Las Basílicas de Ciutadella, Palma y las Pitiusas
12 pages
Español

Las Basílicas de Ciutadella, Palma y las Pitiusas

-

Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres
12 pages
Español
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres

Description

Suplemento a Las Basílicas Paleocristianas de las Baleares

Sujets

Informations

Publié par
Publié le 10 avril 2014
Nombre de lectures 4
Langue Español
Poids de l'ouvrage 1 Mo

Exrait

LasBasílicas de Ciutadella,Palma y lasPitiusasSuplementoaLas Basílicas Paleocristianas de lasBaleares Ferran Lagarda Mata Ferran Lagarda Mata Editor Alfajarín 2014
Lagarda Mata, Ferran Las Basílicas de Ciutadella, Palma y las Pitiusas. Suplemento a Las Basílicas Paleocristianas de las Baleares / Ferran Lagarda Mata. Alfajarín: Ferran Lagarda Mata Editor, dl Z 1412014. 68 p. : 71 il.; 30,50 cm. ISBN: 9788496810389 1. Basílicas 2. Paleocristianas 3. Baleares 902 (904) (946.032) Texto:Ferran Lagarda Mata Fotografías y Gráficos:Ferran Lagarda Mata  (ano ser que se indique otra autoría) Edita:Ferran Lagarda Mata  Editor  Tel./Fax:976 53 64 85  Email:flmeditor@balearweb.net© Ferran Lagarda Mata Primera Edición:Alfajarín, Marzo de 2014 ISBN:9788496810389 Depósito Legal:Z 1412014
2
ÍNDICE Prólogo del autor............................................................................................................ 5 Las basílicas paleocristianas de las Baleares I: Menorca Ciutadella de Menorca......................................................................... 9Addenda a Sanitja II........................................................................... 19Las basílicas paleocristianas de las Baleares II: Mallorca Palma de Mallorca.............................................................................. 23 Addenda a Sa Carroja.................................................................33Addenda a Son Peretó...................................................................... 34Las basílicas paleocristianas de las Pitiusas I: Ibiza Can Poll................................................................................................ 37Cova de Santa Agnès........................................................................ 41 Ses Figueretes.............................................................................53Las basílicas paleocristianas de las Pitiusas II: Formentera Sant Francesc Xavier......................................................................... 57Bibliografía general...................................................................................................... 63
3
4
PRÓLOGO DEL AUTOREl desarrollo y publicación hace un par de años de nuestro anterior trabajo sobre la primitiva 1 cristiandad balearnos dejó tan buen sabor de boca que quisimos más. Casualmente, poco después, llegó a nuestras manos un trabajo, largo tiempo deseado y hasta entonces no conseguido, de Josep Mascaró i Pasarius, en el que eran descritos los restos de lo que podría interpretarse como la (o bien, como una) basílica paleocristiana de Ciutadella de Menorca. A partir de las notas bibliográficas de dicho investigador, nos sería posible acceder también a las fuentes originales, donde se narraba el hallazgo de dichos restos, y, con todo el material obtenido, nos vimos capaces de escribir un artículo bastante completo que seguiría la estructura empleada para cada basílica en la obra previa. Decididos ya a publicarlo como suplemento de la misma, tuvimos noticia de varias piezas aisladas que apuntaban también a la probable existencia de un templo de la misma época en Palma de Mallorca y trabajando en el mismo dimos con las escasas referencias que hay de otros en las Pitiusas, de las que anteriormente sólo habíamos hallado una vaga mención al deses Figueretes(Ibiza) que nos había llevado a afirmar erróneamente la inexistencia de hallazgos relevantes. Con todo ello, el suplemento amplió sus posibilidades y pretensiones, pasando de unas pocas hojas al bastante amplio volumen que el lector tiene ahora en sus manos, el cual viene a completar, creemos que ahora sí, el conocimiento que tenemos de los edificios religiosos paleocristianos de todo el archipiélago hasta el momento (pues seguro que Cabrera nos dará alguna alegría cualquier día y que antes o después se producirán nuevos hallazgos en las Pitiusas; no puede ser de otra manera). Ferran Lagarda Mata (arqueólogo)
1 LAGARDA, F. (2012).Las Basílicas Paleocristianas de las Baleares. Sobradiel: FLMEditor.
5
Arriba:La basílica paleocristiana deSon Bou(Alaior, Menorca) según ALOMAR (1979), pág. 49. © Abajo:La misma basílica en la actualidad.Foto:Menorca Paramotor.
6
LAS BASÍLICASPALEOCRISTIANASDELASBALEARESI:MENORCA
7
8
Ciutadella de Menorca Localización: Actualmentedesaparecida, sus probables restos fueron hallados entre el Passeig de Sant Nicolau i elCamí de Baix, junto a la orilla meridional del puerto natural de la antiguaIammo, hoy Ciutadella de Menorca. Coordenadas(aprox.): ED50 (Spain & Portugal):Huso 31TX: 571299Y: 4428303 ETRS89: Huso31T X:571221 Y:4428101 Término municipal:Ciutadella de Menorca. Población más cercana:Ciutadella de Menorca. Descripción: Hacecasi 100 años, a finales de 1918, una breve noticia sin firmar, pero al 2 parecer debida al Reverendo Juan Rosselló Villalonga,incluida en el periódicoEl Irisde la anteriormente capital menorquina, daba a conocer la aparición de un mosaico en las cercanías del Passeig de Sant Nicolau de la misma, constituyendo éste seguramente el primer testimonio del que tengamos constancia de una probable basílica paleocristiana situada, como señalábamos, entre dicha avenida y el llamadoCamí de Baix, que resigue la orilla sur de su puerto. Decía, concretamente, la escueta nota informativa: Hallazgo de un mosaico. Con motivo de las obras que se vienen verificando para el ensanche delCamí de Baix y frente a lascasilles, en la cerca que se está levantando, se han hallado vestigios de un antiguo mosaico. Cubierto por más de un metro de tierra, no puede apreciarse debidamente ni su valor ni su significación por ser pequeño el trozo que puede observarse. Dicho mosaico está formado por piedras pequeñas y tiene lazos y entrelazados bizantinos, siendo los colores dominantes el blanco y negro con algún trozo rosáceo, por cuyos datos opinan algunos si puede ser obra del siglo V de nuestra Era. De no tener algún cuidado desaparecerá pronto el referido mosaico; pues son varios los curiosos que quitan y desligan las piedrecitas. Es muy de lamentar que no pueda proseguir la extracción de tierras bajo la dirección de una persona inteligente, para ver de descubrir otros indicios que permitan juzgar a qué estaba destinado el sitio de referencia.
2 [ROSSELLÓ, J.] (1918). “Hallazgo de un mosaico.”El Iris, 1708. Ciutadella de Menorca: 14 de Diciembre de 1918.
9
Ahora bien, aunque casi cuarenta años después, en 1956, el gran investigador Josep Mascaró i Pasarius no lo relacionaría directamente con el edificio que reconstruiría sobre el 3 papel a partir de la informaciones proporcionadas por otro artículo, publicadoen elFull Menorquídebido a la pluma de Rosa Gornés, sino que se limitaría a señalar que había y aparecido en la misma zona que éste, lo cierto es que la citada periodista sí consideraba, ya en 1935, que ambos formaban probablemente parte de un mismo conjunto, que había tenido personalmente ocasión de ver como surgía de la tierra en el transcurso de las citadas obras. Según ella (...)comenzando por el lado este, había dos mosaicos casi completos y muy bien conservados, cuadrangulares o cuadrados, casi de iguales dimensiones uno de otro, aproximadamente de unos 300 x 300 centímetros o algo más, es decir, del tamaño de una habitación corriente o regular. Estos mosaicos, al lado uno de otro, de este a oeste, el primero era de piedras pequeñas algo bastas, blancas, negras y rosadas, formando dibujos en forma de ese, desde el centro a los ángulos. La forma de las piedras era, por lo regular, más o menos cuadrada. El otro, situado al oeste del descrito, era de piedrecitas muy pequeñas de forma ovalada y color blanco, con dibujos por el estilo del anterior, pero menos complicados, formados de piedrecitas cuadradas, negras, de tamaño algo mayor que las blancas. Se comprende, por la mayor finura del mosaico, que esta habitación era más principal y que la anteriormente descrita sería más secundaria. (...) Al sur de dichas habitaciones estaba la pieza secundaria, “cuadrangular, de unos 140 x 120 centímetros, formado el mosaico por pequeñas piedras blancas” (...); al lado oeste, y después de los dos mosaicos principales,bajaba, a unos 120 centímetros, “una escalera compuesta de tres peldaños, habiendo a cada lado, del último de ellos, un fragmento de columna, cuyas molduras denotaban pertenecer a la parte inferior respectiva de dichas 4 columnas, que acaso se levantaría a los mismos extremosdel indicado escalón”, debiendo hacerse notar que muy cerca del lado norte, separada de su base, se hallaba parte de la columna que dicha base debía sostener. Al nordeste de los restos aludidos, y a corta distancia de ellos, se hallaban varias piedras sillares, de unos 130 centímetros de largo, por unos 40 centímetros de ancho y grueso. A unos dos o tres metros al oeste de la escalera había “un hoyo rectangular, de unos tres metros de largo, situado de norte a sur, y poco más o menos de uno y medio, tanto de ancho como de fondo, cortado en la roca del subsuelo, y revestido su interior de revoque, 5 con dos canales de piedra, una, la del sudestepara entrada del agua, y la correspondiente al nordeste, para el desagüe, teniendo cerca de uno de los lados una artística ánfora y en el otro un pavimento de dos grandes y gruesos sillares.”(...) Probablemente el mosaico a que se refiere el suelto de “El Iris”, (...),publicado el 14 de Diciembre de 1918, en el núm. 1708, debe ser el mismo, antes de extraerse las tierras, cuando sólo se veía una parte, y el que tuvimos ocasión de ver una vez apartadas las tierras que impedían contemplarlo en toda su extensión, lo que permitió descubrir los dos mosaicos grandes completos y el pequeño perteneciente a una habitación secundaria.
3 GORNÉS, R. (1935). “Sobre unos vestigios.”Full Menorquí. Suplement de El Iris, 16. Ciutadella de Menorca: 27 de Abril de 1935.4 La descripción, aquí, resulta manifiestamente confusa, pues primero se dice que había una columna a lado y lado del último escalón y después parece como si ambas estuvieran sobre éste, en sus extremos. 5 “sudoeste” en el texto original de Rafael Bosch, del cual se entresacó, como señalaremos a continuación, el párrafo.
10
  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents