Integración de secuencias discursivas. El caso de los mitos y leyendas de ascendencia maya en Chiapas (México), vinculadas a la creación del hombre y su entorno

-

Documents
488 pages
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

Colecciones : TD. HumanidadesDLE. Tesis del Departamento de Lengua Española
Fecha de publicación : may-2008
Ubica socio-etnográficamente a la provincia de Chiapas (México), con base en información estadística de los años 2005 a 2007; describe la cosmología y la cosmogonía de los mayas clásicos y posclásicos, y define al mito desde la lengua, la cultura y la ideología, pero sobre todo, caracteriza los relatos míticos tradicionales, transmitidos oralmente, como unidades discursivas, macroestructuras semánticas y macroactos de habla , de acuerdo con las propuestas metodológicas de Teun A. Van Dijk. Selecciona y segmenta analíticamente trozos de nueve textos mayas coloniales conocidos, presenta una selección de 143 leyendas vigentes de los pueblos de ascendencia maya, relacionados con la creación del hombre y su entorno, y procede a su análisis conceptual, diacrónico y comparado.La tesis central de la disertación radica en que los relatos míticos tradicionales de los pueblos indios y mestizos de Chiapas, forman parte de su sincretismo religioso y cultural. Que están conectados con la mitología maya específica sobre la creación del hombre y su entorno; ascendencia u origen que se confirma al identificar coincidencias entre el summum cosmológico expresado en el conjunto de relatos y la esencia cosmogónica, cosmológica y religiosa de los antiguos mayas. En suma, los mitos que se expresan en la mayor parte de las leyendas contemporáneas de los pueblos de Chiapas, se corresponden, mutatis mutandis, con los tópicos fundamentales de la mitología vinculada al pensamiento cosmológico y antropocéntrico de la civilización maya, durante las diversas fases de su desarrollo histórico.It socio-ethnographically locates the province of Chiapas (México), based on the statistic information collected in the years of 2005 to 2007; it describes the cosmology and cosmogony of the classic and post-classic mayan, and define the myth concept based on the language, culture, and ideology, but above all, characterizes the traditional mythic telling and stories, transmitted orally, as speech units, semantic macrostructures and language macro-acts , in agreement whit the methodology proposed by Teun A. Van Dijk. Selects and analytically segments pieces of nine, already known, colonial mayan texts, it presents a collection of 143 live legends in mayan ancestry people, related to the creation of man and itŽs environment, and proceeds to an conceptual, diachronic and comparative analysis. The central idea of this thesis is that traditional mythic telling takes part of the cultural and religious mixing of indian and half-caste people of Chiapas. Connected to the specific mayan mythology related to creation of man and itŽs environment; ancestry u origin confirmed identifying coincidences between the cosmologic summum expressed by the folktales ensemble and the ancient mayas cosmogony, cosmology and religious essence. Concretely, the myths expressed in most of the contemporary legends in Chiapas people, correspond mutatis mutandis, whit the central topics of the anthropocentric and cosmologic thoughts in mayan civilization, during the diverse stages of its historical development.

Sujets

Informations

Publié par
Publié le 01 mai 2008
Nombre de visites sur la page 230
Langue Español
Signaler un problème


FACULTAD DE FILOLOGÍA
DEPARTAMENTO DE LENGUA ESPAÑOLA


Tesis Doctoral
Integración de secuencias discursivas. El caso de los mitos y leyendas
de ascendencia maya en Chiapas (México),
vinculadas a la creación del hombre y su entorno


Que presenta el doctorando
JOSÉ ANTONIO CRUZ COUTIÑO

Bajo la dirección del
DR. FRANCISCO JOSÉ ZAMORA SALAMANCA



Salamanca, España. Mayo de 2008


FACULTAD DE FILOLOGÍA
DEPARTAMENTO DE LENGUA ESPAÑOLA


Tesis Doctoral
Integración de secuencias discursivas. El caso de los mitos y leyendas
de ascendencia maya en Chiapas (México),
vinculadas a la creación del hombre y su entorno

Que presenta el doctorando
José Antonio Cruz Coutiño


Informe final avalado por
Dr. Francisco José Zamora Salamanca
Director de la tesis



Dr. Julio Borrego Nieto
Tutor del doctorando




Salamanca, España. Mayo de 2008

Pensando en Blanqui, Cesarantonio, Nadia, Faby, Gris, Marioarturo, Toño, Romeo,
Padre Gumaro, mis amigos del Estesur y Tablarasa, pero sobretodo en
la magnanimidad de nuestras universidades públicas, la Unach
y mi Facultad de Humanidades.
Esta es la relación de cómo todo estaba en suspenso, todo en calma, en
silencio; todo inmóvil, callado y vacía la extensión del cielo.

Esta es la primera relación, el primer discurso. No había todavía un hombre, ni
un animal, pájaros, peces, cangrejos, árboles, piedras, cuevas, barrancas,
hierbas ni bosques, sólo el cielo existía.

No se manifestaba la faz de la tierra. Sólo estaban el mar en calma y el cielo en
toda su extensión. No había nada junto, que hiciera ruido, ni cosa alguna que se
moviera, ni se agitara, ni hiciera ruido en el cielo.

No había nada que estuviera en pie; sólo el agua en reposo, el mar apacible,
solo y tranquilo. No había nada dotado de existencia.

Solamente había inmovilidad y silencio en la oscuridad, en la noche. Sólo el
Creador, el Formador, Tepeu, Gucumatz, los progenitores, estaban en el agua
rodeados de claridad. Estaban ocultos bajo plumas verdes y azules…


Popol Vuh (Recinos, 1976: 23).


Introducción

l estudio que ahora tiene en sus manos asume como antecedente la compilación de
las leyendas y narraciones míticas de los pueblos indios y mestizos de Chiapas, E trabajo emprendido desde hace diez años. A la fecha esa labor está inconclusa
aunque muestra avances notables: se han colectado alrededor de 1500 narraciones, continúa la
indagación y colección de textos previamente publicados y se reúnen algunas versiones de
primera mano. Nosotros mismos esperamos muy pronto concluir el trabajo y conseguir su
divulgación, pues servirá como recurso para estimular la memoria de nuestros pueblos.

Del proceso de identificación e incorporación de tales relatos se derivó una conjetura: no era
posible que las costumbres, los conocimientos tradicionales y las creencias y rituales
religiosos de las comunidades y pueblos indios flotaran en el limbo de la autarquía o
constituyeran una ínsula en el mar de la cultura mexicana, sin ninguna conexión o antecedente
histórico. Intuimos que debían guardar cierta relación con los antiguos mayas. Que las
narraciones populares debían mostrar algún parentesco lejano o próximo con las ideas míticas,
cosmológicas, religiosas de los portadores de la civilización maya. Civilización, que al
transformar los recursos de la naturaleza de esta vasta región (Yucatán, México y
Centroamérica), se habría transformado y diversificado a sí misma a lo largo de la historia.

Sumamos a esto dos hechos: que los pueblos indios de Chiapas habitan las mismas zonas en
que se encuentran las viejas ciudades mayas y que los idiomas indios que en la actualidad
sirven para la comunicación, son lenguajes derivados de la o las lenguas que los antiguos
mayas hablaron durante el primer milenio de nuestra era. Incluso los saberes médicos y
agrícolas tradicionales vigentes se asumen como herencia de aquellos y los estudios
arqueológicos, antropológicos y etnográficos han manifestado vinculaciones y ascendencias
entre los pueblos contemporáneos y la antigua civilización.

Creímos, con base en esto, que hacía falta evidenciar categóricamente las similitudes o
coincidencias que pudieran encontrarse entre el summum cosmológico, cosmogónico y
antropocéntrico de los antiguos mayas y las ideas centrales expresadas por los mitos y
leyendas vigentes. Observamos, además, que el tema carecía de estudios casuísticos o
4sistemáticos, así que ahí surgió la idea: en las labores de compilación y selección de las
leyendas. La percepción fue desarrollándose hasta concluir en el proyecto de investigación
que puso en su lugar nuestras sospechas, presunciones y propósitos.

A la par se elaboraban conceptos para plantear, definir y delimitar la cuestión que podría
estudiarse. Se definieron algunas hipótesis provisionales y comenzamos a leer la bibliografía
1etnográfica básica de los pueblos indios , pues a pesar de conocer la entidad, vivir en ella y
trabajar durante varios años con los pueblos de las regiones Tzeltal-Chol, Selva, Altos,
Frontera y Llanos, jamás sistematizamos esta experiencia. El conocimiento sobre ellas nunca
rebasó lo indispensable para promover las labores de alfabetización, organización y
promoción comunitaria que desarrollamos.

La idea parecía fácil. Se trataba de estudiar comparada y diacrónicamente, desde la sociología,
la antropología lingüística y la pragmática, el relato o las secuencias discursivas del
pensamiento cosmológico de los mayas antiguos (clásicos), los mayas posclásicos y los
pueblos mestizos e indios contemporáneos de ascendencia maya, expresados en sus
narraciones míticas. En otras palabras: comprender y demostrar que los mitos expresados en
los cuentos, historias, leyendas y demás creencias populares de los pueblos de Chiapas, eran
herederos directos de la cosmovisión maya. En consecuencia, lo que debía hacerse era: 1. fijar
el foco en los mitos y leyendas vinculadas a la creación del hombre y su entorno, 2. ubicar
parte del objeto de estudio en la información histórica y antropológica relativa y en los textos
mayas coloniales sustanciales, 3. integrar la adecuada selección de relatos, de acuerdo con la
compilación aludida, y 4. emprender cuanto antes la aventura.

Por esta razón, lo primero que hicimos fue revisar la bibliografía etnográfica aludida y definir
un par de hipótesis, las mismas que se sintetizaban en esta presunción: que era incontestable
“la afinidad e incluso la filiación de los mitos y leyendas de los pueblos de Chiapas —los
relativos a la creación del hombre y su entorno— con la cosmovisión antropocéntrica maya

1 Me refiero a los materiales etnográficos sobre Chiapas, de los últimos 70 años, labrados por etnógrafos
mexicanos, norteamericanos, europeos y otros, en donde se encuentra la descripción del pensamiento y
cosmovisión de los pueblos indios, entre ellos los siguientes: Aguirre (1998), Arias (1975 y 1990), Baer &
Merrifield (1981), Benítez (1988), Breton (1984), Cancian (1989), Díaz de Salas (1995), Favre (1984), Gossen
(1979), Guiteras (1965 y 1992), Hermitte (1992), Holland (1963), Kölher (1995), Laughlin & Karasik (1992),
Lenkersdorf (1996), Maurer (1984), Nash (1975), Ochiai (1985), Pitarch (1996), Ruz (1981-1986), Siverts
(1969), Thomas (1974), Villa Rojas & otros (1975) y Vogt (1966, 1970 y 1983).
5clásica”. Observábamos evidente “el animo de persistencia sociocultural de los pueblos
mestizos e indígenas del sur-sureste de México y el área centroamericana, herederos del
pasado maya”. Tiempo después, con base en esta premisa, se definieron los objetivos del
estudio:

1. Revisar la compilación general en proceso, para identificar ahí, mitos y leyendas vigentes,
relacionados con la creación del hombre y su entorno físico.

2. Sintetizar los estudios etnográficos correlativos, para con base en ello, integrar el corpus documental
objeto del estudio, complementar los relatos y proceder a su examen y disección.

3. Condensar las conclusiones de la investigación mayista reciente (epigrafía, arqueología, antropología
e historia) para identificar el pensamiento de los mayas clásicos respecto de la creación del hombre y su
entorno.

4. Examinar y comprender los textos mayas coloniales pertinentes desde la perspectiva de los mitos
cosmogónicos, antropocéntricos, fundacionales, culturales y cosmológicos, y

5. Confrontar estas fuentes de información y proceder a su análisis comparativo, a modo de identificar
analogías y contrastes, similitudes y diferencias, entre los mitos vigentes de los pueblos de Chiapas y la
concepción cosmológica de los mayas clásicos.


El compromiso llevó a la definición de un plan de trabajo que implicó: planificar e identificar
los recursos disponibles, recopilar y sistematizar la información, procesar en su momento
todos los datos obtenidos y proceder al análisis y redacción de los resultados. Fue con estas
ideas y acotaciones con las que iniciamos la investigación. Luego el proceso mismo nos llevó
a verificar la gran cantidad de trabajo que implicaba la discriminación, procesamiento y
complementación del corpus de leyendas que haría las veces de objeto central del estudio. No
obstante, a la postre se decidió que el compendio se insertara al final; tan sólo como una
adición.

La selección, revisión y estudio de los textos mayas coloniales fueron otro reto, aunque menor,
en comparación con el análisis y disección de las narraciones contemporáneas del compendio.
Esto requirió de paciencia y largas jornadas de trabajo. En primer lugar formulamos las
reflexiones que ubican al mito y a sus vehículos de transmisión (la memoria, la tradición oral
y las narraciones míticas) como macroactos de habla y verdaderas superestructuras narrativas.
Luego nos dimos, ahora sí, a la prodigiosa tarea de seguir las secuencias textuales de los
relatos, examinar su trama y descubrir las historias resultantes.

6Pero lo significativo es que el estudio logra dar cuenta de las premisas iniciales. Los relatos
míticos, que aún hoy se escuchan en los pueblos de Chiapas y se transmiten como parte de su
bagaje cultural, forman parte de su cosmovisión más antigua. Estas leyendas guardan
abundantes similitudes con la esencia del pensamiento cosmológico de los antiguos mayas;
así con las líneas de los documentos mayas coloniales, como con las pautas históricas de la
religiosidad maya del Clásico y Posclásico. Se encontraron las evidencias que buscábamos
para confirmar no sólo la continuidad del pensamiento mítico-religioso de esta civilización en
la tradición oral y en las antiguas creencias de los pueblos, sino hallazgos y pruebas que
apuntan hacia las razones sociales e históricas de la supervivencia y actualidad del
pensamiento maya en las costumbres, en la memoria y en la tradición oral de los pueblos
indios.

Por lo demás, el contenido del documento se divide en cuatro secciones. La primera
corresponde al marco de referencia, integrado por los tres capítulos iniciales. El primero sitúa
geográfica e históricamente a Chiapas, circunscripción de nuestro objeto de estudio, al tiempo
que describe socio-demográficamente a los pueblos indios y mestizos desde una perspectiva
regional. El segundo se avoca a la descripción de las creencias religiosas, la cosmología y
cosmogonía de los mayas del período Clásico y el capítulo tercero se ocupa de los mismos
temas, pero durante el Posclásico.

La segunda parte es más sencilla. Se compone exclusivamente del capítulo cuatro, aunque,
dado que en él se depositan las reflexiones conceptuales que sustentan teóricamente todo el
análisis, el título se segmenta en cinco apartados. El mito se estudia desde su connotación
sociocultural y como vehículo de la memoria, pero sobre todo en tanto que macroacto de
habla y estructura narrativa. Se le revisa también desde la perspectiva del contacto cultural y
desde la etnocentricidad, uno de los factores de la ideología.

La tercera parte constituye el conjunto de los materiales que se analizan, la esencia del objeto
de estudio. Se integra con el capítulo cinco que incorpora diversos fragmentos de los
siguientes documentos mayas de la época colonial: El Popol Vuh, El libro de los libros de
Chilam Balam, El Libro de Chilam Balam de Chumayel, Anales de los Xahil, Anales de los
Cakchiqueles, El Rabinal Achí, Libro de los Cantares de Dzitbalché, Título de los Señores de
7Totonicapán y Títulos de Ixquin-Nehaib, Señora del Territorio de Otzoya. Pero además, es
parte inmanente de esta sección el compendio de 143 “leyendas vigentes sobre la creación del
hombre y su entorno”, que, por razones de espacio, se incluyen en el apéndice.

Finalmente se encuentra la sección nodal; la revisión analítica, la disección puntual de los
materiales referidos, en especial de las narraciones del Compendio; razonamientos que se
encuentran en el capítulo seis, en donde, para facilitar la discusión y el tratamiento de la
información, el título se subdivide en siete ítems: 1. creación, recreación y estructura del
cosmos, 2. origen de la tierra, el sol y la luna, 3. creación y recreación de la humanidad, 4.
origen y creación de plantas y alimentos, 5. donación o procedencia del maíz, 6. origen y
creación de los animales y 7. emigración original y fundación de pueblos. Parte de este
segmento, sin embargo, son los hallazgos —las revelaciones y aciertos de la investigación—
al igual que las conclusiones que se ubican al final, pues en ellas se sintetizan los logros y
resultados del trabajo.

Resta sólo apuntar que, del mismo modo que en cualquier sociedad, cultura o civilización, en
el caso de los antiguos y modernos mayas, los mitos son profundamente etnocéntricos e
ideológicos. Esta es la razón por la cual sus leyendas y demás narraciones proveen cohesión,
identidad, certeza, deseo de trascendencia y voluntad de permanecer a todas las comunidades
y pueblos originales de Chiapas, México, Centroamérica y demás pueblos vigentes de origen
prehispánico.

8Capítulo 1
Chiapas. Sociodemografía étnica

nte la inconformidad social y las guerras mexicanas de independencia, a principios
del siglo XIX, los hacendados, religiosos y políticos criollos decidieron por A Chiapas. Antes que intentar constituirse en la “cabeza del ratón” centroamericano
independiente, prefirieron, previa salvaguarda de sus intereses, ser la “cola del león”
mexicano, de acuerdo con las crónicas y decires de la época (Cfr. Gutiérrez, 1997 y Olivera &
Palomo, 2005). Ahí sellaron su suerte, marcaron el destino segundón de la entidad y
confirmaron el postergamiento económico y político de la región. Chiapas se incorpora a la
nación mexicana, prácticamente sin nada a cambio. El atraso en que el régimen colonial
mantuvo a Chiapas se extiende durante toda la época independiente, incluido el régimen de la
revolución, mismo que al fin, desde mediados de la década de los 60, lo incorpora
paulatinamente, aunque no a la transformación de sí mismo, sino al desarrollo industrial del
centro y norte del país, mediante la construcción de grandes presas y la generación de energía
eléctrica barata.

Chiapas es hasta hoy una de las entidades más pobres de México. Pobre su gente y entre ellos
los indios, los más pobres. Disminuidos en sus niveles de nutrición y salud, atrasados en sus
índices de alfabetismo y educación, marginados del desarrollo económico y de los estándares
sociales medios. Y esto es así, de acuerdo con las estadísticas oficiales, las que evidencian los
graves desequilibrios del desarrollo regional, si bien es cierto que las cosas han mejorado,
sobretodo a partir de las inversiones largamente postergadas del gobierno de la federación.
Recursos que desde 1994 destina a servicios e infraestructura, a raíz del alzamiento de los
2indios , quienes sin menoscabo de las circunstancias oteadas, mantienen hoy, como han
mantenido siempre, los valores y certezas de su cultura, tradiciones y demás rasgos de
identidad.




2 Nos referimos al estallido social iniciado en enero de 1994, propiciado por el levantamiento armado de los
pueblos indios liderados por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). A ello y a la subsecuente
irrupción social generalizada que desestabiliza al gobierno estatal e incluso al gobierno de la federación.
9