Emprendedores turísticos locales y su intermediación en la esfera de las políticas públicas: el caso de Mallorca. Una aproximación desde la sociología histórica y política

-

Documents
10 pages
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

Resumen
Los desarrollos turísticos de masas en la década de 1960 permiten la aparición de una clase emprendedora turística local en el Mediterráneo español y en las Islas Canarias. Esta nueva clase em-prendedora, conjuntamente con los mayoristas europeos y la administración pública franquista, constitu-yen los actores claves en el proceso económico que ha comportado implicaciones económicas, ambienta-les, sociales y políticas a esas regiones hasta nuestros días. Complementariamente a los habituales análi-sis económicos sobre la clase emprendedora turística local, este artículo pretende constituir una aproxi-mación histórica, política y comparada de las condiciones que ayudaron a crear la emprenduría local. Para ello se toma el ejemplo, con tintes paradigmáticos, de Mallorca.
Abstract
In the 1960s decade, a new tourist entrepreneur class emerges in the Spanish Mediterranean and the Canary Islands, thanks to mass tourism development. This new entrepreneur class, together with European tour operators and Franco administration, constitute the key actors in the economic process which carries economic, environmental, social and political impacts to these regions till nowadays. Along with the usual economic analyses of the local tourist entrepreneur class, this article aims at devel-oping a historical, political and comparative perspective of the conditions that help to configure the local entrepreneurship. With this goal, the example of Majorca, for its model features, is undertaken.

Sujets

Informations

Publié par
Publié le 01 janvier 2009
Nombre de visites sur la page 11
Langue Español
Signaler un problème



Vol. 7 Nº3 págs. 371-380. 2009

www.pasosonline.org


Emprendedores turísticos locales y su intermediación en la esfera de
las políticas públicas: el caso de Mallorca. Una aproximación desde la
sociología histórica y política



iJoan Amer Fernández
Universitat Illes Balears (España)




Resumen: Los desarrollos turísticos de masas en la década de 1960 permiten la aparición de una clase
emprendedora turística local en el Mediterráneo español y en las Islas Canarias. Esta nueva clase em-
prendedora, conjuntamente con los mayoristas europeos y la administración pública franquista, constitu-
yen los actores claves en el proceso económico que ha comportado implicaciones económicas, ambienta-
les, sociales y políticas a esas regiones hasta nuestros días. Complementariamente a los habituales análi-
sis económicos sobre la clase emprendedora turística local, este artículo pretende constituir una aproxi-
mación histórica, política y comparada de las condiciones que ayudaron a crear la emprenduría local.
Para ello se toma el ejemplo, con tintes paradigmáticos, de Mallorca.

Palabras clave: Emprendeduría local; Empresariado hotelero; Turismo de masas; Políticas públicas;
Sociología Histórica.



Abstract: In the 1960s decade, a new tourist entrepreneur class emerges in the Spanish Mediterranean
and the Canary Islands, thanks to mass tourism development. This new entrepreneur class, together with
European tour operators and Franco administration, constitute the key actors in the economic process
which carries economic, environmental, social and political impacts to these regions till nowadays.
Along with the usual economic analyses of the local tourist entrepreneur class, this article aims at devel-
oping a historical, political and comparative perspective of the conditions that help to configure the local
entrepreneurship. With this goal, the example of Majorca, for its model features, is undertaken.

Keywords: Local entrepreneurship; Hotel entrepreneurs; Mass tourism; Policies; Historic sociology.




i Departamento de Filosofía y Trabajo Social, Área de Sociología de La Universitat Illes Balears. E-mail: joana-
mer@uib.es
© PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural. ISSN 1695-7121 372 Emprendedores turísticos locales y su intermediación en la esfera de las políticas públicas:…

Introducción ticos y sociales del turismo en las socieda-
des locales. Analizar el impacto de la em-

prenduría turística local tiene una función
El análisis de las configuraciones de los
heurística importante para comprender la
empresariados turísticos locales se encuen-
economía, la sociedad y la política de las
tra todavía en un estadio incipiente en los
sociedades turísticas, especialmente en
estudios interdisciplinares sobre los proce-
aquellas sociedades con desarrollos econó-
sos turísticos de masas. El principal objeti-
micos basados en el turismo, como las islas
vo del artículo es precisamente conocer
o pequeños estados.
estas configuraciones, en concreto, los as-
En el ámbito de la investigación turísti-
pectos históricos que permiten generar una
ca, existe un importante volumen de publi-
nueva clase de emprendedores alrededor de
caciones económicas sobre las implicaciones
una nueva actividad económica. Para ello
locales en el desarrollo del turismo de ma-
se lleva a cabo una sociología histórica y
sas a través, por ejemplo, de las aplicacio-
política del empresariado hotelero de Ma-
nes del ciclo de vida del destino turístico
llorca, como ejemplo con elementos para-
(Butler, 1980 y 2006). También encontra-
digmáticos de la emprenduría local en de-
mos un corpus relevante de análisis socia-
sarrollo turístico del Mediterráneo. A dife-
les de los procesos turísticos a escala local:
rencia de otros destinos mediterráneos, el
estudios de impactos sociales, relaciones
modelo hotelero ha adquirido centralidad
turistas-residentes y percepciones de los
en el modelo turístico de la isla. Además,
residentes sobre el turismo (p.ej., Wall y
parte del empresariado hotelero isleño ha
Mathieson, 2006; Smith, 1989; Ap, 1992).
protagonizado un proceso de expansión
Sin embargo, hallamos pocos análisis sobre
internacional, también se estudian las con-
las características socioeconómicas y políti-
figuraciones de esta expansión, analizando
cas concretas que permiten la emergencia
especialmente las implicaciones políticas
de un nuevo empresariado con el desarrollo
del proceso por el cual estos empresarios
turístico. Importantes excepciones son los
“crean emprenduría” en el Mediterráneo y
trabajos de Morgan and Pritchard (1999),
“exportan emprenduría” al Caribe.
Rubio (2003) y Conti y Perelli (2007).
En los procesos del desarrollo turístico
El artículo adopta la perspectiva de la
de masas, un actor clave en las nuevas
sociología del desarrollo turístico más que
formaciones sociales es el empresariado
la perspectiva de la sociología del turismo,
turístico local. Shaw y Williams (1998),
porque nos interesan los emprendedores
utilizando la perspectiva de Britton (1991),
turísticos que emergen con el desarrollo del
exponen que el equilibrio entre el empresa-
turismo de masas. Partimos aquí de la idea
riado local y el internacional está en el co-
de Bianchi (2003) que determina que los
razón del debate sobre la propiedad y el
estudios de desarrollo turístico (“tourism
control de la economía turística y sobre
development studies”) tienden a priorizar el
quién se beneficia de este crecimiento
análisis de la estructura sobre el de la
económico (Shaw, 2004; Ioannides, 2006).
agencia, sin considerar las implicaciones
De acuerdo con Gormsen (1981 y 1997), en
creativas de las poblaciones locales en las
las primeras etapas del desarrollo turístico
diferentes modalidades de desarrollo turís-
las iniciativas empresariales acostumbran
tico. Bianchi añade que, a la inversa, en el
a venir de agentes externos más que de
ámbito de los “tourism studies” se enfatiza
agentes internos; sin embargo, con el desa-
frecuentemente el estudio de la diversidad
rrollo, los agentes internos van adquiriendo
sin tener en cuenta las estructuras jerár-
más protagonismo.
quicas del poder que conectan los destinos
Jafari (1989) destaca que el empresaria-
con la economía política. Aquí, adoptando la
do turístico juega directa o indirectamente
perspectiva de la comparativa histórica,
un rol como mediador en la relación del
intentaremos, como Bianchi, realizar un
turismo con la sociedad receptora. Según
análisis del desarrollo turístico sensible a
este autor, este rol será de un modo u otro
los diferentes contextos de desarrollo. Urry
según si los empresarios proceden o no de
(1995) propone una posibilidad cuando to-
la sociedad local. Por ello, las característi-
ma en consideración las relaciones contin-
cas del empresariado turístico están rela-
gentes de la producción capitalista. Es de-
cionadas con los impactos económicos, polí-
PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 7(3). 2009 ISSN 1695-7121

Joan Amer Fernández 373

cir, la manera en que las fuerzas del desa- visualizar, primero, algunas configuracio-
rrollo capitalista son manifiestas en las nes políticas locales en el Mediterráneo de
pautas locales de la turistización. las relaciones entre turismo y poder; y,
El presente artículo es fruto de la inves- segundo, algunas “conectividades” entre el
tigación realizada en el marco de una tesis Mediterráneo y el Caribe en la gobernanza
doctoral de sociología. La metodología económico-política del desarrollo turístico,
adoptada es la propia del ámbito de la so- debido a la presencia de compañías trans-
ciología histórica: principalmente análisis nacionales mediterráneas en la región cari-
documental (leyes, documentación de aso- beña.
ciaciones empresariales y prensa económi- ¿Por qué los procesos locales de turismo
ca, turística y local), conjuntamente con y política en el Mediterráneo y en el Cari-
entrevistas históricas y sociológicas. El be? Los países de la ribera mediterránea
cruce de estas fuentes se realiza con el obje- sumaron en el año 2000 el 63% del turismo
tivo de construir una narración histórica. internacional mundial, 221 millones de un
Además, el artículo es complementado con total de 349 millones (Organización Mun-
trabajo teórico recabado durante la estan- dial del Turismo, OMT, 2005). Y los países
cia postdoctoral del investigador. del Caribe recibieron 27.7 millones de tu-
El artículo se desarrolla a través de dife- ristas internacionales en 2003 (OMT,
rentes secciones. En la primera sección, 2005). El turismo en el Caribe es relevante
“Playas globales y emprenduría local”, se en el análisis del artículo para estudiar los
trabajan tanto las aproximaciones cultura- empresarios/emprendedores turísticos me-
les, económicas y políticas a las playas glo- diterráneos que desarrollan un papel clave
bales, como los debates sobre el nexo glo- en la región caribeña. En la categorización
bal-local aplicado al turismo. En la segunda histórica de las periferias de placer de
sección, “Turismo, emprenduría y marcos Gormsen, las áreas mediterráneas son in-
políticos”, se revisan las principales pers- corporadas entre la segunda y la tercera
pectivas sobre turismo y política, con espe- periferia, y las áreas caribeñas son incorpo-
cial énfasis en aquellas que enmarcan el radas en la cuarta periferia (Gormsen, 1981
análisis sobre la emprenduría local. En el y 1997).
tercer apartado, “La nueva Mediterranea-
nización”, se desarrolla una sociología Playas globales y emprenduría local
histórica del empresariado turístico de Ma-
llorca. Como Ioannides (2001) señala, en las “[Playas] Un bricolaje de escenarios y
décadas recientes los impactos del turismo actividades que proviene de diferentes
internacional son especialmente evidentes entornos y épocas de todo el mundo y
en muchas de las islas mediterráneas. En que, ahora, integrado y globalizado, se
la cuarta sección, “Creando política: los convierte en un lugar familiar dónde ju-
grupos de interés de los emprendedores gar a ser un turista. […] Las playas vie-
turísticos y los procesos políticos en Mallor- nen en todas las formas y modas, encon-
ca”, se lleva a cabo un ejercicio de sociología trando esa posición a lo largo de un con-
política comparada, explicando el rol de los tinuo que va desde la playa robinsonia-
grupos de interés, representantes de los na, donde sólo estás tú, la arena, el agua
nuevos emprendedores turísticos, en el y quizás un par de palmeras, hasta la
debate de las políticas turísticas, mediante playa vacacional animada, como Coney
la explicación del caso de Mallorca y su Island o Blackpool.” (Löfgren, 1999: 213-
posterior comparación con los casos de Mal- 214).
ta y Chipre. En la quinta sección, “Expor- Löfgren, a medio camino entre la histo-
tando política: Turismo, emprenduría y ria y la etnografía, elabora una definición
procesos políticos en el Caribe”, se apuntan de las playas globales, explicando los proce-
los impactos políticos de las cadenas hotele- sos históricos y culturales que hay detrás
ras mallorquinas en la gobernanza del de- de ellas, de la playa romántica global hasta
sarrollo en la región del Caribe, a través de la playa global de masas. Quizás en su aná-
los estudios de caso de la República Domi- lisis se echan en falta más explicaciones de
nicana y Cuba. Finalmente, en las conclu- los procesos económicos y políticos que
siones, se destaca cómo el artículo intenta comportan la creación de las playas globa-
PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 7(3). 2009 ISSN 1695-7121

374 Emprendedores turísticos locales y su intermediación en la esfera de las políticas públicas:…

les, como las relaciones históricas entre los el caso mediterráneo y el caribeño).
destinos de playa y las diferentes formas de Los procesos locales han sido frecuente-
capitalismo y marcos políticos, tanto en el mente sobreseídos en los análisis turísticos,
siglo XIX como en el XX (especialmente en en detrimento de análisis más globales.
la segunda mitad del XX, en las fases del Aquí se pretende sustituir los análisis que
capitalismo fordista y del capitalismo glo- van de lo global a lo local por análisis que
bal). subrayen las configuraciones locales que
Por otro lado, el análisis de las periferias ocurren a lo largo de los desarrollos turísti-
de placer es contrapuesto al de Löfgren, cos de masas, porque conllevan consecuen-
porque priorizan las explicaciones basadas cias locales y globales. Y ello se lleva a cabo
en los procesos económicos y estructurales utilizando la perspectiva de la circularidad
por encima de las basadas en procesos cul- “global-local” y no sólo un análisis de lo
turales. Es el caso, desde la geografía críti- local a lo global.
ca y la economía política, de los análisis de
Turner y Ash (1975), Britton (1991), Gorm- Turismo, emprenduría y marcos políticos
sen (1981 y 1997). Las periferias de placer
son analizadas en el marco del estudio de La emprenduría local, para consolidar
los diferentes regimenes de acumulación sus logros y disponer de sinergias con los
del capital y de las distintas condiciones agentes públicos, necesita de actores esta-
tecnológicas (Murray, 2007; Gormsen, bles que la representen en la intermedia-
1997). Asimismo, las explicaciones basadas ción en la esfera de las políticas públicas.
en análisis políticos sobre la aparición de En cuanto a los grupos de interés empresa-
estas playas globales/periferias de placer riales, Lindblom (1977) argumenta que
son también importantes (Nash, 1989; acostumbra a existir un entendimiento
Mowforth y Munt, 2003; Hall, 2003). tácito entre empresariado y gobierno en las
La emprenduría local en las playas glo- economías occidentales en relación a las
bales hace referencia también al debate condiciones necesarias para el buen funcio-
sobre el nexo local-global. En este debate namiento de la actividad empresarial pri-
son aportaciones recientes y relevantes, las vada. Lindblom añade que, dado que la
de Agarwal (2005), sobre las políticas actividad empresarial afecta al empleo, la
públicas locales para cambiar un destino producción, el crecimiento y el nivel de vida
turístico en un contexto global; y las de (todos estos ítems claves para el éxito de un
Milne y Ateljevic (2001), sobre la importan- gobierno), los gobiernos tienen en cuenta
cia del “giro cultural” y de las nuevas tecno- las demandas empresariales para conseguir
logías de la información para el análisis de los objetivos de sus políticas públicas. Por
las características “glocales” del desarrollo tanto, según Lindblom (1977), los eventua-
turístico. En el artículo, se toma la idea de les conflictos entre empresariado y gobierno
Urry de la circularidad global-local (Urry, se reducen a asuntos secundarios. En el
2005), un intento de sustituir las perspecti- caso del turismo, Hall y Jenkins (1995)
vas que van de lo local a lo global, o vice- exponen que estos asuntos son el nivel ade-
versa, por perspectivas de análisis de cuado de tasación o impuestos y el apoyo
múltiples sistemas de conexiones. En pala- gubernamental para la promoción turística
bras de Urry: “No hay parte de arriba o y la construcción de infraestructuras.
parte de abajo en lo global, sino muchos En concreto, en lo que afecta a los gru-
sistemas de conexiones y circulaciones que pos de interés turísticos, Hall y Jenkins
se relacionan en multiples y variadas mate- (1995) indican que ejercen una influencia
rialidades y distancias” (Urry, 2005: 243- significativa en la política turística, sin
244). Tomando el concepto de “circularidad” embargo no con una voz unificada, porque
de Urry para el análisis de la globalización, hay diferencias entre los distintos subsecto-
se intenta explicar cómo unos empresarios res. Según estos autores, las organizaciones
que emergen con el turismo de masas medi- empresariales turísticas centrarán sus
terráneo se convierten en actores políticos líneas de actuación en los ámbitos donde
globales con impactos económicos, políticos haya mayor grado de consenso entre sus
y culturales en otras playas globa- afiliados. Estos ámbitos son la promoción
les/periferias de placer (y ello se ilustra con pública turística, la reducción de los costes
PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 7(3). 2009 ISSN 1695-7121

Joan Amer Fernández 375

laborales, la desregulación de la industria gundo, las características socio-económicas
turística, el descenso en la tasación en la y políticas de cada sociedad insular.
actividad empresarial turística. Además, En el caso de Mallorca, el empresariado
los grupos de interés turísticos subrayarán hotelero constituye el origen de la nueva
los beneficios económicos del turismo cuan- clase empresarial turística, porque el tu-
do haya oposición local a determinados rismo de sol y playa en la isla está fuerte-
proyectos, especialmente en épocas de crisis mente articulado entorno a la oferta hotele-
económicas. En los casos mediterráneos de ra. Las características específicas del desa-
Mallorca y Malta, encontramos precisa- rrollo del turismo de masas, junto a una
mente estas características: tienen lugar densa red comercial insular, crean las con-
tanto las diferencias de intereses entre diciones para la emergencia del empresa-
distintos subsectores turísticos, como la riado hotelero como nueva clase empresa-
acción de las organizaciones empresariales rial turística. Ello es debido en buena parte
turísticas en aquellos temas donde hay más al tipo de alojamiento que se requería en la
consenso. década de los sesenta: hoteles de gran esca-
la, indiferenciados para el tipo de consumi-
La nueva “mediterraneanización”: el ejem- dor. Esto sucede de manera diferente en
plo de mallorca otros destinos de sol y playa, donde los ma-
yoristas (tour operadores) desarrollan la
El crecimiento del turismo en el Medi- oferta de alojamiento, en lugar del empre-
terráneo es uno de los desarrollos sociales y sariado local.
económicos más característicos del período Como contrafáctico, las características
post-Segunda Guerra Mundial, y constituye del turismo de “élite” no habrían creado las
uno de los símbolos de la reconstrucción de condiciones apropiadas para la emergencia
la Europa Occidental en la posguerra de un empresariado hotelero local. El tu-
(Urry, 2002). El desarrollo turístico de ma- rismo de “élite” requiere hoteles de cinco
sas en el Mediterráneo genera nuevas for- estrellas, con una calidad estandarizada –
maciones sociales con una rápida transición una calidad que el empresariado local no
de sociedades agrarias a turísticas. En un estaba en condiciones de facilitar en la
nivel sociocultural, esta transición también década de 1960. En su lugar, las compañías
ha sido teorizada como “Desmediterranea- hoteleras de lujo internacionales estaban
nización”, un cambio desde las “policultu- en mejores condiciones para crear este tipo
ras” agrarias hacia la “monocultura” turís- de alojamiento y hubieran ocupado la posi-
tica (Selwyn, 2000). ción del empresariado local en el desarrollo
Éste es particularmente el caso de Ma- turístico insular (Melià, 1990). Hasta cierto
llorca, Malta y Chipre, que comparten de- punto, éste es el caso de Malta, porque la
sarrollos turísticos similares en el marco de isla dispone de una cierta presencia inter-
la expansión internacional de las playas nacional en su industria hotelera, princi-
globales/periferias de placer. También pre- palmente en el ámbito de la hotelería de
sentan debates y discursos análogos sobre lujo (Briguglio and Briguglio, 1996).
el proceso turístico (Sharpley, 2004; Amer, En las otras islas de Baleares, los em-
2006; Bramwell, 2006). Otras islas medi- presariados hoteleros de Menorca e Ibiza
terráneas, como Córcega y Cerdeña, son presentan configuraciones diferentes al
casos diferentes. Córcega no experimenta empresariado mallorquín, fruto de desarro-
un desarrollo turístico de masas por razo- llos socio-económicos diferentes. El turismo
nes políticas, mientras que Cerdeña tiene de masas en Ibiza empezó en 1960, aproxi-
una economía con un fuerte peso de la ad- madamente al mismo tiempo que en Ma-
ministración pública y experimentó un de- llorca, pero con un tejido económico previo
sarrollo más tardío (Manera, 2001). más agrario (Cirer, 2004). Además, la es-
La configuración económica y política tructura empresarial hotelera ibicenca está
del empresariado turístico local refleja, más concentrada en unas pocas compañías.
simultáneamente, primero, las característi- En Menorca el turismo no se desarrolló
cas del desarrollo del turismo de masas hasta la década de 1970, por la existencia
fordista y postfordista (principalmente neo- de un modelo industrial más consolidado,
fordista) de las islas mediterráneas, y, se- llamado la vía menorquina del crecimiento
PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 7(3). 2009 ISSN 1695-7121

376 Emprendedores turísticos locales y su intermediación en la esfera de las políticas públicas:…

(Manera, 2001). La industria del calzado, marca el proceso turístico (Franco promue-
de la bisutería y de la alimentación consti- ve el turismo y la figura del empresario
tuyen la actividad económica principal de “emprendedor”) ayudan a configurar políti-
la isla antes de la llegada del turismo. El camente el empresariado hotelero como un
modelo turístico menorquín consiste en una empresariado conservador y proguberna-
menor cantidad de plazas hoteleras y un mental. Durante el período democrático, y
mayor número de alojamiento turístico especialmente desde el inicio de la comuni-
residencial, relegando la posición del em- dad autónoma de Baleares, la Federación
presariado hotelero a un segundo lugar en Hotelera inicia un proceso de consolidación
el modelo económico-empresarial. Una par- como grupo de interés representativo del
te significativa de la planta hotelera es empresariado hotelero.
propiedad del empresariado hotelero de Desde una perspectiva económica, las
Mallorca. Actualmente, la oferta de aloja- posiciones de la Federación Hotelera de
miento menorquina depende substancial- Mallorca, en sus relaciones con la adminis-
mente del turismo británico, con el mayo- tración pública, están determinadas en
rista Thomson (TUI) jugando un papel pre- parte por elementos estructurales como el
ponderante, conjuntamente con las nuevas futuro del modelo empresarial y el futuro
movilidades turísticas. del modelo turístico de la isla. Las posicio-
nes de interés hoteleras, también están
“Creando” política: los grupos de interés de parcialmente determinadas por elementos
los emprendedores turísticos y los procesos coyunturales como la situación turística y
políticos en mallorca económica del momento o los proyectos en
marcha por los miembros de la Federación
La naturaleza del consumo de las expe- Hotelera.
riencias turísticas es cambiante, con conse- A nivel insular, el empresariado hotelero
cuencias para la supervivencia del lugar no es un actor homogéneo; presenta una
como destino turístico. El consumo turístico heterogeneidad de configuraciones econó-
está influenciado por fuerzas económicas, mico-políticas, aunque demuestra unidad
políticas y culturales que compiten con la política en sus manifestaciones públicas
gobernanza local del sector turístico (Shar- (Amer, 2006). Las posiciones del empresa-
pley, 2004). En este apartado, nos centra- riado hotelero transnacional tienen un ma-
mos en las redes locales de fuerzas econó- yor impacto, y frecuentemente se atribuyen
micas que intervienen en la gobernanza del sus posiciones al conjunto del empresariado
turismo. Ello se lleva a cabo, primero, rea- hotelero. El empresariado transnacional no
lizando una sociología política del empresa- depende de la cuota de mercado de la isla:
riado hotelero de Mallorca y su grupo de ello facilita la oportunidad para adoptar
interés; y, segundo, elaborando una compa- posiciones de conflicto con los gobernantes
ración entre los empresariados hoteleros de baleares. En cambio, el empresariado hote-
Mallorca, Malta y Chipre. lero medio e independiente depende de la
El turismo de masas en Mallorca genera cuota de mercado que tienen en la isla. Por
un actor económico y político nuevo, el hote- ello, tienden a adoptar posiciones de con-
lero, debido a la implicación empresarial senso, buscando diálogo y sinergias con los
local y a la importancia del alojamiento gobernantes insulares. La búsqueda de
hotelero en el modelo turístico. El empresa- diálogo se lleva a cabo de manera discreta,
rio de hotel se convierte en un actor clave sin adoptar posiciones públicas contrarias a
en la política de la isla, a lo largo de los las del empresariado transnacional.
diferentes períodos históricos: la dictadura Aparte de la heterogeneidad en el seno
de Franco (desde el inicio del turismo de del empresariado hotelero, también se tiene
masas, alrededor de 1959, hasta la muerte que destacar la dualidad de intereses entre
del dictador, en 1975), la transición de- los dos principales actores empresariales
mocrática (1975-1983) y la etapa de las que emergen con el desarrollo turístico de
comunidades autónomas (desde 1983). masas: el empresariado hotelero y el em-
Tanto el paso de la economía preturísti- presariado promotor/constructor. Sus res-
ca a la turística, como las circunstancias pectivos grupos de interés apoyan diferen-
políticas e históricas en las cuales se en- tes, y a veces enfrentados, planes de desa-
PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 7(3). 2009 ISSN 1695-7121

Joan Amer Fernández 377

rrollo turístico y urbanístico. Los grupos de narán de manera decisiva los procesos polí-
interés hotelero y promotor/constructor ticos locales. Estos nuevos actores serán
interactúan con la administración pública configurados tanto por las características
balear en un contexto de un modelo insular del desarrollo turístico de masas en la isla,
determinado por el turismo de masas in- como por las características económicas,
ternacional. Los procesos políticos locales políticas y culturales de la sociedad insular
pueden determinar el modelo de playas preturística. Dependiendo de la evolución
globales de Mallorca a través de las políti- del modelo turístico, habrá diferenciacio-
cas públicas insulares en turismo y urba- nes, contradicciones y conflictos entre las
nismo. distintas fracciones de la nueva clase em-
A través de estos procesos políticos loca- presarial/emprendedora, como es el caso en
les, los actores económicos y políticos ma- Mallorca entre empresariado hotelero y
llorquines pueden determinar el nivel de promotor/constructor.
“villaland” (desarrollo urbanístico para Estas consideraciones hacen referencia
segundas residencias en la costa) (Caletrío, al empresariado hotelero de Mallorca y su
2004). De hecho, éste ha sido el debate en- grupo de interés, no al conjunto del empre-
tre empresariado hotelero y empresariado sariado hotelero de Baleares. La Federa-
promotor/constructor en Baleares. ción Hotelera restringe su acción a Mallor-
La Federación Hotelera representa el ca, poniendo de manifiesto las dificultades
sector más importante en términos econó- para conectar las redes empresariales me-
micos, pero en el ámbito de las políticas norquinas, ibicencas y mallorquinas, debido
territoriales su relevancia económica no a sus diferentes configuraciones políticas y
comporta suficiente impacto político para económicas. Generalmente, la asociación
intervenir decisivamente. Encontramos una hotelera ibicenca mantiene las mismas
falta de consenso y voluntad política en el posiciones de interés que su homónimo
seno de la Federación Hotelera para defen- mallorquín en la mayoría de los procesos de
der una posición unitaria en el ámbito de toma de decisión del gobierno autonómico.
las políticas territoriales, hecho que no su- La asociación hotelera menorquina defien-
cede cuando se trata de consensuar las polí- de posiciones similares a las de la federa-
ticas turísticas. Ello se debe a una falta de ción de Mallorca, aunque con algunas ex-
apoyo de los miembros de la Federación cepciones.
Hotelera a políticas territoriales más limi- En el caso de Malta, se encuentran im-
tadoras del crecimiento. Como Hall y Jen- portantes paralelismos con Mallorca en el
kins (1995) argumentan, los grupos de in- debate de las políticas públicas turísticas y
terés empresariales turísticos pueden ac- territoriales. Según Bramwell (2006), la
tuar de manera efectiva en aquellas áreas Malta Hotels and Restaurants Association
que presentan un mayor grado de consenso. (MHRA) demanda, en 2003, una moratoria
Los grupos de presión que defienden las en la construcción de nueva planta hotelera
posiciones del empresariado hotelero y las al gobierno maltés. El gobierno rechaza la
del empresariado promotor/constructor propuesta. El primer paralelismo con Ma-
están claramente diferenciados; en cambio, llorca, lo hallamos en el hecho que, a pesar
se necesitan aproximaciones desde la geo- de la importancia política de la asociación
grafía económica y la historia económica hotelera, el gobierno mantiene la puerta
para determinar los sectores de inversión abierta a nuevo desarrollo hotelero. El se-
del empresariado hotelero, para determinar gundo paralelismo surge del hecho que
su grado de participación en el sector pro- otras asociaciones empresariales (el resto
motor/constructor. de agentes turísticos y las asociaciones de
Por último, hay una idea central a partir comerciantes) se oponen públicamente a las
del caso de Mallorca que, eventualmente, demandas de la asociación hotelera. El ter-
podría ser implementada en análisis de cer y último paralelismo consiste en que, en
otras islas con desarrollos turísticos simila- ambas islas, los marcos de conocimiento
res, particularmente en el Mediterráneo: que definen sus posiciones están determi-
En las playas globales donde tiene lugar nados de manera significativa por el interés
una emprenduría local, nuevos actores polí- económico.
tico-empresariales aparecerán, y determi- En el caso de Chipre, tanto el empresa-
PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 7(3). 2009 ISSN 1695-7121

378 Emprendedores turísticos locales y su intermediación en la esfera de las políticas públicas:…

riado local como los mayoristas británicos presas turísticas mallorquinas en el Caribe.
juegan un papel relevante en el desarrollo La República Dominicana, con 4 millones
turístico insular. El desarrollo turístico se de llegadas de turistas internacionales en
ha producido de modo casi inverso al pre- 2007 (www.drhotels.com), dispone de una
tendido por los planes oficiales de desarro- importante participación de compañías
llo del gobierno de la isla. Según Sharpley mallorquinas. Según Buades (2007), en
(2004), no existen estructuras suficientes 2005 las cadenas baleares poseen el 45% de
para la implementación de las políticas las plazas hoteleras y han actuado de ma-
públicas. En lugar de unos procesos forma- nera importante como avaladoras de la
les para la toma de decisiones, nos encon- deuda externa dominicana.
tramos una abundancia de contactos infor- En el caso de Cuba, uno de los mayores
males entre los dirigentes políticos y em- destinos turísticos de la región, 1.8 millones
presariales. Además, el poder de los mayo- turistas internacionales en 2003 (OMT,
ristas turísticos les permite determinar la 2005 y Murray, 2007), el régimen cubano
naturaleza, escala y temporalidad de los acuerda en 1991 un consorcio público-
flujos turísticos a Chipre. Como concluye privado para el desarrollo hotelero con la
Sharpley (2004), la capacidad del gobierno compañía mallorquina Sol-Meliá. Se trata
de Chipre para mejorar el producto turísti- del primer acuerdo con una empresa priva-
co de la isla depende de la cooperación de da extranjera y ello se debe a la situación
los mayoristas turísticos en general, y de la de aislamiento internacional y necesidad de
manera que estos vendan la experiencia divisas extranjeras que Cuba experimenta
turística de la isla en particular. a principios de la década de 1990, tras la
caída del Muro de Berlín.
“Exportando” política: turismo, empren-
duría y procesos políticos en el caribe Conclusiones

La gobernanza política y económica del Este artículo ha pretendido visualizar
desarrollo determina el proceso turístico en las configuraciones de la clase emprendedo-
el Caribe, conjuntamente con las transfor- ra turística local, tomando como ejemplo el
maciones en las infraestructuras de la mo- caso de Mallorca. Llevar a cabo sociologías
vilidad y en los discursos y prácticas en el históricas y políticas de los empresarios
viajar (Sheller, 2007). Las compañías aparecidos con el desarrollo turístico de
transnacionales juegan un rol importante masas es central para comprender la políti-
en esta gobernanza. Un conjunto de empre- ca, la economía e la historia de las socieda-
sas hoteleras mallorquinas, a la par de un des turísticas. Desde la historia, geografía y
grupo de mayoristas europeos, se han con- sociología económicas de la industria turís-
vertido en actores clave en el desarrollo tica, además de los turistas y los tour ope-
turístico de destinos caribeños como Cuba y rators, se deben tener en cuenta actores
República Dominicana, entre otros. como los empresarios/emprendedores turís-
La principal modalidad de desarrollo ticos locales que surgen con el desarrollo
turístico en países del Sur es el turismo de turístico.
sol y playa, y el empresariado mallorquín En la década de 1960, con el “boom”
está precisamente especializado en hoteler- económico-turístico español, el interés y la
ía vacacional, es decir, en crear alojamiento demanda de los mayoristas turísticos euro-
para esta modalidad turística. La dimen- peos o la implicación de la administración
sión de las compañías hoteleras mallorqui- pública franquista no son suficientes para
nas ilustra este hecho: Sol-Meliá, Riu, Bar- explicar el despegue económico de Mallorca.
celó e Iberostar se encuentran entre las 50 Si adoptamos la perspectiva histórica y
empresas hoteleras más grandes del mun- comparada en el análisis de los desarrollos
do, en una clasificación que incluye tanto turísticos del Mediterráneo, podemos ob-
hotelería urbana como vacacional (Hotels. servar que la localización geográfica no lo
Who to whom 2008). es todo. Por un lado, el ejemplo de Mallorca
Se recogen aquí los casos de República demuestra la importancia de una empren-
Dominicana y Cuba para conocer las impli- duría turística local, derivada de una densa
caciones económicas y políticas de las em- actividad comercial insular anterior al de-
PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 7(3). 2009 ISSN 1695-7121

Joan Amer Fernández 379

sarrollo turístico. Por otro lado, cuando Butler, Richard
tomamos los ejemplos de Córcega y Cerde- 1980 “The concept of a tourist area cycle of
ña, dos islas del Mediterráneo Occidental evolution: implications for the manage-
como Mallorca y, por tanto, con una acerta- ment of resources”. Canadian Geograp-
da localización geográfica respecto los prin- her, 24(1): 5-12.
cipales focos emisores de turistas europeos, Butler, Richard
vemos que la debilidad de la emprenduría 2006 The Tourism Area Life Cycle. Volume
turística local dificulta su desarrollo turís- 1: Applications and Modifications. Cle-
tico. A lo largo de las décadas de 1950 y vedon: Channel View Books.
1960, hubo intentos en estas dos islas de Caletrío, Javier
desarrollar el turismo, pero no fructificaron 2004 A ravaging Mediterranean pas-
en la misma medida que en el caso mallor- sion: tourism and environmental change
quín u otros lugares del Mediterráneo es- in Europe’s playground. Tesis doctoral,
pañol. Lancaster University.
Cirer, Joan Carles
Bibliografía 2004 De la fonda a l’hotel. Palma: Docu-
menta Balear.
Agarwal, Sheela Conti, Giorgio y Perelli, Carlo
2005 “Global-Local interactions in English 2007 “Governing tourism monoculture:
coastal resorts: Theoretical perspecti- Mediterranean mass tourism destina-
ves”. Tourism Geographies, 7 (4): 351- tions and governance networks”. En
372. Burns, Peter y Novelli, Mario (Eds.).
Amer, Joan Tourism and politics: Global frameworks
2006 Turisme i política. L’empresariat and local realities. Londres: Elsevier.
hoteler de Mallorca. Palma: Documenta Gormsen, Ermann
Balear. 1981 “The spatio-temporal development of
Ap, John international tourism, attempt at a cen-
1992 “Residents’ perceptions on tourism tre-periphery model”. Etudes & Me-
impacts”. Annals of Tourism Research, moires, 55: 150-169.
19: 665-690. Gormsen, Ermann
Bianchi, Raoul 1997 “The impact of tourism on coastal
2003 “Place and power in tourism develop- areas”. Geojournal, 42 (1): 39-54.
ment: tracing the complex articulations Hall, C.Michael y Jenkins, Michael
of community and locality”. Pasos. Re- 1995 “The role of interest groups in the
vista de turismo y patrimonio cultural, 1 tourism policy process”. En Hall,
(1): 13-32. C.Michael y Jenkins, Michael. Tourism
Bramwell, Bill and public policy. Londres: Routledge.
2006 “Actors, power and discourses of Hotels. Who to whom: www.hotelsmag.com
growth limits”. Annals of Tourism Rese- Ioannides, Dimitris
arch, 33 (4): 957-978. 2001 “Tourism development in Mediterra-
Briguglio, Lino y BRIGUGLIO, Michael nean Islands: Opportunities and Cons-
1996 “Sustainable tourism in the Maltese traints”. En Apostolopoulos, Yiorgos;
islands”. En BRIGUGLIO, Lino y otros Dennis Gayle, Dennis (Eds.). Island
(Eds.). Sustainable Tourism in Islands tourism and sustainable develop-
and Small States. Vol.2. Londres: Pin- ment. Caribbean, Pacific, and Mediter-
ter. ranean experiences. Westport: Praeger.
Britton, Stephen Ioannides, Dimitris
1991 “Tourism, capital and place: towards a 2006 “Commentary: The economic geograp-
critical geography of tourism”. Environ- hy of the tourist industry: Ten years of
ment and Planning D: Society and spa- progress in research and an agenda for
ce, 9: 451-478. the future”. Tourism Geographies, 8 (1):
Buades, Joan 76-86.
2007 Exportando paraísos. Baleares y la Jafari, Jafar
colonización turística planetaria. Palma: 1989 “Sociocultural dimensions of tourism:
Ediciones La Luciérnaga. an English language literature review”.
PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 7(3). 2009 ISSN 1695-7121

380 Emprendedores turísticos locales y su intermediación en la esfera de las políticas públicas:…

En J.Bustrzanowski (Ed.) Tourism as a business enterprises in tourism”. En
factor of change: a sociocultural study Lew, Alan, Hall C.Michael y Williams,
(pp. 17-60). Viena: Economic Coordina- Allan (Eds.). A Companion to Tourism.
tion Centre for Research and Documen- Londres: Blackwell.
tation in Social Sciences. Shaw, Gareth y Williams, Allan
Lindblom, Charles 1998 “Entrepreneurship, small business
1977 Politics and Markets. New York: Ba- culture and tourism development”. En
sic Books. Dimitris Ioannides, Dimitris y Debagge,
Löfgren, Örvar Kevin (Eds.). The economic geography of
1999 On holiday. A history of vacationing. the tourist industry. Londres: Routled-
Berkeley: University of California Press. ge.
Manera, Carles Sheller, Mimi
2001 Història del creixement econòmic de 2007 “Virtual Islands: Mobilities, Connecti-
Mallorca. Palma: Lleonard Muntaner. vity, and the New Caribbean Spatiali-
Melià, Josep ties”. Small Axe, 24, 11 (3): 16-33.
1990 “Turisme i societat a Balears. 1960- Smith, Valene
1989”. En Varios autores, 30 anys de tu- 1989 Hosts and Guests. Philadelphia: Uni-
risme a les Balears. Palma: Institut versity of Pennsylvania Press.
d’Estudis Baleàrics. Turner, Louis y Ash, John
Milne, Simon y Ateljevic, Irena 1975 The golden hordes. Londres: Consta-
2001 “Tourism, economic development and ble.
the global-local nexus: theory embracing Urry, John
complexity”. Tourism Geographies 3 (4): 2002 The tourist gaze. Londres: Sage.
369-393.
Morgan, Nigel y Pritchard, Annette 1995 Consuming places. Londres: Routled-
1999 Power and politics at the seaside. ge.
Exeter: Exeter University Press. Urry, John
Mowforth, Martin y Munt, Ian 2005 “The complexities of the global”.
2003 Tourism and sustainability. New tou- Theory, Culture and Society, 22: 235-
rism in the Third World. Londres: Rou- 254.
tledge. Wall, Geoffrey y Mathieson, Allan
Murray, Ivan 2006 Tourism: change, impacts and oppor-
2007 El negoci de l’oci a escala mundial: tunities. Harlow: Prentice Hall.
Turisme. La major indústria del plane-
ta. Universitat de les Illes Balears, pen-
diente de publicación.
Nash, Dennison
1989 “Tourism as a form of imperialism”.
En Smith, Valene (Ed.) Hosts and
Guests. Philadelphia: University of
Pennsylvania Press.
OMT (2005) www.unwto.org/index_s.php
Rubio, Ángeles (coord.)
2003 Sociología del Turismo. Madrid: Ariel
Turismo.
Selwyn, Tom
2000 “The De-Mediterraneanisation of the Recibido: 11/05/2009
Mediterranean?”. Current Issues in Reeviado: 28/09/2009
Tourism, 3 (3): 226-245. Aceptado: 30/09/2009
Sharpley, Richard Sometido a evaluación por pares anónimos
2004 “Islands under the sun”. En Urry,
John y Sheller, Mimi (Eds.) Tourism
Mobilities. Londres: Routledge.
Shaw, Gareth
2004 “Entrepreneurial cultures and small
PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 7(3). 2009 ISSN 1695-7121