser ta. Pero, ¿por qué, si dicen que todas las la cultura. Desde esta perspectiva la per- construye a sí mismo con total libertad y
descrito de una manera teísta salvo que ideas son relativas, las suyas deben obli- sona es totalmente autónoma, tanto en el sin referencia alguna a su naturaleza.
se haga explícitamente, pero el ateísmo garnos a todos? plano individual como en el social. Es due-
se comunica implícita y efi cazmente cuan- Se dice que en una sociedad multicul- ña absoluta de su vida y puede, por tanto, 1.4. La enseñanza se convierte en pe-
do la mera posibilidad de que exista Dios tural como la nuestra, y ante la gran va- “construirse” y orientar su existencia como dagogismo
se omite de manera sistemática en el con- riedad de códigos éticos existentes, se desee. El sistema educativo sufre desde hace dé-
junto de la vida escolar. No es razonable debe ofrecer una educación neutral, que Esta concepción de la persona como cadas lo que se puede llamar la dictadura
sostener que la completa ignorancia de no imponga principios ni convicciones. Pa- pura autonomía tiene su concreción más del pedagogismo, que niega que
una perspectiva equivale a un tratamiento rece que todo aquel que tenga principios y radical en la ideología de género, que sos- la principal tarea del profe-
neutral de la cuestión de que se trate. convicciones fi rmes se convierte automá- tiene que cada uno puede elegir su propia sor es transmitir cono-
Desde el laicismo se afi rma que las re- ticamente en un sujeto peligroso, y que lo identidad y orientación sexual con inde- cimientos, inunda la
ligiones deben quedar recluidas al ámbito verdaderamente democrático es no creer pendencia de su sexo biológico. Los par- vida de los centros El
de lo privado y a la conciencia individual. fi rmemente en nada, aceptar que todas las tidarios de esta ideología distinguen entre escolares con ab-
“pedagogismo”
En el ámbito público se pretende impo- ideas y opiniones son igualmente válidas, la identidad sexual, que sería la concien- surdas exigencias
es una de las
ner una visión a-religiosa de la vida, del igualmente buenas. Los defensores de la cia de identidad psico-biológica del propio burocráticas y re-
principales
pensamiento y de la moral. Es decir, las asignatura creen que van a solucionar los sexo y de diferencia respecto al otro sexo; duce la exigencia
causas del
convicciones religiosas no se prohíben (de problemas de violencia, discriminación y e identidad de género, que sería la con- a los alumnos. El
descenso de
momento) pero deben quedarse a buen comportamientos antisociales con esta ciencia de identidad psico-social y cultural, panorama resulta
la calidad de
recaudo en la intimidad del hogar. A los asignatura. ¿Cómo? Suprimiendo las con- del papel que las personas de un determi- bastante preocu-
alumnos se les enseña que en casa pue- vicciones. Si el alumno no cree en nada, nado sexo desempeñan en la sociedad. La pante. La transmisión enseñanza
den ser religiosos, pero en la vida pública si todo le da igual, se comportará de una ideología de género está presente en to- de conocimientos sue-
deben asumir esa moral de Estado que se forma pacífi ca y no planteará problemas. das las etapas educativas, especialmente na ya a prehistoria. El pro-
impone como obligatoria. El respeto a los demás debe ser, sin en Secundaria, y de una manera obsesiva. fesor ha sido privado de autori-
Se quiere eliminar lo religioso con la duda, un objetivo de la educación. Pero Se puede apreciar claramente en el tan- dad. No se forma la razón, ni la voluntad.
excusa de que la diferencia de religiones hay que tener presente que la tolerancia tas veces citado Real Decreto 1631/2006, No se da ninguna importancia al esfuerzo,
hace que surjan enfrentamientos, pues se relativista no se fundamenta en el respeto por ejemplo en el bloque 2 de los conte- al mérito ni a la exigencia pues lo que se
considera que es imposible la convivencia debido a toda persona, sino en la negación nidos de la asignatura educación para la busca es el igualitarismo. Lo importante
Educación, ciudadanía y libertad por María Lacalle Noriega Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 200810 11
ESTUDIOS ESTUDIOS
son los sentimientos, la afectividad, y eso guien que se limita a orientar el trabajo del haciendo perdurar indebidamente la vida les convencen de que sus sentimientos
es lo que se evalúa. alumno. pueril” (García Morente, 1928: 1-21). Las son la autoridad última y su única refe-
La pedagogía constructivista se ha ido Estas teorías rechazan el sistema edu- consecuencias comienzan a ser especial- rencia válida. Esto hace que los alumnos
implantando paulatinamente en España cativo tradicional que enfatizaba el apren- mente evidentes a partir de la adolescen- focalicen toda su atención en sí mismos
desde la Ley General de Educación de dizaje de contenidos objetivos. En la nueva cia. El infantilismo provocado por la falta en lugar de dirigirla a las necesidades de
1970. Como explica la profesora pedagogía los conocimientos no importan de esfuerzo hace del joven un ser incapaz los demás. Es un enfoque completamente
Inger Enkvist, se trata de una demasiado, entre otras cosas porque los de soportar situaciones en las que no con- egocéntrico, anti-autoridad, centrado en
pedagogía que se basa que consideran conocimientos “útiles” (los sigue una satisfacción inmediata, reaccio- el yo, en cómo me siento, en mis deseos
en la idea de la auto- técnicos) cambian a gran velocidad. De nando en muchos casos con violencia si y en mis necesidades. ¿Cómo nos extra-
nomía del ser humano manera que el sistema educativo, en vez no obtiene lo que quiere, cuando quiere y ñamos de que sean egoístas, inestables
La falta de
y cuya fundamenta- de centrarse en la enseñanza de conoci- como quiere (Calvo, 2006: 75-79). y pusilánimes? ¿Cómo nos sorprendemos
exigencia
ción fi losófi ca puede mientos básicos se centra en la transmi- Todo esto encaja perfectamente con el cuando responden con ataques de ira y
impide la rastrearse desde el sión de habilidades y destrezas: lo más principio de igualdad social, que para mu- de violencia cuando las cosas no resultan
idealismo kantiano. importante es que el alumno aprenda téc- chos es el pilar fundamental sobre el que como ellos quieren?
maduración
Kant afi rma que no nicas, que haga cosas, que experimente. se debe edifi car el sistema educativo. Se Este tipo de pedagogía ha sido ya lleva-
del alumno
conocemos verdade- El pedagogismo imperante mantiene que piensa que, para lograr la igualdad social, do a la práctica desde hace décadas en
ramente cómo es la los niños no aprenden pensando, sino sin- la escuela debe ser un instrumento nivela- el resto de Europa, y ha resultado en un
realidad sino nuestras tiendo y haciendo. Pierden importancia las dor de las desigualdades intelectuales. De tremendo fracaso. Un caso paradigmático
representaciones de ella, materias y los niveles alcanzados en ellas. ahí que la fi nalidad de la escuela no deba lo encontramos en la escuela Summerhi-
y que no podemos estar se- Se sustituyen los contenidos objetivos por ser elevar el nivel cultural de la población, ll, fundada por Alexander Neill en 1921 y
guros de la relación exacta entre un enfoque centrado en el niño que enfa- sino igualarlo. Y resulta evidente que no se cuya fi losofía se basa en cinco pilares fun-
un objeto y su representación, de modo tiza la espontaneidad en los impulsos y la puede igualar por arriba. Pero lo importan- damentales: 1. Dar a los niños la oportuni-
que las representaciones podrían llamar- libre expresión. Se reemplazan las notas te no es que los alumnos aprendan poco dad de desarrollarse a su propio ritmo y de
se construcciones mentales de cada uno. numéricas, que permiten medir y compa- o mucho, sino que aprendan lo mismo. Es seguir sus propios intereses; 2. Conceder
Los constructivistas piensan que el cono- rar el nivel alcanzado, por comentarios decir, el objetivo no es sólo la igualdad de a los niños libertad frente a todo tipo de im-
cimiento lo construye el individuo, no lo que valoran el progreso del alumno. Se oportunidades, sino la igualdad de resul- posiciones, permitiéndoles desarrollar sus
recibe, y que “conocer” es un proceso de evitan los suspensos, que pueden hacer tados. Por eso se quita importancia a los propios objetivos; 3. Dejar a los niños com-
adaptación al mundo cultural, no el descu- que el niño sufra. Y cuando sea inevita- contenidos de los currículos y a la forma- pleta libertad para jugar todo lo que quie-
brimiento de cómo es el mundo. Esto tiene ble la califi cación de suspenso no hay que ción académica de los profesores, y se ran; 4. Permitir a los niños experimentar
como consecuencia que el conocimiento preocuparse demasiado pues no tiene desprecian valores imprescindibles para todo tipo de sentimientos libres del juicio o
es subjetivo y que es imposible el conoci- apenas consecuencias (existe la fi gura del el aprendizaje como son el mérito, la exi- intervención de cualquier adul-
miento objetivo, neutral, de tipo científi co. alumno ‘pil’: promociona por imperativo le- gencia y el esfuerzo (Delibes: 2008). La to; 5. Permitir a los niños la
Por tanto, se desprecia la idea del estu- gal). También pierden importancia los pro- atención se centra en los sentimientos, en vida en una comunidad
dioso que invierte su tiempo en conocer fesores. Es decir, se priva de valor a los las emociones y en el comportamiento de que les apoya y de la
la realidad, y, en cambio, se fortalece el conocimientos, las notas, la exigencia y la los niños. cual ellos mismos
interés por todo lo relacionado con la vida autoridad (Enkvist 2006: 76-78). El descenso de la calidad de la ense- son responsables,
El objetivo
activa, principalmente por la tecnología. La falta de exigencia impide la madu- ñanza y el aumento del fracaso escolar, en la que se sien-
no es la
En la variante pedagógica el construc- ración de los alumnos. La Ley Orgánica así como el terrible incremento de la vio- ten libres para
igualdad de
tivismo o la psicopedagogía dice que el de Educación no busca el desarrollo de lencia juvenil en los últimos tiempos están ser ellos mismos,
oportunidades,
alumno no puede aprender de algo que la responsabilidad en el alumno, sino que íntimamente relacionados con la implanta- teniendo el poder
sino la igualdad
venga de fuera, sino que todo aprendizaje habla de “responsabilidad compartida”: el ción de estas teorías educativas construc- para cambiar la
debe basarse en el propio alumno, en sus fracaso escolar nunca es culpa del alum- tivistas. A los alumnos se les disuade de vida de la comuni- de resultados
conocimientos anteriores, su voluntad de no, sino de las familias, el profesorado, los realizar juicios de discernimiento, se les dad a través de pro-
aprender y sus intereses. El aprendizaje centros, la sociedad… de todos, menos niega la lógica, el conocimiento y la verdad cesos democráticos.
debe ser divertido (es decir, trivial, cómo- del alumno. Estamos ante lo que García y se les deja solos con sus miedos desco- (Summerhill General Poli-
do y audiovisual) y el alumno se convierte Morente denominaba “pedagogías infan- nocidos y ansiedades, con sus sentimien- cy Statement).
en su propia autoridad, de manera que las tilistas”, a las que consideraba “técnicas tos y emociones incontrolables como sus Este famoso internado británico ha sido
explicaciones del profesor se consideran totalmente perjudiciales que lejos de fa- únicos guías a través de las difi cultades y durante décadas el buque insignia de la
un estorbo inútil. El nuevo papel del pro- vorecer la educación —la conducción de obstáculos de la adolescencia. El relativis- educación tolerante y anti-autoritaria. En
fesor viene a ser el de un “facilitador”, al- la infancia a la hombría— la obstaculizan, mo y el inmanentismo que se les impone Summerhill no hay exámenes ni califi -
Educación, ciudadanía y libertad por María Lacalle Noriega Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 200812 13
ESTUDIOS ESTUDIOS
caciones, ningún alumno es obligado a zaje y mantener en el centro a la persona del carácter de los niños. La educación confuso, en el que resulta tan fácil la mani-
asistir a las clases y las reglas que rigen Ante este panorama, parece necesario no puede reducirse a la transmisión de pulación y el engaño, educar a un niño sin
las escuela se deciden democráticamente abrir un debate profundo sobre el sistema determinadas habilidades o capacidades valores y sin virtudes es como condenarlo
en una reunión semanal los viernes por la educativo español. No sólo sobre la asig- de hacer, sino que es necesario formar a al naufragio.
tarde, en la que tanto vale el voto de un natura educación para la ciudadanía, sino la persona en su integridad con el fi n de No podemos perder de vista que los va-
niño de seis años como el de un sobre el sistema en sí. Parece necesario que pueda crecer, madurar y asumir con lores y las virtudes tienen que ser formal-
profesor. En España no he- y urgente, dados los pésimos resultados responsabilidad las riendas de su propia mente enseñados a los niños ya que no se
mos llegado todavía a este del último informe PISA, según el cual los vida, con el fi n de que pueda ser verda- aprenden instintivamente, ni informalmen-
extremo pero nos vamos alumnos españoles tienen un grave défi cit deramente libre. Es preciso unir el saber te (como los malos hábitos). No olvidemos
acercando paulatina- en el aprendizaje. España forma parte del y el aprendizaje y mantener en el centro a que la virtud es un hábito, lo cual quiere
Es necesario
mente. Aunque resulte tercio de países que están por debajo de la persona. decir que no aparece por naturaleza sino
abrir un debate
increíble, lo cierto es la media, tanto en matemáticas, como en Todos los grandes fi lósofos de la edu- como consecuencia del aprendizaje, y más
profundo sobre que la LOE ampara la ciencia y lectura, lo cual demuestra que el cación coinciden en señalar que la virtud exactamente, de la práctica o repetición.
inasistencia colectiva sistema educativo español es muy poco debe ir unida a la transmisión de conoci- Los valores y las virtudes hay que trans-
el sistema
de los alumnos, que efi caz, puesto que no hay una correspon- mientos. No se trata sólo de enseñar ma- mitirlos y el carácter hay que forjarlo. Los
educativo
podrán elegir por vo- dencia entre la inversión educativa, que se temáticas y geografía. Mucho menos se niños no llegan al mundo con valores, de
español
tación. Así lo establece sitúa cerca de la media de los integrantes trata de ocuparse del desarrollo emocional la misma manera que no vienen sabiendo
en la Disposición Adi- de la OCDE, y los resultados obtenidos. de los alumnos. De hecho, en Estados la lección de matemáticas o de historia. Si
cional Primera, en el nú- Es preciso repensar los fi nes y métodos Unidos se ha comprobado que a medida no se le educa, el niño se convierte en un
mero 5: “En los términos que de la educación, y el papel del Estado y de que los colegios se implican más y más pequeño salvaje. Esto está representado
establezcan las Administraciones la escuela pública. en el desarrollo emocional de los alumnos magnífi camente en la novela de William
educativas, las decisiones colectivas que La educación tiene una importancia vital, en lugar de ocuparse de la transmisión de Golding El señor de las moscas, que narra
adopten los alumnos, a partir del tercer no sólo para los niños y jóvenes, destinata- conocimientos el nivel académico de los la historia de unos treinta niños ingleses
curso de la educación secundaria obliga- rios directos de la educación, sino para el alumnos disminuye y la violencia aumen- que sobreviven a un accidente aéreo y se
toria, con respecto a la asistencia a clase conjunto de la sociedad, pues de ellos de- ta. Se trata de formar personas, de educar encuentran en una isla desierta teniendo
no tendrán la consideración de faltas de pende su futuro. La función del Estado es hombres y mujeres con sentido, hombres que organizarse sin la ayuda de ningún
conducta ni serán objeto de sanción, cuan- garantizar la educación a todos los niños. y mujeres íntegros, equilibrados. adulto. Rápidamente se agrupan en tor-
do éstas hayan sido resultado del ejercicio En realidad, y dentro de una aplicación Creo que es posible encontrar muchos no a dos líderes, pero pronto comienzan
del derecho de reunión y sean comunica- razonable del principio de subsidiariedad valores comunes, y enseñarlos en la es- a surgir confl ictos que no son capaces de
das previamente a la dirección del centro” que dice que todo lo que pueda hacer un cuela sin que puedan ofender a nadie, sin resolver. La hostilidad va creciendo en el
(BOE de 4 de mayo de 2006, p. 17205). órgano inferior no debe hacerlo el órgano que nadie pueda decir que atentan contra grupo hasta que estalla la vio-
Summerhill se convirtió en un icono para superior, el Estado debería favorecer que sus creencias profundas. Cualquier per- lencia y la guerra abierta
los partidarios de este tipo de educación la iniciativa privada se hiciera cargo de los sona sensata admitirá que hay que trans- entre ellos, con conse-
durante los años setenta. Pero ya ha reci- centros escolares siempre que fuera posi- mitir a los niños aquellos valores que son cuencias trágicas.
bido varios avisos por parte del gobierno ble. El Estado debería limitarse a estable- necesarios para una vida feliz y lograda: Frente a esas
británico, tanto en la época de Margaret cer un marco legal general para garantizar disciplina, capacidad de trabajo, responsa- ingenuas concep-
Thatcher como en la de Tony Blair. Según una calidad mínima a todos los niños es- bilidad, respeto hacia los demás, valentía, ciones del ser La virtud debe
el último informe del Ministerio de Educa- pañoles. Y sólo debería abrir un colegio allí coherencia con las propias convicciones, humano, al esti-
ir unida a la
ción británico, los alumnos de Summer- donde las instituciones privadas o las mis- obediencia a la autoridad justa, anticipar lo roussoniano,
transmisión de
hill no salen de allí bien preparados. Su mas familias no sean capaces de hacerlo. las consecuencias de las propias accio- como un ser na-
conocimientos
formación académica y humana presenta Este es un debate que ningún gobierno se nes, honestidad, diligencia, honradez, li- turalmente bue-
graves defi ciencias. Incluso hay quien lle- ha atrevido todavía a abrir, pero que sería bertad, y muchos otros. Estos valores son no, la realidad nos
ga más lejos y acusa a Summerhill de ser muy necesario abordar. fundamentales para la prosperidad y feli- demuestra que sin
una fábrica de analfabetos e inadaptados Lo que en ningún momento puede hacer cidad de las personas y de la sociedad en la ayuda necesaria nos
sociales. el Estado es inmiscuirse en la educación su conjunto. Se puede incluso decir que es encontramos incapaces
moral de los niños. Ahora bien, dejando igual de importante que se eduque a los de luchar contra nuestras pro-
siempre a salvo la libertad de enseñanza niños en estos valores y que se les enseñe pias pasiones y bajas tendencias. Nuestra
2. Educación para l2. Educación para la libertadlibertad
de los padres, es imprescindible que los a leer y escribir si queremos que alcancen inteligencia necesita ayuda para un ade-
colegios se impliquen en la transmisión una vida plena, productiva y feliz. En un cuado discernimiento; y nuestra voluntad
2.1. Es preciso unir el saber y el aprendi- de valores universales y en la formación mundo como el nuestro, tan complejo y tan para un obrar recto. Los niños necesitan
Educación, ciudadanía y libertad por María Lacalle Noriega Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 200814 15
ESTUDIOS ESTUDIOS
la imposición de normas de conducta, que tropológica y política de la que se parta. ignorante y amorfa es la sociedad y menos mayor esfuerzo, y, por tanto, con mejores
se les señalen unos límites que no deben Como señalábamos al principio, en toda conocimientos y convicciones tiene. resultados.
sobrepasar, que se controle su comporta- ley educativa subyace una concepción En segundo lugar, es imprescindible La exigencia, una exigencia adecuada
miento y la adquisición de conocimientos, de la persona, del Estado y de las rela- ayudar a los niños a formar su voluntad. y razonable, no sólo produce mejores re-
que se les transmitan valores y virtudes. ciones entre ambos. Sabemos que desde El camino de la verdadera felicidad es sultados académicos. También contribuye
La educación integral es impres- ideologías colectivistas se ha considerado exigente. Frente al igualitarismo dogmáti- a formar la responsabilidad. Para evitar el
cindible para que la persona siempre que el Estado debe educar a los co que impide exigir de cada individuo el “infantilismo” que denunciaba García Mo-
se pueda desarrollar equi- individuos para que puedan servir efi caz y máximo desarrollo de sus capacidades, rente, debemos educar a los niños en la
libradamente. obedientemente al propio Estado, que les hay que formar la voluntad, hay que formar responsabilidad, para que sean capaces
prestará protección y ayuda a cambio de hombres y mujeres recios, capaces de dar de controlar sus decisiones, y, por tanto,
La ignorancia
2.2. Sólo un pueblo sumisión y respeto. Desde una óptica más lo mejor de sí mismos, diligentes, perse- sus vidas. Para que sean conscientes de
virtuoso es capaz liberal se considera que la educación es verantes, que se esfuercen por hacer las que sus elecciones importan y tienen con-
nos esclaviza
de vivir en libertad competencia de las familias y que se debe cosas cada vez mejor y persigan la exce- secuencias. Para que sean dignos de con-
y nos hace
La educación integral respetar por encima de todo su libertad y lencia en todas las áreas de su vida. fi anza, capaces de responder a las obli-
presa fácil del
es especialmente im- su soberanía, que el Estado sólo cumple Cuanto más se exige a los alumnos más gaciones o promesas que asuman ante sí
engaño y la
portante en un sistema una función subsidiaria y que se educa, son capaces de rendir. Hay un estudio, mismos o ante terceros. Para que puedan
manipulación
democrático. Solo una precisamente, para la libertad. muy conocido en el mundo de la educa- madurar y afrontar la vida desde la liber-
educación que se dirija Si queremos edifi car una sociedad libre, ción, que ilustra muy bien esta afi rmación. tad, e incorporarse a la sociedad como
a todas las dimensiones de próspera y en paz, si queremos acabar Se trata de un experimento llevado a cabo ciudadanos activos, soberanos y compro-
la personalidad del niño podrá con la violencia y la indisciplina, si quere- durante el curso 1968-69 por un profesor metidos.
formar personas maduras, capaces mos mirar de frente las graves patologías de Harvard, el doctor Robert Rosenthal. El Aunque parezca contradictorio, lo cierto
de integrarse activamente en la sociedad, que afl igen a nuestros adolescentes, de- profesor Rosenthal comunicó a un grupo es que sólo con una educación disciplina-
de tomar las riendas de su vida y de con- beríamos abandonar las pésimas teorías de profesores que, tras realizar una serie da y exigente se puede aprender a ser li-
tribuir al bien común. Sólo una educación de la educación constructivista y restaurar de tests sobre los alumnos, había llegado bre. La libertad y la creatividad únicamente
integral puede formar auténticos ciudada- un currículo que enfatice la razón sobre las a la conclusión de que aproximadamente se pueden desarrollar cuando se conocen
nos, participativos, responsables y libres. emociones, el conocimiento sobre los sen- un veinte por ciento de ellos tenían unas bien y se han interiorizado los límites, las
La democracia, la auténtica democracia, timientos, el juicio moral sobre el relativis- capacidades intelectuales muy superiores reglas de conducta y los principios que ri-
no puede sobrevivir a menos que los ciu- mo, y el auto-control sobre la libre expre- a la media. Los profesores tomaron nota de gen la vida de las personas. Para aprender
dadanos estén bien formados e informa- sión. En realidad, lo que necesita España los nombres de los estudiantes y volvieron a tocar el piano hay que seguir un largo
dos. La verdadera democracia necesita es un cambio radical de currículo. a su trabajo. Ocho meses más tarde, las proceso de aprendizaje y someterse a un
ciudadanos con valores, ciudadanos vir- Debemos, en primer lugar, recuperar la califi caciones fi nales ofrecieron una con- método y a una dura disciplina.
tuosos. Como decía Benjamin Franklin, función de la escuela como transmisora clusión aplastante: los resultados de aquél Sólo después se podrá in-
“sólo un pueblo virtuoso es capaz de vivir de conocimientos. La educación es una veinte por ciento de alumnos teóricamente terpretar creativamente
en libertad. A medida que las naciones se lucha contra la ignorancia que nos esclavi- más capaces eran notoriamente superio- cualquier pieza musi-
hacen corruptas y viciosas tienen mayor za y nos hace cometer errores. Una buena res al resto. La anécdota, y su conclusión, cal, y se podrá com-
necesidad de dirigentes... Nada es más formación intelectual es una ayuda nece- parece obvia: a mayores capacidades del poner libremente.
Sólo a través
importante para el bien común que formar saria para que los jóvenes puedan crecer alumno, mejores resultados. Pero hay que Lo mismo ocurre
una educación
y entrenar a la juventud en la virtud y la como personas, como personas maduras completarla con un pequeño detalle: Ro- con la educación.
disciplinada
sabiduría”. y libres. Sin conocimientos no hay libertad. senthal había elegido a aquél veinte por Para llegar a ser
y exigente se
Esto no se logra en una asignatura, sino Sin conocimientos no podrá haber ciuda- ciento al azar. Lo que había mejorado el libre primero hay
puede aprender
en el conjunto de la vida escolar. Es algo danos con el sentido crítico necesario para rendimiento de estos estudiantes no eran que aprender a
que se transmite día a día, a lo largo de la vida en democracia, pues para adoptar sus capacidades naturales, sino las ex- obedecer. a ser libre
los años de escolarización: en el aula, un punto de vista crítico ante cualquier pectativas de los profesores, y la mayor Además de pro-
en el patio de recreo, en el pasillo, en el asunto es necesario tener una referencia, atención que, consciente o inconscien- porcionar a los jóvenes
comedor. Lo que hace falta es tener bien unos conocimientos que permitan rela- temente, les habían dedicado. Al mismo una sólida formación inte-
claro cuál es el objetivo de la educación, cionar, comparar y enjuiciar. Sin ellos, no tiempo, los propios estudiantes, conscien- lectual y de la voluntad, la es-
y para eso es necesario saber quién edu- hay crítica que valga. Sin ellos, la socie- tes de que se esperaba más de ellos, se cuela debería también, como hemos dicho
ca, a quién se educa y para qué se educa. dad está expuesta a cualquier engaño, a habían esforzado más. Normalmente, ante antes, transmitir una serie de valores y vir-
Estas preguntas recibirán una respuesta cualquier manipulación. El abuso y la ma- una mayor exigencia y un mayor rigor del tudes que les permitan encaminarse hacia
diferente en función de la concepción an- nipulación es tanto más fácil cuanto más profesor, los alumnos responden con un una vida plena y feliz. Se trata de valores y
Educación, ciudadanía y libertad por María Lacalle Noriega Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 200816 17
ESTUDIOS ESTUDIOS
virtudes universalmente aceptados y que La percepción de un sentido de comuni- te, no existe la obligación moral de tener a
ConclusiónConclusión
ninguna persona sensata rechazaría. Voy dad en el colegio es muy importante para todo el mundo en la misma consideración
simplemente a mencionar cuatro de ellos, que los alumnos se integren en la socie- o estima. Los alumnos deben saber que Es importante abrir en España un debate
aunque la lista podría alargarse más. dad con esa misma aspiración. Cómo los no es preciso compartir siempre las ideas profundo sobre la educación. No sólo por-
En la escuela se debe trabajar sobre miembros de la comunidad escolar se de los demás. Ni siquiera es necesario que que el actual sistema educativo se ha reve-
la virtud de la justicia. Justicia no tratan unos a otros es algo decisivo para las ideas de los demás les parezcan valio- lado como un auténtico desastre, sino por-
es igualdad. Justicia es dar a la formación del alumno. Esto, obviamen- sas o razonables como defi ende la falsa que estamos permitiendo que el Estado se
cada uno lo suyo, lo que te, incluye cómo los estudiantes se tratan tolerancia relativista. Los alumnos deben arrogue una potestad que no le correspon-
En la escuela
le corresponde. Una entre ellos, pero también cómo los pro- aprender a tratar a todos con respeto, in- de: la educación moral de nuestros hijos.
persona justa es una fesores tratan a los alumnos y cómo se dependientemente de quiénes sean o de Estamos asistiendo, impasibles, hacia un se deben
persona honesta, una tratan entre ellos, y cómo el personal ad- lo que piensen, por el mero hecho de que cambio en el modelo de Estado que está
transmitir
persona que huye del ministrativo trata a alumnos y profesores. son personas. derivando en un totalitarismo inadmisible,
virtudes
engaño y la manipu- Otra virtud muy necesaria para la vida En la actualidad el ambiente social está que está imponiendo una moral pública
universales,
lación. La honestidad personal de los alumnos y para la socie- cargado por una escandalosa falta de ci- obligatoria, que está estableciendo lo que
como la justicia,
en la comunicación dad es la integridad. La palabra “integri- vismo: brusquedad, hosquedad, falta de los niños deben o no deben creer y sentir.
la solidaridad,
implica el decir siem- dad” implica rectitud, bondad, honradez, consideración, violencia, deshonestidad. Parece necesario reclamar el respeto del
la integridad y pre la verdad, evitan- decencia. Una persona íntegra se com- Se debe enseñar a los niños y jóvenes que principio de subsidiariedad que consagra
do el engaño. Implica porta conforme a sus principios. No hay los buenos modales y las buenas actitudes la primacía de la persona reconocida en
el civismo
veracidad y sinceridad. La diferencia en su manera de tomar deci- son el principio para construir una socie- su capacidad de originar sus propios actos
honestidad en la conducta siones en función de las situaciones, no dad en paz, en la que se respete a todas y de responsabilizarse de ellos. Existe una
signifi ca no hacer trampas, tratar a se comporta de manera diferente en casa las personas por igual porque todas tienen vinculación íntima entre subsidiariedad y
cada uno como se merece y darle lo que es o en el trabajo, en público o en soledad. la misma dignidad. libertad. Para poder hablar de una verda-
suyo. Para poder disfrutar de una sociedad Vive como piensa, es fi el a sus convic- La lista de valores y virtudes a transmitir dera democracia, de una sociedad autén-
en paz necesitamos formar a los jóvenes ciones y a sus compromisos. Tiene con- en la escuela podría prologarse, pero creo ticamente libre, es preciso que el Estado
en la justicia. trol de sí misma y es capaz de dominar que una exposición pormenorizada de los deje un amplio margen de autonomía a las
También se debe trabajar sobre la soli- pasiones y apetitos por un bien superior. mismos excede los límites de este trabajo. personas y grupos sociales. Y esto es es-
daridad, que es un principio básico de la No es fácil afi rmar lo que creemos abier- Por otra parte, no es necesario inventar pecialmente importante en el ámbito edu-
organización social y política. La solidari- tamente y además, vivir como pensamos nada nuevo. Ya en la antigua Grecia se cativo donde están en juego las libertades
dad no es un mero sentimiento superfi cial y como decimos. Por eso hay que en- desarrolló en profundidad un camino de más sagradas del ser humano: la religiosa
y pasajero sino la determinación fi rme y señarles a los niños desde pequeños el formación para conducir a los niños ha- y la ideológica.
perseverante de empeñarse por el bien valor inmenso de la integridad, de la au- cia un pleno desarrollo e integración en El Estado debe, por encima
común, es decir, por el bien de todos y tenticidad, y que deben huir de la falta de la vida ciudadana. La paideia era la base de todo, respetar la liber-
cada uno, para que todos somos verda- coherencia y de la hipocresía. En la vida de la educación, que dotaba a los hombres tad de enseñanza pro-
deramente responsables de todos (Juan escolar la integridad se debe manifestar de un carácter verdaderamente humano. pia de los padres. Y
Pablo II, 1987: 38f). Los jóvenes deben en la obediencia, en el cumplimiento de Paideia era al mismo tiempo el resultado el sistema educa-
aprender que convivir supone siempre los deberes, en la disciplina, y, siempre, pretendido – la plenitud humana – y los tivo debe poner a
La calidad
adquirir compromisos y mantenerlos, ser en el comportamiento valiente, honrado y elementos modeladores con los que tal la persona en el
de una
capaz de asumir cargas y sacrifi cios por el veraz. resultado era obtenido: una combinación centro buscando
democracia
bien de los que nos rodean, olvidarnos un También es muy importante formar a armónica de formación especulativa y siempre su ple-
depende de la
poco de nosotros mismos para pensar en los niños y jóvenes en el civismo, o, como práctica, de conocimientos teóricos y de- no desarrollo. La
educación de
los demás. La auténtica convivencia es la se decía antes, en urbanidad. El civismo, sarrollo de las virtudes. Posteriormente, educación no pue-
de quien vive su vida dando vida a los de- o saber convivir, saber agradar, saber es- la paideia fue enriquecida notablemente de reducirse a la sus ciudadanos
más. Hoy día se habla mucho de derechos tar, incluye muchas virtudes sociales que gracias a las aportaciones de numerosos transmisión de deter-
y poco de deberes. Pero, para lograr una nos permiten vivir en comunidad: buena autores cristianos. En la actualidad existe minadas habilidades o
sociedad más justa es preciso reconocer educación, cortesía, amabilidad. Pero no un interés renovado por este tipo de for- destrezas, sino que debe
que todos tenemos, desde luego, unos se trata sólo de pautas de comportamiento mación integral, especialmente en Esta- formar a los niños en su inte-
derechos, y que también tenemos, para- “vacías”, triviales. El civismo se basa en dos Unidos, donde llevan ya muchos años gridad con el fi n de que puedan madurar
lelamente, unos deberes. Integrarse en la el respeto hacia el prójimo. Las personas investigando sobre la necesidad y la ma- y convertirse en adultos responsables y
sociedad no es sólo recibir, sino recibir y no son cosas, y todos tenemos derecho a nera de formar el carácter de los niños en libres. En realidad, no es necesario inven-
aportar. que se nos trate con dignidad. Ciertamen- la escuela. tar nada nuevo. Basta con volver la vista a
Educación, ciudadanía y libertad por María Lacalle Noriega Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 200818 19
ESTUDIOS ESTUDIOS
la sabiduría griega y redescubrir y adaptar para que puedan crecer y madurar con-
Educación, ciudadanía y libertad
a los tiempos actuales la paideia, que virtiéndose en hombres y mujeres sen-
conjugaba e integraba el sentido espe- satos, responsables, libres. La ignoran-
María Lacalle Noriega
culativo de la vida teórica y el sentido cia, la falta de control sobre las propias
práctico de la vida virtuosa. pasiones y la ausencia de valores son
La calidad de una democracia depen- el caldo de cultivo perfecto para la ma-
Bibliografía
de de la educación de sus ciudadanos. nipulación y el sometimiento. Sólo unos
Si queremos promover la participación ciudadanos sólidamente formados, con
ciudadana y consolidar la vida demo- convicciones firmes pueden garantizar
Calvo Charro, María (2006): Nuevas pedagogías y crisis del varón, en Nueva revista de política, cultura y arte, nº 106.
crática lo que tenemos que hacer es una vida auténticamente democrática y
Delibes, Alicia (2008): Cuatro años de retroceso en la educación española, Papeles FAES, número 66.
Enkvist, Inger (2006): Repensar la educación, Madrid, Ediciones Internacionales Universitarias.
formar integralmente a los jóvenes vivir en libertad.
EURYDICE, la Red europea de información en educación (2005): La educación para la ciudadanía en el contexto escolar europeo,
http://www.eurydice.org.
Fundación CIVES (2005): Propuesta de educación ético-cívica Educación para la Ciudadanía, Madrid, Liagrafi c.
García Morente, Manuel (1928): El mundo del niño, Revista de pedagogía 74-75, Madrid.
Juan Pablo II (1987): Carta Encíclica Sollicitudo rei socialis, Madrid, Promoción cultural cristiana.
Lacalle, María (2007): Intervencionismo estatal frente a libertad de enseñanza, en ¿Educación para la ciudadanía o ingeniería
social?, Madrid, Universidad Francisco de Vitoria.
Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, BOE de 4 de mayo de 2006, pp. 17158-17207.
OCDE (2006): Programa para la evaluación internacional de alumnos de la OCDE. Informe español, Madrid, Ministerio de Educación
y Ciencia.
Orrico, Javier (2005): La enseñanza destruida, Madrid, Huerga y Fierro.
Real Decreto 1631/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación
Secundaria Obligatoria, BOE de 5 de enero de 2007, pp. 677-773.
Educación, ciudadanía y libertad por María Lacalle Noriega Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 2008

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents