La Reforma de la Legislación del Aborto en España (The Reform of Spanish Abortion Law)

-

Documents
16 pages
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

Resumen
Se exponen cuales han sido las circunstancias que han llevado a la reforma de la vigente ley del aborto, en concreto las investigaciones judiciales a clínicas abortistas que evidenciaron que se estaba ante un gran fraude de ley. La reacción lejos de ser la protección de la vida del no nacido, ha sido una ley que procura salvar las ilegalidades hasta ahora cometidas. Esta reforma se inspira en los postulados ideológicos del feminismo radical o de género. Se expone por qué la reforma es inconstitucional y qué medidas pueden adoptarse para proteger la vida del no nacido y a la mujer embarazada.

Abstract
The article focuses on the different factors and circumstances that have led to the reform of Spanish Abortion Law (1985). Judicial investigations of several abortion clinics have demonstrated that up until today there has been a widespread tendency of the clinics to practice beyond the limits established by the law. Nonetheless, the reaction of the government has not been to protect the life of the unborn. Its reaction has been, however, to cover the irregularities committed by the abortionists through the legalization of their abusive practices. Besides, the reform of the law has been inspired by elements of radical feminism. The author points out the major reasons that make this reform unconstitutional and offers alternative solutions for the protection of the mother and the unborn child.

Sujets

Informations

Publié par
Publié le 01 janvier 2009
Nombre de visites sur la page 12
Langue Español
Signaler un problème

LA REFORMA DE LA LEGISLACIÓN DEL
ABORTO EN ESPAÑA
THE REFORM OF SPANISH ABORTION LAW
José Luis Requero Ibáñez
Audiencia Nacional, c/Prim 12, Madrid 2004
jl.requero@justicia.es
Resumen
Se exponen cuales han sido las circunstancias que han llevado a la reforma de la
vigente ley del aborto, en concreto las investigaciones judiciales a clínicas abortistas
que evidenciaron que se estaba ante un gran fraude de ley. La reacción lejos de ser
la protección de la vida del no nacido, ha sido una ley que procura salvar las ilega-
lidades hasta ahora cometidas. Esta reforma se inspira en los postulados ideológicos
del feminismo radical o de género. Se expone por qué la reforma es inconstitucional
y qué medidas pueden adoptarse para proteger la vida del no nacido y a la mujer
embarazada.
Palabras clave: aborto, ley, constitución, feminismo, fraude de ley, derecho a
abortar, tutela penal, tutela de asesoramiento.
Abstract
The article focuses on the different factors and circumstances that have led to the
reform of Spanish Abortion Law (1985). Judicial investigations of several abortion
clinics have demonstrated that up until today there has been a widespread tendency
of the clinics to practice beyond the limits established by the law. Nonetheless, the
reaction of the government has not been to protect the life of the unborn. Its reaction
has been, however, to cover the irregularities committed by the abortionists through
the legalization of their abusive practices. Besides, the reform of the law has been
Cuad. Bioét. XX, 2009/3ª 487José Luis Requero Ibáñez
inspired by elements of radical feminism. The author points out the major reasons that
make this reform unconstitutional and offers alternative solutions for the protection
of the mother and the unborn child.
Key words: abortion, law, constitution, feminism, fraud of law, right to abort,
penal guardianship, guardianship legal advice.
1. ¿Hay espacio para la razón? Me estoy refi riendo al mundo de la
política y, si se desea, también del De-
A estas alturas pocos debería haber recho, disciplina ésta a la que algunos
que negasen condición humana al no se empeñan en privarla de todo carácter
nacido, de lo que se deduce que en un científi co —es una vieja historia y no quie-
aborto provocado hay un ser humano en ro aburrir al lector— para llevarla junto a
gestación que se destruye. Para quienes la política al terreno de la retórica y de la
se dedican al mundo de la ciencia en conveniencia. Se explica así que en torno
general, y de la ciencia médica en parti- al aborto el lugar de la razón lo ocupen
cular, no creo necesario abundar en estas eslóganes político-ideológicos, ideas fa-
razones y me remito a hechos objetivos, bricadas en talleres propagandísticos y,
captables desde la pura observación y en defi nitiva, se emplee la retórica y doy
contrastables científi camente. En estas a este noble arte su más baja acepción.
estábamos cuando en la pasada prima- Como se ve, una realidad para la ciencia
vera una ministra aseguró que el no puede negarse por el político y si éste
nacido era un «ser vivo, pero no podemos lo niega el Derecho, entendido ya como
hablar de ser humano». Reconozcamos, instrumento de acción política y no como
al menos, su condescendencia hacia la límite, va por el mismo camino.
fi losofía aristotélico tomista —ignoro si Es mi propósito en con estas palabras
esa ministra sabe que me refi ero— pero hacer unas breves consideraciones sobre
al menos tuvo al no nacido como un la iniciativa legal que lleva todas las
«ser» —es decir, el no nacido «es»— y trazas de convertirse en ley, una ley que
además vivo. me atrevo a decir será la ley de las ocho
Dejo aquí un episodio que tampoco mentiras y toda mentira, por defi nición,
puede sorprendernos pues, al fi n y al repugna a la razón.
cabo, ya desde ciertos ámbitos del mundo La primera mentira es que se basa
científi co se ha negado categoría humana en una falsedad científi ca: ahí están las
al no nacido a base de mudarlo a golpe declaraciones ministeriales antes citadas,
de categorías ideológicas. Me refi ero al no censuradas desde el propio gobierno,
«preembrión». Además si bien desde la luego parece que confi rman que se admite
ciencia, a pesar de todo, es muy difícil tal falsedad científi ca.
negar la realidad de ciertos hechos, parece Otra mentira es que la sociedad recla-
ser que en otros ámbitos sí es posible. me esa ley. Será una exigencia del femi-
488 Cuad. Bioét. XX, 2009/3ªLa reforma de la legislación del aborto en España
nismo radical, de género, y una exigencia mujer. Una cosa es protegerla ante el
crematística de las clínicas abortistas, pero drama del aborto y otra explotarla como
no de la sociedad. clientela cautiva o que el feminismo
También es mentira que sea una re- radical, violento o de género, basado en
forma exigida por razones de seguridad otra gran mentira antropológica, exija su
jurídica. Hay seguridad jurídica si se res- inmolación a sus dogmas ideológicos.
peta a la ley porque quien actúa conforme Las sexta mentira es que abortar sea
a ella sabe muy bien que está seguro; por un derecho: tal derecho no sólo es inexis-
el contrario, quien vive en la trampa sabe tente, es de nuevo una categoría ideoló-
que no lo está. La legislación sobre el gica, un ensalmo de pura propaganda.
aborto de 1985, pese a todo lo censurable Es en todo caso una gran una aberración
que es, no puede decirse que no fuese jurídica porque no de otra forma puede
clara: cosa distinta es que se incumpliese. entenderse que una misma conducta pue-
Si la seguridad jurídica es la certeza de da ser a la vez delito y derecho, que por el
las consecuencias jurídicas de nuestros transcurso de un día el mismo acto pase
actos, nadie que actúe ilegalmente puede de delito a derecho ni cabe sostener, en
llevarse a engaño. Lo que no es admisible todo caso, que sea un derecho de la madre
es que, tras años de tolerar su infracción acabar con la vida del hijo que espera.
dando lugar a un sucedáneo de aborto La séptima mentira es que estemos
libre, quienes han propiciado este gran ante una ley exigida desde la apelación
fraude invoquen la situación así creada a esa manida «homologación a los países
como pretexto para cambiar la ley. de nuestro entorno» o que venga exigida
Otra mentira es que haya venido pre- por los tratados y convenios suscritos por
cedida de un debate social. En su lugar España, cuando la realidad es que ningún
ha habido eslóganes, manipulación de tratado lo exige tal y como se verá.
la opinión pública. Se quieren presentar Y la octava mentira es que estemos ante
como debate social las comparecencias una ley constitucional. No lo es, tal y como
de la Subcomisión para realizar un estudio y se verá, salvo que la Constitución haya
elaborar unas conclusiones sobre la aplicación pasado a ser material reciclable al gusto
de la legislación en materia de interrupción del poder y no como límite a su ejercicio.
voluntaria del embarazo constituida en el Sobre estas mentiras se basa esta t
Congreso de los Diputados a fi nales del reforma legal, pero para entenderla en
2008. No debe perderse de vista que sus sus justos términos hay que mirar atrás,
trabajos se realizaron a puerta cerrada y de dónde venimos y así se entenderá a
sin publicidad porque sus promotores dónde vamos.
eran conscientes de que el balance de sus
trabajos les perjudicaba: el debate social 2. De dónde venimos
lo tenían perdido.
La quinta mentira es que se trata de Si toman un periódico seguramente
una reforma exigida para proteger a la encontrarán anuncios como éste: «ISA-
Cuad. Bioét. XX, 2009/3ª 489José Luis Requero Ibáñez
DORA. Hospital concertado y especializado El Tribunal Constitucional al declarar
en: ABORTOS hasta 22 semanas con o sin la constitucionalidad de la vigente ley,
ingreso. Píldora RU». Cómo hemos llegado sostuvo que es admisible que el Estado
hasta aquí es algo que puede resumirse en renuncie a proteger al no nacido en esos
pocas palabras. El movimiento despenali- casos siempre que su vida esté protegida
zador es fruto de la ideología de género y por otros medios efi caces. O por decirlo
de la llamada «revolución sexual» cuyas de otra forma: no se trataba de renunciar
exigencias pagan los más débiles: el no a la protección de la vida del no nacido,
nacido y la mujer. Para ese movimiento, pues el Estado tiene el deber de hacerlo,
el aborto es una opción más, porque tan sino de protegerlo al margen de la tutela
moralmente respetable es abortar como penal. Se trataba de optar por otro siste-
no abortar. ma de protección, pero tan efi caz como
Para la ideología de género la quin- el penal. Visto así hasta se puede ser
taesencia de la liberación de la mujer antiabortista y, a la vez, estar en contra
consiste en que pueda acabar con la de la penalización del aborto. Por eso me
vida del hijo que espera sin depender de pregunto si hay realmente antiabortistas
nadie, sólo de su autonomía, de su libre porque a base de leer pareceres favorables
determinación. La revolución sexual se a la inminente reforma del aborto llego a
ha traducido en una sexualidad sin límite la conclusión de que o hay un malefi cio
moral y en este contexto no se habla de o mucha hipocresía. Me explico. Los de-
moral sexual, sino de salud sexual porque fensores de la reforma dicen que el aborto
es tema fi siológico que exige remover es un drama, que nadie lo quiere, que es
todo obstáculo o consecuencia indesea- un fracaso. Sin embargo quienes deberían
da. Un embarazo, luego un hijo, es una empeñarse en contra de ese drama —si
consecuencia, un fallo, un error que hay son sinceros— no sólo no hacen nada
que enmendar y el aborto es el peaje que sino que descalifi can a los que sí quieren
nuestra sociedad está dispuesta a pagar evitarlo. Pero vamos por partes porque
por esa forma de entender sexualidad. el tema no es de hoy.
En 1985 se introdujo el sistema de in- El primer ministro de Justicia de Feli-
dicaciones. Despenalizar el aborto en los pe González, Fernando Ledesma, respon-
tres casos previstos en la ley no signifi ca sable de la actual ley de aborto, defendió
ser proabortista —afi rmaban y afi rman ante el Congreso de los Diputados esa
sus defensores—, sino negarse a que despenalización parcial alegando que «la
en esos casos excepcionales, de colisión huida al Derecho penal es uno de los síntomas
entre los intereses de la madre y los del más alarmantes de una sociedad enferma
no nacido, se aumentase el dolor de la que es incapaz de solucionar sus problemas
embarazada con la persecución penal: porque no sabe o no quiere romper con un
bastante drama signifi ca abortar —se pasado oscuro e irracional». Desprendido
dice— como para añadir a ese dolor el de adjetivos un tanto extremos, tal criterio
de su criminalización. se puede compartir pues en teoría estar
490 Cuad. Bioét. XX, 2009/3ªLa reforma de la legislación del aborto en España
a favor de despenalizar el aborto debería presentando como educación sexual una
signifi car sólo que no se confía en que suerte de aquí vale todo con tal de que
la respuesta penal sea la adecuada ante no haya embarazo y si lo hay, ahí está
quien aborta en circunstancias límite. el aborto: sólo así se explica que cada
Estaríamos ante una valoración de políííttiicca a campaña para difundir el preservativo
criminal, o lo que es lo mismo, una pon- se haya saldado con más aborto. Cuarto,
deración de qué conductas que lesionan contemplando impasible el incremento
ciertos bienes jurídicos deben llevarse al año tras año de las cifras de aborto legal.
Código Penal. Quinto, consintiendo que la indicación
El asunto no es fácil porque dentro terapéutica por grave riesgo para la salud
de los poderes represivos del Estado, el psíquica de la madre se haya convertido
instrumento penal es el más contunden- en sucedáneo de aborto libre y, sexto, re-
te y sólo el Estado, desde su soberanía, chazando proposiciones presentadas para
puede decir qué es delito y qué no. Todo dar salidas, alternativas, a la embarazada
depende de cómo considere que debe que se plantea abortar.
protegerse un determinado bien jurídico Insisto: después de veintitrés años
(la vida, la propiedad, la seguridad en el no hay espacio para la inocencia y nada
tráfi co mercantil, la salud de las perso- justifi ca no darse por enterado de lo que
nas, etc.). Visto así todo sería cuestión de implica la reforma venidera. Su fi n es
debatir cuál es el medio más idóneo para superar una legislación proabortista por
que el Estado proteja la vida del no nacido otra que ampare los que antes se hacía
porque, repito, el Tribunal Constitucional desde el fraude; es una reforma hecha
dijo que el Estado debe proteger esa vida a petición de los empresarios del sector
y hacerlo de manera efi caz, lo que no im- en la que el no nacido es ignorado, no es
pide que renuncie o atenúe la protección más que el presupuesto para el ejercicio
penal si es que, a cambio, procura otra de los «derechos reproductivos» de la
protección efi caz. mujer y busca asegurar esa cuota de
Pero al cabo de veintitrés años esos mercado emergente que son las chicas
planteamientos ya no se sostienen porque mayores de dieciséis años y es proabor-
ese mismo Estado no ha hecho nada para tista porque la mujer es el pretexto y que
llenar el hueco que dejó con la renuncia a quede destrozada no importa: como ya he
la protección penal del nasciturus; es más, dicho, el feminismo de género exige de
el camino ha sido el contrario. Primero la mujer que se inmole en la hoguera de
no exigiendo rigor en la constatación sus postulados ideológicos.
de la realidad de las indicaciones, lo Hemos estado viviendo, por tanto,
que ha traído el fl oreciente negocio del años de impunidad y fraude. Al comien-
aborto legal. Segundo, no integrando en zo hubo investigaciones judiciales, pero
la educación un planteamiento favorable frustradas y los jueces no siempre respe-
a la vida humana, en todas sus fases, tados. En 1986 un magistrado madrileño
desde la concepción a la muerte. Tercero, investigó las clínicas Dato y Duratón entre
Cuad. Bioét. XX, 2009/3ª 491José Luis Requero Ibáñez
otras. La prensa progubernamental fue de la prensa británica los que mostraron
a por él. El Consejo General del Poder que la realidad española era la del aborto
Judicial le incoó diligencias informativas; libre y fraudulento. Esta vez se investigó
el magistrado se sintió inquietado en su y las indagaciones judiciales más You
independencia pero el Consejo lo rechazó. Tube mostraron la cruda y cruel realidad
No menos sonado fue en 1998 el caso un que ha estado instalada entre nosotros
magistrado de Albacete que investigó a durante este tiempo. Ante esta realidad,
la clínica Iris y también fue maltratado. que dejó a más de uno sin palabras,
Las Cortes manchegas le reprobaron, vio ¿cuál fue la actitud de algunos jueces
su nombre en pintadas, hubo concentra- y fi scales? Jueces para la Democracia
ciones contra él y el Consejo, pese a que y la Unión Progresista de Fiscales sólo
censuró a las Cortes, le propinó su dosis fueron capaces de manifestar su «honda
de desasosiego al incoarle —a instan- preocupación por la repercusión social» de
cia de Vocales propuestos por PSOE e esas investigaciones y añadieron que se
IU— diligencias informativas. trataba de abortos practicados al margen
Un episodio distinto pero signifi cativo «de toda interpretación socialmente adecua-
fue el de una magistrada que acordó la da».Literal, no es broma. Pero tampoco
prisión provisional de un médico por puede extrañarnos. En 1998 el entonces
desacato al insultar al tribunal que le portavoz de Jueces para La Democracia
había condenado por un delito de aborto. —hoy Portavoz del Grupo Parlamentario
Esa decisión le valió las críticas de sus Socialista— tras el episodio de Albacete al
compañeros de asociación, Jueces para que antes me refería, criticó lo que para
la Democracia. Es la misma asociación él era la «incautación» de expedientes
que criticó al magistrado de Albacete y clínicos y califi có la instrucción judicial
se felicitó por el carpetazo a su investi- como «inquisitiva y desproporcionada» pues
gación, asociación a la que pertenecía el «iba dirigida al corazón de la intimidad de
ponente del auto de archivo que inventó las mujeres».
un nuevo tipo penal, el «delito en entre- ¿Y cual fue la de algunos políticos?
dicho»; la tesis era que puesto que está El entonces ministro de Sanidad, Bernat
en «entredicho» que el aborto sea delito, Soria, afi rmó ante los resultados de las
no lo persigamos. Es la misma asociación investigaciones judiciales que «no podemos
judicial que en su IX Congreso aprobó volver a los tiempos de la Inquisición, volver
propugnar la legalización de la eutanasia a 500 ó 300 años atrás. El país que inventó
y la ley de plazos y que acaba de hacer la Inquisición parece que no quiere olvidarse
público compromiso de izquierdas. Para de ella. No puede ser que haya un 5 o un 6
que luego se quejen cuando digo que son por ciento de personas que quieran ser los
jueces comprometidos no con la legalidad inquisidores del resto». La Vicepresidenta
sino con la ideología. Primera del Gobierno, llevada por su
Pasaron los años y tuvieron que ser miopía de género, aclaró que lo único
unos reportajes de la televisión danesa y tutelable es la autonomía de la mujer y
492 Cuad. Bioét. XX, 2009/3ªLa reforma de la legislación del aborto en España
ante las primeras noticias de esas inves- el aborto con una operación de juanetes,
tigaciones sólo pensó en «analizar por qué es más, no creía que «esa comparación la
se ha producido ahora el problema y si es ver- haga ninguna mujer, ni de derechas ni de
dad…que se están produciendo citaciones que izquierdas». Comparar el aborto con una
están vulnerando los derechos fundamentales operación de juanetes —añadía— es
a la libertad, a la dignidad y a la intimidad «frivolizar con algo muy delicado» porque
no lo vamos a tolerar». una interrupción del embarazo es «una
El resultado es que no se ha planteado intervención» quirúrgica. Y concluía: «el
cómo proteger más y mejor la vida del no hecho de que el aborto se incluya dentro de
nacido a la vista del fracaso de la ley de la Seguridad Social no signifi ca que vaya a
1985. Por contra la reacción es más aborto, ser como una operación de juanetes, porque
más impunidad y sacarlo de la lógica del también se incluye en la sanidad pública la
Código Penal, dejar de hablar de aborto cirugía para combatir el cáncer y no es tam-
y hablar de derechos reproductivos de la poco comparable a la operación de juanetes».
mujer. El aborto pasaría a ser un tema de Afortunadamente a las pocas semanas la
salud reproductiva, un nuevo derecho de ministra de Igualdad me echó una mano
ciudadanía. y confi rmó mi denuncia: defendía que
las mayores de dieciséis años abortasen
3. Ideología, sólo ideología sin saberlo sus padres porque «una joven
puede ponerse tetas sin que sus padres lo
¿Cuáles son los criterios en los que sepan».Yo me refería al aborto como una
se inspira la nueva ley? El pasado 12 de operación de juanetes, ella a una opera-
febrero la Comisión de Expertos de la Pla- ción de cirugía estética. Expresiones al
taforma Derecho a Vivir, a la que tengo el margen su comparación quizás fuese más
honor de pertenecer, convocó una rueda cool y la mía más castiza, pero estamos
de prensa. Era inminente la presentación en paz.
de las conclusiones de la Subcomisión a Tras leer el texto de la futura ley del
la que antes he hecho referencia. En mi aborto insisto y me mantengo en mis tre-
intervención sostuve que la reforma que ce: las feministas quieren que abortar sea
iba a satisfacer «los intereses del feminismo una operación de juanetes. Cuando me
radical, que siempre quiso que el aborto se enteré de la sorpresa de Themis pensaba
sacara del Código Penal y que se le diera un que su indignación iría por aquello de que
trato distinguido, como una nueva norma de para una mujer abortar es un drama, pero
la ciudadanía».Y añadía que esos grupos no, lo que soliviantó al feminismo radical
quieren que «el aborto se contemple como fue que ningunease el nivel quirúrgico de
una prestación más de la Seguridad social, un aborto: nada de juanetes sino que es
como si fuera una operación de juanetes». como una operación de cáncer. Todo se
Como reacción la presidenta de la clarifi ca y así ya sabemos lo que es un no
Asociación de Mujeres Juristas Themis nacido para la presidenta de Themis: un
afi rmó que «ninguna mujer» compararía tumor que hay que extirpar.
Cuad. Bioét. XX, 2009/3ª 493José Luis Requero Ibáñez
Ni en ese documento de la Subcomi- derecho relacionado con la salud sexual
sión ni en el texto de la ley aparece la y reproductiva, de forma que un hijo no
palabra «nasciturus», ni se habla de «no querido es algo molesto que impide a la
nacido» ni nada por estilo; me corrijo, nueva mujer emancipada, dueña de su
aparece pero sólo para citar la doctrina destino, andar con comodidad y paso
del Tribunal Constitucional, que sí se fi rme por la vida. Repito: unos juanetes.
refería a él y para reformar el Código O como decía el portavoz de Ezquerra
Penal. Pero esa cita obligada no es para Republicana-IV-IC, Tardá, en el debate
reconocer que en todo esto hay un «otro», de aprobación del Informe de la Subco-
un «alguien» silencioso e indefenso, sino misión, con el aborto se trata de que los
para sentenciar que esa doctrina está ciudadanos «puedan aspirar a una sociedad
superada. Confi rmada tal superación, más feliz». Curiosa felicidad la que se ciñe
huelga ya meter en el debate toda idea a que una madre mate al hijo que espera;
de que en un aborto se destruye una trágico papel el que se reservan ya para sí
vida humana; es más, el documento y la «las izquierdas» como signo de identidad:
ley consagran la expresión «interrupción matar seres humanos.
voluntaria del embarazo» aunque como Ideología y también retórica. Tras re-
sostiene el Consejo Fiscal en su afortu- unirse por vez primera el Comité de Bio-
nado y contundente informe de junio ética de España uno de sus componentes,
de 2009 al anteproyecto, más que hablar mi compañero Martín Pallín, magistrado
de «interrupción» habría que hablar de emérito del Tribunal Supremo, abogaba
«terminación» porque, al fi n y al cabo, por «desdramatizar» temas como el
lo que se interrumpe puede reanudarse, aborto o la eutanasia. A propósito de
algo imposible en un aborto. sus palabras escribí un artículo, luego lo
Vuelvo a preguntar: ¿qué persigue la que diré a continuación no ha sido a sus
ley? Formalmente para el Estado abortar espaldas. En ese artículo recordaba que
no es ni bueno ni malo, es una opción y su esa palabra —desdramatizar— se emplea
cometido es garantizar el ejercicio de ese como sinónimo de «quitar importancia a
nuevo derecho; el objetivo es normalizar algo». Todo cuadra porque según Martín
el aborto, hacerlo cotidiano. Es una ley Pallín «hay que hablar de interrupción del
con vocación ideológica lo que explica las embarazo y no de aborto para «desdramati-
facilidades que da o que haya coincidido zar»» es decir, para quitar importancia.
con el anuncio de la libre dispensación Ahí está la clave de la nueva ley con la
de la píldora del día después. Es todo que se quiere inaugurar una nueva era,
ideología, ideología en estado puro: la una nueva mentalidad.
idea es inyectar en la conciencia de los Soy de los que piensan que la ley no
ciudadanos que abortar es una manifes- traerá por sí misma más aborto que el ya
tación de la dignidad de la mujer, de su hay ahora y que la tendencia al alza es
autonomía, de su intimidad, de su liber- fruto de la forma de entender la sexua-
tad de ideas y creencias; que abortar es un lidad, luego si esto es así ¿qué aportará,
494 Cuad. Bioét. XX, 2009/3ªLa reforma de la legislación del aborto en España
por tanto, la nueva ley? Al menos dos importancia a que una madre mate a su
cosas. La primera benefi ciar el negocio hijo. Leía hace unos días el testimonio de
abortista. Que la impunidad con la que un «médico» abortista. Había practicado
hasta ahora actuaba pase a ser ya letra cientos de abortos y presumía de tener
de la ley. Morín gozará de una suerte de siete hijos. Y es que es lo mismo tener un
amnistía y el resto de las clínicas ya no hijo que matarlo antes de nacer, lo que
tendrán que vivir instaladas en el fraude, cuenta es que se tenga libertad para hacer
en el delito tolerado. Y esto no lo digo yo. una cosa u otra. No hay un medidor ob-
En los ambientes abortistas europeos Es- jetivo de la moralidad de los actos, basta
paña es famosa por sus paradojas. Nues- la libre determinación. Ya lo dijeron Za-
tra legislación ha pasado estos años por patero y Peces Barba, profetas del quinto
ser muy restrictiva pero sobre el papel. evangelio. Digo esto porque en el cuarto
La realidad es que es tolerancia —léase —el de San Juan— se lee que «la verdad
impunidad— ha hecho que abortar aquí os hará libres». Estos nuevos mesías lo
sea jauja y así se explica que la presidenta enmiendan y dicen que no es así, sino que
de las asociaciones de clínicas abortista «la libertad nos hace verdaderos». Hacer
llegase a decir que éramos la envidia de lo que en cada momento convenga, esa es
Europa. El segundo objetivo es, como la única verdad sobre la persona.
vengo sosteniendo, ideológico y aquí ya Hay que quitar importancia. No sé
cuadra la desdramatización que defi ende si mi compañero Martín Pallín habrá
Martín Pallín: se trata de sacar el aborto visto fotos o películas de algo «tan poco
del Código Penal, hacer de él un acto importante» como se practica un aborto.
clínico más ligado a la salud reproductiva Imagino que tampoco tendrá importan-
de la mujer y, sobre todo, que signifi que la cia el trauma que de por vida padece
consagración de su libre voluntad. Todo la mujer que aborta pero, como digo, la
esto se empaqueta en una ley integral y tiranía ideológica del feminismo radical y
se le pondrá el pomposo lazo de que «ha totalitario exige su inmolación. Además,
nacido un nuevo derecho». como las cuentas de resultados del ne-
Pero esta visión ya está en el BOE. Si se gocio abortista mandan, hay que buscar
lee el nuevo Estatuto de Cataluña (artículo más materia prima. Se explica así que
45.5) en una norma extravagante para un las menores de edad puedan abortar sin
Estatuto de autonomía ordena que «los autorización paterna, una exigencia de las
poderes públicos…deben velar para que la clínicas abortistas para prescindir de las
libre decisión de la mujer sea determinante en autorizaciones falsas y de paso ensanchar
todos los casos que puedan afectar a su digni- su clientela.
dddaaaddd,,, iiinnnttteeegggrrriiidddaaaddd yyy bbbiiieeennneeessstttaaarrr fffííííssiiccoo yy mmeennttaall,, eenn
particular en lo que concierne al propio cuerpo 4. Una reforma inconstitucional
y a su salud reproductiva y sexual».
Hay que desdramatizar. Para mi La iniciativa legal en curso suscita la
colega Martín Pallín se trata de quitar fundada duda sobre su constitucionali-
Cuad. Bioét. XX, 2009/3ª 495José Luis Requero Ibáñez
dad y sigo aquí los criterios sostenidos un choque de intereses, puede el Estado
por la Comisión de Expertos de la Plata- limitar esa protección y eso es lo que
forma Derecho a Vivir. Hay que recordar ocurre con el sistema de indicaciones
que el Tribunal Constitucional en la que excluye el castigo de los abortos
Sentencia 53/85 fi jó las bases de la tutela causados en las indicaciones terapéutica,
jurídica de la vida del nasciturus señalan- eugenésica y ética. El Tribunal entendió
do que «la vida humana es un devenir que que estaba justifi cado que en esos casos
comienza con la gestación y fi naliza con la extremos a la mujer que aborta no se le
muerte, no es una realidad única a efectos exigiese otra conducta, luego entendió
de su protección jurííídicadica». Añadió que el razonable no sancionarla penalmente y
artículo 15 de la Constitución proclama que en esos casos el Estado renuncie a la
el derecho de «todos» a la vida y si bien tutela penal del no nacido.
entendió que el nasciturus no es titular de Y añadía dos razonamientos más.
ese derecho fundamental, sí que declara Por una parte que esa renuncia a la
que «alguien», un tertium esencialmente tutela penal de la vida del no nacido
distinto respecto de la madre con la que está justifi cada porque «se trata de graves
se relaciona. confl ictos de características singulares, que
Además el Tribunal sostuvo que la no pueden contemplarse tan sólo desde la
Constitución no puede desproteger la perspectiva de los derechos de la mujer o
vida humana «en aquella etapa de su pro- desde la protección de la vida del nasciturus.
ceso que no sólo es condición para la vida Ni ésta puede prevalecer incondicionalmente
independiente del claustro materno, sino que frente a aquéllos, ni los derechos de la mujer
es también un momento del desarrollo de puedan tener primacía absoluta sobre la vida
la vida misma; por lo que ha de concluirse del nasciturus». Por lo tanto, «los derechos
que la vida del nasciturus, en cuanto éste de la mujer no pueden tener primacía absoluta
encarna un valor fundamental —la vida sobre la vida del nasciturus, dado que dicha
humana— garantizado en el artículo 15 de prevalencia supone la desaparición, en todo
la Constitución, constituye un bien jurídico caso, de un bien no sólo constitucionalmente
cuya protección encuentra en dicho precepto protegido, sino que encarna un valor central
fundamento constitucional», luego del ar- del ordenamiento constitucional»
tículo 15 de la Constitución se deriva el Pues bien, de esa doctrina cabe dedu-
deber del Estado de proteger la vida del cir la inconstitucionalidad de una ley de
nasciturus estableciendo «un sistema legal plazos pues de la afi rmación de que la
para la defensa de la vida que suponga una vida humana es un devenir que se inicia
protección efectiva de la misma y que, dado con la concepción se deduce que la vida
el carácter fundamental de la vida, incluya del no nacido es vida humana digna de
también, como última garantííía, a, las las normas protección. La renuncia a la tutela penal
penales». del no nacido queda condicionada, según
Respecto del sistema de indicaciones, la sentencia, a que el Estado le procure
sostuvo que sólo cuando hay confl icto, otra «protección efi caz» por otras vías
496 Cuad. Bioét. XX, 2009/3ª