7 pages
Español

Educación para la Ciudadanía » y Filosofía Política («Education for the Citizenship» and Political Philosophy)

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

Resumen
El actual debate en torno a la asignatura de Educación para la Ciudadanía que presenta el Gobierno español, es un debate que encierra una controversia fi losófi ca que debe atenderse con rigor. Esta disputa no es otra que la de la relación entre la persona y el Estado, y el riesgo de vulneración de los principios del bien común y de subsidiariedad. Al mismo tiempo, surge un dilema sobre los fundamentos que deben sostener toda propuesta educativa.
Abstract
The current discussion about the new subject proposed by the Spanish Government «Education for the Citizenship» is a discussion that encloses a deeper philosophical argument we have to consider. This discussion is about the relationship between the person and the State and the risk of making an attempt against the social principles of Common Good and Subsidiariety. At the same time, another dilemma appears: the fundamentals of any educational proposal.

Sujets

Informations

Publié par
Publié le 01 janvier 2008
Nombre de lectures 12
Langue Español

AUTOR ESTUDIO
RECIBIDO
16 de abril de 2008José Luis Parada Rodríguez
ACEPTADO
Universidad Francisco de Vitoria 18 de junio de 2008
j.parada@ufv.es PÁGINAS
De la
ISSN: 1885-365X
«Educación para la Ciudadanía »
y Filosofía Política
«Education for the Citizenship»
and Political Philosophy
El actual debate en torno a la asignatura de Educación para la Ciudadanía que presenta el Gobierno
español, es un debate que encierra una controversia fi losófi ca que debe atenderse con rigor. Esta
disputa no es otra que la de la relación entre la persona y el Estado, y el riesgo de vulneración de los
principios del bien común y de subsidiariedad. Al mismo tiempo, surge un dilema sobre los funda-
mentos que deben sostener toda propuesta educativa.
The current discussion about the new subject proposed by the Spanish Government «Education for the Citizenship» is a
discussion that encloses a deeper philosophical argument we have to consider. This discussion is about the relationship
between the person and the State and the risk of making an attempt against the social principles of Common Good and
Subsidiariety. At the same time, another dilemma appears: the fundamentals of any educational proposal.
Palabras clave: Educación; ciudadanía; Estado; persona; Bien Común; subsidiariedad.
Key Words: Education; citizenship; State; person; Common Good; subsidiariety
IInnttroducciónroducción
Es considerable el debate que de dos años a esta parte ha causado la aprobación de la
asignatura titulada «Educación para la ciudadanía». Las diferencias entre sus defensores
y detractores son varias, pero lo importante es considerar la raíz de la divergencia. El
fundamento de la disparidad es eminentemente de carácter fi losófi co, si bien se echan
en falta análisis de esta naturaleza en los debates públicos en torno a la asignatura de
Educación para la Ciudadanía. Lo que pretende este artículo es analizar en clave fi losó-
fi co-política esta cuestión y así poder aportar un criterio de juicio frente a una asignatura
que a día de hoy ya se imparte en algunas escuelas del territorio español.
El debate que se ha podido seguir en diferentes medios se puede explicar en torno al
siguiente eje: aquellos que defi enden la asignatura al considerar que en un Estado de
Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 20084 5
ESTUDIOS ESTUDIOS
Derecho es conveniente la formación de tiene un objeto más ambicioso, más abs- hombre civilizado es una unidad fracciona- 1.2.2 La teoría organicista.
la juventud en los valores constituciona- tracto, huyendo del reduccionismo positi- ria que determina el denominador y cuyo Sus representantes son varios, pero la
les, al ser la Constitución el marco social vista. Su preocupación, una vez frente a la valor expresa su relación con el entero, línea general es la siguiente: del mismo
por excelencia; y los que la critican, al con- evidencia del hecho social, es la de tratar de que es el cuerpo social (…) De estos ob- modo que una célula no cumple función
siderar que las líneas genéricas que pre- desentrañar el origen de la sociedad misma, jetos necesariamente opuestos [hombre y alguna aislada, sino como parte de un or-
senta el modelo de la asignatura, preguntándose por la naturaleza social del ciudadano] devienen dos formas de institu- ganismo (dicen los organicistas), el indivi-
supone la invasión por parte hombre y, desde ahí, establecer la relación ciones contrarias: la una pública y común, duo sólo alcanza su sentido en la totalidad
del Estado en la esfera que existe entre la persona y la sociedad, la otra particular y doméstica” (Rousseau, en la que está inserto, cumpliendo el co-
de la familia, atentando entre la persona y el Estado. 1988: 97-98) metido que la sociedad le otorga. En este
Nuestro análisis contra el principio de De esta manera, la Filosofía de la socie- Así, lo social es algo externo al indivi- sentido, el todo es superior, cuantitativa y
subsidiariedad. dad no apunta al hecho social, sino que tra- duo que, de hecho, pervierte la naturaleza cualitativamente a la parte.es socio-filosófico
Para poder arrojar ta de descubrir la naturaleza de la realidad del hombre, ya que considera que éste es Comte es un fi el representante de esta no meramente
luz al debate debe- social. De esta manera, podrá considerar la bueno por naturaleza. “Toda nuestra sabi- doctrina, en su intento por alcanzar un mo-
sociológico,
mos, pues, atender a existencia de ciertas asociaciones cuyo ca- duría consiste en preocupaciones serviles; delo social “positivo” que sugiere el punto
tratando de salvar dos temas: el conteni- rácter es meramente instrumental (así suce- todos nuestros usos no son otra cosa que fi nal de la evolución social:
las limitaciones do de la asignatura de de con los gremios, con los clubes, las aso- sujeción, tormento y violencia. El hombre “Lo más selecto de la humanidad, des-
propias de la Educación para la Ciu- ciaciones…). Sin embargo, otras realidades civilizado nace, vive y muere en la escla- pués de haber agotado las fases sucesi-
dadanía, por un lado, y la sociales atañen nítidamente a la realización vitud. Cuando nace se le cose en una en- vas de la vida teológica y aun los diversos Sociología.
cuestión fi losófi ca de fondo, de la persona. voltura; cuando muere se le mete en un grados de la transición metafísica, llega
que corresponde al campo de Esta diferenciación es básica, pues de lo ataúd, y en tanto él conserva la fi gura hu- ahora al advenimiento directo e la vida
la Filosofía de la sociedad, por otro. contrario, todo análisis que obvie esta sutile- mana vive encadenado por nuestras insti- plenamente positiva, cuyos principales
Comenzaremos por el segundo tema para za estará abocado a ser parcial. tuciones” (Rousseau, 1988: 100) elementos han recibido ya la necesaria
así ofrecer un marco teórico que nos permi- La maldad es fruto de la vida social, y elaboración parcial y no esperan más que
ta, después, atender a la cuestión sobre la 1.2 Teorías sobre la sociedad por eso promulga la vuelta a la Naturaleza. su coordinación general para construir un
Educación para la Ciudadanía. La distinción entre Sociología y Filosofía de De ahí que, frente a lo social, Rousseau nuevo sistema social, más homogéneo
la sociedad no es baladí, pues de la refl exión se convierta en el mayor exponente de la (…) Es innegable que esta íntima renova-
11. Una cuestión de fondo: l. Una cuestión de fondo: la sobre la naturaleza del Estado y sobre la na- teoría individualista. ción de las doctrinas sociales no se cum-
naturalnaturaleeza del Estado y lza del Estado y la turaleza social del hombre, surgirán diferen- El individualismo tiene un riesgo evi- plirá sin hacer surgir una nueva autoridad
persona como cenpersona como centtro de lro de la vida vida tes modelos sociales muy dispares entre sí dente, pues resquebraja el tejido social de espiritual que, después de haber discipli-
socialsocial y que conllevarán experiencias sociales de arriba abajo. Una de las notas caracterís- nado las doctrinas, se convertirá pacífi -
1.1 La Filosofía de la sociedad no es So- profunda trascendencia. ticas de la sociedad occidental del s. XXI camente, en toda la extensión
ciología A continuación vamos a exponer de ma- es precisamente el individualismo, unido del Occidente europeo, en
Antes que nada, debe hacerse una preci- nera somera los elementos que estimamos estrechamente a otras realidades como la primera fase esen-
sión primera y es la de saber distinguir entre más signifi cativos de lo que se consideran el consumismo o el hedonismo. Podemos cial del régimen fi nal
“Sociología” y “Filosofía de la sociedad”. tres modelos sociales paradigmáticos. Este afi rmar que vivimos una época en la que de la humanidad”
La primera es una ciencia de origen em- acercamiento, sin pretender ser exhaustivo la persona ha creído a pies juntillas lo que (Comte, 2002: lec-
La perspectiva
pírico y cuyo término acuña Comte en el sino ilustrativo, resultará de utilidad para en- afi rma Rousseau sobre que el hombre lo ción 57).
realista niega siglo XIX, y se basa sencillamente en la ob- marcar el estado de la cuestión: es todo para sí, justifi cando los comporta- Una especie de
la existencia de servación de los fenómenos sociales. Como mientos inmorales propios y ajenos acu- mesianismo indu-
representante del Positivismo, Comte consi- 1.2.1 La teoría individualista sando de los mismos a la sociedad. ce a Comte a ele- conflicto entre
dera como objeto de estudio el hecho social El representante más relevante de esta Una muestra de ello es lo que los so- var a la sociedad a la persona y la
y lo describe; nada más. A la Sociología no teoría es Rousseau, quien en su Contrato ciólogos llaman los free-riders, aquellas la condición de se sociedad
le atañe desgranar el fundamento del hecho Social considera que el hombre es perfec- personas que son ajenos a la sociedad una entidad supra-
social sino simplemente conocer y destacar to en sí mismo. Sin embargo, por un crite- y a sus valores y que viven de espaldas individual y a dotar de
las características de una realidad social, y rio utilitarista, se establece en sociedad, ya a ello. El egoísmo que puede provocar el identidad propia a una rea-
comparar las diferencias entre unos hechos que ello le aporta una serie de benefi cios capitalismo extremo bebe también de este lidad abstracta como es la “hu-
o usos sociales y otros, a nivel meramente de carácter material, pero que le envilece. individualismo, ¿cuál si no es la razón de manidad”, regida por el sistema positivo.
descriptivo. Su objeto es el hecho social, con- “El hombre de la naturaleza lo es todo que la economía sumergida en España su- Algo similar apunta Marx cuando pre-
cebido como el fenómeno social colectivo. para sí; él es la unidad numérica, el en- pongo el 23% del PIB -208.000 millones senta su modelo de interpretación fi lo-
1La Filosofía de la sociedad, por su parte, tero absoluto, que no tiene más relación de euros? sófi co-científi ca de carácter materialista.
que consigo mismo o con su semejante. El
«Educación para la Ciudadanía » y Filosofía Política por José Luis Parada Rodríguez Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 20086 7
ESTUDIOS ESTUDIOS
Es una llamada al colectivismo, donde la millones de personas. hoy en la UE, por citar el único ejemplo de tendrá como elementos propios una au-
identidad personal se diluye y donde se cuasi formación de una comunidad que ha toridad (el gobernante), una normatividad
deja en manos del Estado el control de los 1.2.3 La teoría realista tenido moderado éxito, la coexistencia pa- (la ley) que es de exigido cumplimiento por
hombres. Así, en el Manifi esto Comunista Presenta un modelo intermedio entre las cífi ca ha llegado a ser un sobreentendido, parte de los integrantes de la sociedad y
aboga por “la expropiación de la propie- dos teorías anteriormente presentadas. El ello se debe a que ha existido la voluntad un objetivo común (el bien común).
dad territorial (…) y la centraliza- realismo considera que la sociedad no es de que así fuera” (Küng y Kuschel, 2006: Así podemos afi rmar que la naturale-
ción del crédito en manos algo externo, extraño, ajeno al individuo. 129), observándose un impulso de la con- za de la comunidad política responde a
del Estado por medio de En realidad, la dimensión social del hom- ciencia de la humanidad. una necesidad natural de los hombres de
un Banco nacional con bre es innegable (por su propia condición Esta última consideración nos pone en la contribuir con la comunidad según sus ca-
capital del Estado y de ser contingente y relacional), así como línea del siguiente punto a tratar: la naturale- pacidades, con el objetivo de alcanzar el
Será necesario
monopolio exclusi- es innegable que la sociedad, formada por za del Estado y su relación con la persona. bien común. El elemento más importante
considerar cuáles
vo” (Marx y Engels, personas, tiene a éstas como origen y fi n. es, por tanto, el fi n que se persigue, esto
son los principios 2005: punto 129), Frente a los abusos de los totalitaris- 1.3 La naturaleza del Estado es, el bien de los miembros de la comuni-
originarios del entre otras accio- mos desarrollados durante el siglo XX y La misma evidencia nos descubre como dad. Todo lo demás no hace sino facilitar
Estado para nes que van enca- frente a ciertas tendencias individualistas seres sociales; como afi rma Aristóteles en la conquista de ese bien por parte de los
minadas al control como puede ser el capitalismo exacerba- la Política, el hombre es un zoon politikon: integrantes. realizar un
estatal de la vida de do, Mounier denunciaba en su obra “Re- “La razón por la cual el hombre es una Para ahondar más aún en el sentido análisis preciso
los ciudadanos. volución personalista y comunitaria” que el animal social (politikòn ón ántropos zoon), de la sociedad y de la dimensión social
Las implicaciones individualismo había cambiado la persona más que cualquier abeja o animal gregario, del hombre estimamos oportuno acudir
históricas de semejante por una abstracción jurídica sin vinculacio- es evidente: la naturaleza, como decimos, al Magisterio de la Iglesia Católica dado
teoría son de sobra conocidas: nes, sin tejido, sin entorno. Criticaba du- no hace nada en vano, y el hombre es el que como institución dos veces milenaria
el marxismo fue reconvertido en varias ramente un modelo que permanece en la único que tiene palabra (lógos) (…). Y esto y apoyada en la autoridad de la razón, así
ocasiones por Lenin primero, y por Stalin, actualidad, como es el capitalismo, al que es lo propio del hombre frente a los demás como en la de la Revelación, no sólo ha
después, convirtiéndose en la estructura acusa de haber llegado a ser ese no-ser animales: poseer, él solo, el sentido del formado parte importante de la sociedad
ideológica de la Revolución Rusa y de la con su medida monótona. bien y del mal, de lo justo y de lo injusto, sino que más aún, ha ayudado a estructu-
Unión de Repúblicas Soviéticas. En la Eu- En “Manifi esto al servicio del personalis- y de los demás valores, y la participación rarla y dirigirla. Como comunidad universal
ropa de los años 20 se forjaron dos regí- mo” también despacha contra los colecti- comunitaria de estas cosas constituye la y en base a su estudio profundo sobre el
menes totalitarios de derechas en Italia y vismos. Mounier ataca la cuestión del Es- casa y la ciudad (polis)” (ARISTÓTELES, ser humano, las aportaciones del Magis-
Alemania de repercusiones inimaginables tado y afi rmando que el papel del Estado Política. I 2, 1253a 7-18) terio al respecto de la realidad social no
hasta el momento. Tras la Segunda Gue- se limita, de una parte, a garantizar el es- El hombre es, pues, un animal político, deberían obviarse.
rra Mundial se consolidaron las dictaduras tatuto fundamental de la persona; de otra, un ser social. La evidencia nos muestra El primer principio del Estado es el Prin-
castrista, maoísta, camboyana, coreana, a no poner obstáculos a la libre concurren- que nacemos en un seno familiar en el cual cipio del Bien Común, que ex-
ugandesa… cia de las comunidades espirituales. vamos desarrollándonos a nivel biológico, presa del siguiente modo
Todos estos modelos tuvieron en común La aportación de esta teoría es conside- emocional, afectivo y cognitivo, y también la Constitución Pastoral
Toda ley es (algunos de ellos siguen en activo) el me- rable, pues que pretende evitar los exce- vamos reconociendo unos usos que serán Gaudium et Spes: “el
expresión de nosprecio absoluto por la persona indivi- sos que los dos anteriores modelos supo- similares en el entorno social más amplio conjunto de aque-
dual. Ciertamente, la persona, como una nen llevados a sus últimas consecuencias. que es el Estado. llas condiciones de una idea de
célula, servía si servía para el organismo, La democracia y el mercado justo (ambos Formamos parte, pues, desde que nace- la vida social que justicia: dar
pero si no era de utilidad era aniquilable. con diversas caras y distintos usos) son mos, y mientras nos desarrollamos, de una permiten a los gru- a cada cual
Más aún, había personas consideradas los frutos más laureados de este modelo, primera instancia social que es la familia. pos, como a los in-
lo que le
en sí mismas células cancerígenas, por lo pues propone un equilibrio entre la persona Ella es la célula básica de la sociedad, por dividuos, alcanzar la
correspondeque ni siquiera tenían la opción de servir al y la sociedad, entendiéndolos como com- ser la primera realidad social y el vehículo propia perfección con
organismo; antes aún, debían ser aniquila- plementarios, de manera que los derechos estructural del Estado. mayor plenitud y mayor
das para preservar la salud del organismo, de la personas queden siempre respeta- En esa primera realidad social recono- diligencia” (Concilio Vaticano
de lo colectivo. dos pero se asuman también los deberes cemos una autoridad, representada por II 1988: punto 74). Su centro, por tanto, es
Más allá de algo teórico, estas ideas ba- para con la comunidad a la cual cada uno los padres, unas normas (no escritas), el bien de la persona individual y supone
sadas en una suerte de darwinismo social pertenece. La experiencia de la Unión Eu- una responsabilidad compartida por los un bien “nuestro”, no la simple suma de
y en la más absoluta creencia en la reli- ropea, nacida del realismo de Schumman miembros de la familia y un objetivo co- bienes particulares. Supone, por tanto, el
gión de Partido tuvieron como consecuen- y Monnet, es una buena muestra de este mún (la propia realización). Así, el Estado, respeto y promoción de los derechos fun-
cia práctica el asesinato de más de cien modelo, como afi rma Dieter Senghaas “Si que será conformado a posteriori, también damentales de la persona y la paz y la se-
«Educación para la Ciudadanía » y Filosofía Política por José Luis Parada Rodríguez Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 20088 9
ESTUDIOS ESTUDIOS
guridad de todos. de una defi nición sencilla, pedagógica y 1.4.2 El falso dilema entre el Derecho cumplimiento.
En palabras de Tomás de Aquino: “si la sencillamente explicativa de lo que se en- Natural y el Derecho Positivo Dicho de otro modo, la libertad, la igual-
sociedad de los libres es dirigida por quien tiende por “Derecho”, para lo que he acudi- Por todo lo dicho podemos entender que el dad o la integridad de la persona no son
gobierna hacia su bien común, se da un do al Diccionario Jurídico de la UNED, que Derecho es un simple medio al servicio de respetables por que lo estipule la Consti-
régimen recto y justo.” (Tomás de Aquino ofrece la siguiente defi nición: “Colección los integrantes de la sociedad y que sólo tución, sino que son verdades que nacen
1995: 8) de principios, preceptos y reglas a que es- cumple su función si colabora al Principio de la propia naturaleza del ser humano,
El segundo principio del tán sometidos todos los hombres en cual- del Bien Común, cuyo centro es la perso- cuyo cuidado debe atender cualquier tipo
estado será el de subsi- quier sociedad civil, para vivir conforme a na. Lo que la persona es y lo que le corres- de norma, sea la que sea.
diariedad, formulado justicia y paz, y cuya observancia pueden ponde lo conocemos a través de la razón, Todo lo hasta aquí presentado, sirva
Los objetivos de así en la encícli- ser compelidos por la fuerza”. que nos permite descifrar la ley moral na- como marco teórico para estudiar la cues-
Educación para ca Quadragesimo Observamos, pues, que el origen del De- tural. Eso es el Derecho Natural. tión del debate sobre la asignatura de Edu-
Anno: “Como no recho es la necesidad de regular las rela- Pero es cierto que una realidad social cación para la Ciudadanía, cuya clave de la Ciudadanía
se puede quitar a ciones que surgen entre las personas y los compleja requiere la codifi cación de nor- bóveda es la vulneración o no del principio son vagos por
los individuos y dar grupos, que son cada vez más extensos y, mas y leyes como medio para la organi- de subsidiariedad y, con ello, del principio
lo que pueden
a la comunidad lo por tanto, más complejos. Más concreta- zación social. Esta codifi cación debe ser del bien común, fi n último de la vida social.
dar lugar a
que ellos pueden mente, lo que late en el fondo del Derecho acorde con el principio de la vida social,
interpretaciones realizar con su propio es la concepción de justicia, como la virtud que recordamos es el bien común, o lo que
22. La cuestión superficial: l. La cuestión superficial: la muy diversas esfuerzo e industria, típica de la vida comunitaria. es lo mismo, la realización de todos y cada
nnaturalaturaleeza de lza de la Educación Educación así tampoco es justo, uno de los miembros de la comunidad po-
para lpara la CiudadaníaCiudadaníaconstituyéndose un grave 1.4.1 La dignidad de la persona es la lítica.
perjuicio y perturbación de recto base de la justicia Así, aunque el Estado moderno se es-
orden, quitar a las comunidades meno- La defi nición clásica de justicia es la que tructura a través del Derecho, cuya máxi- 2.1. El origen y el espíritu de Educación
res e inferiores lo que ellas pueden hacer aporta Ulpiano: Iustitia est constans et per- ma expresión es la Constitución, no po- para la Ciudadanía
y proporcionar y dárselo a uña sociedad petua voluntas ius suum unicuique tribue- demos caer en el error de considerar a la Esta asignatura tiene un triple origen si
mayor y más elevada, ya que toda acción re, o sea, la voluntad de dar a cada cual lo misma Constitución, a las leyes positivas, atendemos al Real Decreto 1631/2006 de
de la sociedad, por su propia fuerza y na- que le pertenece. Partiendo de la dignidad como norma absoluta en sí misma, sino 29 de diciembre, por el que se establecen
turaleza, debe prestar ayuda a los miem- y la igualdad básica entre las personas como establecimiento formal de una serie las enseñanzas mínimas correspondientes
bros del cuerpo social, pero sin destruirlos (“considerando que la libertad, la justicia y de principios que, en caso de ser vulnera- a la Educación Secundaria Obligatoria:
y absorberlos” (Pío XI 1988: punto 79). la paz en el mundo tienen por base el reco- dos, puedan ser defendidos. En primer lugar, tiene un origen “euro-
Supone, pues, que una sociedad de or- nocimiento de la dignidad intrínseca y de peo” como es la Recomendación (2002)
den superior debe sostener una sociedad los derechos iguales e inalienables de to- 1.4.3 La base del Derecho es antropo- 12 del Consejo de Ministros del
de orden inferior en caso de necesidad y dos los miembros de la familia humana…” lógica Consejo de Europa. A par-
ayudarla a coordinar su acción con aque- afi rma el Preámbulo de la Declaración Al fi n y al cabo, lo que supone todo lo tir de dicha recomen-
llos otros componentes de la sociedad, en Universal de los Derechos Humanos de la anterior es que la base del Derecho, del dación, la UE estima
En la relación virtud del bien común (asistencia social, Organización de las Naciones Unidas), se conjunto de normas del Estado, incluida oportuna la inclu-
entre la persona, legislación económica, políticas familia- afi rma que toda persona tiene derechos -la su norma fundamental, que es la Constitu- sión de contenidos
res, etcétera, por parte del Estado). capacidad moral de hacer, poseer o recibir ción, no es la voluntad de los legisladores referentes a la la sociedad y el
Ahora bien, la sociedad tiene necesidad aquello que es debido- y deberes -respetar de establecer unas u otras normas a su participación de- Estado, no puede
de organizarse en el momento en que co- lo que es debido a otro-. libre arbitrio, sino defender los principios mocrática de los olvidarse que el
mienza a crecer y hacerse más compleja. Sin embargo, no es fácil determinar lo básicos que se desgranan de la naturale- ciudadanos en el Estado sirve a
De este modo, para alcanzar el ambicio- que a cada uno corresponde, menos aún za humana. propio currículum
aquellas, y no al
so objetivo del bien común, necesita es- considerando el progresivo aumento de la Todo el Derecho no surge sino a partir escolar.
contrariotablecer un marco, que es de naturaleza complejidad de la estructura social. Por de la idea de justicia; y la idea de justicia En segundo lugar,
jurídica. tanto, se recurre a la instauración de un no nace sino a partir de la realidad de lo un origen “constitu-
conjunto de reglas sociales, a un orden ju- que el hombre es. Por tanto, la base del cional”, según el citado
1.4 La justicia y el Derecho rídico, que vela por el cumplimiento de la Derecho no es la voluntad del legislador, Decreto. La Constitución Es-
Defi niciones del término “Derecho” po- justicia por parte de la estructura política. sino la misma naturaleza humana. De este pañola de 1978, nuestra norma suprema,
dríamos presentar cientos, de Aristóteles Así, la ley es el ordenamiento establecido modo, toda ley, por aprobada que esté, expone las obligaciones que el Estado
a Kelsen, pasando por Kant, Savigny o y promulgado por la autoridad competen- será injusta si no respeta la dignidad del tiene respecto a promocionar los valo-
Hartman. Sin embargo, preferimos partir te, a la que es debida obediencia. hombre y, por tanto, no será de obligado res superiores del ordenamiento jurídico,
«Educación para la Ciudadanía » y Filosofía Política por José Luis Parada Rodríguez Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 200810 11
ESTUDIOS ESTUDIOS
como son la libertad, la justicia y la igual- abierta, no defi nitiva, en honor al objetivo Además, esto supondría una lectura - Conocer, asumir y valorar positivamen-
dad (artículo 1.1 CE1978). En línea con último de que los alumnos construyan un abusiva del art. 9.2 por el que se establece te los derechos y las obligaciones que se
ello, acude al artículo 27.2 para recordar pensamiento y un proyecto de vida pro- que los poderes públicos deben promover derivan de la Declaración Universal de los
que la educación tiene como fi nalidad la pios. las condiciones para que la libertad y la Derechos Humanos y de la Constitución
formación en el respeto de los principios igualdad del individuo y de los grupos en Española de 1978, aceptándolos como
democráticos de convivencia. 2.1.1 Consideraciones críticas sobre el que se integra sean reales y efectivas. Lo criterios para valorar éticamente las con-
Y en tercer lugar, un ori- origen y el espíritu de Educación para que el Estado debe hacer es garantizar la ductas personales y colectivas y las reali-
gen “universal”. El RD la Ciudadanía libertad, no limitarla a una serie de valores dades sociales.
Los derechos 1631/2006 considera Si bien el artículo 27.2 de la Constitución codifi cados, y a partir de los contenidos de - Asumir los deberes ciudadanos y el pa-
no derivan de de relevancia la res- Española de 1978, efectivamente, ordena la asignatura, que pasamos a estudiar a pel del Estado como garante de servicios
las Instituciones, ponsabilidad con- el objeto que la educación debe perseguir continuación, se públicos.
traída por el Estado (el desarrollo de la personalidad humana sino que estas
español con la fi r- en el respeto a los principios democráticos 2.2 Los contenidos de Educación para 2.2.1 Consideraciones críticas sobre “reconocen” y
ma de la Declara- de convivencia), no se puede olvidar que la Ciudadanía los contenidos
“promocionan”
ción Universal de el artículo 27 es mucho más amplio, pues El RD 1631/2006, en realidad, no presenta Es muy probable que el meollo de la cues-
los derechos
los Derechos Huma- consta de diez apartados, la mayoría de unos contenidos concretos, lo que enten- tión resida en el uso del verbo “derivar”.
que emanan de nos y otros acuerdos corte más bien administrativo. demos por un temario al uso, sino que en En el penúltimo objetivo que presenta el
la naturaleza internacionales, en lo Sin embargo, no es irrelevante sacar a el apartado que se refi ere a los contenidos Real Decreto, se reconoce que la fi nalidad
humana que afecta a la defensa y colación los apartados primero y tercero de la asignatura, desarrolla los objetivos de la asignatura de Educación para la Ciu-
promoción de los derechos del citado artículo, pues en ellos se reco- que se pretenden conseguir, que no son dadanía es la formación de los educandos
de la infancia. noce la libertad de enseñanza (27.1) y lo otros que la adquisición de las siguientes en los derechos y las obligaciones que se
Así, queda claro el espíritu que guía la más importante, que es la garantía por par- capacidades: derivan de la Declaración Universal de los
aparición de la asignatura de Educación te de los poderes públicos del derecho de - Identidad y autoestima respetando las Derechos Humanos y en la misma Consti-
para la Ciudadanía: se considera que se- los padres para que sus hijos reciban la for- diferencias de los otros. tución Española, hoy vigente.
gún nuestra norma suprema, que es la mación religiosa y moral que esté de acuer- - Habilidades comunicativas en torno ¿Son los derechos humanos relativos
Constitución, el Estado tiene una serie de do con sus propias convicciones (27.3). al diálogo para la resolución mediada de a una Declaración o a una Constitución,
obligaciones en la formación de los ciuda- La primera cuestión del debate es, por confl ictos. o más bien, son las declaraciones y las
danos y ciudadanas en valores y virtudes tanto, si el Gobierno, a través de esta ma- - Actitud solidaria y tolerante en la parti- constituciones relativas a los derechos
cívicas que favorezcan la cohesión social. nifestación, está haciendo caso omiso al cipación en actividades grupales. humanos? La cuestión no es baladí, ni
Más adelante se afi rma que el Estado artículo 27.3 de manera voluntaria y si, de - Rechazo de la violencia y los prejuicios mucho menos, ya que, de entenderse de
tiene por objetivo la construcción de socie- este modo, pretende colocar al Estado por a favor de una participación basada en el una u otra manera, cambiará
dades cohesionadas, libres, prósperas, lo encima del derecho de las familias a edu- respeto y la cooperación. radicalmente el modo de
que se consigue, en parte, a través de la car a sus hijos libremente. - Identifi car la pluralidad y la diversidad entender el papel del
identifi cación de los valores ciudadanos y Ciertamente, el Estado tiene competen- de las sociedades actuales como enrique- Estado y la libertad
la asunción de hábitos cívicos en el entor- cias sobre la educación, dada la compleji- cimiento. de las personas Queda en duda
no escolar. Aquí la asignatura de Educa- dad de la estructura social y dado que en - Reconocer la igualdad frente a la dis- que lo componen. el significado de
ción para la Ciudadanía adquiere todo el tanto somos seres sociales, nuestro pro- criminación de las mujeres. El Preámbulo de “autonomía” en
sentido, según el RD 1631/2006. ceso de socialización incluye la asimila- - Concienciación sobre las violaciones nuestra Constitu-
el contexto de
Más aún, se establecen los dos objetivos ción de los usos y normas sociales. Ahora de los derechos humanos y valorar las ac- ción afi rma que el
la ley y que se
que mueven la aparición de la asignatura: bien, no podemos dejar de recordar que ciones encaminadas a la consecución de fi n del Estado es
fomente en los favorecer el desarrollo de personas libres el Estado es un artifi cio, algo creado para la paz. el establecimien-
alumnose íntegras, potenciando la autoestima y la una mejor organización de los hombres - Reconocerse como miembro de una to de la justicia, la
responsabilidad, y la formación de futuros en sociedad, pero sin olvidar que la vida sociedad global. libertad y la seguri-
ciudadanos con criterio, respetuosos, par- social es anterior al Estado mismo, y así He querido dejar a parte dos de las fa- dad, y promover el bien
ticipativos y solidarios. sus principios y valores anteriores a él. Por cultades que el RD1631/2006 considera de cuantos lo integran. De
En último lugar, el espíritu de Educación eso, si bien se reconoce la legitimidad del motivo de la implantación de la asignatura esa pretensión, partirá el de-
para la Ciudadanía es dinámico ya que el Estado en lo referente a la organización de de Educación para la Ciudadanía, porque sarrollo del resto del texto constitucional,
RD1631/2006, en su interés por potenciar la actividad educativa, no se puede dejar las considero especialmente relevantes donde de manera destacada, se protegen
la autonomía de los alumnos, presenta los de olvidar la previa legitimidad de las fami- para el análisis que realizamos. Estas dos y garantizan los derechos y deberes fun-
contenidos de la asignatura de manera lias a ese respecto. “habilidades” son: damentales (Título Primero). Ahora bien,
«Educación para la Ciudadanía » y Filosofía Política por José Luis Parada Rodríguez Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 200812 13
ESTUDIOS ESTUDIOS
¿en qué descansan los derechos y debe- 2.3 La estructura de Educación para la bemos considerar que un Decreto difícil- mujeres”. Ahora bien, ¿cuál es la natura-
res de los hombres? Ciudadanía mente puede entrar con más detalle en los leza de la discriminación y en qué medida
Si se considera que los derechos son La asignatura se distribuye en tres cursos temarios, las dinámicas o la metodología. no es deseable? ¿Por qué perseguimos la
tales porque lo establece la ley (por ejem- académicos, uno en Educación Primaria y Sencillamente establece el marco general discriminación sino por lo que supone de
plo, una Constitución), estaríamos ante un dos en Educación Secundaria. en torno al cual se desarrollen posterior- atentado contra la dignidad de la perso-
problema de gran magnitud, pues mente los planes concretos de estudio. na? Sin embargo, es lícita la duda frente a
entonces, aquello que recono- En el sexto curso de Primaria se de- Sin embargo, resulta llamativa la repeti- los juicios críticos y las acciones del Esta-
ce la ley sería lo verdadero sarrolla la asignatura “Educación para ción constante de contenidos y conceptos, do, cuando establece una ley de “discrimi-
Queda claro y lo que no reconozca, la ciudadanía y los derechos humanos”, tales como “identidad”, “igualdad”, “demo- nación positiva”, lo que no deja de ser un
que un no existiría. Sin embar- en tres bloques: “Individuos y relaciones crático”, “diálogo” o “solidaridad”. eufemismo para no decir claramente que
go, la probabilidad de interpersonales y sociales”, “La vida en Resulta, repito, llamativo, porque todos se trata de una “discriminación” en toda análisis de la
que haya leyes que comunidad” y “Vivir en sociedad”. Aquí se estos conceptos no se explican por sí so- regla. Pues bien: ¿qué formación se dará sociedad que
vulneren ciertos de- presenta de manera general la cuestión los, sino que requieren que sean funda- a los alumnos? ¿Unos fundamentos para
no trascienda
rechos es real, y ese de los derechos humanos y los deberes, la mentados con profundidad y precisión. Si que realicen un juicio crítico del asunto,
lo meramente
legalismo puede con- comprensión de la diversidad, y la estruc- esto no se lleva a cabo, la educación que de manera “autónoma”, o una serie de
sociológico, llevar situaciones cla- tura y hábitos democráticos. se promoverá será una educación insulsa, elementos de juicio para que acepten es-
será un análisis ramente injustas que Entre los cursos primero y cuarto de pacata, poco rigurosa y, lo que es peor, tos usos de manera a-crítica?
incompleto vulneren la integridad Secundaria (al albur del centro educativo tremendamente relativista.
del ser humano. en cuestión) se da un primer curso titula- La duda es si el RD1631/2006 favorece
33. Conclusión. ConclusiónPor el contrario, una ley no do al igual que el curso de Primaria “Edu- un estilo educativo así o no. Ciertamente,
tiene su fundamento en sí misma, cación para la ciudadanía y los derechos no puede abordar todo, pero sí debería se- El debate que genera la asignatura de
sino que su fundamento será la realidad de humanos” que consiste en cinco bloques: ñalar los fundamentos de los objetivos y Educación para la Ciudadanía es de
lo que el hombre es. Y sólo como contribu- “Contenidos comunes”, “Relaciones inter- los contenidos que presenta. Y sobre ello sumo interés y de una gran complejidad.
ción a la preservación de esa naturaleza, personales y participación”, “Derechos y se expresan ciertas dudas. Algunas de Evidentemente, no se puede avanzar
las leyes serán elaboradas y aprobadas. deberes de los ciudadanos”, “Las socieda- ellas las señalo a continuación: más allá en la crítica o defensa de la asig-
Por tanto, los derechos no se “derivan” de des democráticas del siglo XXI” y “Ciuda- Dice el Real Decreto, en uno de los obje- natura sino a partir de los contenidos que,
la declaración Universal de los Derechos danía en un mundo global”. En este caso, tivos que señalábamos antes, que los con- objetivamente, se introduzcan en las au-
Humanos ni de la Constitución, sino que se profundiza en los elementos que ya se tenidos no se presentan de forma cerrada, las, pero resulta muy signifi cativa la actual
éstas “reconocen” y “promocionan” los de- habrían visto en el curso anterior. pues están abiertos a la refl exión en pro división de la sociedad al respecto de esta
rechos propios de la naturaleza humana. El último curso de estos tres (preferi- de fortalecer la “autonomía” de los alum- propuesta educativa. Existen diferencias
Al mismo tiempo, el último de los obje- blemente el último año de la Educación nos. Ahora bien, ¿qué tipo de autonomía entre unos docentes y otros,
tivos referidos, el de que los estudiantes Secundaria), la nomenclatura de la asig- se promueve si no se dan a los alumnos entre unas y otras editoria-
“asuman el papel del Estado como garan- natura se modifi ca y pasa a denominarse fundamentos de los contenidos? Sin fun- les, entre las mismas
te de servicio públicos” supone también “Educación ético-cívica”. En este caso, son damentos, la autonomía se convierte en familias que plantean
una sobre-limitación por parte del estado seis los bloques: “Contenidos comunes”, heteronomía: el alumno no adquiere con- o no la objeción de El debate es
en sus atribuciones, pues la labor de pro- “Identidad y alteridad. Educación afectivo- ceptos básicos con los que criticar la reali- conciencia… complejo.
mocionar la educación no supone la liber- emocional”, “Teorías éticas. Los derechos dad y tomar decisiones, sino que estará al El Real Decreto,
Se requerirá
tad por parte del Estado de imponer los humanos”, “Ética y política. La democracia. albur de lo que la corriente social establez- la ley elaborada
estudiar el
contenidos educativos, así como tampoco Los valores constitucionales”, “Problemas ca como criterio de actuación. Además, por el Gobierno,
desarrollo de realizar una labor de marketing político en sociales del mundo actual” y “La igualdad sin capacidad crítica, basada en unos sóli- es efectivamen-
la ley dentro las aulas. entre hombres y mujeres”. Vuelven a repe- dos fundamentos, no tendrá posibilidad de te insufi ciente y,
Creo que es muy claro este punto, pues tirse en este curso temas y conceptos que juzgar más allá de los juicios que realicen aventuro a decir, delas aulas
el reconocer al Estado como garante de ya se han visto anteriormente. las instancias ofi ciales. legalista, en tanto
servicios públicos supone un modelo de Un ejemplo puede ser la cuestión de indica los contenidos
Estado determinado, en este caso un mo- 2.3.1 Consideraciones críticas sobre la la “discriminación”: el Real Decreto esta- que deben ser aprendidos
delo paternalista, que sin entrar a debatir estructura blece en sus contenidos que pretende el tomando como referente único
su conveniencia o inconveniencia, excede La asignatura consiste en la repetición de desarrollo de ciertas capacidades. Entre la Constitución, la cual, siendo el marco
claramente las competencias del Estado. una serie de contenidos que están en cier- otras, la de “reconocer los derechos de legal supremo del ordenamiento jurídico,
El Estado debe formar en la libertad, y no to modo ya expresados en los objetivos las mujeres y rechazar los prejuicios que no presenta de suyo (ni lo puede hacer,
adoctrinar sobre modelos políticos. que hemos presentado anteriormente. De- supongan discriminación entre hombres y en tanto es un medio de organización so-
«Educación para la Ciudadanía » y Filosofía Política por José Luis Parada Rodríguez Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 200814 15
ESTUDIOS ESTUDIOS
cial) los fundamentos que sostienen los alumnos-ciudadanos, supone en realidad «Educación para la Ciudadanía »
principios y valores últimos del hombre y una mayor heteronomía (dependencia del
la sociedad. Estado) de los mismos, lo que atenta en y Filosofía Política
Sin esos fundamentos, el supuesto ob- última instancia contra los principios bási-
José Luis Parada Rodríguezjetivo de potenciar la autonomía de los cos del bien común y de subsidiariedad.
Bibliografía
LIBROS
ARISTÓTELES, Política, Austral, Madrid, 2003
COMTE, Auguste, Curso de fi losofía positiva, ed. Magisterio español, Madrid, 2002
CONCILIO VATICANO II, Gaudium et spes, Paoline, Milano, 1998
KÜNG, Hans y KUSCHEL, Kart-Josef, Ciencia y ética mundial, Madrid, Trotta, 2006
MARX, Karl y ENGELS, Friedrich, Manifi esto Comunista, Akal, Madrid, 2005
MOUNIER, Emmanuel (2002): El personalismo, antología esencial, Salamanca, Ed, Sígueme
PIO XI, Quadragessimo anno, Paoline, Milano, 1998
ROUSSEAU, Jean Jacques, Emilio o de la educación, Hogar del libro, Barcelona, 1988
TOMÁS DE AQUINO, De Regno, Tecnos, Madrid, 1995
FUENTES LEGISLACIÓN
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA, Ed. Tecnos, Madrid, 2007
REAL DECRETO 1631/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la
Educación Secundaria Obligatoria
Notas al pie
1 Informe realizado por el colectivo de Técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda (GESTHA). Fuentes de la
Agencia Tributaria aseguraron a Europa Press (febrero 2008) que las cifras aportadas por Gestha son una extra-
polación, en base al PIB actual, de un estudio privado realizado en 2001. Las mismas fuentes aseguraron que la
lucha contra el fraude en las parcelas prioritarias para Gestha ha supuesto el ingreso de 19.400 millones de euros
entre los años 2005, 2006 y 2007. Fuente: El Economista 2/04/2008.
«Educación para la Ciudadanía » y Filosofía Política por José Luis Parada Rodríguez Revista Comunicación y Hombre · Número 4 · Año 2008