Obesidad y Esperanza de Vida en México(Obesity and life expectancy in Mexico)
14 pages
Español
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Obesidad y Esperanza de Vida en México(Obesity and life expectancy in Mexico)

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
14 pages
Español

Description

RESUMEN
La alta y creciente prevalencia de personas obesas y con sobrepeso en los países de América Latina y el Caribe y los mayores riesgos asociados con el padecimiento de ciertas enfermedades crónicas, podrían estar modificando los patrones de mortalidad así como la esperanza de vida de dichas poblaciones. El principal objetivo de nuestro estudio es medir el efecto del sobrepeso y la obesidad sobre la mortalidad en México centrándonos en la población de edades mayores (60 y más años de edad). Nuestro estudio utiliza la información que brinda el Estudio Nacional sobre Salud y Envejecimiento en México (ENASEM, 2001 y 2003). El ENASEM es un estudio de panel con representatividad nacional de las personas de 50 y más años en México. Nuestros resultados indican que el exceso de peso (definido por los dos quintiles superiores del Índice de Masa Corporal –IMC-) incrementa el riesgo de mortalidad a los 60 años de edad y más en México. Hasta un 11% de las muertes registradas durante el período 2001-2003 en México dentro del grupo de edad de 60 y más años habrían sido evitables si las personas con exceso de peso (pertenecientes a los dos quintiles superiores de IMC) hubiesen tenido el peso ideal (quintil medio o tercer quintil de IMC). A nivel individual se estima que las personas de 60 años con exceso de peso (cuarto y quinto quintiles de IMC) viven cuatro años menos, en promedio, que las personas con peso normal (tercer quintil de IMC).
ABSTRACT
The high and increasing prevalence of overweight and obesity in Latin American and the Caribbean and the increasing prevalence of some obesity-related chronic diseases could be changing the current mortality patterns and the improvements in life expectancy of this population. The main objective of this study is to measure the effect of overweight and obesity on mortality in Mexico among elderly people (60 years and older). We use the Mexican Health and Ageing Study (MHAS, 2001 and 2003) that is a panel nationally-representative study of the population 50 years and older in Mexico. Our results show that excess body weight (defined by the two highest quintiles of Body Mass Index-BMI-) increases the risk of mortality at 60 years and older in Mexico. As much as 11% of the deaths among elderly that occurred during the period 2001-2003 in Mexico would have been avoided if overweight and obese people (individuals belonging to the highest two quintiles of BMI) had had the “ideal” weight (defined by the middle quintile, or third quintile, of BMI). At individual level, we estimate that individuals 60 years old with excess body weight (fourth and fifth quintiles of BMI) survive four years less, in average, than individuals with normal body weight (third quintile of BMI).

Sujets

Informations

Publié par
Publié le 01 janvier 2008
Nombre de lectures 25
Langue Español

Exrait

Población y Salud en Mesoamérica

Revista electrónica publicada por el
Centro Centroamericano de Población,
Universidad de Costa Rica, 2060 San José, Costa Rica
http://ccp.ucr.ac.cr



Población y Salud en Mesoamérica
Revista electrónica semestral, ISSN-1659-0201
Volumen 6, número 1, artículo 4
Julio - diciembre, 2008
Publicado 1 de julio, 2008
http://ccp.ucr.ac.cr/revista/


Obesidad y Esperanza de Vida en México


Malena Monteverde
Beatriz Novak












???? 2008 Centro Centroamericano de Población
Población y Salud en Mesoamérica - Volumen 6, número 1, artículo 4, jul - dic 2008

Obesidad y Esperanza de Vida en México

Obesity and life expectancy in Mexico

1 2
Malena Monteverde y Beatriz Novak

RESUMEN

La alta y creciente prevalencia de personas obesas y con sobrepeso en los países de América Latina y el
Caribe y los mayores riesgos asociados con el padecimiento de ciertas enfermedades crónicas, podrían
estar modificando los patrones de mortalidad así como la esperanza de vida de dichas poblaciones. El
principal objetivo de nuestro estudio es medir el efecto del sobrepeso y la obesidad sobre la mortalidad en
México centrándonos en la población de edades mayores (60 y más años de edad). Nuestro estudio utiliza
la información que brinda el Estudio Nacional sobre Salud y Envejecimiento en México (ENASEM, 2001
y 2003). El ENASEM es un estudio de panel con representatividad nacional de las personas de 50 y más
años en México. Nuestros resultados indican que el exceso de peso (definido por los dos quintiles
superiores del Índice de Masa Corporal –IMC-) incrementa el riesgo de mortalidad a los 60 años de edad
y más en México. Hasta un 11% de las muertes registradas durante el período 2001-2003 en México
dentro del grupo de edad de 60 y más años habrían sido evitables si las personas con exceso de peso
(pertenecientes a los dos quintiles superiores de IMC) hubiesen tenido el peso ideal (quintil medio o tercer
quintil de IMC). A nivel individual se estima que las personas de 60 años con exceso de peso (cuarto y
quinto quintiles de IMC) viven cuatro años menos, en promedio, que las personas con peso normal (tercer
quintil de IMC).

Palabras Clave: Obesidad, Esperanza de Vida, Adultos Mayores


ABSTRACT

The high and increasing prevalence of overweight and obesity in Latin American and the Caribbean and
the increasing prevalence of some obesity-related chronic diseases could be changing the current
mortality patterns and the improvements in life expectancy of this population. The main objective of this
study is to measure the effect of overweight and obesity on mortality in Mexico among elderly people (60
years and older). We use the Mexican Health and Ageing Study (MHAS, 2001 and 2003) that is a panel
nationally-representative study of the population 50 years and older in Mexico. Our results show that
excess body weight (defined by the two highest quintiles of Body Mass Index-BMI-) increases the risk of
mortality at 60 years and older in Mexico. As much as 11% of the deaths among elderly that occurred
during the period 2001-2003 in Mexico would have been avoided if overweight and obese people
(individuals belonging to the highest two quintiles of BMI) had had the “ideal” weight (defined by the
middle quintile, or third quintile, of BMI). At individual level, we estimate that individuals 60 years old
with excess body weight (fourth and fifth quintiles of BMI) survive four years less, in average, than
individuals with normal body weight (third quintile of BMI).

Keywords: Obesity, Life Expectancy, Elderly

Recibido: 29 may. 2008 Aprobado: 6 jun. 2008

1 Institute for Policy Research, Northwestern University and Center for Demography and Ecology and Center for
Health and Ageing, University of Wisconsin-Madison, USA. l-monteverde@northwestern.edu
2
Center for Demography and Ecology, University of Wisconsin-Madison, USA. bnovak@ssc.wisc.edu
http://ccp.ucr.ac.cr/revista/ 1 Población y Salud en Mesoamérica - Volumen 6, número 1, artículo 4, jul - dic 2008

1. INTRODUCCION

La alta y creciente prevalencia de personas obesas en los países de América Latina y el Caribe
(ALC) y los mayores riesgos asociados con el padecimiento de ciertas enfermedades crónicas,
podrían estar modificando los patrones de mortalidad así como la esperanza de vida de dichas
poblaciones. Los países de ALC han experimentado sostenidos incrementos de la esperanza de
vida en el pasado y las proyecciones muestran que dicha tendencia continuará por períodos
prolongados de tiempo. Es posible, sin embargo, que el aumento de condiciones como la
obesidad y el incremento de enfermedades crónicas relacionadas comprometan el progreso
futuro de la esperanza de vida en edades adultas en los países de la región.

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona es obesa si su
2 2
índice de masa corporal (IMC = peso en kg/ altura en m ) es igual o mayor a 30 kg/m y con
2
sobrepeso si su IMC esta entre 25-29,9 kg/m . En base a dicho indicador se estima que más de la
mitad de la población femenina de 30 años y más en Barbados y en Trinidad Tobago es obesa, y
más del 40% de la población femenina en esas edades tanto en México como en los Estados
Unidos sufren la misma condición. Los niveles de obesidad entre los hombres de 30 años y más
en países de America Latina serían algo menores pero aún así elevados. Por ejemplo, dicha
prevalencia entre lo hombres en Argentina rondaría el 40% y el 30% entre los hombres en
México (Ono et al., 2007).

La obesidad y el sobrepeso están asociados a un incremento en el riesgo de hipertensión, de
aumentos en los niveles de colesterol, de diabetes mellitus, de enfermedades cerebro y
cardiovasculares, de osteoartritis, de desórdenes del sueño, de cáncer (colon, mama, endometrio,
vesícula), y de desórdenes del sistema reproductor, entre otras enfermedades (NHLBI, 1998). La
obesidad duplica o triplica el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, hipertensión y
osteoartritis (en las rodillas). El riesgo para los obesos con respecto a varios tipos de cáncer, y
otras enfermedades, puede llegar a ser hasta dos veces el riesgo de aquellas personas con peso
normal (WHO, 2000). La obesidad, y en particular la abdominal, además de ser el mayor factor
de riesgo de enfermedades cardiovasculares es el más importante factor de riesgo de la diabetes
de tipo II (Chan et al., 1994; Visscheir and Seidell, 2001; Wang et al., 2005). Según la OMS
(WHO, 2000) el riesgo de diabetes tipo II se triplica entre las personas obesas, comparadas con
aquellas de peso normal. Por su parte, la diabetes aumenta significativamente el riesgo de
mortalidad por enfermedades cardíacas (Eberly et al., 2003; Haffner et al., 1998; Hu et al., 2001;
Juutilainen et al., 2005; Wannamethee et al., 2004; Whiteley et al., 2005). Cabe destacar que se
ha encontrado que en pacientes diabéticos el riesgo de mortalidad es mayor en un 43% en los
pacientes obesos comparados con aquellos de peso normal (Mulnier, 2006). Otros estudios
muestran que el riesgo de muerte debido a todas las causas y a enfermedades particulares, como
las cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, aumenta en presencia de obesidad (Sjostrom,
1992; Calle et al., 1999; Rosengren et al., 1999; Schulte et al., 1999; Maru et al., 2004; Corrada
et al., 2006).

La OMS estima que una vez que se tienen en cuenta en los análisis de mortalidad la condición de
fumador y las pérdidas de peso no intencionales se encuentra una relación casi lineal entre el
IMC y la mortalidad (WHO, 2000). Recientes estudios para Estados Unidos muestran que altos
niveles de obesidad incrementan la mortalidad (Banegas et al., 2003; Flegal et al., 2005;
Olshansky et al., 2005). La medida del efecto de la obesidad sobre la mortalidad y la esperanza
http://ccp.ucr.ac.cr/revista/ 2 Población y Salud en Mesoamérica - Volumen 6, número 1, artículo 4, jul - dic 2008

de vida en países de América Latina y el Caribe, así como las diferencias entre los países de la
región, son aspectos en los que aún falta profundizar.

El principal objetivo de nuestro estudio es medir el efecto del exceso de peso sobre la mortalidad
en México y cuantificar dicho efecto en términos de personas fallecidas y de reducción de
esperanza de vida, centrándonos en la población de edades mayores (60 y más años).


2. METODOS Y DATOS

En este estudio se utiliza la información que brinda el Estudio Nacional sobre Salud y
Envejecimiento en México (ENASEM, 2001 y 2003). El ENASEM es un estudio con
representatividad nacional de las personas de 50 y más años en México y uno de los pocos
estudios para los países de la región de carácter publico que provee información sobre mortalidad
además de un amplio conjunto de variables demográficas, socioeconómicas y de salud (incluidas
medidas antropométricas para submuestras) y que por tanto, permite estimar los riesgos
diferenciales de mortalidad entre subconjuntos de población (en nuestro caso clasificados según
el IMC) a la vez que controlar por variables de interés (como sexo, edad y tabaquismo).

Con el objeto de utilizar un grupo etáreo relativamente homogéneo, el presente trabajo se realizó
utilizando una submuestra representativa del grupo de 60 años y más. Para estudiar los
diferenciales de mortalidad dentro de este grupo, se incluyeron los individuos de 59 y más años
en la onda 2001 y se asumió que las personas que fallecen entre la primera y la segunda onda
(período 2001-2003) lo hacen en la mitad de intervalo (es decir, las personas con 59 años en el
2001 y que fallecen entre el 2001 y el 2003, se asume que fallecen a los 60 años).

El tamaño muestral es de 7 880 individuos de 59 y más años en el 2001 incluyendo al
entrevistado objetivo y a sus esposos o compañeros. Para el grupo etáreo que está siendo
considerado, entre la primera y la segunda onda del estudio fallecieron 465 personas. De las 7
880 personas que constituyen la submuestras, menos del 3% no participaron del análisis debido a
no que proveyeron información sobre alguna de las variables de control utilizadas (edad, sexo y
condición de fumador). De las restantes para un 17% no se obtuvo la información necesaria para
poder computar el IMC. Finalmente, de los entrevistados para los que se cuenta con la
información mencionada, el 5% no tiene información válida sobre mortalidad en la onda 2003.
Por lo tanto en el presente estudio se analiza una submuestra de 6020 personas, el 76% de la
muestra original, de las cuales 352 fallecen entre el 2001 y el 2003. El 47% son hombres con
edad promedio de 69,0 (DE 7,7) años. La edad promedio de las mujeres es también de 69,0 (DE
7,9). En el Cuadro 1 se resumen las principales características de la población analizada y el
porcentaje de personas según IMC en base al criterio de la OMS.

En general, la información del estudio ENASEM es información autoreportada y sólo se tomaron
medidas antropométricas para una submuestra de individuos. Dada la falta de información de
medidas antropométricas para toda la muestra, se utilizó la información autoreportada de peso y
altura. En el caso en que tales medidas no fueran reportadas se utilizaron las medidas
antropométricas, de estar estas disponibles. Una comparación de las medias antropométricas y
http://ccp.ucr.ac.cr/revista/ 3 Población y Salud en Mesoamérica - Volumen 6, número 1, artículo 4, jul - dic 2008

autoreportadas del peso, la altura y el IMC realizada para el estudio ENASEM sugiere que los
3autorreportes brindan una buena estimación de dichas medidas .

El presente trabajo no utiliza el criterio de clasificación de las personas según su IMC definido
por la OMS sino que utiliza quintiles de IMC por, ser junto con los cuartiles de IMC, otro de los
criterios comúnmente utilizados (ver Lahmann et al., 2002; Maru et al., 2004 entre otros). Una de
las ventajas de esta alternativa (respecto del uso de los puntos de corte fijos estándares
propuestos por la OMS) es que, al ser una medida relativa, permite controlar mejor por las
características corporales del grupo objeto de estudio debido particularmente a su edad (ver
discusión sobre puntos de corte en Hubbard, 2000; Grabowski and Ellis, 2001; Lopez-Alvarenga
et al., 2003; Villareal et al., 2005; WHO, 1995). Por lo tanto, el objetivo es determinar el
diferencial de esperanza de vida entre personas pertenecientes a los dos quintiles superiores de
IMC (cuarto y quinto quintiles) y las personas pertenecientes al quintil central de IMC (el tercer
quintil).

Para el cálculo de la probabilidad de fallecimiento a los 60 años y más de personas
pertenecientes a los quintiles superiores de IMC, se utilizó un modelo de regresión logística
controlando por los quintiles inferiores (primero y segundo quintiles), por condición de fumador,
edad y sexo en el año base (2001). Al controlar por los quintiles inferiores de IMC y por
condición de fumador se busca eliminar del grupo de referencia un subconjunto de personas en
condiciones de alta fragilidad de salud y cuyo riesgo de mortalidad es especialmente elevado por
causas diferentes a la que se busca estudiar en este trabajo.

Se estimaron las probabilidades promedio de fallecimiento a los 60 años o más con las variables
de control tales como sexo y condición de fumador evaluadas en los valores promedio de la
población que cumplen con esas condiciones. A los fines del presente estudio, y para obtener una
medida más sintética de dichos diferenciales, resulta bastante razonable asumir valores medios
para el grupo de variables de control, aunque cálculos más precisos se obtendrían estimando los
diferenciales para cada subgrupo (por ejemplo, hombres-mujeres, fumadores-no fumadores, etc.).

Para el análisis de la pérdida de esperanza de vida por exceso de peso, se construyeron tablas de
vida periódicas condicionadas a los quintiles de IMC en el año base (2001). Según nuestra
definición de pérdida de esperanza de vida, la misma resulta de restar la esperanza de vida de los
individuos en el cuarto y quinto quintil de IMC a la esperanza de vida de los individuos con IMC
en el centro de la distribución o tercer quintil de IMC (ver trabajos de Olshansky et al., 2005;
Fontaine et al., 2003, para otras definiciones).

Para estimar el exceso en el número de personas fallecidas debido sobrepeso u obesidad, se
realizó el siguiente análisis contrafactual: cuál hubiera sido el número de muertes totales en
México entre la población de 60 y más, si las personas con mayor peso (cuarto y quinto quintil
de IMC) presentasen el mismo riesgo de mortalidad que presentan las personas del tercer quintil
de IMC?.




3 Palloni A, Soldo B, Wong R. The accuracy of self-reported anthropometric measures and self reported diabetes in nationally
representative samples of older adults in Mexico. Trabajo presentado en Population Association of America Annual Meeting.
Minneapolis, Minnesota. 2003
http://ccp.ucr.ac.cr/revista/ 4 Población y Salud en Mesoamérica - Volumen 6, número 1, artículo 4, jul - dic 2008

3. RESULTADOS

A continuación se presentan los resultados del efecto del exceso de peso sobre la mortalidad, la
pérdida de esperanza de vida y el número de personas fallecidas debido a obesidad en México.

El Cuadro 2 muestra los coeficientes estimados a partir del ajuste logístico con variable
dependiente dicotómica igual a uno si la persona falleció durante el periodo 2001-2003 e igual a
cero si sobrevivió durante dicho período. Podemos observar que los coeficientes para las
variables dicotómicas “cuarto quintil de IMC” y “quinto quintil de IMC” son positivos y
estadísticamente significativos indicando que existiría un efecto positivo del exceso de peso
sobre el riesgo de mortalidad entre la población de 60 años y más en México. Cabe resaltar aquí,
que este resultado se obtiene solo después de controlar por los dos quintiles de más bajo peso, lo
que sugiere que la curvatura de la mortalidad presenta una forma de “U”.

La estimación de la probabilidad de fallecimiento de las personas del cuarto y el quinto quintil de
IMC por un lado y de las personas agrupadas en el quintil medio (el tercer quintil) por el otro (a
partir de los parámetros del Cuadro 2), indica que la extra-mortalidad para los quintiles
superiores de IMC sería del 42%-57% según la edad (con mayores diferencias en las edades mas
jóvenes dentro del grupo de 60 años y más). Esos diferenciales de mortalidad se traducirían en
24 441 personas adicionales fallecidas debido a exceso de peso corporal durante el período
20012003, lo que representa un 11% de las muertes totales registradas en el período para dicho grupo
de edad (entre las personas para las cuales existe información sobre su status de IMC). Por
último, la Figura 1 muestra la pérdida de esperanza de vida a la edad 60 o más debido a exceso
de pero corporal.

En la figura 1 podemos ver las diferencias de esperanza de vida a los 60 años y más entre las
personas con peso corporal medio (tercer quintil de IMC) y las personas pertenecientes a los
quintiles superiores de peso (cuarto y quinto quintil de IMC conjuntamente). Se observa que para
un individuo de 60 años la diferencia de esperanza de vida alcanzaría a cuatro años y que la
misma se reduciría con la edad.


4. CONCLUSIONES Y DISCUSIÓN

Nuestros resultados indican que el exceso de peso (definido por los dos quintiles superiores del
IMC) incrementa el riesgo de mortalidad a los 60 años de edad y más en México. Hasta un 11%
de las muertes registradas durante el período 2001-2003 en México dentro del grupo de edad de
60 y más habrían sido evitables si las personas con exceso de peso hubiesen tenido el peso ideal
(definido por el quintil medio, o tercer quintil, de IMC).

A nivel individual se estima que las personas de 60 años con exceso de peso (cuarto y quinto
quintiles de IMC) viven cuatro años menos, en promedio, que las personas con peso normal
(tercer quintil de IMC). Cabe destacar que otros ejercicios realizados (y no mostrados aquí)
muestran un mayor efecto del exceso de peso sobre la mortalidad entre las mujeres y un efecto
significativo para las zonas urbanas mexicanas, pero no así para las zonas rurales.

Estimaciones de las pérdidas de esperanza de vida y exceso de mortalidad debido a obesidad
llevados a cabo en otros países (especialmente en Estados Unidos) muestran que los efectos de la
http://ccp.ucr.ac.cr/revista/ 5 Población y Salud en Mesoamérica - Volumen 6, número 1, artículo 4, jul - dic 2008

obesidad se reducen con la edad (Davis et al,. 1994; Bender et al., 1999; Calle et al., 1999; Heiat
et al., 2001; Dey et al., 2001; Baik et al., 2000; Flegal et al., 2005) e incluso se ha argumentado
la existencia de un efecto protector del exceso de peso entre las personas de edad más avanzada
(Diehr et al., 1998; Barrera et al., 2004). Si la población mexicana exhibe un comportamiento
similar (con menores efectos a medida que aumenta la edad) nuestras estimaciones estarían
mostrando solo una parte del efecto total y tanto los diferenciales de mortalidad como los años de
esperanza de vida perdidos y el porcentaje de personas fallecidas en exceso debido a obesidad y
sobrepeso, podría ser sustancialmente mayores a lo encontrado en este estudio.
Desafortunadamente no existe un estudio longitudinal o de panel para México (o al menos no de
carácter público) que permita medir los efectos del exceso de peso para grupos de edad más
jóvenes y por tanto conocer los efectos totales de la obesidad sobre la población mexicana.

Si bien se observa una disminución en las tasas de mortalidad en aquellos países en los que
paralelamente la obesidad está aumentando, esta disminución se debe principalmente a una
disminución en la tasa de muertes por enfermedades cardiovasculares. La incidencia de diabetes,
sin embargo, está aumentando en estos mismos países y hay evidencia de que se debe a un
aumento en la prevalencia de obesidad (Seidell, 1997; Cooper et al., 2000; Uauy et al., 2001;
WHO, 2000).

Se estima que el número y el porcentaje de personas con sobrepeso u obesidad se incrementarán
en el futuro tanto en países desarrollados como en países de Latinoamérica. En el caso especifico
de México la prevalencia de obesidad entre los mayores sería del 21% (según se muestra en el
análisis descriptivo), pero estimaciones recientes para personas de 20 años y más indican que
dicho porcentaje alcanzaría el 30% (OPS, 2007). Otros trabajos para México muestran que el
crecimiento en el número de personas obesas entre el año 2000 y el año 2010 sería del 46% entre
personas de 35 años y más (Villa et al., 2004), mientras que la obesidad de niños entre 5 y 11
años habría aumentado un 40% entre 1999 y el año 2006 (Islas Ortega et al., 2006). Por todo
ello, un futuro incremento en la prevalencia de obesidad entre las personas mayores parece ser el
escenario más probable para México. Lo anterior es especialmente preocupante si se tiene
presente que en países como Estados Unidos, donde se cuenta con importantes avances en el
tratamiento de enfermedades relacionadas con la obesidad -que habrían permitido lograr una
cierta reducción o atenuación de sus efectos (Flegal et al., 2005; Gregg et al., 2005)-, aún se
observan importantes pérdidas de esperanza de vida y mayores riesgos de padecer
discapacidades debido a obesidad (Allison et al., 1999; Sturm et al., 2004; Flegal et al., 2005;
Soham et al., 2007). Por lo tanto, a menos que la tendencia observada en México se revierta o se
acompañe de mejoras sustantivas en el tratamiento y la reducción de la mortalidad por
enfermedades relacionadas al exceso de peso, creemos que aumentos en los niveles de obesidad
podrían poner en riesgo, o al menos atenuar, las futuras ganancias de esperanza de vida de dicha
población.



http://ccp.ucr.ac.cr/revista/ 6 Población y Salud en Mesoamérica - Volumen 6, número 1, artículo 4, jul - dic 2008

5. REFERENCIAS

Allison, D.B., Fontaine, K.R. J., Manson, E., Stevens, J. and VanItallie, T.B. (1999). Annual
deaths attributable to obesity in the United States. JAMA 282(16), 1530 - 1538.

Baik, I., Ascherio, A., Rimm, E.B., Giovannucci, E., Spiegelman, D., Stampfer, M.J. and Willett,
W.C. (2000). Adiposity and mortality in men. Am J Epidemiol., 152, 264-271.

Barrera, G., Bunout, D., Gattás, V., Maza, M.P., Leivaa, L. and Hirsch, S. (2004). A high body
mass index protects against femoral neck osteoporosis in healthy elderly subjects.
Nutrition, 20(9), 769-771.

Banegas, J.R., López-García, E., Gutierrez-Fisac, J.L., Guallar-Castillon, P., Rodriguez-Artalejo,
F. (2003). A simple estimate of mortality attributable to excess weight in the European
Union. Eur J Clin Nutr., 57(2), 20-8.

Bender, R, K.H. Jockel, C. Trautner, M. Spraul and M. Berger. (1999). Effect of Age on Excess
Mortality in Obesity. JAMA 281(16),1498-1504.

Calle, E.E., Thun, M.J., Petrelli, J.M., Rodriguez, C., Heath, C.W. Jr. Body-mass index and
mortality in a retrospective cohort of U.S. adults. (1999). N Engl J Med., 341(15),
1097105.

Chan, J.M., Rimm, E.B., Colditz, G.A., Stampfer, M.J., Willet, W.C. (1994). Obesity, fat
distribution, and weight gain as risk factors for clinical diabetes in men. Diabetes Care,
17(9), 961-9.

Cooper, R., Cutley, J., Desvingne-Nickens, P., Fortmann, S.P., Friedman, L., Havlik, R., (2000).
Trends and disparities in coronary heart disease, stroke and other cardiovascular diseases in
the United States: findings of the national conference on cardiovascular disease prevention.
Circulation, 102(25), 3137-3147.

Corrada, M., Kawas, C.H., Mozaffar, F. and Paganini-Hill, A. (2006). Association of body mass
index and weight change with all-cause mortality in the elderly. Am J Epidemiol.,
163(10):938-49.

Davis, M.A., Neuhaus, J.M., Moritz, D.J., Lein, D., Barclay, J.D., Murphy, S.P. (1994). Health
behaviors and survival among middle-age and older men an women in the NHANES I
Epidemiologic Follow-Up Study. Prev Med., 23, 369-376.

Dey, D.K., Rothenberg, E., Sundh, V., Bosaeus, I., Steen, B. (2001). Body mass index, weight
change and mortality in the elderly. A 15 y longitudinal population study of 70 y olds. Eur
J Clin Nutr., 55, 482-492.

Diehr, P., Bild, D.E., Harris, T.B., Buxbury, A., Siscovick, D., Rossi, M. (1998). Body mass
index and mortality in nonsmoking older adults: The Cardiovascular Health Study, Am J
Public Health, 88, 623-629.

http://ccp.ucr.ac.cr/revista/ 7 Población y Salud en Mesoamérica - Volumen 6, número 1, artículo 4, jul - dic 2008

Eberly, L., Cohen, J.D., Prineas, R. and Yang, L. (2003). Impact of incident diabetes and
incident nonfatal cardiovascular disease on 18-year mortality: the multiple risk factor
intervention trial experience. Diabetes Care, 26(3), 848-54.

ENASEM (2001). Estudio Nacional sobre Salud y Envejecimiento en México. Disponible en:
http://www.mhas.pop.upenn.edu/espanol/inicio.htm

ENASEM (2003). Estudio Nacional sobre Salud y Envejecimiento en México. Disponible en:
http://www.mhas.pop.upenn.edu/espanol/inicio.htm

Flegal, K.M., Graubard, B.I., Williamson, D.F., Gailm M.H. (2005). Excess deaths associated
with underweight, overweight, and obesity. JAMA, 293(15), 1861-7.

Grabowski, D.C. and Ellis ,J. (2001). High body mass index does not predict mortality in older
people: Analysis of the longitudinal study of aging, JAGS, 49, 968-979.

Gregg, E.W., Cheng, Y.J., Cadwell, B.L., Imperatore, G., Williams, D. E., Flegal, K.M., Venkat
Narayan, K.M. and Williamson, D.F. (2005). Secular trends in cadiovascular disease risk
factors according to body mass index in United States adults. JAMA, 293 (15), 1868-1874.

Haffner, S.M., Letho, S., Rönnemaa, T., Pyörälä, K., Laakso, M. (1998). Mortality from
coronary heart disease in subjects with type 2 diabetes and in nondiabetic subjects with and
without prior myocardial infarction. N Engl J Med., 339(4), 229-34.

Heiat, A., Vaccarino, V., Krumholz, H.M. (2001). An evidence-based assessment of federal
guidelines for overweight and obesity as they apply to elderly persons. Arch Intern Med.,
161, 1194-1203.

Hu, F.B., Stampfer, M.J., Solomon, C.G., Liu, S., Willet, W., Speizer, F. (2001). The impact of
diabetes mellitus on mortality from all causes and coronary heart disease in women: 20
years of follow-up. Arch Intern Med., 161(14), 1717-1723.

Hubbard, V.S. (2000). Defining overweight and obesity: What are the issues? American Journal
of Clinical Nutrition, 72, 10167-68.

Islas Ortega, L. y Peguero García, M. Obesidad Infantil. Boletín de Práctica Médica Efectiva.
Editado por el Instituto de Salud Pública y la Secretaría de Salud. México. Consulta del 4
de Junio, 2006, de http://www.insp.mx/Portal/Centros/ciss/nls/boletines/PME_14.pdf.

Juutilainen, A., Lehto, S., Rönnemaa, T., Pyörälä, K., Laakso, M. (2005). Type 2 diabetes as a
coronary heart disease equivalent: an 18-year prospective population-based study in
Finnish subjects. Diabetes Care, 28(12), 2901-2907.

Lahmann, P.H., Lissner, L., Gullberg, B., Berglund, G. (2002). A Prospective study of adiposity
and all-cause mortality: the Malmö Diet and Cancer Study. Obes Res. 10(5), 361-369.

http://ccp.ucr.ac.cr/revista/ 8 Población y Salud en Mesoamérica - Volumen 6, número 1, artículo 4, jul - dic 2008

López-Alvarenga, J.C., Montesinos-Cabrera, R.A., Velázquez-Alva, C. and González-Barrancoa,
J. (2003). Short Stature Is Related to High Body Fat Composition Despite Body Mass
Index in a Mexican Population. Archives of Medical Research, 34(2), 137-

Maru, S., van der Schouw, Y., Grimbrère, C.H., Grobbee, D.E., Peeters, P.H. (2004) Body mass
index and short-term weight change in relation to mortality in Dutch women after 50 y. Am
J Clin Nutr., 80(1), 231-36.

Mulnier, H.E., Seaman, H.E., Raleigh, V.S., Soedamah-Muthu, S.S., Colhoun, H.M., Lawrenson,
R.A. (2006). Mortality in people with type 2 diabetes in the UK. Diabetes Med., 23(5),
516-521.

National Heart, Lung, and Blood Institute –NHLBI-. (1998). Clinical Guidelines on the
Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight and Obesity in Adults.

Olshansky, S.J., Passaro, D.J., Hershow, R.C., Layden, J., Carnes, B.A., Brody, J., Hayflick, L.,
Butler, R.N., Allison, D.B. and Ludwig, D.S. (2005). A potential decline in life expectancy
in the United States in the 21st century. N Engl J Med., 352(11), 1138-45.

Ono, T., Guthold, R. and Strong, K. (2007). WHO Global Comparable Estimates, 2005. Consulta
del 22 de Octubre, 2007, de http://www.who.int/infobase

Organización Panamericana de la Salud. Campaña OPS: ¡A comer sano, a vivir bien y a moverse
América! Consulta del 3 de Junio, 2007, de http://dpaslac.org/?c_ID=115&catID

Rosengren, A., Wedel, H. and Wilhemsen L. (1999). Body weight and weight gain during adult
life in men in relation to coronary heart disease and mortality. Eur Heart J., 20(4),
269277.

Seidell, J.C. (1997). Time Trends in obesity: an epidemiological perspective. Horm Metab Res.,
29(4),155-8.

Schulte, H., Cullen, P. and Assmann, G. (1992). Obesity, Mortality and Cardiovascular Disease
in the Münster Heart Study (PROCAM). Atherosclerosis, 144(1), 199-209.

Sjostrom, L.V. (1992). Mortality of severely obese subjects. Am J Clin Nutr., 55(2 suppl):
516523.

Soham, A.S., K.J Ottenbacher, K.S. Markides, Y.F. Kuo, K. Eschbach and J.S. Goodwin. (2007).
The Effect of Obesity on Disability vs Mortality in Older Americans. Arch Intern Med,
167, 774-780.

Sturm, R., Ringel, J.S. and Andreyeva, T. (2004). Increasing obesity rates and disability trends.
Health Affairs, 23(2), 199-205.

Uauy, R., Albala, C., Kain, J. (2001). Obesity trends in Latin America: transiting from under- to
overweight. J Nutr., 131(3), 893S-899S.

http://ccp.ucr.ac.cr/revista/ 9

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents